x

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Más información
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

PubMed/MEDLINE, SCOPUS, Biological Abstracts, Artemisa, Biosis, Healthstar, Pascal, Índice de revistas mexicanas de investigación científica y tecnológica, (CONACYT), Cancerlit, Toxfile, Free Medical Journals, Bibliorama, Inside Conferences, Compendex, Geobase, Scopus, ISI-Master Journal List, Latindex, MD Consult Core Service (Elsevier), OCLC (A Worldwide library cooperative), Periódica (Índice de Revistas Latinoamericanas en Ciencias), SIIC (Sociedad Iberoamericana de Información Científica), Ulrich/s International Directory, Biosis Toxicology, Embase Alert.

Métricas

  • CiteScore 2017: 0,34
    Leer más
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,193
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,182
Arch Cardiol Mex 2018;88:77-9 - DOI: 10.1016/j.acmx.2017.08.005
Carta científica
Monitorización ambulatoria de la presión arterial en niños y adolescentes prehipertensos. Adelantarse al problema es lo primordial
Ambulatory blood pressure monitoring in prehypertensive children and adolescents. Anticipating the problem is key
Guillermo Alberto Pérez Fernández,
Departamento de Cardiología, Servicio de Cardiología Clínica, Hospital Celestino Hernández Robau, Santa Clara, Villa Clara, Cuba
Sr. Editor:

Hemos leído con atención el artículo de Sauza-Sosa et al. «Aspectos clínicos actuales del monitoreo ambulatorio de presión arterial» publicado en Archivos de Cardiología de México en el número 3 (volumen 86) de 2016. Los autores realizan un repaso crítico sobre la actualidad del monitoreo ambulatorio de la presión arterial (MAPA) y exponen claramente la superioridad del MAPA sobre los registros de presión arterial (PA) en la consulta médica para el diagnóstico, seguimiento y evaluación pronóstica de la hipertensión arterial (HTA) en población adulta1, conclusión con la que igualmente coinciden publicaciones actuales2,3.

No fue objetivo de Sauza-Sosa et al.1, en su artículo hacer referencia a la importancia de la MAPA en población infantil y adolescente. Sin embargo, la utilidad del MAPA ha sido igualmente demostrada en niños y adolescentes hipertensos, principalmente en el necesario diagnóstico de la HTA de «bata blanca» y «enmascarada». Además, varios estudios han venido demostrando a lo largo de los años correlaciones importantes de los valores de PA en la MAPA con daños en órganos diana en dichos pacientes4.

Pero los beneficios de la MAPA se han ido incrementando, ahora es posible diagnosticar prehipertensión arterial (pre-HTA) en estas tempranas edades de la vida5.

El tema de la pre-HTA ha sido de interés desde hace más de 70 años cuando Robinson et al.6, en el año 1939, definieron a los individuos en el rango de PA de 120–139/80–89mmHg como «casi hipertensos» y expusieron su posibilidad incrementada de convertirse en hipertensos con el tiempo. No obstante, el estado prehipertensivo fue retomado en el año 2003 por el Séptimo Reporte de HTA de manera oficial7.

La prevalencia de la pre-HTA en la niñez es variable y oscila, según lo consultado, entre el 7 y hasta el 25% en adolescentes con factores de riesgo cardiovasculares. La fisiopatología y el comportamiento de los diversos FRC asociados a la pre-HTA no son diferentes a lo ya explicado con relación a la HTA, aunque el grado de influencia de estos últimos, como se espera, es menor4.

Del mismo modo, los pacientes prehipertensos, con independencia del grupo etario, son más propensos a tener sobrepesos, ser hiperinsulinémicos, resistentes a la insulina y dislipidémicos, con mayores niveles de fibrinógeno y ácido úrico, así como del inhibidor del activador del plasminógeno, y de adipocinas como la leptina y el factor de necrosis tumoral alfa7. Por consiguiente, la asociación con el daño de órganos diana no es infrecuente desde este estadio previo a la HTA como fue reportado por nosotros en el estudio PESESCAD-HTA, donde se encontró una prevalencia de HVI en el grupo de adolescentes prehipertensos de hasta 6.49%8. Además, se sabe que el estado prehipertensivo en la adolescencia puede predecir en grado elevado la contingencia de convertirse en un adulto hipertenso9.

Teniendo en cuenta lo anterior, se hace extremadamente necesario un diagnóstico precoz con el objetivo de frenar el ya de por sí peligroso estado de preenfermedad y evitar consecuencias que podrían ser serias más tarde en la vida, como hemos publicado antes10.

Para lograr lo anterior, el uso del MAPA diagnóstico y evaluación de las medidas terapéuticas impuestas en la pre-HTA constituye un necesario paso de avance.

La Asociación Americana del Corazón emitió recientemente una actualización sobre el MAPA en niños y adolescentes donde por primera vez da a conocer los criterios de pre-HTA utilizando MAPA11. Estas tablas de percentiles para el diagnóstico de pre-HTA y HTA por MAPA en población no adulta (niños y adolescentes), sin dudas contribuirán al deseado anhelo, todavía no alcanzado, de disminuir la incidencia de HTA.

Consideramos que en la MAPA se encuentra un valioso instrumento, todavía perfectible, el cual debe ser más homogéneo y preciso. No basta con crear tablas de percentiles para el diagnóstico de pre-HTA y HTA por MAPA que sirvan de guía para las sociedades científicas a nivel mundial, lo ideal sería que cada región geográfica del planeta tuviera las suyas. Esto sin dudas incrementaría la precisión y confiabilidad diagnóstica en una entidad como la HTA donde la variabilidad de la respuesta tensional se ve influenciada por tantos factores12. Es nuestra consideración que lo autóctono siempre será lo más confiable a la hora de usar herramientas diagnósticas.

Aunque las ventajas de la MAPA son incuestionables desde el punto de vista clínico, posee también algunas limitantes como el costo, la complejidad de su evaluación y algunas molestias menores para el paciente. Sin embargo, las ventajas a largo plazo resultan claras13 y este debe ser nuestro incentivo.

Bibliografía
1
J.C. Sauza-Sosa,J. Cuéllar-Álvarez,K.M. Villegas-Herrera
Aspectos clínicos actuales del monitoreo ambulatorio de presión arterial
Arch Cardiol Mex., 86. (2016), pp. 255-259 http://dx.doi.org/10.1016/j.acmx.2017.05.003
2
M.A. Weber,J.R. Turner
Ambulatory blood pressure monitoring: New directions and uncertainties arise from the U.S. Preventive Services Task Force Recommendation on the diagnosis of hypertension
J Clin Hypertens., 18 (2016), pp. 172-174
3
A. Albasri,J.W. O??Sullivan,N.W. Roberts
A comparison of blood pressure in community pharmacies with ambulatory, home and general practitioner office readings: systematic review and meta-analysis
4
E. Lurbe,E. Agabiti-Rosei,J.K. Cruickshank
European Society of Hypertension guidelines for the management of high blood pressure in children and adolescents
J Hypertens., 34 (2016), pp. 1887-1920 http://dx.doi.org/10.1097/HJH.0000000000001039
5
P.K. Johnson,M.A. Ferguson,J.P. Zachariah
In-clinic blood pressure prediction of normal ambulatory blood pressure monitoring in pediatric hypertension referrals
Congenit Heart Dis., 11 (2016), pp. 309-314 http://dx.doi.org/10.1111/chd.12374
6
S.C. Robinson,M. Brucer
Range of normal blood pressure: A statistical and clinical study of 11,383 persons
Arch Intern Med., 64 (1939), pp. 409-444
7
P.A. James,S. Oparil,B.L. Carter
2014 evidence-based guideline for the management of high blood pressure in adults: report from the panel members appointed to the Eighth Joint National Committee (JNC 8)
8
G.A. Perez Fernández
Cardiopatía hipertensiva en la adolescencia. Resultados preliminares del estudio PESESCAD-HTA
Hipertens Riesgo Vasc., 29 (2012), pp. 75-85
9
G.A. Pérez Fernández,R. Grau Abalo
From the prehypertensive adolescent to the hypertensive adult. Is possible to predict the conversion?
Arch Cardiol Mex., 82 (2012), pp. 112-119
10
G.A. Perez Fernandez
Prediction of cardiovascular disease from the early stages of life: A forgotten issue?
11
J.T. Flynn,S.R. Daniels,L.L. Hayman
Update: ambulatory blood pressure monitoring in children and adolescents: a scientific statement from the American Heart Association
Hypertension., 63 (2014), pp. 1116-1135 http://dx.doi.org/10.1161/HYP.0000000000000007
12
W. Li,Y. Yu,Liang D1
Factors associated with blood pressure variability based on ambulatory blood pressure monitoring in subjects with hypertension in China
Kidney Blood Press Res., 42 (2017), pp. 267-275 http://dx.doi.org/10.1159/000477424
13
E. O’Brien,G. Parati,G. Stergiou
European Society of Hypertension position paper on ambulatory blood pressure monitoring
J Hypertens., 31 (2013), pp. 1731-1768 http://dx.doi.org/10.1097/HJH.0b013e328363e964
Autor para correspondencia. Maceo N.o. 263 e/San Miguel y Candelaria. Santa Clara. Villa Clara. Cuba. Teléfono: +53(42)204294. (Guillermo Alberto Pérez Fernández gpfholy@gmail.com)
Copyright © 2017. Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez