Buscar en
Educación Médica
Toda la web
Inicio Educación Médica Guía práctica para el debriefing online: revisión exploratoria y análisis de...
Información de la revista
Vol. 22. Núm. 6.
Páginas 330-339 (Noviembre - Diciembre 2021)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
3983
Vol. 22. Núm. 6.
Páginas 330-339 (Noviembre - Diciembre 2021)
ORIGINAL
Open Access
Guía práctica para el debriefing online: revisión exploratoria y análisis de cursos con simulación clínica a distancia
A practical guide to online debriefing: A scoping review and analysis of distance-based simulation programs
Visitas
3983
José M. Maestrea,
Autor para correspondencia
jmmaestre@hvvaldecilla.es

Autor para correspondencia.
, Tamara García-Camareroa,b, Gabriela Veigaa,b, María Soledad Holandaa,c, Héctor Alonsoa,d, Víctor Fradejasa,b, Liébana Piedraa,e, Elena Rojoa
a Hospital virtual Valdecilla, Santander, España
b Servicio de Cardiología, Hospital Universitario Valdecilla, Santander, España
c Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario Valdecilla, Santander, España
d Servicio de Urgencias, Hospital Universitario Valdecilla, Santander, España
e Servicio de Urgencias, Hospital Sierrallana, Torrelavega, España
Este artículo ha recibido

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (2)
Tabla 1. Referencias bibliográficas que analizan los desafíos o estrategias para abordar el debriefing en entornos virtuales
Tabla 2. Guía práctica para el debriefing online
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

Muchas habilidades del debriefing utilizadas cuando las personas están presentes en el mismo espacio físico se traducen pobremente al espacio virtual. El objetivo fue desarrollar una guía práctica para reconocer y manejar los desafíos propios del debriefing online.

Métodos

Para obtener datos cualitativos se utilizaron entrevistas focales con grupos de facilitadores que realizaron cursos con simulación a distancia, en combinación con una revisión exploratoria de la literatura. Los resultados se categorizaron utilizando el DASH© (Evaluación del Debriefing para Simulación en Salud).

Resultados

Entre julio de 2020 y marzo de 2021, 12 facilitadores formaron a 296 médicos y enfermeras durante 52 cursos, de 2 a 9,5h de duración, incluyendo de 2 a 5 casos de simulación cada uno. Se seleccionaron 12 de 304 artículos publicados entre 2014 y 2021.

Conclusión

Los resultados analizados han permitido el diseño de una guía práctica categorizada con un marco específico de simulación.

Palabras clave:
Entrenamiento simulado
Educación a distancia
Debriefing virtual
Debriefing en línea
Teledebriefing
Abstract
Introduction

Many debriefing skills used when people are present in the same physical space translate poorly into virtual space. The objective was to develop a practical guide to recognize and manage online debriefing challenges.

Methods

Focus group interviews, with facilitators who participated in distance-based simulation training courses, in combination with a scoping literature review were used to obtain qualitative data. Results were categorized using the Debriefing Assessment for Simulation in Healthcare ©.

Results

Between July 2020 and March 2021, 12 facilitators trained 296 doctors and nurses from Spain and Latin America during 52 courses, 2 to 9.5hours long, including 2 to 5 simulation cases each. Between 2014 and 2021, 12 out of 304 articles were selected for review.

Conclusions

The methods used have allowed to design a practical guide grounded on a simulation specific framework.

Keywords:
Simulation training
Distance education
Virtual debriefing
Online debriefing
Teledebriefing
Texto completo
Introducción

El desarrollo de métodos de aprendizaje asistidos por tecnología se aceleró desde la pandemia del coronavirus1. Así, la simulación a distancia con pacientes simulados, juegos serios o realidad virtual2 se está integrando en todas las áreas de la salud3.

Estos métodos tienen en común la necesidad de realizar un debriefing para transformar la experiencia vivida en un aprendizaje efectivo4,5. Si bien se pueden aplicar los distintos estilos de debriefing al entorno virtual, la introducción de la tecnología plantea desafíos únicos, como detectar el lenguaje no verbal y paraverbal, y afecta a la relación entre participantes y facilitadores6.

Los estudios hasta ahora son escasos y se centraron en descripciones generales o en adaptar marcos de trabajo que no son específicos de la simulación7.

