Buscar en
Neurología Argentina
Toda la web
Inicio Neurología Argentina Utilidad de los anticuerpos en las enfermedades de la unión neuromuscular: revi...
Información de la revista
Vol. 14. Núm. 1.
Páginas 37-50 (Enero - Marzo 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
867
Vol. 14. Núm. 1.
Páginas 37-50 (Enero - Marzo 2022)
Revisión
Acceso a texto completo
Utilidad de los anticuerpos en las enfermedades de la unión neuromuscular: revisión
Usefulness of the antibodies in the neuromuscular junction diseases: review
Visitas
...
Valeria L. Saluttoa,1,
Autor para correspondencia
vsalutto@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Mariana Benderskyb,1, Florencia Aguirrec, Valeria Alvarezd, Fabio Barrosoe, Andrés Berardof, Mariela Bettinid, Mariano M. Borrellig, Marcelo Chavesh, Elisa M. Cisnerosi, Eugenia Contij, José M. Crespok, Marianna Di Egidiol, Alberto Dubrovskym, María Alejandra Figueredon, Gisella Gargiuloo, Agustín Jáureguip, Paula Landriscinaq, Luciana León Cejasr, María del Carmen Martínez Pereas, Laura Pirrat, Paola Pivettau, Cecilia Quarracinov, María Lucía Rattaganr, Alejandro Rodriguezw, Gabriel E. Rodriguezx, Marcelo Rugieroy, Belen Tillardz, Paz Zuberhbuleraa, Ricardo Reisinab,1, Roberto Reyac,1, el Grupo de Trabajo de Enfermedades Neuromusculares de la Sociedad Neurológica Argentina
a Departamento de Neurología, Instituto de Investigaciones Médicas Alfredo Lanari, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
b Servicio de Neurología Infantil, Hospital Italiano de Buenos Aires, Instituto Argentino de Investigaciones Neurológicas (IADIN), Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, EnyS-CONICET, Buenos Aires, Argentina
c Sección de Neuroinmunología y Electrofisiología, División de Neurología, Hospital José M. Ramos Mejía, Buenos Aires, Argentina
d Sección de Enfermedades Neuromusculares, Servicio de Neurología, Hospital Italiano de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
e Sección de Enfermedades Neuromusculares, FLENI, Buenos Aires, Argentina
f Associate Research Scientist en el H. Houston Merritt Neuromuscular Research Center Department of Neurology, Columbia University Irving Medical Center, New York, Estados Unidos
g Servicio de Neurología, Hospital Militar Central Cirujano Mayor Dr. Cosme Argerich, Buenos Aires, Argentina
h Servicio de Neurología, Hospital San Martín, Paraná, Argentina
i Servicio de Neurología, Hospital de Agudos Churruca-Visca, Buenos Aires, Argentina
j Servicio de Neurología, Hospital de Clínicas, Buenos Aires, Argentina
k Servicio de Neurología, Sanatorio Güemes, Buenos Aires, Argentina
l Servicio de Neurología, Hospital Enrique Tornú, Buenos Aires, Argentina
m Profesor titular de Neurociencias de la Universidad Favaloro, ex profesor adjunto de Neurología de la Universidad de Buenos Aires, Director del Departamento de Neurología y Unidad de Enfermedades Neuromusculares, Instituto de Neurociencias Fundación Favaloro, Buenos Aires, Argentina
n Sección de Neurología, Hospital San Roque, La Plata, Argentina
o Servicio de Neurología, CEMIC-CONICET, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
p Unidad de Enfermedades Neuromusculares, Servicio de Neurología, Hospital Universitario Fundación Favaloro, Buenos Aires, Argentina
q Enfermedades Neuromusculares, Instituto de Neurociencias de Buenos Aires (INEBA), Buenos Aires, Argentina
r Servicio de Neurología, Hospital Británico de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
s Magíster, Consultorio Enfermedades Neuromusculares Infantojuveniles, Servicio de Neurología, Hospital Rivadavia, Docente adscripta Neurología, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
t Unidad de Enfermedades Neuromusculares, Servicio de Neurología, Hospital Universitario Fundación Favaloro, Hospital D.F. Santojanni, Buenos Aires, Argentina
u Servicio de Neurología, Hospital de agudos Churruca-Visca, Hospital Universitario CEMIC, Buenos Aires, Argentina
v Departamento de Neurología, Instituto de Investigaciones Médicas A. Lanari, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
w Enfermedades Neuromusculares, Instituto de Neurociencias de Buenos Aires, (INEBA), Buenos Aires, Argentina
x División de Neurología, Hospital José Ramos Mejía, Buenos Aires, Argentina
y Sección de Enfermedades Neuromusculares, Servicio de Neurología de Adultos, Hospital Italiano de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
z Servicio de Neurología y Neurocirugía, Sanatorio de los Arcos, CEMIC, FLENI, Buenos Aires, Argentina
aa Servicio de Neurología, Hospital Alvarez, Buenos Aires, Argentina
ab Servicio de Neurología, Hospital Británico de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
ac Instituto Argentino de Investigación Neurológica, Sanatorio Finochietto, Sanatorio de la Trinidad, Buenos Aires, Argentina
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (6)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (2)
Tabla 1. Enfermedades presinápticas
Tabla 2. Enfermedad postsináptica: miastenia gravis
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

