Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN Cefalea, fiebre y mialgias: neumonía atípica por Chlamydia psittaci
Información de la revista
Vol. 42. Núm. 5.
Páginas 338-340 (Julio - Agosto 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
12871
Vol. 42. Núm. 5.
Páginas 338-340 (Julio - Agosto 2016)
Carta clínica
DOI: 10.1016/j.semerg.2015.05.014
Acceso a texto completo
Cefalea, fiebre y mialgias: neumonía atípica por Chlamydia psittaci
Headache, fever and myalgia: Atypical pneumonia caused by Chlamydia psittaci
Visitas
...
J. Jiménez-Cordero
Autor para correspondencia
j.jimenez@movistar.es

Autor para correspondencia.
, O. Jiménez-Pernudo
Medicina Familiar y Comunitaria, Centro de Salud Sur Este, Salud Castilla y León, Ávila, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Introducción

La psitacosis (también conocida como ornitosis) es una infección zoonótica, en la cual los pájaros (palomas, pavos, pollos, cacatúas, loros, periquitos, canarios, aves marinas y otros) son el reservorio de la Chlamydia psittaci (C. psittaci) bacteria intracelular obligada1. La transmisión de la C. psittaci al humano puede ocurrir, raramente de humano a humano1 o, a través de la inhalación de organismos aerolizados en heces secas de pájaros2 enjaulados cuando estos ejercitan sus alas o a través del polvo de la pluma del pájaro, siendo el principal factor de riesgo el contacto.

La clínica típica es fiebre, cefalea, sudoración, tos seca y mialgias. Suele presentarse de forma más común en varones adultos de edad media, teniendo más riesgo las personas relacionadas con la manipulación de pájaros (veterinarios, trabajadores de zoológico, pajarerías, granjas de pájaros y avicultores). La enfermedad afecta prácticamente a cualquier órgano (cerebro3, hígado, pulmón, riñón, bazo, articulaciones y corazón4,5) y puede tener manifestaciones cutáneas (más frecuente eritema nodoso)4.

La anamnesis (historia de contacto con pájaros), la clínica y la afectación pulmonar de un único segmento lobar (más frecuentes en segmentos lobares inferiores) en la radiografía de tórax1, suelen orientar hacia la presencia de la infección por C. psittaci.

De acuerdo con el centro de control y prevención de enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention [CDC]) la definición de caso es la presencia de sintomatología compatible con psitacosis, y la confirmación de caso se hace según los siguientes apartados: a) aislamiento de C. psittaci de secreciones respiratorias. Una elevación de 4 veces el título de anticuerpos de muestras de suero recogidas en un período separado de 2 semanas entre la fase aguda y convaleciente (detectado por fijación del complemento o microinmunofluorescencia) a un título mayor o igual a 1:321, b) un título IgM único de 1:16 o mayor (por microinmunofluorescencia o MIF)1. El cultivo es muy dificultoso, ya que requiere de laboratorio con aislamiento de nivel 3, por el alto riesgo de transmisión. La psitacosis ha sido reportada en Europa6,7, EE.UU., Asia8, Suramérica, Japón y Australia9,10.

El tratamiento de elección es la doxiciclina en dosis de 100mg 2 veces al día, recomendando una duración de 14 días4. Los macrólidos, como claritromicina y azitromicina son antibióticos de segunda elección cuando la doxiciclina está contraindicada4. En Ávila, Comunidad de Castilla y León, la psitacosis no es una enfermedad de declaración obligatoria (EDO), y no hay documentado ningún brote en la actualidad.

Caso clínico

Presentamos el caso de un varón de 42 años de edad, que consulta al médico de atención primaria por comenzar sintomatología de malestar general, cansancio, fiebre de 39°C, mialgias y se queja de forma importante de cefalea holocraneana, de 5 días de evolución y que no ha mejorado con la toma de ibuprofeno, sin asociarse sintomatología respiratoria, urinaria ni intestinal. Niega dolor torácico. Pareja estable y niega contactos sexuales de riesgo. No cuenta con antecedentes médicos ni quirúrgicos. Niega consumo de tóxicos. Desde hace un tiempo trabaja con la manipulación y transporte de palomas.

Al examen físico, impresiona de buen estado general, TA 120/80mmHg, FC 75lpm, sudoroso, afebril (temp. 36°), eupneico, saturación de oxígeno 94%. No lesiones cutáneas.

Sin alteraciones en la esfera ORL. No se palpan adenopatías cervicales, axilares ni inguinales. Auscultación cardíaca: ruidos cardíacos rítmicos y regulares, sin soplos ni extratonos. Auscultación pulmonar: disminución del murmullo vesicular en base derecha con crepitantes. Abdomen blando, depresible y no doloroso, sin otros hallazgos. No datos de inflamación en articulaciones. Neurológico sin focalidad. No signos de irritación meníngea. Tras la sospecha de una posible neumonía en base derecha, se solicita de forma urgente radiografía de tórax (figs. 1 y 2).

Figura 1.

Radiografía de tórax proyección PA.

(0,06MB).
Figura 2.

Radiografía de tórax proyección lateral.

(0,08MB).

