x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

1,714
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

Index Current Contents/Clinical Medicine, JCR, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, CANCERLIT, SCOPUS

Métricas

  • Factor de Impacto: 1,714 (2016)
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,43
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,653

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Enferm Infecc Microbiol Clin 2017;35:680-1 - DOI: 10.1016/j.eimc.2017.01.013
Carta científica
Meningitis por enterovirus en niños menores de 3 meses
Enteroviral meningitis in infants under 3 months
Marta Seoane Rodrígueza, Angelina Cañizares Castellanosb, Alejandro Avila-Alvareza,,
a Unidad de Neonatología, Servicio de Pediatría, Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), Sergas, A Coruña, España
b Servicio de Microbiología, Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), Sergas, A Coruña, España

En el lactante menor de 3 meses la fiebre puede ser el síntoma principal o la única manifestación de una enfermedad potencialmente grave, por lo que diferenciar entre una infección bacteriana invasora y otros procesos continúa siendo un reto diagnóstico. En los últimos años, las técnicas moleculares mediante reacción en cadena de polimerasa (PCR) han permitido realizar un diagnóstico etiológico precoz y fiable de algunos gérmenes, especialmente virus, modificando ciertos aspectos del manejo hospitalario1. Entre estos, los enterovirus han adquirido más importancia en los últimos años y durante la época epidémica pueden suponer hasta el 65% de las hospitalizaciones por síndrome febril en niños2.

Presentamos una serie observacional prospectiva de 39 lactantes menores de 3 meses (16 neonatos) con meningoencefalitis por enterovirus diagnosticados por PCR en líquido cefalorraquídeo (LCR) ingresados en un hospital de tercer nivel durante un período de 4 años (septiembre 2012-septiembre 2016). Se usó la PCR específica en tiempo real (MutaREX® Enterovirus rt-PCR Kit, Immundiagnostik AG, Alemania). Se excluyeron 3 pacientes con coinfección bacteriana, todos con infección del tracto urinario por Escherichia coli.

Las principales características clínicas y analíticas se recogen en la tabla 1. El motivo de consulta más frecuente fue la fiebre aislada (89,7%), presentando el 95% buen estado general. En el LCR, el recuento leucocitario osciló entre 2 y 1.263 células/μl (mediana 36 células/μl), con predominio de mononucleares. Se observó pleocitosis en el 64% de los pacientes. La estancia media hospitalaria fue de 4,8±4 días (mediana 4). El 79,5% recibió antibioterapia empírica, con una duración media del tratamiento de 4,2±5,7 días (mediana 3), suspendiéndose en el 50% de los pacientes el mismo día de obtención de resultado de la PCR. La evolución clínica fue favorable en todos los casos, salvo un paciente que requirió ingreso en cuidados intensivos por síndrome de sepsis-like (fallo hepático, coagulopatía, trombocitopenia) por Echovirus11. En 26 pacientes se solicitó estudio viral en aspirado nasofaríngeo, aislándose el enterovirus en el 73% de las muestras.

Tabla 1.

Características clínicas y analíticas de lactantes<3 meses con meningoencefalitis por enterovirus

Sexo, varón  22 (56,4%) 
Edad, días  40±23 
Neonato  16 (41%) 
Prematuridad (<37 sem)  6 (15,4%) 
Buen estado general  37 (95%) 
Temperatura máxima al comienzo  38,3±0,36 
Motivo de consulta, fiebre  35 (89,7%) 
Ambiente epidémico familiar  22 (56,4%) 
Clínica respiratoria  8 (20,5%) 
Clínica gastrointestinal  3 (7,7%) 
Exantema  5 (12,6%) 
Plasma
Leucocitos (/μl)  9,232±3,128 
PCR (mg/dl)  0,89±0,98 
PCT (ng/ml), n=13  0,27±0,37 
Plaquetas (/μl)  364.000±124.000 
LCR
Leucocitos en LCR (/μl)  178±291 
% MNC  61,4±27,9 
Proteínas en LCR (mg/dl)  70,1±47,7 
Glucosa en LCR (mg/dl)  50±10,4 

LCR: líquido cefalorraquídeo; MNC: mononucleares; PCR: proteína C reactiva; PCT: procalcitonina.

Variables cuantitativas expresadas como media y desviación estándar. Variables cualitativas expresadas como «n» y porcentanje sobre la muestra total.

No se obtuvieron resultados estadísticamente significativos al comparar a los pacientes en edad neonatal (<28 días) con el resto de la muestra, salvo menor desarrollo de exantema en el grupo de neonatos (21,7 vs. 0%; p=0,046).

La incorporación de las técnicas moleculares a la práctica clínica ha permitido que muchos cuadros previamente clasificados como fiebre sin foco o meningitis asépticas sean identificados como infecciones por enterovirus. Se ha demostrado previamente que la determinación de PCR para enterovirus en LCR se asocia a una disminución de los días de estancia hospitalaria y de antibioterapia1. En nuestra serie se suspendió la antibioterapia empírica el mismo día de obtención de la PCR hasta en el 50% de los casos, de lo cual es fácil concluir las potenciales ventajas a nivel asistencial y económico.

En nuestra muestra los pacientes no presentaron alteraciones analíticas relevantes en sangre y confirmamos que la pleocitosis en LCR no es un marcador fiable de infección por enterovirus en niños pequeños, lo cual podría estar relacionado con una menor respuesta inflamatoria del lactante a la infección por enterovirus3,4.

El resultado positivo del cultivo de aspirado nasofaríngeo (el 73% en nuestra serie), no siendo decisivo en el manejo terapéutico durante el ingreso, indica que el estudio del enterovirus en otros líquidos orgánicos podría ser útil en el diagnóstico de niños con meningitis aséptica. Foray et al. comparan el uso combinado del aspirado faríngeo y LCR para mejorar la detección del enterovirus en niños con meningitis aséptica, detectando enterovirus en el 75% de casos en comparación al 32% cuando analizan solo el LCR5. En otro estudio durante un brote de encefalitis por enterovirus-71 en niños se observó que no siempre se detecta en LCR, requiriendo el estudio del enterovirus en aspirado nasofaríngeo y/o heces. Entre las posibles explicaciones están la menor carga viral a nivel de LCR o transitoriedad del enterovirus en el LCR6.

En conclusión, las meningitis por enterovirus suelen ser cuadros benignos incluso en lactantes pequeños. Creemos que la determinación de enterovirus en LCR es recomendable en el estudio de todos los lactantes febriles menores de 3 meses en los que se practique punción lumbar, aún cuando no presenten pleocitosis. El empleo de técnicas moleculares podría contribuir potencialmente a reducir días de antibioterapia innecesaria.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses que declarar.

Bibliografía
1
R.L. King,S.A. Lorch,D.M. Cohen,R.L. Hodinka,K.A. Cohn,S.S. Shah
Routine cerebrospinal fluid enterovirus polymerase chain reaction testing reduces hospitalization and antibiotic use for infants 90 days of age or younger
Pediatrics., 120 (2007), pp. 489-496 http://dx.doi.org/10.1542/peds.2007-0252
2
B. March,K. Eastwood,I.M. Wright,L. Tilbrook,D.N. Durrheim
Epidemiology of enteroviral meningoencephalitis in neonates and young infants
J Paediatr Child Health., 50 (2014), pp. 216-220 http://dx.doi.org/10.1111/jpc.12468
3
M. Tebruegge,N. Curtis
Enterovirus infections in neonates
Semin Fetal Neonatal Med, 14 (2009), pp. 222-227 http://dx.doi.org/10.1016/j.siny.2009.02.002
4
J.A. Seiden,J.J. Zorc,R.L. Hodinka,S.S. Shah
Lack of cerebrospinal fluid pleocytosis in young infants with enterovirus infections of the central nervous system
Pediatr Emerg Care, 26 (2010), pp. 77-81 http://dx.doi.org/10.1097/PEC.0b013e3181ce2fad
5
S. Foray,F. Pailloud,D. Thouvenot,D. Floret,M. Aymard,B. Lina
Evaluation of combining upper respiratory tract swab samples with cerebrospinal fluid examination for the diagnosis of enteroviral meningitis in children
J Med Virol., 57 (1999), pp. 193-197
6
C.M. Pérez-Vélez,M.S. Anderson,C.C. Robinson,E.J. McFarland,W.A. Nix,M.A. Pallansch
Outbreak of neurologic enterovirus type 71 disease: a diagnostic challenge
Clin Infec Dis, 45 (2007), pp. 950-957
Autor para correspondencia. (Alejandro Avila-Alvarez alejandro.avila.neonatologia@gmail.com)
Copyright © 2017. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica