x

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Más información
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

Scopus y Emerging Sources Citation Index (ESCI)

Métricas

  • CiteScore 2017: 0,17
    Leer más
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,132
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,193
Cir Cardiov 2018;25:61-2 - DOI: 10.1016/j.circv.2017.12.018
Análisis de una cohorte de pacientes con endocarditis infecciosa tratados con linezolid
P. Muñoza,, , P. de la Villaa, V. Ramalloa, C.A. Mestresb, M.A. Goenagac, X. Kortajarenac, C. Hidalgo-Tenoriod, S.E. de Jesúsd, M.C. Fariñase, I. Antorrenaf, M.A. Rodríguez-Estebang, L. Casteloh, E. García-Vázquezi, A. Ramosj, E. Bouzaa, en nombre de GAMES (Grupo de Apoyo al Manejo de la Endocarditis en España)
a Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid
b Cleveland Clinic Abu Dhabi
c Hospital de Donosti, San Sebastián
d Hospital Virgen de las Nieves, Granada
e Hospital Marqués de Valdecilla, Santander
f Hospital Universitario La Paz, Madrid
g Hospital Central de Asturias, Oviedo
h Complejo Hospitalario de A Coruña, A Coruña
i Hospital Universitario de Arrixaca, Murcia
j Hospital Universitario Puerta de Hierro, Madrid

Justificación: Linezolid (LNZ) se considera una alternativa terapéutica en endocarditis infecciosa (EI) causada por estafilococos y enterococos resistentes. Desafortunadamente, la literatura disponible es escasa y generalmente en forma de casos clínicos.

Objetivo: Analizar y comparar la evolución de los casos tratados con LNZ frente a los tratados con otros regímenes en la cohorte GAMES de EI.

Método: Cohorte prospectiva de 34 hospitales españoles desde 2008 a 2016. En primer lugar, se compararon los casos de EI tratados con LNZ y con otros fármacos. Posteriormente se seleccionaron los pacientes que habían recibido monoterapia con LNZ (otro antibiótico menos de 7días), y se buscaron controles emparejados mediante la técnica de propensity score (PS). Se analizaron la tolerancia, las recidivas y la mortalidad intrahospitalaria, al año y global.

Resultados: A partir de una cohorte de 3.467 pacientes se identificaron 295 casos (T-LNZ) y 3.172 controles (no-LNZ). Los pacientes recibieron LNZ bien como tratamiento empírico (33), dirigido (221) o al alta (41). El 80,6% de los pacientes tratados LNZ recibían simultáneamente otros fármacos. La mediana de duración del tratamiento con LNZ fue 42días (26-50) vs 36 (25-44) en controles.

Las características epidemiológicas de ambas poblaciones diferían significativamente en algunos aspectos. Los pacientes tratados con LNZ tenían más insuficiencia renal (34% vs 24%) y cardíaca (44% vs 32%) y menos endocarditis izquierda (67% vs 83%) o sobre válvula natural (49% vs 62%). La adquisición era fundamentalmente nosocomial o RAS (52% vs 37%) y predominaban los estafilococos (58% vs 38%). Sufrieron también más complicaciones como deterioro renal (47% vs 35%), bacteriemia persistente (16% vs 11%) o shock séptico (19% vs 11%). Sin embargo, no observamos diferencias de mortalidad al alta (30,8% vs 27%), al año (4% vs 5,8%), en la mortalidad global (34,9% vs 32,8%) ni en las recidivas (3,1% vs 2,4%). En cuanto a la tolerancia, presentaron algún efecto adverso 32 pacientes tratados con LNZ (10,8%), predominando los hematológicos (25 pacientes).

Posteriormente seleccionamos los pacientes tratados con monoterapia con LNZ (n=57), y mediante técnicas de propensity score identificamos 171 controles similares ajustando por las siguientes variables: EI izquierda, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, S.aureus, cirugía y tiempo de tratamiento. Las características epidemiológicas de ambas poblaciones fueron similares y se confirmó que la evolución de casos y controles no diferían: mortalidad intrahospitalaria 45,6% vs 44,4%, mortalidad al año 7% vs 3,5%, y mortalidad global 52,6% vs 47,9%.

Conclusiones: En nuestro país, LNZ se utiliza fundamentalmente en pacientes con deterioro de la función renal que presentan endocarditis estafilocócica sobre válvula natural o dispositivos intracardíacos. Suele utilizarse combinado con otros fármacos o como tratamiento de segunda línea. Tanto solo como en combinación, LNZ muestra una eficacia y una seguridad similares a los tratamientos alternativos.

Autor para correspondencia. (P. Muñoz pmunoz@hggm.es)
Copyright © 2017