En la radiografía de tórax se aprecia infiltrado en base derecha, que confirma la sospecha clínica de neumonía, por lo que se solicita analítica con serología para microorganismos atípicos (C. psittaci, Chlamydia pneumoniae, Legionella pneumophila y Mycoplasma pneumoniae), y se inicia tratamiento con claritromicina 500mg, un comprimido cada 12h durante 14 días, además de antitérmicos.

Se cita al paciente a consulta programada en 48h para ver evolución y resultados de la analítica. El paciente refiere encontrarse mejor, la fiebre ha disminuido, la auscultación pulmonar es similar y persiste la cefalea. En la analítica los leucocitos presentan una fórmula normal (recuento de leucocitos 6,7×103/mm3, Hb de 14g/dl, recuento de leucocitos 6,7×103/mm3, plaquetas 219×103/mm3, eritrosedimentación 25mm, GGT 91U/l, proteína C reactiva 18,93mg/dl) que junto con su clínica atípica y el contacto con palomas hace sospechar de posible neumonía por C. psittaci. Dada la buena evolución, se descarta cambiar a doxiciclina y se mantiene tratamiento con claritromicina, y confirmar resultado de serología.

La evolución continúo favorablemente y terminó el tratamiento de claritromicina. El resultado de la serología es negativo para infección aguda por C. psittaci (primer análisis: no se detectan anticuerpos, título inferior a 1:64), y han desaparecido los crepitantes en la auscultación pulmonar. Ante la sospecha de neumonía por C. psittaci se repite la serología a las 3 semanas que confirma el diagnóstico de psitacosis (segundo análisis: C. psittaci anticuerpos IgG en suero a título 1:256, se confirma infección reciente cuando la determinación de dos análisis sucesivos de anticuerpo IgG en un intervalo de 2-4 semanas presenta un título 4 veces superior al precedente). Se realiza en paralelo a la segunda muestra un segundo análisis de la primera muestra, con mismo resultado, no se detectaron anticuerpos, título inferior a 1:64.

Discusión

En este caso clínico la anamnesis y la sintomatología general pueden hacer sospechar en una infección viral, tras el examen físico y el hallazgo en la radiografía de tórax, se sospecha en una neumonía, siendo muy importante en la anamnesis el dato del contacto con palomas (el paciente no trabajaba a diario con el transporte y manipulación de palomas, y lo refería como algo que hacía de forma ocasional, de lo que surgía la preocupación del paciente en relación con su sintomatología) para sospechar que realmente se trataba de una neumonía atípica, que después de una segunda serología se confirmó la infección por C. psittaci.

El tratamiento de elección es la doxiciclina, sin embargo, se decidió claritromicina, siendo el antibiótico de segunda elección con excelente resultado en la clínica del paciente al transcurrir 48h. Esto en el contexto de un paciente con fiebre y foco pulmonar, que sugería neumonía adquirida en la comunidad pero que tenía una clara disociación clínico-radiológica.

La relación médico-paciente en la consulta ha sido importante para decidir la conducta, al igual que la confianza que ha sido necesaria para poder concertar las visitas sucesivas y la evolución satisfactoria del paciente, además de la colaboración para la detección de otros posibles casos en relación con la exposición a palomas.

Las muestras de suero han sido examinadas (por técnica de MIF) y validadas en 2 ocasiones por un laboratorio especializado externo a nuestro hospital de referencia.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
A.J. Stewardson, M.L. Grayson.
Psittacosis.
Infect Dis Clin North Am, 24 (2010), pp. 7-25
[2]
F. Petrovay, E. Balla.
Two fatal cases of psittacosis caused by Chlamydophila psittaci.
J Med Microbiol, 57 (2008), pp. 1296-1298
[3]
M.N.M. Punter, A.R. Varma.
Myeloradiculitis with meningoencephalopathy and optic neuritis in a case of previous Chlamydia psittaci infection.
BMJ Case Rep, 2010 (2010),
[4]
M.J. Richards.
Psittacosis., (2014),
[5]
C.F. Salvador, A. Moleiro, M. Barcons, I. Ausió, D. Alcantarilla.
Pericarditis aguda con derrame como forma de presentación de psitacosis.
Rev Esp Cardiol, 52 (1999), pp. 727-729
[6]
García-Ordóñez MÁ, J.I. Blanco-González, R. Villanueva-Agero, F. Pozo-Muñoz.
Brote de psitacosis en la comarca norte de Málaga.
Aten Primaria, 44 (2012), pp. e11-e12
[7]
M.T. León, M.T. Rueda, J.A. Laguna, B. López, M.J. Bermejo.
Brote de psitacosis en Granada.
Rev Esp Salud Publica, 79 (2005), pp. 591-597
[8]
T.T. Dieu Ngan, S. Thomas, M. Larsson, P. Horby, N.N. Diep.
First report of human psittacosis in Vietnam.
J Infect, 66 (2013), pp. 461-464
[9]
J.M. Branley, K.M. Weston, J. England, D.E. Dwyer, T.C. Sorrell.
Clinical features of endemic community-acquired psitacosis.
New Microbe New Infect, 2 (2014), pp. 7-12
[10]
M. Sciacca, X. Lombard, J.P. Longomba, J.M. Senterre.
Psittacose sans symptomatologie pulmonaire initiale.
Rev Med Liege, 64 (2009), pp. 484-487
Copyright © 2014. Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.