Buscar en
Revista de Calidad Asistencial
Toda la web
Inicio Revista de Calidad Asistencial Nuestra historia de salud digital
Información de la revista
Vol. 30. Núm. 3.
Páginas 150 (Mayo - Junio 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 30. Núm. 3.
Páginas 150 (Mayo - Junio 2015)
Carta al Director
Acceso a texto completo
Nuestra historia de salud digital
Our digital health history
Visitas
...
M.M. Ortega Marlasca
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, Centro de Salud San Telmo, Servicio Andaluz de Salud, Jerez de la Frontera, Cádiz, España
Profesor Asociado en Ciencias de la Salud, Departamento de Medicina, Facultad de Medicina, Universidad de Cádiz, Cádiz, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sra. Directora:

En respuesta a la Carta al Director1 recientemente publicada y en referencia a la gestión de la historia en el Hospital Universitario Virgen de Valme de Sevilla, desearía formular una serie de cuestiones y anotaciones a la misma. Vaya por delante mis felicitaciones por la coordinación y elaboración del estudio por servicios tan variopintos como los que lo han realizado, máxime en las vigentes condiciones asistenciales generalizadas donde se priorizan las labores asistenciales antes que las de investigación y reflexión, como la que nos referimos.

De entrada, creo que la historia de la que se dispone en el centro es la Historia Digital Única (DIRAYA). La misma es de uso compartido tanto en asistencia primaria como en la hospitalaria, por lo que su «confección» sería a todos los efectos «mancomunada». Por tanto, la existencia de datos en la misma es producto de la actuación de profesionales en ambos ámbitos laborales.

En este contexto, recordaría que esta historia está capacitada para el bloqueo selectivo de información de alta sensibilidad gracias a la opción de bloquear la anotación que se hace en la historia en forma de la denominada Hoja de Seguimiento en Consulta (HSC). Es el coloquialmente denominado «candadito» que aparece en la parte superior derecha de la pantalla. Tras su activación, tan solo es visualizable por la persona que realiza la anotación en ese momento y, por tanto, se garantiza la máxima custodia y protección de los datos. Creo que su uso debería de ser muy meditado y controlado, pues ello impide que sea controlado por el resto de profesionales a su cuidado y, por tanto, un conocimiento incompleto de la realidad del paciente, con el menoscabo que ello pudiera inducir en la calidad asistencial del paciente en un entorno multiprofesional como es en la actualidad la asistencia sanitaria andaluza, y creo que al igual en el resto de comunidades autónomas.

Finalmente, hacer hincapié en la gran potencialidad de DIRAYA, si bien la gran cantidad de datos que en la misma se puede hacer constar no es netamente explotada dada la carencia de tiempo real asignado a los pacientes en las agendas (generalmente 5min por paciente) y los grandes problemas que su uso adolecen desde sus inicios como son los cortes de comunicación, ausencias de actividad o cierres intempestivos.

Bibliografía
[1]
J.A. Expósito-Tirado, G. Vergara-Díaz, R. Guerrero-Vázquez, A. Vázquez-González, J.L. Márquez-Galán, J. Garnacho-Montero, et al.
Calidad de los antecedentes personales en la historia clínica electrónica hospitalaria Rev Calid Asist., 29 (2014), pp. 362-363
Copyright © 2015. SECA
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos