x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

PubMed, Scopus, EMBASE, IBECS

Métricas

  • SCImago Journal Rank (SJR):0,189
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,291
Rev Esp Anestesiol Reanim 2011;58:563-73 - DOI: 10.1016/S0034-9356(11)70141-4
Cefalea postpunción dural en obstetricia
Postdural puncture headache in obstetrics
T. López Correa, , J.C. Garzón Sánchez, F.J. Sánchez Montero, C. Muriel Villoria
Servicio de Anestesiología y Reanimación. Hospital Clínico Universitario de Salamanca
Resumen

La cefalea postpunción dural es la complicación mayor más habitual tras la anestesia neuroaxial, y es especialmente frecuente en obstetricia. Suele ser una complicación benigna y autolimitada, pero sin tratamiento puede conducir a otras complicaciones más graves e incluso puede producir la muerte. Se han propuesto múltiples medios de profilaxis y tratamiento, pero en muchos casos la evidencia científica es insuficiente. Para su profilaxis tras una punción dural accidental la única medida eficaz es dejar el catéter en posición intradural; la morfina epidural también podría serlo. Una vez instaurado el cuadro clínico, debe prescribirse un tratamiento conservador durante las primeras 24horas. Si fracasa, la medida más efectiva continúa siendo el parche hemático epidural, que no se debe demorar más de 24–48horas para no prolongar el sufrimiento de la paciente. Si son necesarios más de dos parches, hay que descartar otra causa potencialmente grave de la cefalea.

Abstract

Postdural puncture headache is the most common major complication following neuraxial anesthesia; this adverse event is particularly frequent in obstetrics. The headache is usually benign and self-limited but if left untreated can lead to more serious complications that may be life-threatening. Many treatments and prophylactic measures have been suggested, but evidence supporting them is scarce in many cases. After accidental dural puncture the only effective preventive measure is to leave the catheter inside the dura; epidural morphine infusion may also help. Once symptoms begin, treatment is conservative for the first 24hours. If this approach fails, the most effective intervention continues to be a blood patch, which should not be delayed beyond 24 to 48hours in order to avoid suffering. If more blood patches are required, other possible causes of headache should be ruled out.

Palabras clave
Cefalea pospunción de la duramadre, Anestesia raquídea, Anestesia espinal, Anestesia obstétrica, Parche de sangre epidural
Key words
Postdural puncture headache, Spinal anesthesia, Obstetric anesthesia, Epidural blood patch
Descargar PDF

Artículo

Para leer el texto completo de este artículo es necesario ser suscriptor de Revista Española de Anestesiología y Reanimación o comprar un acceso puntual.

Introduzca su nombre de usuario y contraseña: