Regístrese
Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Espacios de Virchow-Robin: ¿una causa de parkinsonismo?
Información de la revista
Vol. 31. Núm. 7.
Páginas 493-494 (Septiembre 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 31. Núm. 7.
Páginas 493-494 (Septiembre 2016)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2015.01.002
Acceso a texto completo
Espacios de Virchow-Robin: ¿una causa de parkinsonismo?
Virchow-Robin spaces: A cause of parkinsonism?
Visitas
...
M. López Fernández
Autor para correspondencia
mlopfer9@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, A. Fraga Bau, C.M. Volkmer García, B. Canneti Heredia
Servicio de Neurología, Hospital Comarcal de Valdeorras, Complexo Hospitalario Unversitario de Ourense, Ourense, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

Los espacios de Virchow-Robin (EVR) son espacios perivasculares de líquido intersticial, que rodean los vasos cerebrales en su trayecto desde el espacio subaracnoideo a través del parénquima encefálico. En la resonancia cerebral presentan la misma intensidad de señal que el líquido cefalorraquídeo en todas las secuencias1. Se desconoce si dichos espacios suponen únicamente un hallazgo casual en la neuroimagen o se relacionan con una enfermedad neurológica concreta.

Presentamos el caso de un varón de 55 años de edad, con antecedentes de déficit familiar de HDL, que es valorado inicialmente en psiquiatría por presentar trastorno de conducta y de control de impulsos, planificación y ejecución, además de deterioro significativo en el funcionamiento psicosocial. Lo remiten a neurología para valoración de temblor de unos 6 meses de evolución en la pierna izquierda. Al interrogar dirigidamente, refería torpeza motora fluctuante, sin alucinaciones, ni caídas, ni otra clínica asociada. La queja principal por parte de la familia era la apatía, ya que desde el punto de vista cognitivo no evidenciaban deterioro.

En la exploración de funciones superiores: MEC 28/30, únicamente con fallos en memoria diferida. T@M: 37. Fototest: 32. Sin agnosias ni apraxias. El lenguaje era lento y monótono, con una clara alteración en la fluencia verbal. Destacaban también: facies inexpresiva, temblor postural fino leve distal en miembros superiores, sin temblor de reposo o acción. Rigidez 1/4 bilateral. Tapping 1/4 derecho y 2/4 izquierdo, con taloneo adecuado. No precisaba apoyo para levantarse de la silla, y caminaba con pasos amplios, aunque arrastrando los pies levemente, sin inestabilidad. Escaso braceo bilateral, sin alteración de los reflejos posturales.

Se realizó un análisis completo que incluyó: hemograma, bioquímica, proteinograma, tiroides, vitaminas, autoinmunidad (ANA, ANCA), serologías (VIH, Borrelia, Brucella, Lúes): todo normal excepto HDL 34. Los niveles de cobre y ceruloplasmina fueron normales. Como pruebas de neuroimagen se realizaron: 1) resonancia cerebral y angiorresonancia de troncos supraaórticos y cerebral: Dilatación de EVR en ganglios basales y ambas cápsulas blancas (fig. 1) Leucoencefalopatía periventricular de predominio frontoparietal bilateral, sin alteraciones en los vasos cerebrales valorados ni en polígono; y 2) DaTSCAN: déficit intenso dopaminérgico bilateral con captación inespecífica moderada.

Figura 1.

Imágenes de resonancia magnética cerebral potenciadas en FLAIR (A-C) y T2 (D-F), con cortes axiales en los que se evidencian múltiples espacios perivasculares dilatados de predominio en región de los ganglios basales bilaterales.

(0,26MB).

Se valoró la posibilidad de iniciar tratamiento con levodopa, pero dada la enfermedad psiquiátrica que presentaba nuestro paciente, con alteración de la conducta y del control de impulsos, y la leve repercusión funcional desde el punto de vista motor, se decidió posponer su inicio.

Los EVR pueden aparecer hasta en un 75% de los adultos, a cualquier edad, y a medida que aumenta la edad se cree que se presentan con mayor frecuencia2,3.

Suelen localizarse agrupados, en 3 localizaciones características: 1) alrededor de las arterias lenticuloestriadas en ganglios basales (tipo I), la más común en los casos con dilataciones de mayor tamaño; 2) en las arterias medulares perforantes de la corona radiada y los centros semiovales (tipo II); y 3) en el tronco encefálico (tipo III)1,2,4,5. También se han visto asociados a alteraciones en la sustancia blanca que los rodea, lo cual se ha relacionado con la presencia de gliosis reactiva6.

Muchos de ellos suponen un hallazgo incidental en las pruebas de imagen, sin embargo se cree que pueden ser la causa de varios síntomas en función de su localización y tamaño: cefalea, parkinsonismo, mareo, trastorno de la memoria, inestabilidad o crisis, entre otros5,6.

En nuestro caso, creemos que una posibilidad es que la clínica parkinsoniana y la alteración en las funciones superiores estén en relación con los EVR. Esto podría explicarse suponiendo que los cambios sobre el parénquima adyacente ejercidos por la importante dilatación de dichos espacios, de forma bilateral, desempeñen un papel mediante una alteración difusa de las conexiones cortico-subcorticales y afectación de las fibras corticoestriatales, contribuyendo a la aparición de deterioro cognitivo y parkinsonismo, respectivamente. Por otro lado, la alteración en el DaTSCAN hace que no podamos descartar otras entidades como por ejemplo una enfermedad de Parkinson o una demencia por cuerpos de Lewy, asociadas a la dilatación de los EVR, los cuales podrían haber contribuido a una aparición clínica más precoz de los síntomas de dichas enfermedades. Tampoco podemos olvidar la posibilidad de un parkinsonismo vascular cuyas lesiones estructurales podrían alterar también el DaTSCAN.

Por otro lado, existen autores que proponen que los espacios perivasculares, independientemente de sus características, son asintomáticos y suponen solo un hallazgo casual7.

En la literatura existen únicamente descripciones de casos aislados, lo que dificulta conocer su fisiopatología o si se asocian a algún tipo de presentación clínica específica8-11.

Bibliografía
[1]
R.M. Kwee, T.C. Kwee.
Virchow-Robin spaces at MR imaging.
Radiographics, 27 (2007), pp. 1071-1086
[2]
A. Ovelar-Ferrero, F. Tajadura-Iso.
Espacios de Visrchow-Robin dilatados.
Rev Neurol, 47 (2008), pp. 434-436
[3]
M. Inglese, E. Bomsztyk, O. Goneno, L.J. Mannon, R.I. Grossman, H. Rusinek.
Dilated perivascular spaces; hallmarks of mild traumatic brain injury.
Am J Neuroradiol, 26 (2005), pp. 719-724
[4]
R. Fanous, M. Midia.
Perivascular spaces: Normal and giant.
Can J Neurol Sci, 34 (2007), pp. 5-10
[5]
K.L. Salzman, A.G. Osborn, P. House, J.R. Jinkins, A. Ditchfield, J.A. Cooper, et al.
Giant tumefactive perivascular spaces.
Am J Neuroradiol, 26 (2005), pp. 298-305
[6]
P. House, K.L. Salzman, A.G. Osborn, J.D. MacDonald, R.L. Jensen, W.T. Couldwell.
Surgical considerations regarding giant dilations of the perivascular spaces.
J Neurosurg, 100 (2004), pp. 820-824
[7]
S.J. Omidi, H.N. Moghadam, A. Ghorbani, F. Fatehi.
Giant Virchow-Robin spaces as an incidental finding in a patient with parkinsonism.
Arch Iran Med, 17 (2014), pp. 587-588
[8]
B. Yilmaz, Z.O. Totkas, M.S. Eksi, H.E. Totkas, F.M. Domac, T. Killic.
Giant dilations of perivascular spaces in deep brain locations: A cause for Parkinsonism?.
Neurol India, 62 (2014), pp. 334-335
[9]
G. Fenelon, F. Gray, C. Wallays, J. Poirier, A. Guillard.
Parkinsonism and dilatation of the perivascular spaces (état cribé) of the striatum: A clinical, magnetic resonance imaging, and pathological study.
Mov Disord, 10 (1995), pp. 754-760
[10]
S.H. Mehta, F.T. Nichols, A.J. Espay, A.P. Duker, J.C. Morgan, K.D. Sethi.
Dilated Virchow-Robin spaces and parkinsonism.
Mov Dis, 28 (2013), pp. 589-590
[11]
D.G. Kim, S.H. Oh, O.J. Kim.
A case of disseminated polycystic dilated perivascular spaces presenting with dementia and parkinsonism.
J Clin Neurol, 3 (2007), pp. 96-100

El presente trabajo no ha sido presentado en otras reuniones o congresos, ni ha recibido financiación por parte de un organismo público ni privado.

Copyright © 2014. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.