Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Repuesta de los autores
Información de la revista
Vol. 37. Núm. 2.
Páginas 119 (Febrero 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 37. Núm. 2.
Páginas 119 (Febrero 2006)
DOI: 10.1157/13084497
Acceso a texto completo
Repuesta de los autores
Response
Visitas
...
MA. Moreno-Jiméneza
a Hospital Médico-Quirúrgico de Jaén. España.
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Sr. Director: Desgraciadamente todo hace pensar que hoy día la violencia contra los profesionales en el SNS se ha convertido en una espada de Damocles que puede

caer sobre cualquiera al margen de la existencia de estereotipos simplistas: en un estudio sobre la agresividad de cuidadores, las actitudes agresivas de éstos se correlacionaban con su nivel de sobrecarga, pues bien, según este estudio, aun no estando los cuidadores sobrecargados, cuando la incidencia de agresiones superaba el 50%, la probabilidad de que los cuidadores manifestaran actitudes agresivas seguía siendo tan alta que un sanitario nunca podría estar confiado, sobre todo si el usuario percibía negligencia, deshumanización, demora y rigidez1.

El bajo tamaño muestral en nuestro trabajo2 limita la potencia estadística de nuestros datos y no nos ha permitido concluir, como seguramente sea así, que el sexo femenino y la falta de antigüedad están asociadas a la violencia.

En el caso de actos violentos contra el médico de familia, aunque no se ajustase el perfil del médico de familia agredido al definido, hay que tener presente, que aunque el médico no sea promotor de las agresiones, dependen en último lugar de un usuario que se convierte en agresor, lo cual es posible, aunque éste no perciba incompetencia profesional o demora en la atención. Hay que tener mucho cuidado por ello con las denegaciones y con el reconocimiento, de los usuarios alterados emocionalmente, pudiendo ser fundamental para ello la formación en técnicas de comunicación. Por supuesto que no sólo no es descabellado, sino muy aconsejable la realización de cursos de formación en el reconocimiento y manejo de situaciones violentas durante la residencia de Medicina de Familia.

Es en este sentido donde sobre todo las asociaciones profesionales (Colegios de Médicos principalmente) promueven iniciativas de lucha contra la violencia, pero no se debe olvidar que, aunque el médico ponga de su parte todos los medios para prevenirla, una solución óptima depende de la implicación de otras instancias, sobre todo el propio Servicio de Salud, más que de cualquier organización sindical o profesional, amparando al médico y denunciando ante la justicia las agresiones y, sobre todo, promoviendo reformas que motiven al médico, combatan la masificación y reduzcan la demora. Las esperas son causa de la indignación del usuario, la causa más importante para los médicos, según nuestros datos, de las agresiones detrás la masificación, consecuencia de ésta y motivo principal del estrés del médico y de su desgaste profesional.

Más de 70 consultas diarias, por las razones referidas, con cupos desconocidos donde es más difícil que inicialmente se te reconozca y que el médico de familia a su vez conozca el perfil biopsicosocial de todos los usuarios y, por tanto, las razones de sus necesidades y peticiones, probablemente sea un marco muy peligroso de cara a la aparición de actos violentos, sobre todo en ausencia de la conciencia de dicho peligro, y esto aunque se tenga un nivel de competencia óptimo en aspectos clínicos si no tiene parejo un nivel de competencia similar en técnicas de comunicación.

 

Bibliografía
[1]
Moreno MA, Mateos MJ..
Agresividad de cuidadores de enfermos oncológicos hospitalizados..
Psicooncología, 1 (2004), pp. 127-38
[2]
Moreno Jiménez MA, Vico Ramírez F, Zerolo Andrey FJ, López Rodríguez A, Herrera Serena P, Mateios Salido MJ..
Análisis de la violencia del paciente en atención primaria..
Aten Primaria, 36 (2005), pp. 152-8
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos