Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN Infección respiratoria por Pseudomona aeruginosa adquirida en la comunidad en u...
Información de la revista
Vol. 42. Núm. 5.
Páginas 340-341 (Julio - Agosto 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 42. Núm. 5.
Páginas 340-341 (Julio - Agosto 2016)
Carta clínica
DOI: 10.1016/j.semerg.2015.05.009
Acceso a texto completo
Infección respiratoria por Pseudomona aeruginosa adquirida en la comunidad en un paciente con enfermedad de Steinert e hipogammaglobulinemia
Community acquired Pseudomonas aeruginosa respiratory infection in a patient with Steinert's disease and hypogammaglobulinemia
Visitas
...
A. Peña-Irúna,
Autor para correspondencia
alvaro290475@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, A.R. González-Santamaríab, F. Munguía-Rozadillaa, F. Helguera-Rebolledoa
a Centro de Salud El Sardinero, Santander, Cantabria, España
b Urgencias extrahospitalarias 061, Cantabria, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

La distrofia miotónica es una enfermedad hereditaria que se acompaña de alteraciones multisistémicas1. Afecta al sistema inmune, dando lugar a bajas concentraciones de inmunoglobulinas (Ig) séricas, especialmente IgG2.

Mujer de 47 años, diagnosticada de enfermedad de Steinert tipo 1 a los 30 años. Sufría afectación de la cintura pelviana, cintura escapular y disfagia intermitente. Era autónoma para la deambulación y las actividades básicas de la vida diaria. Presentaba un síndrome ventilatorio restrictivo secundario a su enfermedad neuromuscular y depresión reactiva. Durante los 2 últimos años padeció cuadros recurrentes de sinusitis e infecciones respiratorias. El último le causó broncoespasmo e hipoxemia refractario a tratamiento ambulatorio que precisó ingreso. Se encontraba taquipneica en reposo con trabajo respiratorio, 37,9°C de temperatura, taquicárdica y normotensa. En la analítica destacaba: Hb: 12,6g/dl, 7.000l/μl con fórmula normal, 171.000plt/μl. La PCR y VSG se encontraban dentro de la normalidad y la GOT ligeramente elevada (90U/l). El proteinograma era indicativo de hipogammaglobulinemia con valores reducidos de IgG: albúmina: 3,58g/dl, alfa-1-globulina 0,28g/dl (normal: 0,21-0,35), alfa-2-globulina: 0,71g/dl (normal: 0,51-0,83), betaglobulina: 0,66g/dl (normal: 0,57-0,99) y gammaglobulina: 0,50g/dl (normal: 0,8-1,35). IgG: 519mg/dl (normal: 700-1.500), IgM: 159mg/dl (normal: 40-200), IgA: 198mg/dl (normal: 50-400). No se determinaron los subtipos de IgG. Proteínas totales normales. El estudio microbiológico evidenció infección por Pseudomona aeruginosa en el cultivo de esputo. La radiografía de tórax fue normal y se descartó tromboembolismo pulmonar e infiltrados parenquimatosos mediante angio-TAC. La paciente experimentó mejoría tras tratamiento con piperacilina-tazobactam intravenoso, broncodilatadores nebulizados y corticoides sistémicos.

Las infecciones respiratorias son frecuentes en enfermos con distrofia miotónica, siendo la neumonía la causa más común de fallecimiento3. Generalmente se atribuye a microaspiraciones causadas por debilidad faríngea y de los músculos respiratorios. El subtipo con inicio en la edad adulta es especialmente susceptible de padecer infecciones respiratorias severas a partir de los 45 años. Las infecciones adquiridas en la comunidad por Pseudomona son raras y, por lo general, afectan a pacientes con factores predisponentes como neutropenia, cualquier forma de inmunodeficiencia o enfermedad pulmonar crónica4.

La hipogammaglobulinemia ha sido documentada en los pacientes con enfermedad de Steinert tipo 1, en relación con unos niveles disminuidos de IgG. Afecta al 50% de los casos, manteniendo generalmente el resto de inmunoglobulinas dentro de límites normales. Esta situación se explica por un hipercatabolismo de la IgG. Dicha proteína, en suero, es protegida de la degradación por la unión a un receptor soluble denominado FcRn5, que evita la destrucción intracelular tras la recaptación pinocítica por parte del monocito. Parece ser que en estos enfermos encontramos un defecto en el receptor que da lugar a baja afinidad por la IgG, aumentando su catabolismo6.

Además, algunos estudios han demostrado una correlación negativa entre niveles de IgG sérica y la duración de la enfermedad7, de manera que la concentración va descendiendo constantemente a lo largo de la misma, presentando un mayor grado de inmunosupresión en la fase final, que es cuando existe un mayor riesgo de aspiraciones y, por lo tanto, de infecciones severas8. En este sentido, podría ser conveniente solicitar niveles de inmunoglobulinas en estos enfermos cuando presentan infecciones severas y valorar el tratamiento con inmunoglobulina intravenosa en casos de gravedad.9

Por otro lado, nos podríamos plantear la vacunación antineumocócica, ya que en sujetos con deficiencia hereditaria de IgG ha demostrado reducir la tasa de infecciones10.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Bibliografía
[1]
A.L. Aguilar-Shea, L. Sierra-Santos, J. Castro-Toro, C. Gallardo-Mayo.
Una familia interesante.
Semergen, 35 (2009), pp. 287-290
[2]
Darres BT, Chad DA. Myotonic dystrophy: Etiology, clinical features and diagnosis. Uptodate 2015 [database on the internet; consultado 1 Mar 2015] Disponible en: http://www.uptodate.com/contents/myotonic dystrophy:etiology, clinical features and diagnosis
[3]
C.E.M. De Die-Smulders, C.J. Howeler, C. Thijs, J.F. Mirandolle, H.B. Anten, H.J.M. Smeets, et al.
Age and causes of death in adult-onset myotonic dystrophy.
Brain, 121 (1998), pp. 1557-1563
[4]
V. Schechner, V. Nobre, K. Kaye, M. Leshno, M. Giladi, P. Rohner, et al.
Gram-negative bacteriemia upon hospital admission: When should Pseudomonas aeruginosa be suspected?.
Clin Infect Dis, 48 (2009), pp. 580-586
[5]
J. Kim, W.L. Hayton, J.M. Robinson, C.L. Anderson.
Kinetics of FcRn-mediated recycling of IgG and albumin in human: Pathophysiology and therapeutic implications using a simplified mechanism-based model.
Clin Immunol, 122 (2007), pp. 146-155
[6]
P. Kamisky, J.F. Lesesve, P. Jonveaux, L. Pruna.
IgG deficiency and expansión of CTG repeats in myotonic dystrophy.
Clin Neurol Neurosurg, 113 (2011), pp. 464-468
[7]
A. Suzumura, H. Yamada, Y. Matsuoka, I. Sobue.
Immunoglobulin abnormalities in patients with myotonic dystrophy.
Acta Neurol Scand, 74 (1986), pp. 132-139
[8]
M. Hofer, C. Stollberger, J. Finsterer.
Recurrent erisipelas in myotonic dystrophy type 1 with IgG deficiency.
Eur Neurol, 57 (2007), pp. 236-237
[9]
A. Morell.
Clinical relevance of IgG subclass deficiencies.
Ann Biol Clin, 52 (1994), pp. 49-52
[10]
V.A. Oxelius, L.A. Hanson, J. Bjorkander, L. Hammarstrom, A. Sjoholm.
IgG3 deficiency: Common in obstructive lung disease. Hereditary in families with immunodeficiency and autoinmune disease.
Monogr Allergy, 20 (1986), pp. 106-115
Copyright © 2015. Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.