Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Cirugía y Cirujanos
Toda la web
Inicio Cirugía y Cirujanos Beneficios del drenaje torácico digital en pleurodecorticación por empiema. Es...
Información de la revista
Vol. 85. Núm. 6.Noviembre - Diciembre 2017
Páginas 459-564
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
724
Vol. 85. Núm. 6.Noviembre - Diciembre 2017
Páginas 459-564
ARTÍCULO ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.circir.2016.11.007
Open Access
Beneficios del drenaje torácico digital en pleurodecorticación por empiema. Estudio prospectivo, comparativo aleatorizado
The benefits of digital chest drainage in pleural decortication in thoracic empyema. Prospective, randomized, control trial
Visitas
724
José M. Mier
Autor para correspondencia
jmmo50@hotmail.com

Autor para correspondencia. Servicio de Cirugía Cardiotorácica, Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias INER, Calzada de Tlalpan 4502, Col. Secc. XVI, C. P. 14080 Ciudad de México, México. Teléfono: 55 2107 8324.
, Gildardo Cortés-Julián, Juan Berrios-Mejía, Zotés Víctor-Valdivia
Servicio de Cirugía Cardiotorácica, Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias INER, Ciudad de México, México
Este artículo ha recibido
724
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Resumen
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Variables de los grupos de estudio
Tabla 2. Complicaciones quirúrgicas
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Antecedentes

La fuga aérea prolongada después de una pleuro-decorticación en una de las complicaciones más frecuentes.

Objetivo

El objetivo de este estudio es comparar la fuga aérea entre el sistema de drenaje torácico digital (DCD) y el sistema de drenaje clásico, en pacientes con empiema de clase IIB o III (clasificación de la Sociedad Americana de Tórax) intervenidos mediante pleurodecorticación.

Material y métodos

De manera prospectiva, comparativa y aleatorizada, 37 pacientes fueron estudiados en un periodo de un año. Divididos en 2grupos, se comparó la fuga aérea postoperatoria, analizándose el número de días de internamiento, el día de retiro de los drenajes, así como las complicaciones en ambos grupos.

Resultados

El porcentaje de fuga aérea prolongada fue del 11% en el grupo DCD y del 5% en el grupo de drenaje clásico (p=0.581); el número de días con fuga aérea fue de 2.5±1.8 y 2.4±2.2, respectivamente (p=0.966). El número de días para retiro de drenaje fue 4.5±1.8 y 5.1±2.5 (p=0.41), la estancia intrahospitalaria fue de 7.8±3.7 y 8.9±4.0 días (p=0.441) y el porcentaje de complicaciones fue 22 y 36%, respectivamente (p=0.227).

Discusión

En este estudio se observa una tendencia positiva pero no significativa a favor del uso de los DCD cuando se comparan con el drenaje clásico. Estudios más largos y multicéntricos son requeridos.

Palabras clave:
Drenaje torácico digital
Fuga aérea prolongada
Decorticación
Abstract
Background

Prolonged air leak after pleural decortication is one of the most frequent complications.

Objective

The aim of this study is to compare the effects of prolonged air leak between the digital chest drainage (DCD) system and the classic drainage system in patients with empyema class IIB or III (American Thoracic Society classification) in pleural decortication patients.

Material and methods

A total of 37 patients were enrolled in a prospective randomized control trial over one year, consisting of 2blinded groups, comparing prolonged air leak as a main outcome, the number of days until removal of chest drain, length of hospital stay and complications as secondary outcomes.

Results

The percentage of prolonged air leak was 11% in the DCD group and 5% in the classic group (P=0.581); the mean number of days of air leak was 2.5±1.8 and 2.4±2.2, respectively (P=0.966). The mean number of days until chest tube removal was 4.5±1.8 and 5.1±2.5 (P=0.41), the length of hospital stay was 7.8±3.7 and 8.9±4.0 (P=0.441) and the complication percentages were 4 (22%) and 7 (36%), respectively (P=0.227).

Discussion

In this study, no significant difference was observed when the DCD was compared with the classic system. This was the first randomized clinical trial for this indication; thus, future complementing studies are warranted.

Keywords:
Digital chest drainage
Prolonged air leak
Decortication
Texto Completo
Antecedentes

El empiema representa una de las afecciones torácicas quirúrgicas más frecuentes en México. Un gran número de estos pacientes (45%) requiere de tratamiento quirúrgico, lo que representa anualmente unos 90 casos de pleurodecorticaciones1.

La fuga aérea después de una decorticación completa es esperada, más aún cuando se trata de un empiema en estadio avanzado2. Sin embargo, los drenajes torácicos digitales (DCD) han demostrado buenos resultados en el manejo de fuga aéra prolongada en varios procedimientos quirúrgicos3. Con este tipo de drenajes se ha demostrado reducción de los días de drenaje y de estancia hospitalaria3–7. Probablemente una de sus mayores ventajas sea la eliminación de la apreciación interobservador para el retiro de los drenajes al valorar la estimación de la fuga aérea7,8. Incluso los DCD se han utilizado en pacientes ambulatorios que presentan fuga aérea prolongada7,9.

El uso de los DCD en pleurodecorticación no está descrito en la literatura. Por ello, el objetivo de nuestro estudio es valorar los posibles beneficios de estos, lo cual representará una información valiosa para los cirujanos, ya que la disponibilidad de este tipo de tecnología es cada vez más accesible en los servicios de cirugía torácica.

Material y métodos

De manera prospectiva, comparativa y aleatorizada, 37 pacientes fueron tratados mediante pleurodecorticación por presentar un empiema IIB o III de la clasificación de la Sociedad Americana de Tórax, en el periodo marzo de 2013 a febrero de 2014. El tamaño de muestra fue calculado de acuerdo con los datos publicados7. El poder estadístico se estableció al 5% y el error beta fue del 80%, con un mínimo de pacientes por grupo de 16. En el grupo de DCD se colocaron 18 pacientes y 17 en el grupo clásico.

Los pacientes incluidos presentaban un empiema IIB o III, que no se había resuelto con la colocación de un drenaje. Se excluyó a pacientes con otro grado de empiema, a los que se intervino por cirugía toracoscópica, así como a aquellos que por su estado crítico tuvieran una clasificación preparatoria de anestesia mayor a ASA III.

El DCD utilizado fue el Thopaz-Medela™ (Suiza); para el grupo control, los drenajes clásicos fueron el Ocean-Atrium™ (EE. UU.).

Todos los pacientes firmaron un consentimiento informado que los incluía en este protocolo de estudio, que cumplió con los lineamientos del Comité de Ética institucional.

La técnica quirúrgica fue estándar para todos los pacientes: se realizó una toracotomía posterolateral, y posteriormente una pleurodecorticación, según lo descrito por Delorme y Deslauries10. Dos drenajes rígidos tipo Argyle™, de calibre 32, fueron colocados uno anterior y otro posterior, ensamblados a un conector en «Y», configurados a una succión postoperatoria de −15cm H2O, inmediatamente posterior al cierre de la pared torácica. Los criterios para el retiro de los drenajes fueron: fuga aérea menor de 40ml/min para los DCD en las últimas 12h y ausencia de fuga aérea para los drenajes clásicos según la clasificación Modifided Robert David Cerfolio (MRDC), ambos con comprobación de reexpansión completa pulmonar verificada en una Rx de tórax. En cuanto a la cantidad de líquido colectado se retiró cuando presentaron un débito menor a 2ml/kg en 24h (tabla 1).

Tabla 1.

Variables de los grupos de estudio

Variable  Grupo DCD  Grupo clásico  Resultados de p 
Edad (años)  51±19.4  45.8±19.4  0.441 
Género (M/F)  14/14  12/5  0.627 
Clasificación del empiema ATS  4/14  8/9  0.122 
(IIB/III)       
Fuga aérea inmediata  1 (5%)  3 (17%)  0.261 
posquirúrgica       
Días de fuga aérea  2.5±1.8  2.4±2.2  0.966 
Fuga aérea (ml/min)  343ml  N/A  N/A 
Fuga aérea MRDC (0-5)  N/A  1.5 (5)  N/A 
Fuga aérea al 7.° día  2 (11%)  1 (5%)  0.581 
Día de retiro de drenaje  4.5±1.8  5.1±2.5  0.41 
Días de hospitalización  7.8±3.7  8.95±4.0  0.441 
Complicaciones  4 (22%)  7 (36%)  0.227 
Reoperación  3 (16%)  5 (26%)  0.369 

MRDC: Clasificación Modificada de Robert David Cerfolio.

Se consideró fuga aérea prolongada la que persistió tras 7 días4. Se cuantificaron los días al momento del retiro del drenaje y los días de estancia intrahospitalaria, así como el número y tipo de complicaciones que existieron en cada grupo.

El análisis estadístico se realizó usando el paquete XLSTAT para Mac; para las variables continuas, la t de student. La significación de p se estableció en 0.05.

Resultados

Las características demográficas son similares. Durante el periodo de tiempo analizado se recibieron 92 pacientes, de los cuales se descartó a 57 debido a que presentaban algún criterio de exclusión. De los pacientes en estudio no se excluyó a ninguno de ellos; ningún paciente precisó ser dado de alta con drenaje o válvula de Heimlich a su domicilio.

La cantidad de fuga aérea no fue comparable debido a que la escala de medición de la fuga es diferente en ambos dispositivos: es en ml/min de aire para los DCD y en escala de 0-5 para los Atrium-Ocean™.

El porcentaje global de fuga fue del 8%: del 11% en el grupo de DCD y del 5% en el drenaje clásico (p=0.581). El promedio en días de fuga aérea fue de 2.5±1.8 y 2.4±2.2, respectivamente (p=0.966). El retiro de drenajes se realizó al día 4.5±1.8 y el 5.1±2.5 (p=0.41), la estancia intrahospitalaria en días fue de 7.8±2.7 y 8.9±4.0 (p=0.441). Por último, el porcentaje de complicaciones fue del 22% (4 pacientes) vs. 36% (7 pacientes), respectivamente (p=0.227). Se tuvo que reintervenir por hemotórax coagulado a 3 pacientes del grupo DCD (16%) vs. 5 pacientes (26%) del grupo control (p=0.369) (tabla 2).

Tabla 2.

Complicaciones quirúrgicas

Complicación  Grupo DCD  Grupo clásico 
Hemotórax 
Atelectasia 
Fuga aérea prolongada 
Fuga de líquido prolongada 
Colección residual 
Reoperación  3 (hemotórax retenidos)  2 (hemotórax retenidos) 
    1 (fuga aérea prolongada) 
    2 (colecciones residuales) 

Se realizó test comparativo de Chi2, sin encontrar significación entre grupos.

Discusión

En este estudio no se logra identificar ningún resultado estadísticamente significativo en cuanto a la comparación entre el Thopaz-Medela™ y el Atrium-Ocean™, sin embargo, se aprecian tendencias positivas respecto a la disminución de días de drenaje, días de hospitalización y el número de pacientes que requieren de una reintervención por hemotórax retenido. Para nuestro conocimiento este es el primer estudio que se realiza para valorar los resultados de DCD en pacientes postoperados de pleurodecorticación; por ello, no tenemos literatura con la cual contrastar nuestros resultados. Existen ya algunos estudios que demuestran la reducción de días de drenaje torácico en otros tipos de enfermedades utilizando el DCD5,6, aunque también hay trabajos que hablan de la heterogeneidad de los grupos estudiados, que hacen que algunas veces se ponga en duda si realmente disminuyen los días de drenaje11.

Nuestro estudio solo incluye empiema en estadios IIB y III. Estos son los pacientes que presentan los problemas técnicos más serios, por el engrosamiento pleural. Por ello, el sangrado y la fuga aérea postoperatorios son complicaciones frecuentes, que incluso llegan a requerir de reintervención. En nuestro estudio se aprecia una disminución de reintervenciones en el grupo de DCD: esto lo atribuimos posiblemente a la capacidad del propio aparato de mantener una succión continua en el espacio pleural, que no permite que se formen coágulos en el tórax y, por tanto, no se obstruyen los drenajes. Cuando tenemos colocados los drenajes clásicos, es frecuente la interrupción de la succión, por ejemplo en los traslados del paciente, al deambular, etc. También es importante resaltar que en ocasiones los drenajes se pinzan y obstruyen por los propios movimiento del paciente, lo cual interrumpe la succión. Este evento es advertido inmediatamente por los DCD, que tienen un mecanismo de alarma que hace que el problema se solucione rápidamente y la succión no se interrumpa. En cuanto a la succión continua, con el DCD podemos garantizar y monitorizar que la succión programada en el aparato es real. En ocasiones, cuando depende de la succión de la pared, esta puede presentar variabilidad no cuantificable.

Nosotros no encontramos diferencias significativas en el tiempo de retirada del drenaje, al contrario que otros estudios, en los cuales hay una notable reducción en los días de drenaje. Esto lo podemos justificar debido a que, en el empiema, muchas veces los criterios para el retiro del drenaje no son solamente la fuga aérea, sino que también es muy importante la cantidad de líquido drenado y sus características.

Dentro de las debilidades de nuestro estudio consideramos que la muestra es pequeña. Sin embargo, los cálculos del tamaño de muestra nos indicaron que 16 pacientes en cada grupo podían ser suficientes. Este dato, aunado a que no existen estudios en la literatura con las mismas características de diagnóstico y tratamiento que propone el nuestro, nos hace pensar que los resultados pueden ser válidos. Sin embargo, series más numerosas o estudios multicétricos podrán arrojar conclusiones más sólidas.

Como conclusión de nuestro estudio podemos decir que existe una tendencia positiva para los DCD, pero no hay diferencias significativas en cuanto a los días de permanencia de drenaje torácico, días de estancia hospitalaria, ni en cuanto a complicaciones y necesidad de reintervención entre los DCD y los sistemas clásicos.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Conflicto de intereses

Los autores de este trabajo no declaran ningún conflicto de interés.

Bibliografía
[1]
J. Morales
60 años de cirugía en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias
Neumol Cir Torax, 17 (2004), pp. 109-116
[2]
J.H. Chung,S.H. Lee,K.T. Kim,J.S. Jung,H.S. Son,K. Sun
Optimal timing of thoracoscopic drainage and decortication for empyema
Ann Thorac Surg, 97 (2014), pp. 224-229 http://dx.doi.org/10.1016/j.athoracsur.2013.08.039
[3]
P. Lee,A. Hsu,C. Lo,H.G. Colt
Prospective evaluation of flex-rigid pleuroscopy for indeterminate pleural effusion: Accuracy, safety and outcome
[4]
A. Brunelli,M. Salati,M. Refai,L. Di Nunzio,F. Xiumé,A. Sabbatini
Evaluation of a new chest tube removal protocol using digital air leak monitoring after lobectomy: A prospective randomised trial
Eur J Cardiothorac Surg, 37 (2010), pp. 56-60 http://dx.doi.org/10.1016/j.ejcts.2009.05.006
[5]
Cerfolio RJ, Bryant AS. The quantification of postoperative air leaks. Multimed Man Cardiothorac Surg. 2009 Jan 1;2009(409):mmcts.2007.003129. doi: 10.1510/mmcts.2007.003129.
[6]
J.M. Mier,L. Molins,J.J. Fibla
Beneficios del uso de dispositivos digitales para medir la fuga aérea después de una resección pulmonar: Estudio prospectivo y comparativo
[7]
C. Pompili,F. Detterbeck,K. Papagiannopoulos,A. Sihoe,K. Vachlas,M.W. Maxfield
Multicenter international randomized comparison of objective and subjective outcomes between electronic and traditional chest drainage systems
Ann Thorac Surg, 98 (2014), pp. 490-497 http://dx.doi.org/10.1016/j.athoracsur.2014.03.043
[8]
G. Varela,M.F. Jiménez,N.M. Novoa,J.L. Aranda
Postoperative chest tube management: Measuring air leak using an electronic device decreases variability in the clinical practice
Eur J Cardiothorac Surg, 35 (2009), pp. 28-31 http://dx.doi.org/10.1016/j.ejcts.2008.09.005
[9]
J.M. Mier,J.J. Fibla,L. Molins
The benefits of digital thoracic drainage system for outpatients undergoing pulmonary resection surgery
Rev Port Pneumol, 17 (2011), pp. 225-227 http://dx.doi.org/10.1016/j.rppneu.2011.05.002
[10]
M. Riquet,M. Arab
Techniques de la decortication
EMC Chir, 2 (2005), pp. 107-121
[11]
J. Afoke,C. Tan,I. Hunt,M. Zakkar
Might digital drains speed up the time to thoracic drain removal?
Interact Cardiovasc Thorac Surg, 19 (2014), pp. 135-138 http://dx.doi.org/10.1093/icvts/ivu099
Copyright © 2016. Academia Mexicana de Cirugía A.C.
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.