Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN Tumor borderline de ovario en adolescente
Información de la revista
Vol. 37. Núm. 6.
Páginas 312-314 (Junio - Julio 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
12336
Vol. 37. Núm. 6.
Páginas 312-314 (Junio - Julio 2011)
Situación clínica
DOI: 10.1016/j.semerg.2011.01.003
Acceso a texto completo
Tumor borderline de ovario en adolescente
A Borderline Ovarian Tumour in an Adolescent
Visitas
...
M.T. Serrano Leóna, F. Padilla Ruizb,??
Autor para correspondencia
franciscopadillaruiz@gmail.com

Autor para correspondencia.
, R. López Cintasa, E. González Martíneza
a Medicina Familiar y Comunitaria, Unidad de Gestión Clínica Salvador Caballero/Unidad Docente Medicina Familiar y Comunitaria de Granada, Servicio Andaluz de Salud, Granada, España
b Medicina de Familia, Unidad de Gestión Clínica Salvador Caballero, Servicio Andaluz de Salud, Granada, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Resumen

El cáncer de ovario es la causa de más de 140.000 muertes en el mundo. La edad, la nuliparidad y la historia familiar de cáncer ovárico se han asociado con mayor riesgo. Los tumores borderline de ovario se caracterizan por presentar un curso clínico y un pronóstico claramente más favorables que el cáncer ovárico invasivo. El uso de marcadores tumorales no ha mostrado utilidad en la detección temprana de la enfermedad, por lo que un alto grado de sospecha, junto con la exploración física y estudios de imagen, es clave para su diagnóstico. Presentamos el caso de una adolescente con tumor borderline de ovario sin clínica previa que se detectó en la exploración ecográfica realizada en el centro de salud.

Palabras clave:
Mujer
Adolescente
Cáncer de ovario
Tumor borderline de ovario
Ecografía
Atención primaria
Abstract

Ovarian cancer is responsible for over 140,000 deaths worldwide. Age, nulliparity and family history of ovarian cancer have been associated with increased risk. Borderline ovarian tumours are characterised by a clearly more favourable clinical course and prognosis than invasive ovarian cancer. The use of tumour markers has not proved useful in the early detection of disease, so a high level of suspicion, along with physical examination and imaging studies are the key to diagnosis. We present the case of an adolescent with a borderline ovarian tumor without previous clinical symptoms which was detected on ultrasound performed in the clinic.

Keywords:
Woman
Adolescent
Ovarian cancer
Borderline ovarian tumour
Ultrasound
Primary care
Texto completo
Introducción

Cada año se producen 190.000 nuevos casos de cáncer de ovario en el mundo1. La edad, la nuliparidad y la historia familiar de cáncer ovárico se han asociado con mayor riesgo, pero no el hábito tabáquico. Las neoplasias epiteliales constituyen un 65-75% de los tumores ováricos, que pueden ser benignos (50%), francamente malignos (33%) o tumores de escasa malignidad o borderline (TBO) (16%)2,3. El resto son tumores de células germinales, estromales y tumores metastásicos. El cistadenoma seroso de ovario es el tumor más frecuente, representando el 30% de todas las neoplasias ováricas4,5.

Observación clínica

Mujer de 16 años, fumadora, sin antecedentes personales ni familiares de interés, que acudió a consulta por un cuadro de dolor abdominal difuso, más intenso en fosa ilíaca izquierda, de 24 h de evolución, que relacionó con la ingesta de golosinas el día previo. La anamnesis por órganos y aparatos fue anodina. En la exploración física presentaba dolor localizado en fosa ilíaca izquierda, sin signos de peritonismo. Se realizó ecografía abdominal, y se observó una imagen quística en anexo izquierdo, de 90mm, anecoica, con área intraquística hiperecogénica de bordes irregulares. Se remitió al servicio de ginecología, donde realizaron RM y la diagnosticaron de posible cáncer de ovario. Fue intervenida quirúrgicamente realizándosele anexectomía izquierda. El estudio anatomopatológico reveló cistadenoma seroso de 9cm con región borderline en su interior. Se decidió seguimiento sin realizar tratamiento adyuvante.