Nuestro objetivo fue desarrollar una guía práctica para reconocer y manejar los desafíos más comunes del debriefingonline, fundamentada en un marco de trabajo propio de la simulación.

Material y métodosDiseño del estudio

Se analizaron los debriefing online tras casos simulados a distancia en combinación con una revisión exploratoria de la literatura, categorizando los resultados utilizando el DASH© (Evaluación del Debriefing para Simulación en Salud)8.

Ámbito del estudio y participantes

El estudio se llevó a cabo en el Hospital virtual Valdecilla (España) y participaron como facilitadores 6médicos especialistas y 2enfermeras de cardiología, cuidados intensivos, urgencias y docencia. Todos realizaron el programa de simulación clínica como herramienta docente del Center for Medical Simulation, en el que se aplica un enfoque «con buen juicio»9,10 y entrenaron regularmente a profesionales mediante simulación durante los últimos 5años.

Programas de entrenamiento a distancia

Se desarrollaron utilizando Zoom© e incluyeron prebriefing, casos simulados y debriefing11. Los participantes se conectaron en directo al centro de simulación y atendieron a pacientes (maniquíes o actores) de forma remota, colaborando con un enfermero y un residente presentes en la sala. Además, visualizaron los monitores y las pruebas complementarias.

Grupos focales

Se realizaron entrevistas grupales de 30min dirigidas por un moderador mediante preguntas abiertas para explorar la actitud de participantes e instructores, los desafíos percibidos para mantener conversaciones de aprendizaje efectivas y las estrategias de afrontamiento12.

Revisión exploratoria de la literatura

Se incluyeron artículos publicados en las revistas indexadas en MEDLINE y en las bases de datos en español MEDES (Medicina en Español), IBECS (Índice Bibliográfico Español en Ciencias de la Salud) y DOCUMED (Documentación Médica Española).

Se incluyeron el tesauro «education, distance» en combinación con el término general «debriefing». Además, los términos generales «virtual debriefing, online debriefing, distance debriefing, remote debriefing, teledebriefing» y sus equivalentes, utilizando los descriptores en ciencias de la salud de la Biblioteca Virtual en Salud. La búsqueda se realizó entre 2014 y 2021 porque incluyó el 87% de los artículos resultantes del descriptor «virtual debriefing» en MEDLINE. Para las bases de datos en español no se aplicó límite temporal, dado el reducido número de artículos encontrados.

Para el análisis se seleccionaron aquellos artículos sobre debriefingonline guiado por facilitador tras casos simulados a distancia para formación. Se excluyeron los referidos al debriefingin situ, para evaluación sumativa, y las participaciones en congresos.

Procesamiento y categorización de los resultados

Se seleccionaron desafíos o estrategias específicos del contexto virtual, como considerar tiempo añadido por el retraso que ocurre entre cada interacción. Se excluyeron aquellos aplicables a cualquier contexto, como transmitir respeto o explicitar objetivos. Las estrategias de manejo se clasificaron como proactivas (para fomentar la colaboración efectiva) y reactivas (para abordar los desafíos durante la conversación)13. Se categorizaron mediante el DASH ©, que valora los 6elementos claves de un debriefing y que fue validado lingüística y culturalmente en 8países de habla hispana14. No se incluyó el elemento 1 (establece un ambiente de aprendizaje participativo) porque corresponde a la introducción de un curso8.

ResultadosProgramas de entrenamiento a distancia

Entre julio de 2020 y marzo de 2021, 296 médicos y enfermeras de España y Latinoamérica participaron en 52 ediciones de 10cursos de distintas áreas de la salud, de 2 a 9,5h de duración y de 2 a 5 casos cada uno.

Revisión exploratoria de la literatura

Los artículos fueron seleccionados siguiendo las recomendaciones PRISMA (fig. 1) por 2autores (ER y JMM) que identificaron 12 de 304 artículos (tabla 1). Solo uno utilizó un marco de trabajo para guiar el debriefing online7, que incluyó 3elementos interrelacionados: 1) conexión social (cómo participantes y educadores proyectan sus características personales durante su interacción y se sienten presentes y auténticos socialmente); 2) presencia del educador (para comprender y aclarar los motivos que han llevado a los participantes a actuar como lo han hecho. Se relaciona con la forma de estructurar y entregar el contenido de la conversación) y 3) presencia cognitiva de los participantes (grado en que reflexionan críticamente y construyen entendimientos y habilidades que puedan ser aplicados en la práctica clínica futura).

Figura 1.

Referencias identificadas para ser incluidas en la revisión exploratoria de la literatura.

(0,35MB).
Tabla 1.

Referencias bibliográficas que analizan los desafíos o estrategias para abordar el debriefing en entornos virtuales

Referencias  Objetivo  Metodología  Recomendaciones específicas para aplicar durante el debriefingonline 
Antoun et al. (2014)18  Evaluar la viabilidad y eficacia de seminarios Balint para mejorar y fortalecer la relación médico-paciente por videoconferencia  Grupos focales a residentes e instructores  Resultó difícil hacer seguimiento en una reunión con solo audioPara evitar hablar a la vez por retrasos en el audio/video, guardar silencio y esperar que el otro hableEl compromiso de los instructores es importante para transmitir entusiasmo y la eficacia del proceso 
Cheng et al. (2020)7  Proporcionar pautas prácticas para apoyar el aprendizaje virtual significativo en la transición de debriefings presenciales a virtuales  Descripción del marco conceptual de las comunidades de indagación, de las barreras para los debriefings virtuales efectivos y de las estrategias prácticas para superarlas  Establecer conexión social para sentirse socialmente presente y «real» durante las interacciones en línea: sustituir el reconocimiento implícito del lenguaje no verbal y paraverbal por explicaciones verbales explícitas y utilizar lenguaje inclusivoPromover la presencia del educador: que aparezca centrado, con auriculares y buena iluminación, que use la visión galería, el chat o pizarras electrónicas y con ayuda de un codebrieferFacilitar la presencia cognitiva de los participantes a través de conversaciones reflexivas utilizando estrategias centradas en el participante, reduciendo la multitarea y trabajando en grupos reducidos 
Gordon (2017)20  Establecer recomendaciones para el debriefing sincrónico online tras encuentros asincrónicos con pacientes virtuales simulados  Descripción de un modelo de entrenamiento de estudiantes de enfermería en habilidades razonamiento clínico  Más de 10 estudiantes inhibieron la participación y dificultaron la conversaciónReferirse a los posts escritos tras cada simulación virtual cuando es asíncronaMantener sesiones colaborativas entre instructores para promover el desarrollo continuo 
Ma et al. (2020)21  Evaluar eficacia e impacto de la tecnología audiovisual en una simulación a distancia de alta hospitalaria en equipo interprofesional  Cuestionario para facilitadores y estudiantes con preguntas valoradas entre 1 y 5  Ruido, claridad de video y lugar para sentarse mejoran tras sesiones a distancia repetidasLa falta de señales no verbales y lenguaje corporal exige mejores habilidades de comunicación verbal, como utilizar nombres y asegurarse de hacer preguntas a todos los participantesLa comunicación entre facilitadores es más eficaz cuando hay co-debriefers capacitados para cada disciplina 
Patel et al. (2020)19  Evaluar si la telesimulación basada en Zoom es factible y viable respecto al aprendizaje presencial convencional  Preguntas de conocimientos pre, postsimulación para la eficacia, y encuestas a los participantes sobre el valor y la calidad de la experiencia  Los alumnos deben tener acceso a dispositivos con capacidad y conectividad para soportar teleconferencias con alta fidelidad en tiempo realGrupos de 6-8 participantes (en comparación con 3-5) pueden contribuir a menor implicaciónEl debriefing intermitente (con pausas durante el caso) estimula la reflexión sobre acciones y procesos de pensamiento actuales, modifica diagnósticos y planes de acción existentes y fomenta aplicar información recién adquirida al escenario en curso 
Reñosa et al. (2021)27  Evaluar los desafíos y oportunidadesde la recopilación de datos a través de entrevista telefónica y online  Análisis de casos a estudio en 4 países  Disminuir el miedo a la tecnología con ejercicios de refresco con la plataformaMantener la privacidad buscando un sitio tranquilo, sin interrupciones y confortableConstruir relaciones dirigiéndose por el nombre y dedicando tiempo a temas no profesionalesDiscutir aspectos de confidencialidad, cómo se tratará la información sensible o grabaciones 
Thomas et al. (2021)22  Guiar la implementación y facilitación de la telesimulación  Síntesis de las lecciones aprendidas en 3 instituciones académicas  Identificar objetivos de aprendizaje susceptibles de telesimulación (p. ej.: reflexión sobre el conocimiento/comprensión de una habilidad técnica, toma de decisiones, comunicación o trabajo en equipo)Preparar a los alumnos, incluyendo materiales preparatorios preliminares y un prebriefingRevisar el uso esperado de funciones dentro de la plataforma de videoconferenciaFacilitar descansos por problemas tecnológicos o para promover la implicaciónAñadir tiempo adicional durante el debriefing para discutir los aspectos técnicos del casoMantener la estructura y el contenido lo más cercano posible a un debriefing en personaAquellos que hablan con menor frecuencia pueden incluso hablar menos por videoconferencia 
Verkuyl et al. (2017)17  Examinar importancia y desafíos del debriefing en simulación virtual y proponer iniciativas de investigación  Reflexión conceptual  Riesgo de sobrevigilancia de los participantes y exposición de información personalExplorar métodos menos prescriptivos que combinen enfoques formales e informales de debriefing (ej. salas de chat facilitadas o no facilitadas, debriefing síncrono y asíncrono)Investigar cuál es el momento para un debriefing más eficaz tras simulaciones virtuales repetidas o factores que influyen en la seguridad psicológica 
Verkuyl et al. (2018)23,24  Explorar la autoeficacia, el conocimiento y la experiencia tras debriefing facilitado en grupo (en persona y virtual) y por cuenta propia para promover la reflexión  Grupo focal, test de conocimiento y encuestas en estudiantes de enfermería tras casos con juegos de simulación serios  El autodebrief permitió analizar la propia toma de decisiones sin ser influido por otros, pero al finalizar, los participantes seguían buscando el diálogo y la aclaración con los demásSe recomiendan grupos pequeños para facilitar el aprendizajeSe necesitan más estudios para entender las diferencias del debriefing en los 3 formatos 
Verkuyl et al. (201928, 202029Explorar autodebriefing; y autodebriefing seguido de debriefing en grupo pequeño y grande  Grupo focal de estudiantes de enfermería tras juego virtual para evaluar la salud  El autodebrief permitió reflexión profunda y auténtica, y promueve la conciencia de uno mismoEl grupal amplió la reflexión a otras perspectivas, proporcionando una experiencia más profunda y ricaSe propone comenzar con autodebriefing y seguir con debriefing facilitado en grupo 
Análisis y clasificación de los datos recogidos

El principal desafío detectado durante el debriefingonline fue mantener un ambiente de aprendizaje participativo (elemento 2), debido a interrupciones, multitarea y desconexiones. En la guía se señalaron 3tipos de estrategias para lograrlo: 1) entrenamiento exhaustivo de los instructores en el manejo de la tecnología; 2) facilitar que los participantes se familiaricen con la plataforma y 3) transmitir la naturaleza interactiva del programa. Un aspecto fundamental para estructurar el debriefing (elemento 3) y generar discusiones estimulantes (elemento 4) fue adaptar las normas convencionales de comunicación no verbal y paraverbal al entorno virtual, manteniendo cámara y micrófono activos y usando apoyos visuales, como emoticonos, chat o pizarra virtual. Mantener la confidencialidad de las actuaciones fue clave para explorar las brechas del rendimiento (elemento 5) y mejorar el desempeño futuro (elemento 6). En la tabla 2 se recogieron los desafíos y estrategias específicos para facilitarlo.

Tabla 2.

Guía práctica para el debriefing online

DASH©  Desafíos  Estrategias de manejo
    Comportamientos proactivos  Comportamientos reactivos 
Elemento 2Mantiene un ambiente de aprendizaje participativoProblemas técnicos con la conexión a Internet, audio o video*  Orientar a la plataforma por escrito o video con antelaciónConexión a Internet de alta velocidadTest de audio/video asistido por un técnico en días previosSolicitar teléfono de contacto con antelación para llamadas o mensajesConectarse temprano  Técnico de simulación o codebriefer ayudan por el chat, teléfono o correoUtilizar el chat privado de la plataforma y no para todos los participantesRecurrir a un sistema alternativo de ayuda (ej. mensajería) 
No activación de cámara o del micrófono*  Explicar controles de video/audio en la introducciónPromover la seguridad psicológica en la introducción  Apreciación e inclusividadRenovar los principios de relación 
No aparece el nombre en la pantalla*  Facilitar el proceso para hacerlo al inicio de la sesión  Proponer escribir el nombre 
Cara y torso no se visualizan con claridad*  Evitar que la fuente de luz venga desde atrás, colocar la cámara al nivel de los ojos  Cambiar de sala, colocar el ordenador en lugar fijo y con iluminación frontal 
Dificultad para visualizar simultáneamente a los participantes o la pantalla compartida*  Enviar información técnica por escrito o video con antelaciónUtilizar pantalla de ordenador grande o TV, si es posibleExplicar el modo «lado a lado» en la introducción  Alternar modo galería y «lado a lado» para visualizar la pantalla compartida y a los participantes a la vez 
Uso de teléfono o tableta como dispositivo*  Enviar información con antelación recomendando ordenador si es posible  Utilizar ordenador si es posible 
Pausas prolongadas al manejar la plataforma*  El instructor se familiariza con la plataforma con antelación  Pedir ayuda al técnico o al codebriefer 
Sorpresa ante el tipo de conversación e interacción que se plantea  Enviar información previa sobre la metodología a distanciaIntroducción a la actividad y al debriefing online  Clarificar objetivos, roles y expectativas del debriefing onlineOfrecer pausa para adaptarse (ej. sala, vestimenta) 
Falta de privacidad e interrupciones  Envío de información previa para proponer un lugar tranquilo; utilizar auriculares  Cambiar de sala, si fuera posible 
Conexión escalonada de los participantes  Enviar info previa sobre la interdependencia para desarrollar la sesión  Explicitar la posible llegada de más compañeros y el modo en que se va a manejar 
Desconexión de participantes anticipada/intermitente  Enviar info previa sobre la interdependencia para desarrollar la sesión  Clarificar disponibilidad durante la introducción para organizar las actividades 
Participación en la actividad mientras se trabaja, hacen labores domésticas, se conduce, etc.  Enviar info previa de que la actividad no es para transmisión de conocimientos, sino para aplicación y reflexión sobre ellos  Acordar la participación en casos clínicos y otras actividades interactivas 
Captura de imágenes o grabación de la sesión  Añadir marca de agua «confidencial» (o similar) en la pantallaEstablecer principios de confidencialidad en la introducción  Llegar a acuerdos en el grupo 
Queja de realismo tras el caso simulado a distancia  Declarar justa y equilibradamente fortalezas y debilidades de la simulación virtual  Reconocer y aceptar quejas. Relacionar con situaciones de telemedicina o similares 
Elemento 3Estructura el debriefing de una manera organizadaNo se expresan al inicio las reacciones emocionales a la experiencia vivida  Ofrecer alternativas virtuales (ej. emoticonos, chat, pizarra virtual)Mantener cámara y micrófono activos  Invitar a los participantes a expresar sus reacciones a través del chat y hacer una pausa amplia 
Conversación sin orden aparente  Establecer normas de participación en introducción (chat, levantar la mano virtual)  Usar apoyos visuales durante el debriefing (ej. pizarras virtuales) 
Solapamiento de varios temas  Acordar los objetivos del debriefing al comienzo y anotar en pizarra virtual  Nombrar la dinámica y priorizar colaborativamente 
Quedan temas sin abordar  Considerar tiempo añadido para planear el debriefing a distanciaAcordar objetivos con los participantes al inicio adaptados al contexto virtual  Dar información posterior mediante herramientas virtuales (foro, mensajes) 
Elemento 4Genera discusiones estimulantesEscasa participación en la conversación  Pausa más prolongada que lo habitual tras indagaciónUsar herramientas virtuales, como levantar la mano o salas para grupos  Aumentar las explicaciones verbalesMirar a la cámara con frecuencia para transmitir contacto visual 
Participante hace otras tareas a la vez (correo, mensajes…)  Usar chat/pizarra para colaborar en la conversaciónReflexionar sobre la calidad del aprendizaje y la multitarea  Nombrar la dinámica e indagarInvitar a participar y planear interacciones frecuentes 
Participante disgustado  Reconocer que en el contexto virtual es muy posible que se tenga un desempeño diferente al del ambiente clínico habitual  El codebriefer monitoriza las cámaras de los participantes repetidamenteReconocer limitaciones de la simulación a distancia 
Elemento 5Identifica y explora brechas de rendimientoConversación sobre acciones (se conversa sobre el qué y no sobre el porqué)  Envío de info previa sobre metodología en el entorno virtualClarificar expectativas en el entorno virtual durante la introducción  Señalar fases del debriefing en pizarra virtual 
No se revelan los propios razonamientos y juicios  Conectarse desde un lugar privado y tranquilo, y promover el uso de auricularesIncentivar el empleo del chat para intercambiar ideas y preguntas  Pausa prolongada tras indagar para compensar retrasos en la transmisiónCodebriefer gestiona chat y detecta activaciones del micro, presencia de mano virtual levantada o emoticonos 
Elemento 6Ayuda a lograr o mantener un buen rendimiento futuro  Falta de tiempo para completar la fase de síntesis y generar nuevas perspectivas y prácticas futuras  Considerar tiempo añadido para planear el debriefingonlineAcordar el modo de abordar los temas no tratados (tiempo dedicado al final de la sesión, respuestas a través de plataforma electrónica tipo Moodle, correo…)  Participantes anotan simultáneamente en el chat/pizarra virtualOfrecer alternativas: foro online/mensajeríaPlanear no desconectar y estar disponible unos minutos tras la hora establecida de finalización 
*

