x

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Más información
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

2,103
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

MEDLINE, EMBASE, Web of Science, Science Citation Index Expanded, Alerting Services and Neuroscience, Neuroscience Citation Index, ScienceDirect, SCOPUS, IBECS y MEDES

Métricas

  • Factor de Impacto: 2,103 (2016)
  • CiteScore 2017: 0,98
    Leer más
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,534
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,625

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2017

- DOI: 10.1016/j.nrl.2017.05.006
Carta al Editor
Persisten las intoxicaciones por anís estrellado, ¿estamos dando la suficiente información?
New cases of star anise poisoning: Are we providing enough information?
M. Casanova Cuencaa,, , M.Á. Calzado Agrasota, C. Mir Peguerolesb, V. Esteban Cantóa
a Servicio de Pediatría, Hospital Universitario del Vinalopó, Elche, Alicante, España
b Jardín Botánico de Valencia, Universitat de València, Valencia, España
Sr. Editor:

El anís estrellado (Illicium verum [I. verum] Hook. F.) es una planta procedente de Oriente y ampliamente utilizada desde su antigüedad por sus propiedades como antioxidante, antimicrobiana, expectorante, analgésica y sedativa1. Desde su introducción en España se ha utilizado como carminativa, especialmente en el tratamiento del cólico del lactante. Pese a su larga trayectoria siguen observándose casos de intoxicación con manifestaciones neurológicas y gastrointestinales fundamentalmente en lactantes menores de 3 meses.

Presentamos el caso clínico de un lactante de 2 meses sin antecedentes de interés. Consulta por episodios de jitteriness en miembros inferiores que aumentan en frecuencia en la última semana con aparición de movimientos de sobresalto durante el sueño seguidos de llanto, impidiendo el descanso de más de una hora en los últimos 2 días. Asocia rechazo parcial de la alimentación (fórmula artificial) y algún vómito aislado con deposiciones normales. No refieren ambiente familiar infeccioso ni ingesta de ningún medicamento. Presenta exploración física general y neurológica basal normal. Se realiza analítica con iones, marcadores hepáticos y reactantes de fase aguda normales y tóxicos en orina negativos. Se decide ingreso para observación y valoración de otras pruebas complementarias.

Tras su llegada a planta se descubre a la madre ofreciendo biberón de tisana de anís estrellado que refiere estar administrando desde hace una semana y que prepara con 1-2 estrellas en 400-500cc de agua llevando a ebullición durante varios minutos.

Sin poner en duda la eficacia de las plantas medicinales, existe una falsa percepción de seguridad y de ausencia de efectos secundarios en su uso, llegando en muchas ocasiones las familias a obviar estos datos en la anamnesis inicial. Esta impresión de inocuidad hace que continuemos observando toxicidad debido a la ingesta de algunas de estas plantas.

Existen distintas plantas conocidas como anís, con usos y toxicidades diferentes que pueden llevar a confusión debido al desconocimiento tanto por parte de la población como de los profesionales (tabla 1). El «anís verde» o «semilla de anís» es el fruto de Pimpinella anisum L., una de las plantas medicinales más antiguas del mundo y ampliamente utilizado tanto a nivel culinario como medicinal. El «anís estrellado» es el fruto de I. verum, con una forma característica de 6 a 8 carpelos en forma de estrella. Ambas especies contienen anetol que, por su efecto antiespasmódico, confiere a estas plantas su utilidad como carminativa y expectorante. Sin embargo, a concentraciones elevadas puede ser tóxico, fundamentalmente a nivel neurológico. Además, el I. verum contiene otros compuestos neurotóxicos de tipo sesquiterpenos, las llamadas veranisatinas A, B y C2. Una tercera variedad de anís suele llevar a confusión por su semejanza con el «anís estrellado». Se trata del Illicium anisatum L. [I. anisatum], conocido como «anís estrellado del Japón», con frutos prácticamente indistinguibles del anterior (fig. 1) pero que contienen anisatinas, compuestos mucho más neurotóxicos que las veranisatinas del I. verum, que se comportan como antagonistas no competitivos de los receptores A del GABA impidiendo su función como neurotransmisor inhibidor y por tanto aumentando la excitabilidad nerviosa, pudiendo producir convulsiones3.

Tabla 1.

Especies de plantas conocidas como anís

Nombre científico y sinonímia  Nombres comunes  Usos  Procedencia/Introducción en Europa  Cultivo  Componentes potencialmente tóxicos  Toxicidad 
Pimpinella anisum Linné (familia UmbeliferaeAnís, anís verde, semilla de anís, matafaluga, llavoretes  Carminativa, antiespasmódica, expectorante, insecticida, bactericida, aromática, fabricación de conservas, licores y confitería  Oriente/época árabe  Mediterráneo  Anetol  Relativamente seguro 
Illicium verum Hooker filius; Illicium anisatum Lour (familia MagnoliaceaeAnís estrellado, anís estrellado de la china, badiana
 
Antioxidante, antimicrobiana, expectorante, analgésica y sedativa  Oriente/siglo xvii1  Sudeste asiático  Anetol, estragol, veranisatinas A, B y C  Toxicidad a dosis altas 
Illicium anisatum Linné, Illicium japonicum, Illicium religiosum  Anís estrellado del Japón, shikimmi, skimmi  Sin efectos medicinales claros
 
Oriente  Sudeste asiático  Anetol
Anisatinas 
Toxicidad alta (no autorizada) 
Figura 1.
(0.17MB).

Similitudes entre los frutos del I. verum e I. anisatum5.

En España el I. anisatum se encuentra en la lista de plantas cuya venta al público queda prohibida o restringida por su toxicidad (Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios).

El anís estrellado (I. verum) se considera seguro por su bajo contenido en veranisatinas, aunque puede producir neurotoxicidad, tanto por superar la dosis máxima recomendada (una estrella por cada 200cc de agua)2 como por llevarlo a ebullición durante un tiempo prolongado obteniéndose una mayor concentración, si bien es cierto que la mayor parte de estas intoxicaciones se producen por la contaminación o adulteración con el fruto del I. anisatum4. Dada la gran dificultad para el reconocimiento de ambas especies, no es recomendable el uso de anís estrellado en los niños.

En todo lactante que presente sintomatología aguda neurológica o digestiva inexplicable se debería investigar el uso de anís estrellado como infusión o como agua anisada para preparar biberones. Así mismo, es fundamental el papel del pediatra que debe conocer, preguntar e informar sobre los posibles efectos adversos de estos y otros productos naturales.

Bibliografía
1
G.W. Wang,W.T. Hu,B.K. Huang,L.P. Qin
Illicium verum: A review on its botany, traditional use, chemistry and pharmacology
J Ethnopharmacol, 136 (2011), pp. 10-20 http://dx.doi.org/10.1016/j.jep.2011.04.051
2
M. Madurga Sanz
Anis estrellado, ¿una planta medicinal inocua
Rev Pediatr Aten Primaria, 4 (2002), pp. 657-666
3
M. Gil Campos,J.L. Perez Navero,I. Ibarra de la Rosa
Crisis convulsiva secundaria a intoxicación por anís estrellado en un lactante
An Esp Pediatr, 57 (2002), pp. 336-338
4
D. Ize-Ludlow,S. Ragone,I.S. Bruck,J.N. Bernstein,M. Duchowny,B.M. García-Peña
Neurotoxicities in infants seen with the consumption of star anise tea
Pediatrics, 114 (2004), pp. 653-656
5
I. Vermaak,A.M. Viljoen,S. Wiklund-Lindström
Hyperspectral imaging in the quality control of herbal medicines. The case of neurotoxic Japanese star anise
J Pharm Biomed Anal, 75 (2013), pp. 207-213 http://dx.doi.org/10.1016/j.jpba.2012.11.039
Autor para correspondencia. (M. Casanova Cuenca marietacasanova@gmail.com)
Copyright © 2017. Sociedad Española de Neurología