Comentarios

El cáncer de ovario es la octava causa más frecuente de cáncer y la quinta causa de muerte por cáncer en mujeres en Estados Unidos1. Los tumores borderline de ovario (TBO) fueron descritos por vez primera por Taylor6 en 1929, pero hasta 1971 la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) no los reconocerá como subgrupo7. Se caracterizan por un curso clínico y un pronóstico claramente más favorables que los del cáncer ovárico invasivo. Pueden aparecer a cualquier edad, aunque un número significativo aparece en mujeres en edad reproductiva8. Para considerarlos como borderline, los tumores de ovario deben reunir al menos dos de las siguientes características: ausencia de invasión del estroma, epitelio multicapa incipiente, actividad mitótica y atipias celulares9. Los TBO son, por lo tanto, de origen epitelial, y como tales pueden ser histológicamente serosos, mucinosos, de células claras, de células transicionales de Brenner o mixtos. Los más frecuentes son los serosos (65%), seguidos por los mucinosos (32%)9. La FIGO clasifica los TBO en cuatro estadios. Estadio I: tumor limitado al ovario; estadio II: implantes peritoneales pelvianos; estadio III: implantes peritoneales fuera de la pelvis y/o nódulos linfáticos positivos, y estadio IV: afección del parénquima hepático o tumor fuera de la cavidad peritoneal9. En el estadio I de la enfermedad, la supervivencia a los 10 años oscila entre el 97 y el 99%10-12, bajando a un 50-86% en el estadio III11–13.

Seidman et al10, en una revisión bibliográfica de los TBO de tipo seroso, muestran que el 16% de las pacientes en estadios II y III tuvieron recurrencia o fallecieron por la enfermedad. Para Massad et al14, el 6% de las pacientes en estadio II y el 21% en un estadio superior fallecieron. La presencia de tumor invasivo peritoneal reduce la tasa de supervivencia entre un 30 y un 50%15. En una reciente revisión se encontró una transformación en cáncer invasivo en el 7% de los casos de TBO seguidos durante al menos 5 años16. La imagen ecográfica de los TBO suele ser una imagen quística multilocular, con septos o de ecogenicidad mixta17. En la fig. 1 se puede apreciar la imagen ecográfica de esta observación clínica, consistente en un quiste de 90mm, de contenido anecoico, con refuerzo acústico posterior, hacia cuyo interior se proyecta una formación ecogénica.

Figura 1.

Imagen ecográfica en la que se aprecia un quiste de 90 mm, de contenido anecoico con refuerzo acústico posterior, hacia cuyo interior se proyecta una formación ecogénica.

(0,09MB).

Históricamente, el tratamiento de los TBO consistía en histerectomía con doble salpingo-ooforectomía, pero, dado que 1 de cada 3 TBO se diagnostican en mujeres de menos de 40 años que desean conservar su fertilidad, en la última década han tenido un gran desarrollo los tratamientos que la preservan8. Esto conlleva la conservación del útero y al menos una parte de un ovario. Sin embargo, estos tratamientos incrementan la tasa de recidivas un 15-35%, dependiendo del tipo de cirugía18,19, pero con un buen pronóstico por su escasa repercusión en cuanto a la supervivencia8,20. Por lo tanto, este tipo de propuestas serían seguras al menos para los estadios precoces de TBO en mujeres que deseen mantener la fertilidad21, aunque se les deberá de realizar un seguimiento estrecho a largo plazo8,13. En los casos más avanzados de la enfermedad con implantes peritoneales, se obtiene buena respuesta con el uso de quimioterapia basada en platino9,22, aunque no se dispone de ensayos clínicos aleatorizados para apoyar el uso de una determinada terapia adyuvante23.

El uso del CA125 como test de cribado ha sido decepcionante, pero útil en el seguimiento clínico de pacientes en tratamiento con quimioterapia y para detección de enfermedad subclínica recurrente14. Actualmente está en curso el estudio UK Collaborative Trial of Ovarian Cancer Screening (UKCTOCS)24, que es el mayor llevado a cabo hasta ahora sobre cribado del cáncer de ovario. Incluye a más de 200.000 mujeres entre 50 y 74 años asignadas aleatoriamente a uno de los siguientes grupos: sin control, ecografía transvaginal o cribado multimodal (determinación del CA125 y posterior ecografía transvaginal si procede, según algoritmo diagnóstico). La mayor especificidad se ha conseguido en el grupo multimodal. Sin embargo, hasta la finalización del estudio en 2014 no se conocerá la repercusión que ese cribado tendrá en la mortalidad por cáncer de ovario.

Bibliografía
[1]
World Cancer Report. World Health Organization Statistics; 2010.
[2]
E.L. Trimble, L.C. Trimble.
Epithelial ovarian tumors of low malignant potential.
Cancer of the ovary, pp. 415-429
[3]
V. Fernández, F. Acuña, P. Recuay, K. Arce, N. García, M. Martina.
Cistoadenoma seroso gigante.
Ginecol Obstet, 49 (2003), pp. 63-66
[4]
R.J. Kurman.
Blaustein's pathology of the female genital tract.
4.a ed., Springer-Verlag, (1994),
[5]
P.J. Hoskins.
Ovarian tumors of low malignant potential: borderline epithelial ovarian carcinoma.
Epithelial cancer of the ovary, pp. 112-136
[6]
H.C. Taylor.
Malignant and semi malignant tumors of the ovary.
Surg Gynecol Obstet, 48 (1929), pp. 204-230
[7]
International Federation of Gynecology and Obstetrics.
Classification and staging of malignant tumors in the female pelvis.
Act Obstet Gynecol Scand, 50 (1971), pp. 1-7
[8]
P. Morice.
Borderline tumors of the ovary and fertility.
Eur J Cancer, 42 (2006), pp. 149-158
[9]
M.B. Jones.
Borderline ovarian tumors. Current concepts for prognostic factors and clinical management.
Clin Obstet Gynecol, 49 (2006), pp. 517-525
[10]
J.H. Seidman, R.J. Kurman.
Ovarian serous borderline tumors: a critical review of the literature with emphasis on prognostic indicators.
Hum Pathol, 31 (2000), pp. 539-557
[11]
C.G. Trope, G. Kristensen, A. Makar.
Surgery for borderline tumors of the ovary.
Semin Surg Oncol, 19 (2000), pp. 69-75
[12]
R.J. Kurman, J.D. Seidman.
Ovarian serous borderline tumors: the citadel defended.
Hum Pathol, 31 (2000), pp. 1439-1442
[13]
N. Anfinan, K. Sait, P. Ghatage, P. Nation Chu.
Ten years experience in the management of borderline ovarian.
Arch Gynecol Obstet, (2010), pp. 1713-1799
[14]
S.L. Massad, V.J. Hunter, C.A. Szpak.
Epithelial tumors of low malignant potential.
Obstet Gynecol, 78 (1991), pp. 1027-1032
[15]
J. Sehouli, G. Oskay-Oezcelik, K. Pietzner, F. Chen, A. Coumbos, S. Darb-Esfahani, et al.
Clinical management of borderline tumours of the ovary - experience from the “Berlin online tumour conference for gynaecological malignancies”.
Anticancer Res, 30 (2010), pp. 5271-5446
[16]
T.A. Longacre, J.K. McKenney, H.D. Tazelaar, R.L. Kempson, M.R. Hendrickson.
Ovarian serous tumors of low malignant potential (borderline tumors): outcome-based study of 276 patients with long-term (>5-year) follow up.
Am J Surg Pathol, 29 (2005), pp. 707-723
[17]
C.M. Rumack.
Diagnóstico por ecografía, 2 Vols (2006),
[18]
R.T. Morris, D.M. Gershenson, E.G. Silva, M. Follen, M. Morris, J.T. Wharton.
Outcome and reproductive function after conservative surgery for borderline ovarian tumors.
Obstet Gynecol, 95 (2000), pp. 541-547
[19]
S. Camatte, P. Morice, P. Pautier, D. Atallah, P. Duvillard, D. Castaigne.
Fertility results after conservative treatment of advanced stage serous borderline tumor of the ovary.
Br J Obstet Gynecol, 109 (2002), pp. 376-380
[20]
F. Puig Ferrer, A. Lanzón Laga, C. Rodrigo Conde, R. Crespo Esteras, R. Lanzón Lacruz.
Tumores borderline de ovario. Estudio retrospectivo de 60 casos.
Prog Obstet Ginecol, 49 (2006), pp. 560-568
[21]
I. Cadron, F. Amant, T. Van Gorp, P. Neven, K. Leunen, I. Vergote.
The management of borderline tumors of the ovary.
Curr Opin Oncol, 18 (2006), pp. 488-493
[22]
G.H. Eltabbakh, A. Srivastava, L.L. Garafano.
Surgical response of advanced-stage borderline ovarian tumors to paclitaxel and cisplatin chemotherapy.
Gynecol Oncol, 77 (2000), pp. 343-344
[23]
O. Faluyi, M. Mackean, C. Gourley, A. Bryant, H.O. Dickinson.
Interventions for the treatment of borderline ovarian tumors.
Cochrane Database Syst Rev, (2010),
[24]
U. Menon, A. Gentry-Maharaj, R. Hallett, A. Ryan, M. Burnell, A. Sharma, et al.
Sensitivity and specificity of multimodal and ultrasound screening for ovarian cancer, and stage distribution of detected cancers: results of the prevalence screen of the UK Collaborative Trial of Ovarian Cancer Screening (UKCTOCS).
Lancet Oncol, 10 (2009), pp. 327-340
Copyright © 2010. Elsevier España, S.L. y SEMERGEN
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.