Los aspectos técnicos del elemento 2 también pueden influir en el elemento 4.

Discusión

El empleo de una metodología que combina el análisis de la experiencia de facilitadores expertos con el análisis exploratorio de la literatura y la categorización de los datos mediante un marco de trabajo específico, validado y confiable para la evaluación del debriefing, permitió desarrollar una guía práctica para apoyar el aprendizaje significativo en la transición del entrenamiento mediante simulación con presencia física a virtual. Se detectaron 2áreas fundamentales, una relacionada con aspectos técnicos del lugar y de la estación de trabajo, y otra con comportamientos que facilitan un aprendizaje efectivo.

La evidencia en la literatura muestra que el debriefing es un elemento clave del entrenamiento en salud para transformar la experiencia en aprendizaje15,16, que incluye también las modalidades a distancia17. Este desafío es aún más relevante tras la pandemia por COVID-19, pues se ha incrementado el número de este tipo de actividades en todas las áreas de la salud.

Entre los artículos seleccionados, 6describieron a modo de listado los desafíos encontrados, 4compararon distintas formas de realizar el debriefing online y únicamente 2utilizaron un marco de trabajo para guiar la reflexión conceptual.

Entre los descriptivos, Verkuyl et al.17 señalaron que, si bien se ha intentado trasladar los modelos y estándares de debriefing en persona al entorno virtual, no está claro si debe haber un cambio de paradigma para capitalizar mejor los atributos únicos de este entorno17. En este sentido, Antoun et al.18 y Patel et al.19 destacaron, al igual que lo encontrado en nuestro estudio, que los asuntos relacionados con la tecnología y conectividad pueden comprometer una experiencia estimulante y participativa de aprendizaje. Por ello, resulta necesario que facilitadores y participantes practiquen con antelación. Otro factor encontrado es que, si bien la tecnología permitió acercar personas de distintos países con facilidad, las diferencias culturales obstaculizaron la comunicación fluida. En nuestro estudio no se detectó por la similitud cultural entre países de habla hispana. Gordon et al.20 utilizaron una plataforma de aprendizaje virtual que registró las acciones realizadas y no realizadas por los participantes durante la simulación, lo que puede ayudar durante el debriefing. Por otra parte, señalaron que la presencia de más de 10 personas dificulta contribuir en la discusión, cifra que coincide con la de nuestras actividades. Ma et al.21 encontraron que la facilitación a distancia exitosa dependió de la habilidad y experiencia del facilitador y de una buena planificación y comunicación. En este sentido, Thomas et al.22 señalaron, además, la importancia de identificar objetivos de aprendizaje que fueran susceptibles de telesimulación. Esto se logró proporcionando capacitación para los facilitadores, tal y como se hizo en nuestro estudio.

En una serie de 4artículos que comparaban varios métodos de debriefing mediante varias formas de evaluación del impacto en estudiantes, Verkuyl et al. destacaron que el autodebriefing por sí solo conduce a una experiencia menos satisfactoria. Propusieron la posibilidad de combinarlo con debriefing grupal facilitado (en persona o virtual)23,24.

El marco de trabajo utilizado por Cheng et al.7 corresponde a las comunidades de indagación. Nuestra aportación es categorizar y ordenar los desafíos mediante un marco de trabajo propio de la simulación y debriefing. Así, las implicaciones prácticas de este enfoque son conocer los retos fundamentales, planificar estrategias para prevenirlos y adaptarlas a la estructura y flujo natural de la conversación. Además, la guía puede ser utilizada para diseñar un plan de preparación de los facilitadores para adaptarse a este contexto.

Una limitación fue que no se identificaron todos los desafíos y estrategias de manejo existentes. Sin embargo, se estimó que el número de entrevistas pudo ser suficiente, porque hasta un 80% de los datos relevantes de una investigación cualitativa pueden ser identificados con un promedio de 425,26. Por otra parte, la combinación de estos resultados con la revisión exploratoria pudo disminuir esta brecha. Otra limitación fue no considerar el potencial efecto de los objetivos docentes y el diseño del escenario en el debriefing.

Posibles estudios futuros podrían comparar la eficacia de distintas estrategias para conseguir un impacto significativo.

En conclusión, el debriefing presenta desafíos propios del entorno virtual que requieren estrategias de manejo específicas. La guía práctica presentada se adapta a la estructura y flujo habitual de la conversación de aprendizaje.

Financiación

Este trabajo no ha recibido financiación.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener relaciones financieras con ninguna empresa comercial relacionada con la simulación. El Hospital virtual Valdecilla está afiliado con el Center for Medical Simulation, Boston, Estados Unidos. Ambas son instituciones docentes sin ánimo de lucro que ofrecen programas de formación de instructores con matrícula.

Bibliografía
[1]
J.M. Maestre, I. del Moral, R. Simon.
A practical model for experiential distance learning.
Clin Simul Nurs, 52 (2021), pp. 33-34
[2]
J.M. Vukanovic-Criley, J.R. Boker, S.R. Criley, S. Rajagopalan, J.M. Criley.
Using virtual patients to improve cardiac examination competency in medical students.
Clin Cardiol, 31 (2008), pp. 334-339
[3]
N. Rüllmann, U. Lee, K. Klein, B. Malzkorn, E. Mayatepek, M. Schneider, et al.
Virtual auscultation course for medical students via video chat in times of COVID-19.
GMS J Med Educ, 37 (2020), pp. 1-8
[4]
J.M. Maestre, D. Szyld, I. del Moral, G. Ortiz, J.W. Rudolph.
The making of expert clinicians: Reflective practice.
Revista Clin Esp, 214 (2014), pp. 216-220
[5]
S. Decker, M. Fey, S. Sideras, S. Caballero, L. Rockstraw, T. Boese, et al.
Standards of best practice: Simulation standard VI: The debriefing process.
Clin Simul Nurs, 9 (2013), pp. S26-S29
[6]
C.S. Bradley, B.K. Johnson, K.T. Dreifuerst.
Debriefing: A place for enthusiastic teaching and learning at a distance.
Clin Simul Nurs, 49 (2020), pp. 16-18
[7]
A. Cheng, M. Kolbe, V. Grant, S. Eller, R. Hales, B. Symon, et al.
A practical guide to virtual debriefings: Communities of inquiry perspective.
[8]
M. Brett-Fleegler, J. Rudolph, W. Eppich, M. Monuteaux, E. Fleegler, A. Cheng, et al.
Debriefing assessment for simulation in healthcare: Development and psychometric properties.
Simul Healthc, 7 (2012), pp. 288-294
[9]
J.M. Maestre, J.W. Rudolph.
Theories and styles of debriefing: The good judgment method as a tool for formative assessment in healthcare.
Rev Esp Cardiol, 68 (2015), pp. 282-285
[10]
E. León-Castelao, J.M. Maestre.
Prebriefing in healthcare simulation: Concept analysis and terminology in Spanish.
Educ Med, 20 (2019), pp. 238-248
[11]
W. Eppich, A. Cheng.
Promoting excellence and reflective learning in simulation (PEARLS).
Simul Healthc, 10 (2015), pp. 106-115
[12]
A. Hamui-Sutton, M. Varela-Ruiz.
La técnica de grupos focales.
Inv Ed Med., 2 (2013), pp. 55-60
[13]
A. Cheng, J. Palaganas, W. Eppich, J. Rudolph, T. Robinson, V. Grant.
Co-debriefing for simulation-based education: A primer for facilitators.
Simul Healthc, 10 (2015), pp. 69-75
[14]
S. Muller-Botti, J.M. Maestre, I. del Moral, M. Fey, R. Simon.
Linguistic validation of the debriefing assessment for simulation in healthcare in Spanish and cultural validation for 8 Spanish speaking countries.
Simul Healthc, 16 (2021), pp. 13-19
[15]
S.B. Issenberg, W.C. McGaghie, E.R. Petrusa, D. Lee Gordon, R.J. Scalese.
Features and uses of high-fidelity medical simulations that lead to effective learning: A BEME systematic review.
Med Teach, 27 (2005), pp. 10-28
[16]
K.J. Tilton, J. Tiffany, B.A. Hoglund.
Non-acute-care virtual simulation: Preparing students to provide chronic illness care.
Nurs Educ Perspect, 36 (2015), pp. 394-395
[17]
M. Verkuyl, J.L. Lapum, O. St-Amant, L. Betts, M. Hughes.
An exploration of debriefing in virtual simulation.
Clin Simul Nurs, 13 (2017), pp. 591-594
[18]
J. Antoun, M. Romani, A. Johnson, C. Brock, G. Hamadeh.
Balint seminars: The transatlantic experience through videoconference.
Fam Pract, 31 (2014), pp. 733-738
[19]
S.M. Patel, C.R. Miller, A. Schiavi, S. Toy, D.A. Schwengel.
The sim must go on: Adapting resident education to the COVID-19 pandemic using telesimulation.
[20]
R.M. Gordon.
Debriefing virtual simulation using an online conferencing platform: Lessons learned.
Clin Simul Nurs, 13 (2017), pp. 668-674
[21]
C. Ma, L. Wong, A. Wen, R. Arndt, A.R. Katz, K. Richardson, et al.
Evaluation of distance facilitation and technology in an interprofessional simulation exercise.
Curr Pharm Teach Learn, 12 (2020), pp. 776-785
[22]
A. Thomas, R. Burns, E. Sanseau, M. Auerbach.
Tips for conducting telesimulation-based medical education.
Cureus, 13 (2021), pp. e12479
[23]
M. Verkuyl, L. Atack, T. McCulloch, L. Liu, L. Betts, J.L. Lapum, et al.
Comparison of debriefing methods after a virtual simulation: An experiment.
Clin Simul Nurs, 19 (2018), pp. 1-7
[24]
M. Verkuyl, J.L. Lapum, M. Hughes, T. McCulloch, L. Liu, P. Mastrilli, et al.
Virtual gaming simulation: Exploring self-debriefing virtual debriefing, and in-person debriefing.
Clin Simul Nurs, 20 (2018), pp. 7-14
[25]
R. Macefield.
How to specify the participant group size for usability studies: A practitioner's guide.
JUS, 5 (2009), pp. 34-45
[26]
A.K. Hagaman, A. Wutich.
How many interviews are enough to identify metathemes in multisited and cross-cultural research? Another perspective on Guest Bunce, and Johnson's (2006) Landmark Study.
Field Methods, 29 (2017), pp. 23-41
[27]
M.D. Reñosa, C. Mwamba, A. Meghani, N.S. West, S. Hariyani, W. Ddaaki, et al.
Selfie consents, remote rapport, and Zoom debriefings: Collecting qualitative data amid a pandemic in four resource-constrained settings.
BMJ Glob Health, 6 (2021), pp. e004193
[28]
M. Verkuyl, M. Hughes, L. Atack, T. McCulloch, J. Lapum, D. Romaniuk, et al.
Comparison of self-debriefing alone or in combination with group debrief.
Clin Simul Nurs, 37 (2019), pp. 32-39
[29]
M. Verkuyl, J.L. Lapum, O. St-Amant, M. Hughes, D. Romaniuk, T. McCulloch.
Exploring debriefing combinations after a virtual simulation.
Clin Simul Nurs, 40 (2020), pp. 36-42
Copyright © 2021. Elsevier España, S.L.U.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos