x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

1,714
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

Index Current Contents/Clinical Medicine, JCR, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, CANCERLIT, SCOPUS

Métricas

  • Factor de Impacto: 1,714 (2016)
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,43
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,653

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Enferm Infecc Microbiol Clin 2017;35:678-9 - DOI: 10.1016/j.eimc.2016.06.012
Diagnóstico a primera vista
Una causa infrecuente de absceso hepático gaseoso
An unusual cause of a gas-forming liver abscess
María Desirée Armas Ojedaa,, , Cristina Roque Castellanoa, Guillermo Hernández Vicenteb, Ana Bordes Benítezc
a Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas, España
b Servicio de Radiodiagnóstico, Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas, España
c Servicio de Microbiología, Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas, España
Caso clínico

Mujer de 63 años, sin antecedentes de interés, que acudió al servicio de urgencias por dolor abdominal en hipocondrio derecho de una semana de evolución, fiebre y astenia. A su llegada, se encontraba estable hemodinámicamente, destacaba palidez mucocutánea y el abdomen estaba distendido, timpánico y doloroso en hipocondrio derecho con defensa localizada. En la analítica destacó 16.770 leucocitos/μl (91% neutrófilos), hemoglobina de 10g/dl y una elevación del ácido láctico (5,66mmol/l). La TC abdominal evidenció una neoplasia de sigma con conglomerado adenopático locorregional y múltiples metástasis hepáticas bilobares de gran tamaño. La mayor de ellas presentaba burbujas aéreas en su interior, compatible con lesión metastásica necrosada y sobreinfectada, con neumoperitoneo en su vecindad secundario a su rotura (figs. 1–3).

Figura 1.
(0.13MB).

TC de abdomen con contraste intravenoso, plano coronal oblicuo. Metástasis hepática necrosada y abscesificada (flecha continua cabeza cerrada) complicada con neumoperitoneo (flecha discontinua) y asociado a un engrosamiento neoplásico en sigma (flecha continua cabeza abierta).

Figura 2.
(0.1MB).

TC de abdomen con contraste intravenoso, plano axial. Lesiones hepáticas metastásicas múltiples (flecha discontinua), una de ellas abscesificada con gas en su interior (flecha continua).

Figura 3.
(0.08MB).

TC pélvica con contraste intravenoso, plano axial. Engrosamiento mural de aspecto neoplásico en sigma con infiltración de la grasa del meso (flecha blanca).

Evolución

Ante los hallazgos clínicos-radiológicos se decidió iniciar tratamiento empírico con antibioticoterapia de amplio espectro (piperacilina-tazobactam más metronidazol) asociado a drenaje percutáneo del absceso gaseoso bajo control ecográfico. Se remitió una muestra del absceso para estudio microbiológico. Tras una mejoría clínica inicial, a las 48h la paciente presentó shock séptico refractario, siendo exitus letalis al séptimo día del ingreso hospitalario. El examen microscópico del absceso con tinción de Gram reveló la presencia de leucocitos polimorfonucleares asociados a bacilos gram positivos esporulados. Tras cultivar la muestra en anaerobiosis, se aisló C. septicum, sensible a penicilina, amoxicilina-ácido clavulánico, imipenem, clindamicina y metronidazol. En la necropsia se confirmó la existencia de un adenocarcinoma infiltrante de sigma estadio IVa.

Comentario

Los abscesos hepáticos gaseosos representan el 7-24% de los abscesos hepáticos piógenos. Aunque suelen estar producidos por bacterias fermentadoras productoras de gas como K. pneumoniae o E. coli1, C. septicum se ha identificado como causa de abscesos hepáticos gaseosos en el seno de las metástasis del cáncer de colon2–5, mama6 y coriocarcinoma7.

La infección por C. septicum es una entidad rara, produciendo el 1,3% de las infecciones por Clostridium8. Existe gran variabilidad en su forma de presentación, desde una simple contaminación de una herida, hasta procesos sépticos fulminantes tales como la gangrena gaseosa, necrosis muscular o abscesos en órganos sólidos9. Se ha asociado a enfermedades hematológicas, estados de inmunosupresión, diabetes y a enfermedades malignas gastrointestinales, frecuentemente ocultas, como en nuestro caso8. La bacteria accede al torrente sanguíneo a través de pequeñas ulceraciones en la mucosa de la pared del intestino o de la neoplasia. Su importante patogenicidad con destrucción de tejidos y alteración de la permeabilidad capilar estaría mediada por potentes toxinas y enzimas, destacando la toxina alfa9. Las metástasis de gran tamaño o el tejido hepático necrosado proporcionan el medio ideal para su crecimiento, sin afectar al tejido hepático sano.

La rotura de los abscesos hepáticos piógenos es infrecuente. Chou et al., en una serie de 424 pacientes, describen un 5,4% de rotura10. Si el absceso contiene gas, puede producir neumoperitoneo sin perforación de víscera hueca asociada, hecho igualmente infrecuente2,5. Como en el caso descrito por Sucandy et al., nuestra paciente comenzó con neumoperitoneo como primera manifestación clínica de su enfermedad5. La imagen característica de absceso gaseoso en el seno de metástasis hepáticas secundarias a neoplasia de colon, permitió realizar un diagnóstico de sospecha de infección por C. septicum, que fue confirmado tras el aislamiento de la bacteria en la muestra del absceso. Además del tratamiento con antibióticos de amplio espectro como única terapia6, se han descrito casos de manejo mediante drenaje percutáneo2–4 o desbridamiento del absceso en el caso de laparotomía por complicación del tumor primario3,5.

En nuestro caso la TC abdominal no mostraba complicaciones relacionadas con el tumor primario, por lo que, unido a lo avanzado de la enfermedad de base, se optó por tratamiento antibiótico y drenaje percutáneo. La evolución inicial fue favorable, pero tras 48h se produjo un empeoramiento súbito.

Como conclusión, la infección por C. septicum se debe considerar en el diagnóstico diferencial de un absceso hepático gaseoso en el contexto de un paciente con adenocarcinoma de colon metastásico, siendo una entidad rara y asociada a una alta mortalidad.

Bibliografía
1
H.L. Lee,H.C. Lee,H.R. Guo,W.C. Ko,K.W. Chen
Clinical significance and mechanism of gas formation of pyogenic liver abscess due to Klebsiella pneumoniae
J Clin Microbiol, 42 (2004), pp. 2783-2785 http://dx.doi.org/10.1128/JCM.42.6.2783-2785.2004
2
B.A. Urban,R. McCormick,E.K. Fishman,K.D. Lillemoe,B.G. Petty
Fulminant Clostridium septicum infection of hepatic metastases presenting as pneumoperitoneum
AJR Am J Roentgenol, 174 (2000), pp. 962-964 http://dx.doi.org/10.2214/ajr.174.4.1740962
3
J.M. Sarmiento,M.G. Sarr
Necrotic infected liver metastasis from colon cancer
Surgery, 132 (2002), pp. 110-111
4
J.E. Kurtz,L. Claudel,O. Collard,J.M. Limacher,J.P. Bergerat,P. Dufour
Liver abscess due to Clostridium septicum. A case report and review of the literature
Hepatogastroenterology, 52 (2005), pp. 1557-1558
5
I. Sucandy,S. Gallagher,R.K. Josloff,M.L. Nussbaum
Severe clostridium infection of liver metastases presenting as pneumoperitoneum
Am Surg, 78 (2012), pp. E338-E339
6
M.C. Thel,D. Ciaccia,J.J. Vredenburgh,W. Peters,G.R. Corey
Clostridium septicum abscess in hepatic metastases: Successful medical management
Bone Marrow Transplant, 13 (1994), pp. 495-496
7
C.H. Lee,S.Y. Hsieh
Case report: Clostridium septicum infection presenting as liver abscess in a case of choriocarcinoma with liver metastasis
J Gastroenterol Hepatol, 14 (1999), pp. 1227-1229
8
A.A. Kornbluth,J.B. Danzig,L.H. Bernstein
Clostridium septicum infection and associated malignancy. Report of 2 cases and review of the literature
Medicine (Baltimore), 68 (1989), pp. 30-37
9
M.E. Kolbeinsson,W.D. Holder Jr.,S. Aziz
Recognition, management, and prevention of Clostridium septicum abscess in immunosuppressed patients
Arch Surg, 126 (1991), pp. 642-645
10
F.F. Chou,S.M. Sheen-Chen,T.Y. Lee
Rupture of pyogenic liver abscess
Am J Gastroenterol, 90 (1995), pp. 767-770
Autor para correspondencia. (María Desirée Armas Ojeda mdesi_83@hotmail.com)
Copyright © 2016. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica