x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

1,125
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, ScienceDirect

Métricas

  • Factor de Impacto: 1,125(2016)
  • 5-años Factor de Impacto: 1,292
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,221
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,385

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Med Clin 2001;116:86-8
Prevalencia de osteoporosis determinada por densitometría en la población femenina española
Prevalence of osteoporosis assessed by densitometry in the Spanish female population
C. Álvarez Sanza, A. Rapadob, M. Díaz Curielb, JJ. Garcíac, JL. Carrascod, J. Honoratoe, R. Pérez Canof
a Grupo de Trabajo en Osteoporosis (GTO).Aventis Pharma. Madrid.
b Grupo de Trabajo en Osteoporosis (GTO). Fundación Jiménez Díaz. Madrid.
c CIBEST, S.L. Madrid.
d CIBEST, S.L. Madrid.Grupo de Trabajo en Osteoporosis (GTO).
e Clínica Universitaria de Pamplona. Navarra. Grupo de Trabajo en Osteoporosis (GTO).
f Hospital Clínico Universitario de Sevilla. Grupo de Trabajo en Osteoporosis (GTO).
Resumen

Background: Osteoporotic fractures represent an important clinic and socioeconomic problem. Although it is well known the incidence of fractures in Spain, we do not know how many persons are at risk. The World Health Organization (WHO) has aproved a densitometric criteria to define osteopenia (OSPE) and osteoporosis (OSP). The aim of this study has been to evaluate the prevalence of OSP and OSPE in women of the Spanish population.

Subjects and method: With the data of a study of bone mass in the Spanish population, stratified according to age, using dual-energy X-ray absortiometry (DXA) with a QDR/1000 Hologic device and according the WHO criteria, we have calculated the prevalence of OSP and OSPE in normal Spanish women at the lumbar spine (LS) and/or femoral neck (FN).

Results: The prevalence of osteoporosis at LS is: 0.34% in the group aged 20-44 years; 4.31% in the group aged 45-49 years; up to 9.09% in the group aged 50-59 years; 24.29% in the 60-69 years, and 40.0% in the group aged 70-79 years. The overall prevalence of osteoporosis is 11.13%, confidence interval (CI) 95% from 9.4 to 12.8%.

The prevalence of osteoporosis at FN is: 0.17% in the group aged 20-44 years, 0% in the 45-49 years, up to 1.3% in the 50-59 years, 5.71% in the 60-69 years and 24.24% in the group aged 70-79 years. The overall prevalenced of osteoporosis is 4,29% (CI 95% 3.2-5.4%). The prevalence in female older than 50 years was 22.8% at LS and 9.1% at FN.

12.73% of Spanish women population has osteoporosis at LS or FN, wich represent about 1,974,400 women; 2.68% of total population has osteoporosis in both sites.

Conclusions: Even we do not include in this study women with established osteoporosis (with fractures), the number of Spanish women with osteoporosis is very high.

Keywords
Women, Bone mineral density, Osteopenia, Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por una disminución de la masa ósea y alteraciones de la microarquitectura del tejido óseo, que conducen a un incremento de la fragilidad ósea y, consecuentemente, a un riesgo elevado de presentar fracturas1.

La densitometría ósea permite determinar, de una manera precisa e inocua, la masa ósea en las diferentes partes del organismo donde se producen las fracturas osteoporóticas, y es capaz de predecir el riesgo de dicha fractura a largo plazo, lo que la convierte en un método imprescindible en el diagnóstico de los pacientes con osteoporosis2. En el estudio realizado por Melton et al3, se estima que un 40% de las mujeres de raza blanca posmenopáusicas tiene, a la edad de 50 años, un 40% de riesgo durante toda su vida de tener una fractura en la cadera, columna lumbar o radio distal.

Un reciente trabajo de un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto unos criterios diagnósticos de osteoporosis y osteopenia basados en la determinación de la densidad mineral ósea (DMO). Se considera que existe osteoporosis cuando los valores de masa ósea, determinados por densitometría, se sitúan por debajo de 2,5 desviaciones estándar (DE) del pico de masa ósea, máximo valor de masa ósea alcanzado en la mujer joven4. Con este valor, alrededor de un 30% de las mujeres americanas posmenopáusicas tienen osteoporosis, lo que coincide aproximadamente con el número de fracturas a lo largo de toda la vida de dichas mujeres3. En ese mismo trabajo, el grupo de expertos define la osteopenia cuando los valores de masa ósea se sitúan entre 1 y 2,5 DE por debajo del valor del pico de masa ósea, y considera personas con osteoporosis establecida a aquellas con osteoporosis densitométrica y con existencia añadida de fracturas osteopóroticas.

