x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Universidad Nacional Autónoma de México

Indexada en:

Imbiomed, Periódica, SciELO, Latindex, ScienceDirect, Redalyc e Iresie.
Inv Ed Med 2017;6:160-8 - DOI: 10.1016/j.riem.2017.03.004
ARTÍCULO ORIGINAL
Prevalencia del síndrome de burnout en residentes de Pediatría de un hospital
Prevalence of burnout syndrome in hospital paediatric residents
Myriam Lucrecia Medinaa,b,, , Marcelo Gabriel Medinac, Nélida Teresita Gaunad, Luciana Molfinoe, Luis Antonio Merinob,f
a Unidad de Investigación, Hospital Pediátrico Dr. Avelino Castelán
b Facultad de Medicina, Universidad Nacional del Nordeste
c Facultad de Medicina, Universidad Nacional del Nordeste
d Unidad de Formación y Capacitación Continua, Hospital Pediátrico Dr. Avelino Castelán
e Unidad de Salud Mental, Hospital Pediátrico Dr. Avelino Castelán
f Instituto de Medicina Regional, Universidad Nacional del Nordeste
Recibido 11 enero 2017, Aceptado 21 abril 2017
Resumen
Introducción

La residencia médica es una etapa de gran estrés; pudiendo contribuir a la aparición del síndrome de burnout (SBO) y depresión. No obstante, a pesar de la importancia de este síndrome para la salud del profesional y de pacientes, ha sido poco estudiado en residentes de Pediatría.

Objetivo

Describir la prevalencia del SBO en médicos residentes de Pediatría de un hospital.

Método

Estudio descriptivo, transversal. Se aplicó en forma anónima, voluntaria, el cuestionario de Maslach Burnout Inventory a residentes de Pediatría del hospital pediátrico referente. Las variables analizadas fueron: sexo, edad, estado civil, año de la residencia, SBO. Los datos obtenidos fueron procesados mediante programa SPSS (v.13.0).

Resultados

Quedaron incluidos 18 residentes de los cuales 4 fueron (R1); 6 (R2) y 8 (R3). Del total 14 fueron mujeres y 4 hombres, con un rango de 25 a 32 años (edad media: 28 años). La tasa de respuesta fue del 100%, hallándose SBO en el 100% de los residentes. Los valores obtenidos de las subescalas fueron de 18 residentes: 9 con alto cansancio emocional (CE); 12 con alta despersonalización (DP) y 11 con baja realización personal (RP). Del análisis del cuestionario de Maslach Burnout Inventory se desprende que de 4 (R1) se halló: 3 con bajo CE; 2 con baja DP y 4 con baja RP. En tanto que de 6 (R2): 4 presentaron baja RP y 3 tuvieron entre alto y moderado CE y DP. Mientras que de 8 (R3): todos presentaron alta DP y 5 con alto CE y 3 con bajo RP. Se halló que el SBO en todos los casos fue moderado.

Conclusiones

Todos los residentes de la especialidad de Clínica Pediátrica de este hospital presentaron valores compatibles con SBO, siendo el componente más afectado la alta DP.

Abstract
Introduction

Medical residency is a very stressful stage, which could contribute to the appearance of burnout syndrome (SBO) and depression. However, in spite of the importance of this syndrome for the health of the professional and patients, it has been little studied in Paediatric residents.

Objective

To describe the prevalence of SBO in paediatric residents of a hospital.

Method

Descriptive, cross-sectional study using the Maslach Burnout Inventory questionnaire that was completed anonymously by Paediatrics residents from a Paediatrics referral hospital. The variables analysed were: gender, age, marital status, year of residence, and SBO. The data obtained were processed using SPSS statistics software (v.13.0).

Results

The study included 18 residents, of whom 4 were (R1), 6 (R2), and 8 (R3). The participants included 14 women and 4 men, ranging from 25 to 32 years (mean age: 28 years). The response rate was 100%, with SBO being found in 100% of the residents. The values obtained from the subscales of the 18 residents were, 9 with high emotional exhaustion (CE), 12 with high de-personalization (DP), and 11 with low personal performance (RP). From the analysis of the Maslach Burnout Inventory questionnaire, it emerged that 4 (R1) was found: 3 with low CE; 2 with low DP, and 4 with low RP. As regards the 6 (R2): 4 had low RP and 3 had between high and moderate CE and DP. While out of the 8 (R3): all had high DP, with 5 with a high CE, and 3 with low RP. It was found that SBO in all cases was moderate.

Conclusions

All residents of the Paediatric clinical specialty of the referral hospital presented with values compatible with SBO, with a high DP being the component most affected.

Palabras clave
Síndrome de desgaste profesional, Residencia, Pediatras, Perturbación emocional
Keywords
Occupational fatigue syndrome, Residence, Pediatricians, Emotional disturbance
Introducción

El síndrome de burnout (SBO) o agotamiento profesional es un cuadro de cansancio emocional que conduce a la pérdida de motivación, progresando hacia sentimientos de inadecuación y fracaso1. Se caracteriza por cansancio emocional (CE), despersonalización (DP) y baja realización personal (RP) en el trabajo, pudiendo desarrollarse en individuos que trabajan con personas en cualquier tipo de actividad1. El CE es cuando los profesionales perciben que ya no pueden dar más de sí mismos a nivel afectivo. La DP, es el desarrollo de actitudes y sentimientos negativos hacia las personas destinatarias del trabajo. La baja RP es la tendencia de los profesionales a evaluarse negativamente, afectando la manera de relacionarse con las personas a las que atienden1. La mayor incidencia de este síndrome se da en profesionales que ejercen una función asistencial o social, por lo que el deterioro de su calidad de vida laboral también conlleva repercusiones en la sociedad en general2. A pesar de que en la especialidad de Pediatría, se sabe que la relación médico-paciente comúnmente demanda la implicancia emocional del pediatra en los problemas de sus pacientes2. Sin embargo, la prevalencia del SBO en pediatras de Argentina y a nivel internacional, ha sido poco estudiada3. Según el estudio de Gil Monte et al.2 (2008) la prevalencia del SBO de los pediatras de hospitales generales de Buenos Aires fue del 3.2%. Aunque no se han realizado muchos estudios, menos aún en Argentina, que evalúen la presencia del SBO en médicos residentes, en un estudio realizado en la residencia del Hospital Italiano de Buenos Aires en 2004, se estimó una prevalencia de 19.6%3. En los últimos tiempos la prevención de riesgos psicosociales en el trabajo cobró gran protagonismo social, por las implicancias para la salud de los pacientes y del propio médico. Sin embargo, aun en nuestros días continúa vigente, o quizás va en aumento, el reclamo de la sociedad hacia los médicos de excelencia académica, atención personalizada, dedicación abnegada, renunciamiento a sus deseos personales y éxito en la terapéutica. Muchas veces, este reclamo lo hace sin retribución, al menos en la medida de lo esperado, o en ocasiones los expone a la amenaza de la punición, mediante un reclamo legal. Todo esto debilita la capacidad de adaptación ante las diversas situaciones de la práctica médica y se expresa mediante síntomas físicos, psicológicos y sociales4. Históricamente, la salud de los trabajadores sanitarios de nuestro país, y más aún la de los médicos en formación ha pasado a un segundo plano en la planificación de acciones para la salud, que permitan lograr mejoras laborales a fin de ofrecer una asistencia de mayor calidad4.

Teniendo en cuenta lo señalado, el presente estudio pretende describir la prevalencia del SBO en médicos residentes de Pediatría de un hospital.

Método

El estudio se realizó en el Hospital Pediátrico de la ciudad de Resistencia, Chaco en noviembre de 2015. Se diseñó un estudio observacional, descriptivo, transversal. Se invitó a participar a todos los médicos residentes de Pediatría del mencionado hospital. Se excluyeron los médicos residentes de otros establecimientos, que se encontraban rotando en la institución y/o de especialidades posbásicas o aquellos que no aceptaron participar del presente estudio. Las variables para analizar fueron: sexo, edad, estado civil, año de la residencia, SBO. Para la evaluación del SBO se utilizó cuestionario validado de Maslach Bournout Inventory (MBI)1 en su traducción oficial al castellano5 que valora 3 dimensiones: CE, DP y RP contando con 22 ítems. El cuestionario y su interpretación se muestran en el Anexo. Para el análisis estadístico se dicotomizaron las tres dimensiones del MBI y se definió la presencia del SBO si el puntaje correspondiente a cada residente era superior a 26 en la subescala de CE, superior a 9 en la subescala de D e inferior a 34 en la subescala de RP. En caso de obtener bajo CE, baja DP y alta RP en el trabajo no existe SBO. En el resto de los casos hablaríamos de SBO (alto en el caso de obtener alto CE, alta DP y baja RP y moderada en el resto de los casos). Para recabar información se entregó el cuestionario el mismo día, y se les solicitó lo completaran en forma voluntaria, anónima y personal. Con el objeto de complementar y contextualizar el estudio se incluyeron datos personales y profesionales (edad, sexo, año de residencia).

Análisis estadístico

Los datos cuantitativos de las variables se examinaron a través de medidas de tendencia central, dispersión y análisis de varianza. Para una asociación significativa se tomó una p< 0.05. Para el análisis estadístico se utilizó el programa SPSS (v.13.0).

Consideraciones éticas

El trabajo fue evaluado y aprobado por la Unidad de Investigación y Comité de Ética del Hospital Pediátrico Dr. Avelino Castelán. Asimismo, el cuestionario fue autoadministrado, anónimo y de respuesta voluntaria, por lo que el Comité de Ética consideró que no se requeriría la firma de consentimiento informado. Se aseguró el enmascaramiento de la identificación de los profesionales y la confidencialidad de los datos. Además los autores declararon que los estudios fueron efectuados de acuerdo a los estándares bioéticos universalmente consensuados. Los resultados fueron comunicados a los participantes. La investigación no implicó ningún tipo de riesgo para los residentes pues los datos fueron utilizados para los fines exclusivos de la misma. Los instrumentos eran entregados y recuperados por los autores, manteniendo las condiciones de anonimato.

Resultados

Fueron estudiados 18 residentes; 14 mujeres y 4 hombres. La edad osciló entre 25 y 32 años; con una media de 28 años. De 18 residentes, 13 eran solteros, 3 indicaron una unión libre y 2 eran casados. Dieciséis no tenían familia a su cargo y ninguno refirió enfermedades crónicas. Del total, 4 cursaban el primer año de residencia (R1); 6 el segundo año (R2) y 8 el tercero (R3). Todos trabajaban 44 h semanales realizando un total de 8 guardias por mes (2 de ellas de 24 h. y el resto, de 16 h). En la tabla 1 se señalan detalladamente características de la población estudiada.

Tabla 1.

Características de la población estudiada

 
Sexo
Mujeres  14 
Hombres 
Estado civil
Solteros  13 
Casados 
Unión libre 
Familia a cargo
Sí 
No  16 
Enfermedad crónica
No  18 
Año residencia
R1 
R2 
R3 
Horas de trabajo semanal
44  18 
Número de guardia x mes
18 

Fuente: elaboración propia.

Según la definición adoptada para SBO tomando en cuenta las tres subescalas, todos presentaron valores compatibles con el síndrome. Los valores obtenidos en las subescalas de un total de (18) residentes fueron: 12 con alta DP; 9 con alto CE y 11 con baja RP. La tasa de respuesta fue del 100% para las preguntas del MBI. En la tabla 2 se exponen los resultados obtenidos en el cuestionario MBI. Del análisis de ese cuestionario se desprende que de los R1: 3/4 presentaron bajo CE; 2/4 baja DP y todos, una baja RP. En tanto que entre los R2: 4/6 presentaron baja RP y 3/6 tuvieron entre altos y moderados CE y DP. Mientras que de los R3: todos presentaron alta DP; 5/8 un alto CE y 3/8, bajo RP. En la tabla 3 se detalla distribución de puntuaciones de las subescalas del MBI según el año de formación académica. Del estudio de los valores medios de las diferentes subescalas del MBI se halló que el SBO en todos los casos fue moderado. En los R1 por obtener moderado CE y DP y baja RP. En los R2 por obtener moderado CE, alta DP y moderada RP. Mientras que en los R3 obtuvieron alto CE y DP y moderada RP. En la tabla 4 se exponen resultados de la distribución de puntuaciones obtenidas del MBI según año de residencia. En la tabla 5 se detallan resultados de las diferentes dimensiones evaluados a través de la encuesta, determinantes del SBO por participante.

Tabla 2.

Distribución de la puntuación obtenida en las escalas del MBI

Escalas MBI
(N=18) 
Bajo  Moderado  Alto 
CE* 
DP**  12 
RP***  11 

Fuente: elaboración propia.

*

CE: cansancio emocional (bajo <18; moderado 19-26; alto >27).

**

DP: despersonalización (bajo <5; moderado 6-9; alto >10).

***

RP: realización personal (bajo <33; moderado 34-39; alto: >40).

Tabla 3.

Distribución detallada de los puntajes de las subescalas del MBI según el año de residencia

Año de residenciaSubescalas MBIGrados de burnout
Bajo  Moderado  Alto 
R1 (n=4)CE*   
DP** 
RP***     
R2 (n=6)CE   
DP   
RP 
R3 (n=8)CE 
DP     
RP 

Fuente: elaboración propia.

*

CE: cansancio emocional (bajo <18; moderado 19-26; alto >27).

**

DP: despersonalización (bajo <5; moderado 6-9; alto >10).

***

RP: realización personal (bajo <33; moderado 34-39; alto: >40).

Tabla 4.

Distribución general de las puntuaciones obtenidas del MBI según año de residencia

Año residencia  CE  DP  RP 
R1  Moderado
(21.75) 
Moderada
(6.75) 
Baja
(29.25) 
R2  Moderado
(26.66) 
Alta
(11) 
Moderada
(33.5) 
R3  Alto
(31.12) 
Alta
(18) 
Moderada
(35.62) 

Fuente: elaboración propia.

CE: cansancio emocional (bajo <18; moderado 19-26; alto >27); DP: despersonalización (bajo <5; moderado 6-9; alto >10); RP: realización personal (bajo <33; moderado 34-39; alto: >40).

Tabla 5.

Resultados de las diferentes dimensiones evaluadas a través de la encuesta

Encuestado  Tipo  CE/54  D/30  RP/48  SB 
R1  17  32  58 
R1  17  33  56 
R1  11  21  34 
R1  42  13  31  86 
R2  41  33  82 
R2  27  17  29  73 
R2  24  42  72 
R2  28  12  30  70 
R2  20  15  31  66 
10  R2  20  36  64 
11  R3  43  24  34  101 
12  R3  17  20  33  70 
13  R3  47  17  40  98 
14  R3  35  17  38  90 
15  R3  32  42  88 
16  R3  36  15  36  87 
17  R3  23  19  31  73 
18  R3  16  17  31  64 

AP: alta despersonalización; CE: cansancio emocional; R1: residente de primer año; R2: residente de segundo año; R3: residente de tercer año; RP: realización personal; SB: síndrome de burnout.

Discusión

El SBO tiene elevada prevalencia repercutiendo significativamente en el desempeño laboral del personal de salud, su identificación temprana, oportuna y la implementación de un programa para la prevención y tratamiento es prioritario en las instituciones dedicadas a la atención médica6.

El perfeccionamiento de la calidad de los programas de formación médica es un desafío permanente para lo cual se han tomado en cuenta distintos puntos de vista7. Una forma de evaluar la calidad de los programas de residencia médica es valorar el clima educacional7. Esta operación da información sobre el contexto y se relaciona con factores vinculados al trabajo con otros miembros del equipo de salud y con situaciones que tienen que ver con la cultura de las instituciones7. Prieto Miranda8 (2013) en un estudio realizado en México demostró que hay desgaste profesional y deterioro en la calidad de vida de los residentes desde el inicio de sus estudios manteniéndose durante el primer año. Asimismo, demostraron que existen adaptaciones positivas en algunas especialidades y mayor deterioro en otras. Por lo que consideraron que deben revisarse y legislarse responsabilidades y cargas de horarios, así como los apoyos psicológicos y esparcimientos requeridos por residentes, a fin de que sean similares a los de otros países8. En los últimos años, el SBO en la profesión médica llamo la atención con interés en la evaluación de los residentes7.

Alvárez-Hernández et al.9 (2010) realizaron un estudio en un hospital mexicano encontrando que todos los residentes (58) presentaron SBO; 27.5% grado severo; 44.8% moderado y 27.5% leve (p<0.03). Siendo el grupo más afectado el de los residentes de tercer año de Pediatría, con mayores niveles de CE (p <0.025) y DP (p <0.005). Nuestros estudios son similares a los hallados por estos9 en cuanto a que todos (18) presentaron SBO y con elevados índices de DP y CE. Según el mencionado estudio9, el SBO es un problema de salud en estos residentes, que se agudiza conforme avanzan en su grado jerárquico. Siendo conveniente iniciar medidas preventivas que disminuyan la prevalencia del síndrome en este grupo9.

Por otro lado, nuestro estudio coincidió parcialmente con el realizado por Pistelli et al.10 (2011) en pediatras del Hospital de Niños de Rosario, Argentina, donde hallaron altos valores de CE y DP, tal como resultó en nuestro estudio. Mientras que la RP resultó moderada para estos10, incrementándose cuanto más años tenían de desempeño profesional, puesto que con el correr del ejercicio profesional, considerarían relativamente satisfecha su vocación. Contraponiéndose con lo hallado por nuestro estudio, donde la realización personal general fue baja, posiblemente por tratarse de médicos en formación.

Hay que resaltar que varios ítems de RP son dependientes de la experiencia sobre todo en una residencia, lo que muy probablemente contribuyó a que los residentes de primer año resulten bajos en RP.

Nuestros resultados coinciden con algunos autores10 que indican que con el tiempo de desempeño formativo y laboral en Pediatría, aumenta el CE. Sin descartar que la asociación de CE y DP con menor edad puede estar relacionada con mayor sobrecarga laboral, menor salario y alta pertenencia en el caso de los residentes, tal como lo señala la literatura10.

Por su parte, nuestro estudio resultaría bastante similar al realizado por Sosa Oberlin4 (2007) en Rosario y Santa Fe que incluyó a pediatras, mostrando que más del 75% presentaban síntomas que se correspondieron con grado de moderado a extremo del síndrome, ya que en nuestro estudio se halló en el 100% de los participantes SBO de tipo moderado. En un estudio realizado en la residencia del Hospital Italiano de Buenos Aires en 20043, se estimó una prevalencia de SBO de 19.59% (64% alto CE, 64% alta DP y 28.35% baja RP), siendo nuestros resultados bastantes similares a los hallados por estos autores, sin embargo el índice de burnout hallado en nuestro estudio resultó superior.

Balcázar Rincón et al.11 (2015) en un estudio realizado en residentes mexicanos, hallaron en el 100% SBO, encontrándose altos niveles de CE y DP, coincidiendo con nuestro estudio.

Ferrel et al.12 (2010) en un estudio realizado en especialistas de un hospital colombiano encontraron alto nivel de CE (94.6%); DP (53.6%) y baja RP (53.6) estableciéndose SBO moderado. Nuestro estudio resultó similar al mencionado, encontrando sobre un total de 18 residentes; 9 con alto CE; 12 con alta DP y 11 con baja RP.

Según un estudio mexicano de Méndez Cerezo13 (2011), determinó que el grado burnout con el que ingresaron residentes, sin importar los años de residencia médica, fue intermedio en 35% y severo en 65%. Nuestro estudio coincidió parcialmente con este estudio hallando SBO en todos los casos de tipo moderado. Según los autores, se debería intervenir el SBO mediante un programa de ejercicio individualizado aunque hasta el momento no se cuenta con un programa de educación que contemple la posibilidad de ofrecer al residente una medida para disminuir el grado de burnout13.

Pérez Rodríguez14 (2015) en un estudio realizado en residentes de un hospital venezolano concluyó que la población estudiada posee un grado de burnout medio, pudiendo ser causa de incapacidad o desmejora en la productividad laboral y/o en su desenvolvimiento personal y social. Nuestro estudio coincidió con este en que los residentes presentaron un nivel moderado de SBO.

Según un estudio realizado por Castillo Ávila et al.15 (2015) en Colombia, la RP y el SBO se encuentran asociados al sexo, hallándose ambos más altos en mujeres. Nuestro estudio no pudo corroborar esta asociación, sin embargo la muestra estuvo integrada por mayor número de estas.

Según Arayago et al.16 (2016) en un estudio de residentes venezolano halló SBO en el 73.3%, predominando en mujeres 62.5%; CE 34.4%, DP 39.1% y baja RP 81.2%. Se concluyó que el SBO es prevalente en las tres cuartas partes de los médicos, que tenían 32 años o menos. Nuestro estudio, por el contrario, demostró que todos los residentes presentaban SBO, estando la muestra constituida en su mayoría de mujeres; presentando mayor CE; DP y menor RP. En cuanto a la edad en nuestro estudio la media fue de 28 años.

Mariños et al.17 (2011) realizaron un estudio en residentes de todas las especialidades en un hospital de Perú hallando SBO más frecuentemente en los primeros años de residencia, que es cuando existe mayor sobrecarga laboral. Nuestro estudio no coincide con este trabajo puesto que se observó presencia de SBO en todos los años de residencia en nuestro hospital.

Chacón Montiel18 (2015), realizó un estudio en residentes de Guatemala hallando el SBO más frecuentemente en medicina interna y pediatría, y en solteros y sin hijos. Nuestros datos son coincidentes ya que 13/18 residentes eran solteros y sin hijos y 16/18 no tenían familia a cargo.

Terrones Rodríguez et al.19 (2016) en un estudio con residentes mexicanos concluyeron que los casados y los que viven en unión libre, estos últimos son los que menos afectados están por el síndrome, mientras que los solteros representan la población con mayor afectación, lo que coincidió con nuestro estudio.

En nuestro trabajo encontramos un 100% de SBO, lo cual no está de acuerdo con el trabajo de Gil-Monte et al.2 (2008) que muestra una prevalencia baja del SBO para pediatras de Buenos Aires y variable según el criterio utilizado: 10.6% siguiendo corte del manual de Estados Unidos; 24.4% según criterios de España; 37.4% siguiendo los criterios de Argentina y 3.2% considerando criterios clínicos de Holanda. Esta diferencia podría deberse a que nuestro estudio se realizó en residentes de Pediatría y el otro se realizó en pediatras ya formados y con trabajo estable. Otra posible explicación de la baja prevalencia del SBO hallada por Gil-Monte podría relacionarse con el tipo de especialidad ejercida, la Pediatría comparada con las quirúrgicas, presenta una baja prevalencia de SBO. Sin embargo, nuestros estudios contrariamente a estos2 mostraron una alta prevalencia del síndrome en esta especialidad.

Según Terrones Rodríguez et al.19 (2016) en su estudio realizado en residentes mexicanos, la prevalencia del SBO detectada está por arriba de la reportada en otros estudios. La mayoría de los casos afectados tuvo más alta DP, seguida de CE y al final baja RP, lo que coincidió con nuestros resultados. Según estos autores19, los residentes de las especialidades de Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Pediatría y Ortopedia, se encuentran afectados en el 100% de su población, lo que deberá de ser motivo de revisión. Nuestro estudio coincidió plenamente con este estudio detectándose SBO en el 100% de los residentes de Pediatría, hallándose asimismo mayor DP, seguida por baja RP y al final el alto CE.

De acuerdo a Aranda Beltrán et al.20 (2011) en un estudio realizado con médicos colombianos concluyen que es probable que los médicos con SBO no se encuentren en condiciones favorables para laborar, por lo que consideramos urgente identificar problemas causantes, para proponer medidas de prevención como de tratamiento.

La principal limitante de nuestro estudio fue el tamaño de la muestra. No obstante no se pretende extrapolar resultados. Con respecto a la modalidad de aplicación del cuestionario en este estudio, se considera que no se incurrió en un sesgo de selección, puesto que a pesar de que los residentes eran encuestados en la institución, se mantuvieron estrictas normas de anonimato y confidencialidad de los datos. No obstante, otra limitación del presente estudio fue realizarlo en una sola institución y con una sola especialidad, lo que podría impedir realizar extrapolación de resultados, no confiriendo validez externa. Un sesgo digno de destacar en este estudio reside en la mayor o menor sinceridad que pudiera haber por parte de los residentes a la hora de contestar el cuestionario. Hay que señalar que nuestros resultados, deberían complementarse con investigación cualitativa a fin de permitir una triangulación que ayude a comprender con profundidad la temática compleja aquí tratada.

Conclusiones

Todos los residentes de Pediatría de este hospital presentaron valores compatibles con SBO, siendo el componente más afectado la alta DP. La relevancia de estos hallazgos se debe a que consideramos necesario asegurar la calidad de vida durante la formación médica, tanto por la salud del profesional como por su desempeño laboral y consecuentemente la calidad de la atención de los pacientes. Asimismo, pretendemos que a partir de este diagnóstico de situación se puedan generar estrategias de intervención que permitan tratar, erradicar y prevenir este síndrome, siendo estos resultados el punto de partida para plantear cambios curriculares y reformas estructurales de carácter preventivo.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que los procedimientos seguidos se conformaron a las normas éticas del comité de experimentación humana responsable y de acuerdo con la Asociación Médica Mundial y la Declaración de Helsinki.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Financiación

Ninguna.

Autoría/colaboradores

MLM: concepción de estudio, diseño, recopilación de datos, análisis e interpretación de datos, redacción y revisión crítica del manuscrito.

MGM: concepción de estudio, interpretación de datos y revisión crítica del manuscrito.

NTG: concepción de estudio, recolección de datos, revisión del manuscrito.

LM y LAM: revisión de la literatura, recolección de datos.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

A los residentes que respondieron el cuestionario, permitiendo la realización del presente estudio. A los directivos del hospital, por su apoyo para la realización del presente estudio de investigación.

Anexo

Cuestionario de Maslach Burnout Inventory (MBI)

    Nunca  Alguna vez al año o menos  Una vez al mes o menos  Algunas veces al mes  Una vez a la semana  Varias veces a la semana  Todos los días 
   
Debido a mi trabajo me siento emocionalmente agotado/a               
Al final de la jornada me siento agotado/a               
Me encuentro cansado/a cuando me levanto y tengo que enfrentarme a otro día de trabajo               
Puedo entender con facilidad lo que piensan mis pacientes               
Creo que trato a algunos pacientes como si fueran objetos               
Trabajar con pacientes todos los días es una tensión para mí               
Me enfrento bien con los problemas que me presentan mis pacientes               
Me siento «quemado/a» por el trabajo               
Siento que mediante mi trabajo estoy influyendo positivamente en la vida de otros               
10  Creo que tengo un comportamiento más insensible con la gente desde que hago este trabajo               
11  Me preocupa que este trabajo me está endureciendo emocionalmente               
12  Me encuentro con mucha energía/Me siento muy activo               
13  Me siento frustrado/a por mi trabajo               
14  Siento que estoy haciendo un trabajo demasiado duro               
15  Realmente no me importa lo que les ocurrirá a algunos de los pacientes a los que tengo que atender               
16  Trabajar en contacto directo con los pacientes me produce bastante estrés               
17  Tengo facilidad para crear una atmósfera relajada con mis pacientes               
18  Me encuentro animado/a después de trabajar junto con los pacientes               
19  He realizado muchas cosas que merecen la pena en este trabajo               
20  En el trabajo siento que estoy al límite de mis posibilidades               
21  Siento que se tratar de forma adecuada los problemas emocionales               
22  Siento que los pacientes me culpan de alguno de sus problemas               

Interpretación de las subescalas del MBI

Subescala de cansancio emocional (CE): consta de 9 preguntas. Valora la vivencia de estar exhausto emocionalmente por las demandas laborales. La conforman los ítems 1, 2, 3, 6, 8, 13, 14, 16 y 20. Su puntaje es directamente proporcional a la intensidad del síndrome. Puntuación máxima: 54; cuanto mayor es el puntaje en esta subescala, mayor es el CE y el nivel de BO experimentado por el sujeto.

Subescala de despersonalización (DP): está formada por 5 ítems: 5, 10, 11, 15 y 22. Valora el grado en que cada uno reconoce actitudes de frialdad y distanciamiento. El puntaje máximo es de 30 puntos; cuanto mayor es el puntaje en esta subescala, mayor es la DP y el nivel de BO experimentado por el sujeto.

Subescala de realización personal (RP): se compone de 8 ítems. Evalúa los sentimientos de autoeficacia y realización personal en el trabajo. Está formada por los ítems: 4, 7, 9, 12, 17, 18, 19 y 21. El puntaje máximo es de 48 puntos; cuanto mayor es el puntaje en esta subescala, mayor es la realización personal en el trabajo y menor la incidencia del BO.

Categorización de puntuaciones

Cansancio emocional  Despersonalización  Realización personal  Escalas MBI 
<18  < 5 puntos  < 34 puntos  Bajo 
19-26  6-9 puntos  34-39 puntos  Moderado 
>26  > 9 puntos  >39 puntos  Alto 

Referencias
1
C. Maslach,W.B. Schaufeli,M. Leiter
Job burnout
Annu Rev Psychol, 52 (2001), pp. 397-422 http://dx.doi.org/10.1146/annurev.psych.52.1.397
2
P.R. Gil-Monte,M.A. Marucco
Prevalencia del síndrome de quemarse por el trabajo (burnout) en pediatras de hospitales general
Rev Saúde Pública, 42 (2008), pp. 450-456
3
E. Durante,F. Augustovski,C. Catsicaris,A. Eymann,F. Reboiras,D. Faingold
El desgaste profesional entre los residentes de un Hospital Universitario en Argentina
VII Conferencia Argentina de Educación Médica,
(abstract 122)
4
E.N. Sosa Oberlin
Frecuencia de los síntomas del síndrome de Burnout en profesionales médicos
Rev Méd Rosario, 73 (2007), pp. 12-20
5
A. Riquelma,C. Herrera,C. Aranis,J. Oporto,O. Padilla
Psychometric analyses and internal consistency of the PHEEM questionnaire to measure the clinical learning environment in the clerkship of a Medical School in Chile
Med Teach, 31 (2009), pp. 221-225
6
R. Carrillo-Esper,K. Gómez Hernández,I. Espinoza de los Monteros Estrada
Síndrome de Burnout en la práctica médica
Med Int Mex, 28 (2012), pp. 579-584
7
J. Llera,E. Durante
Correlación entre clima educacional y el síndrome de desgaste profesional en los programas de residencia de un hospital universitario
Arch Argent Pediatr, 112 (2014), pp. e6-e11 http://dx.doi.org/10.5546/aap.2014.e6
8
S.E. Prieto-Miranda,G. Bethsabé Rodríguez-Gallardo,C.A. Jiménez-Bernardino,L.G. Guerrero-Quinteroc
Desgaste profesional y calidad de vida en médicos residentes
Rev Med Inst Mex Seguro Soc., 51 (2013), pp. 574-579
9
G. Álvarez-Hernández,S. Medécigo-Vite,C. Ibarra-García
Prevalencia del síndrome de desgaste profesional en médicos residentes de un hospital pediátrico en el Estado de Sonora
Bol. Med. Hosp. Infant. Mex, 67 (2010), pp. 44-51
10
Y. Pistelli,J. Perochena,N. Moscoloni,M.C. Tarrés
Síndrome de desgaste profesional en médicos pediatras. Análisis bivariado y multivariado
Arch Argent Pediatr, 109 (2011), pp. 129-134 http://dx.doi.org/10.1590/S0325-00752011000200007
11
Balcázar-Rincón LE, Montejo-Fraga LE, Ramírez-Alcántara Y. Prevalencia del síndrome de desgaste profesional en médicos residentes de un hospital de Mérida, Yucatán, México. 2015; 22 (4): 111-114.
12
R. Ferrel,E. Sierra,M. Rodríguez
Síndrome de desgaste profesional (burnout) en médicos especialistas de un hospital universitario, de la ciudad de Santa Marta, Colombia
Rev Facul Cienc Salud, 7 (2010), pp. 29-40
13
A. Méndez-Cerezo
Síndrome de Burnout en médicos residentes. Ejercicio como estrategia para su disminución
An Med (Mex), 56 (2011), pp. 79-84
14
I.E. Pérez Rodríguez
Síndrome de Burnout y Estrés Laboral en Residentes de Medicina Interna de un Hospital Tipo IV
RII Aplicada, 3 (2015), pp. 37-56
15
Y. Castillo Ávila,C.J. Orozco,E.L.R. Alvis
Síndrome de Burnout en el personal médico de una institución prestadora de servicios de salud de Cartagena de Indias
Rev Univer Industrial de Santander Salud., 47 (2015), pp. 187-192
16
R. Arayago,A. González,M. Limongi,H. Guevara
Síndrome de Burnout en residentes y especialistas de anestesiología
Rev Salus UC, 20 (2016), pp. 13-21
17
A. Mariños,M. Otero,J. Tomateo,G. Málaga
Coexistencia de síndrome de Burnout y síntomas depresivos en médicos residentes. Estudio descriptivo transversal en un hospital nacional de Lima
Rev Med Hered, 22 (2011), pp. 162-168
18
J.L. Chacón Montiel
Síndrome de Burnout en Residentes del Hospital Roosevelt de Guatemala
Rev Asoc de Med de Guatemala, 19 (2015), pp. 7-18
19
J.F. Terrones-Rodríguez,V. Cisneros-Pérez,J.J. Arreola-Rochab
Síndrome de burnout en médicos residentes del Hospital General de Durango, México
Rev Med Inst Mex Seguro Soc., 54 (2016), pp. 242-248
20
C. Aranda Beltrán,B. Zarate Montero,M. Pando Moreno,J.E. Sahún Flores
Síndrome de Burnout, Variables Sociodemográficas y Laborales en Médicos Especialistas del Hospital Valentín Gómez Farias, México
Rev Colomb de Sal Ocup, 1 (2011), pp. 13-17

La revisión por pares es responsabilidad de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Autor para correspondencia. San Lorenzo 534. Resistencia. Chaco. C.P. 3500. República Argentina. Tel.: +054 3624420138. (Myriam Lucrecia Medina dramyriammedina@yahoo.com.ar)
Copyright © 2017. Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Medicina