En España se desconoce cuál es la verdadera magnitud de este problema, aunque sí se dispone de información sobre la incidencia, evolución y secuelas de la fractura osteoporótica del fémur5,6. En 1989 concluyó un estudio de la normalidad de la masa ósea en la población española, determinada mediante densitometría radiológica de doble haz (DEXA)7. Utilizando los resultados de los valores de la DMO en las mujeres de dicho estudio, en el que se habían estratificado los valores de masa ósea por grupos de edad y en las diferentes regiones del país, este trabajo supone la primera estimación representativa nacional de las mujeres españolas con osteoporosis y osteopenia. Resultados parciales del mismo, en relación con los datos de una de las regiones estudiadas, han sido presentados en un congreso y recogidos en forma de resumen8.

Población y método

Se ha realizado un estudio densitométrico a 1.305 mujeres españolas con edades comprendidas entre 20 y 80 años. El estudio se realizó en todo el país, estratificándolo en 9 regiones geográficas de acuerdo con los datos relativos a las tasas de supervivencia (Instituto Nacional de Estadística [INE], 1980) y la distribución demográfica por comunidades autónomas (INE, 1987)9.

Se repartió la muestra general de forma proporcional a la influencia que estos parámetros regionales tienen sobre la población global española. A partir de los mismos datos utilizados para la estratificación, se distribuyó la muestra global del estudio en cada región geográfica entre los diferentes grupos de edad.

Los intervalos de grupos de edad fueron de 10 años, excepto en el grupo de mujeres con edades perimenopáusicas, de 40 a 59 años, que fueron estratificadas en grupos de 5 años para poder después analizar, con mayor significación, la influencia de la menopausia sobre los valores densitométricos óseos.

Fue imposible obtener un registro basado en la población por razones técnicas y legales, habiéndose realizado la selección de los sujetos entre un amplio grupo de personas voluntarias que, en cierta manera, tenían contacto con los centros participantes (estudiantes, trabajadores de hospitales, familiares de pacientes, entre otros).

Criterios de inclusión y exclusión

Se consideró criterio general de inclusión a los sujetos teóricamente normales de los grupos de edad que se expresan en la muestra, excluyéndose, mediante valoración clínica y analítica, todos aquellos que presentaban alguna enfermedad que pudiera influir en la mineralización ósea, que recibieran medicamentos que también podrían modificarla o con antecedentes de fracturas óseas osteoporóticas. Así mismo, también se excluyeron los casos con menopausia prematura natural o quirúrgica antes de los 45 años.

El estudio se realizó en 14 centros hospitalarios, distribuidos de manera regular por todo el país.

Medida de la densidad ósea

A todos los sujetos incluidos en el estudio se les realizó una densitometría con DEXA en la columna lumbar (L2, L3 y L4) y en el fémur proximal derecho, es decir, en el fémur dominante en la población española. Obtuvimos los valores expresados en g/cm2, expresándose como media entre L2 y L4, en la zona de la columna lumbar y en el área del cuello femoral.

Se utilizó un aparato QDR/1000 Hologic (Hologic Inc., Waltham, Madison, EE.UU.). La reproducibilidad intermáquinas fue muy buena, con un coeficiente de variación (CV) medio de 0,75.

Análisis estadístico

La predeterminación del tamaño muestral para la medición de la DMO7 se calculó por métodos de estimación, a través de los datos del INE de 1980, estableciéndose cuotas por edad para cada uno de los centros participantes, siendo el tamaño muestral necesario de 1.330.

Para valorar las diferencias de la DMO entre los grupos de edad se utilizó el análisis de la variancia (previa comprobación de la homocedasticidad).

Resultados

Se realizó el estudio en 1.305 de las 1.330 mujeres predeterminadas, siendo el cumplimiento total del 98%.

Densidad mineral ósea en la columna lumbar

En la tabla 1 se exponen los valores de la DMO lumbar (media [desviación estándar]) obtenidos en cada grupo de edad. Se observa una disminución de los valores de DMO lumbar con la edad, con una diferencia global significativa (p < 0,01).

El valor máximo de la masa ósea en la columna lumbar se alcanzó en la década de los 30 a 39 años, considerándose dicho valor como «pico de masa ósea» y siendo la referencia para adoptar los criterios de osteopenia y osteoporosis según los establecidos por la OMS4.

Siguiendo los criterios de la OMS, se consideraron osteoporóticas aquellas mujeres con valores de DMO en la columna lumbar inferiores a 0,760 g/cm2. El criterio de osteopenia fue el de valores situados entre 0,760 y 0,920 g/cm2.

La prevalencia de osteopenia en la columna lumbar fue del 13,08% en el grupo de 20 a 44 años, aumentando al 31,9% en el grupo de 45 a 49 años, al 41,99% en el grupo de 50 a 59 años, al 50% en el de 60 a 69 años y al 39,39% en el de 70 a 79 años (tabla 2). La prevalencia de osteopenia global es del 29,14%, con un intervalo de confianza (IC) del 95% de 26,67-31,61%.

La prevalencia de osteoporosis en la columna lumbar fue del 0,34% en el grupo de 20 a 44 años; del 4,31% en el grupo de 45 a 49 años, incrementándose al 9,09% en el grupo de 50 a 59 años, al 24,29% en el de 60 a 69 años y al 40,0% en el de 70 a 79 años (tabla 2). La prevalencia global de osteoporosis fue del 11,13% (IC del 95%, 9,4-12,8%), siendo la prevalencia en mujeres mayores de 50 años del 22,8%.

Densidad mineral ósea en el cuello femoral

La DMO en el cuello femoral disminuye con la edad, señalándose una diferencia global significativa (p < 0,01) (tabla 3).

El valor máximo de la masa ósea en el cuello femoral se alcanzó en la década de los 20 a 29 años, considerándose dicho valor como «pico de masa ósea» en el cuello femoral, y siendo la referencia para adoptar los criterios de osteopenia y osteoporosis según los establecidos por la OMS4.

Es destacable que la tasa mayor de DMO en el cuello femoral en los grupos de mujeres estudiadas se logra antes que la de la DMO lumbar (20-29 años frente a 30-39 años).

Siguiendo los criterios de la OMS, se consideró osteoporosis cuando el valor de la DMO en el cuello femoral era inferior a 0,550 g/cm2. El criterio de osteopenia fue el valor situado entre 0,550 g/cm2 y 0,710 g/cm2 en el cuello femoral.

La prevalencia de osteopenia en el cuello del fémur fue del 12,56% en el grupo de 20 a 44 años, aumentando al 26,72% en el grupo de 45 a 49 años, al 38,96% en el grupo de 50 a 59 años, al 51,43% en el de 60 a 69 años y al 57,28% en el de 70 a 79 años (tabla 4). La prevalencia global de osteopenia en el cuello femoral en mujeres es del 30,49% (IC del 95%, 27,99-32,99%).

La prevalencia de osteoporosis en el cuello de fémur fue del 0,17% en el grupo de 20 a 44 años, del 0% en el grupo de 45 a 49 años, incrementándose al 1,3% en el grupo de 50 a 59 años, al 5,71% en el de 60 a 69 años, y al 24,24% en el de 70 a 79 años (tabla 4). La prevalencia global de osteoporosis es del 4,29% (IC del 95%, 3,2-5,4%), siendo del 9,1% en mujeres mayores de 50 años.

La prevalencia de osteopenia intervariable, combinando tanto la columna lumbar como el cuello de fémur, sería del 36,74% (IC del 95%, 34,12-39,36%).

El porcentaje de osteoporosis intervariable, combinando tanto la columna lumbar como el cuello del fémur, se expone en la tabla 5, donde se observa que un 12,73% (IC del 95%, 10,92-14,54%) de la población femenina española (que representaría entre 1.693.000 y 2.255.000 mujeres) tienen osteoporosis bien en la columna lumbar, o bien en el cuello de fémur, y un 2,68% presenta osteoporosis en ambas localizaciones.

La prevalencia de osteoporosis, bien en columna lumbar o cuello femoral, en mujeres mayores de 50 años es del 26,07% (IC del 95%, 22,57-29,57%).

Discusión

El análisis de los resultados de un estudio epidemiológico sobre masa ósea y su comparación con otros estudios se ven especialmente dificultados por las distintas metodologías empleadas en éstos, y muy especialmente por las diferentes técnicas usadas. Además, son pocos los estudios realizados mediante absorciometría de rayos X de doble energía que utilicen la metodología propia de los análisis epidemiológicos, y aun así la comparación entre ellos resulta difícil por la utilización de distintos aparatajes, con diferentes algoritmos para el cálculo de la DMO.

En la población española femenina estudiada, los mayores valores de DMO lumbar, y probablemente el pico de masa ósea lumbar, se encontraron en el grupo de 30 a 39 años, como ocurre en la mayor parte de los datos disponibles de otros países, incluso cuando los estudios corresponden a análisis que utilizan tecnologías diferentes, como la densitometría fotónica de doble haz (DPA)10,11. Otros trabajos señalan un pico de masa ósea más temprano12 o más tardío13.

La prevalencia de osteoporosis densitométrica se incrementa de forma progre-siva a partir de los 45 años, pasando del 4,31% en el grupo de 45 a 49 años, al 9,09% en el grupo de 50 a 59 años, al 24,29% en el de 60 a 69 años y al 40,0% en el de 70 a 79 años. La prevalencia global fue del 11,12%. Estas cifras son ligeramente más elevadas que las comunicadas por Melton14 en las mujeres de Rochester (Minnesota) (7,6% en el grupo de 50-59 años, 11,8% en el grupo de 60-69 años y 25% en el de 70-79 años), aunque el valor del pico de masa ósea fue obtenido en sólo 48 mujeres menores de 40 años.

Los mayores valores de DMO en el cuello del fémur de la población femenina estudiada, y probablemente el pico de masa ósea, se logran en la década de los 20 años, es decir, una década antes que en la zona lumbar, lo que coincide con los hallazgos de otros autores11,13,15.

La prevalencia de osteoporosis por densitometría en el cuello del fémur es insignificante hasta los 50 años, incrementándose al 1,3% en el grupo de 50 a 59 años, al 5,71% en el de 60 a 69 años y al 24,24% en el de 70 a 79 años. La prevalencia global es del 4,29%. La prevalencia en mujeres mayores de 50 años es del 9,1%. Esta cifra es inferior a la referida por Looker et al16 en la población blanca americana (20% en la población global mayor de 50 años) y por Kanis et al4 en la de Inglaterra y Gales (22,5% en la población mayor de 50 años), lo que podría explicar, junto con la existencia de otros factores (diferencias en la longitud del cuello del fémur y de su área), la menor proporción de fracturas del cuello de fémur en nuestra población comparada con países más septentrionales6,17.

Un 12,73% de la población femenina española presenta osteoporosis en la columna lumbar o en el cuello del fémur, y un 2,68% tiene osteoporosis en ambas zonas.

Debido a que entre los criterios de exclusión del estudio figuraba la existencia de osteoporosis establecida conocida (per-sonas con antecedentes de fractura de cadera o aplastamientos vertebrales conocidos, algunas de ellas en tratamiento farmacológico), la prevalencia verdadera de la enfermedad debe ser probablemente mayor, por lo que el número de mujeres con osteoporosis alcanzaría una cifra muy elevada, lo que resalta la magnitud del problema de esta enfermedad en España.

Agradecimiento

El presente trabajo ha sido realizado gracias a una ayuda de los Laboratorios Aventis Pharma.

Bibliograf¿a
1
Diagnosis, prophylaxis and treatment of osteoporosis. Am J Med 1993; 94: 646-650.
2
Bone densitometry, 2000. Med Clin (Barc) 2000; 114: 540.
3
How many women have osteoporosis? J Bone Min Researh 1992; 7: 1005-1010.
4
The diagnosis of osteoporosis. J Bone Min Research 1994; 9: 1137-1141.
5
Secuelas de la fractura osteoporótica de fémur en Barcelona. Med Clin (Barc) 1992; 98: 441-444.
6
Incidencia, riesgo y evolución de las fracturas osteoporóticas de cuello de fémur en las mujeres en España, a partir de un modelo de Markov. Med Clin (Barc) 2000; 114 (Supl 2): 63-67.
7
Study of bone mineral density in lumbar spine and femoral neck in a Spanish population. Osteoporosis Int 1997; 7: 59-64.
8
Diagnóstico densitométrico de osteoporosis. Rev Esp Enf Metab Óseas 1995; 4 (Supl A): 18.
9
Madrid: Instituto Nacional de Estadística, 1988.
10
Spine and femur density using dual-photon absortiometry in US white women. Bone and Mineral 1987; 2: 211- 219.
11
Bone mineral density of the spine and proximal femur in normal and osteoporotic subjects in Japan. Bone and Mineral 1989; 5: 213-222.
12
Spinal and femoral density using dual- energy x-ray absortiometry (DEXA) in normal austrian women. En: Christiansen C, Overgaad K, editores. Osteoporosis 1990. Copenhague: Osteopress Aps, 1990; 872-875.
13
Bone mineral density in a normal chilean female population. En: Christiansen C, Overgaad K, editores. Osteoporosis 1990. Copenhague: Osteopress Aps, 1990; 594-595.
14
How many women have osteoporosis now? J Bone Min Research 1995; 10: 175-177.
15
Bone mineral density of the proximal femur measured by dual-energy x-ray absortiometry. En: Christiansen C, Overgaad K, editores. Osteoporosis 1990. Copenhague: Osteopress Aps, 1990.
16
Prevalence of low femoral bone density in older U.S. women from NHANES III. J Bone Min Research 1995; 10: 796-802.
17
Datos actualizados sobre la fractura osteoporótica en España. Rev Esp Enf Metab Óseas 1998; 7: 174-179