La unión neuromuscular es el blanco de diferentes trastornos autoinmunes, dirigidos a distintos canales indispensables para la transmisión de señales neuromusculares, como los canales de calcio y potasio activados por voltaje en la membrana presináptica, y los receptores de acetilcolina en la membrana postsináptica. Los anticuerpos contra estos canales provocan un grupo heterogéneo de enfermedades, como el síndrome de Lambert-Eaton, el síndrome de Isaacs y la Miastenia Gravis. Aunque estas canalopatías comparten algunas características comunes, difieren en las características clínicas, el perfil de anticuerpos, las características neurofisiológicas y los tratamientos. Todos estos trastornos pueden tener tumores asociados.

Objetivo principal

Conocer la utilidad y las limitaciones de la determinación de los anticuerpos relacionados con estas entidades.

Métodos

Revisión bibliográfica en las bases de datos PubMed-NCBI, SciELO y LILACS. Se describen antígeno, anticuerpo, mecanismo patogénico, frecuencia de su hallazgo, métodos de determinación con su sensibilidad y especificidad, valores de referencia y utilidad en la práctica, clínica y la electrofisiología.

Conclusiones

Los anticuerpos dirigidos a antígenos pre y postsinápticos causan enfermedades cuya manifestación común es la fluctuación de la fuerza muscular. La positividad de los anticuerpos tiene una certeza diagnóstica muy variable, dependiente de diversos factores. Los anticuerpos contra proteínas intracelulares no tienen un rol patogénico dilucidado y algunos son utilizados como marcadores de severidad y pronóstico. Las características clínicas y electrofisiológicas contribuyen a definir fehacientemente el diagnóstico. La autoinmunidad de origen paraneoplásico siempre debe ser descartada. La factibilidad de tratamiento de estos trastornos exige precocidad en el diagnóstico.

Palabras clave:
Unión neuromuscular
Anticuerpos
Miastenia gravis
Síndrome de Lambert-Eaton
Síndrome de Isaacs
Hiperexcitabilidad del nervio periférico
Abstract
Introduction

Some neuromuscular junction proteins, such as voltage-gated calcium and potassium channels on the presynaptic membrane and acetylcholine receptors on the postsynaptic membrane, are the antigenic target of different autoimmune disorders. Antibodies against these channels cause diseases, among which Lambert-Eaton myasthenic syndrome, Isaacs syndrome (pre-synaptic) and myasthenia gravis (post-synaptic) are the most common.

Main

To describe the usefulness and limitations of determining neuromuscular junction antibodies.

Methods

Literature review in PubMed-NCBI, SciELO and LILACS, outlining antibodies and their target antigens, frequency of their finding, mechanism of action, clinical and electrophysiological characteristics, methods of determination with sensitivity and specificity, reference values and practical utility.

Conclusions

At the neuromuscular junction, signal transmission depends on pre- and postsynaptic channels. Antibodies directed Antibodies directed to pre- and postsynaptic antigens cause diseasewhose common manifestation is fluctuation of muscle strength. The positivity of antibodies have a highly variable diagnostic certainty, dependent on diverse factors.Antibodies against intracellular proteins do not have an elucidated pathogenic role and some are used as markers of severity and prognosis. The characteristics clinical and electrophysiological studies help to reliably define the diagnosis. The autoimmunity of paraneoplastic origin must always be ruled out. The feasibility of treatment of these disorders requires early diagnosis.

Keywords:
Neuromuscular junction
Antibodies
Myasthenia gravis
Lambert-Eaton syndrome
Isaacs syndrome
Peripheral nerve hyperexcitability
Texto completo
Introducción

La unión neuromuscular (UNM) está constituida por el terminal axonal (presináptico), la hendidura sináptica y la fibra muscular (postsináptica) (fig. 1). En la membrana presináptica se encuentran los canales de calcio dependientes de voltaje (VGCC) y los canales de potasio dependientes de voltaje (VGKC). En los pliegues primarios de la membrana postsináptica se encuentran los receptores nicotínicos de acetilcolina (AChR), la proteína tirosina cinasa específica de músculo (MuSK), la proteína 4 asociada con el receptor de lipoproteínas de baja densidad (LRP4) y otras proteínas, mientras que en los pliegues secundarios existe una alta densidad de canales de sodio dependientes de voltaje (VGSC)1,2.

Figura 1.

Unión neuromuscular.

(0,45MB).

La liberación espontánea de acetilcolina (ACh) desde el terminal axonal genera en el sarcolema un potencial de placa (EPP) en miniatura. Tras la estimulación del nervio motor se produce la apertura de los VGCC y la liberación de una cantidad suficiente de ACh como para que se genere un EPP cuya amplitud sobrepasa el umbral de apertura de los VGSC y origina un potencial de acción muscular que se propaga e induce la contracción de la fibra muscular1,2.

Las enfermedades autoinmunes de la UNM se caracterizan por la presencia de autoanticuerpos dirigidos a moléculas de la membrana pre o postsináptica que, por diversos mecanismos, impiden que la amplitud del EPP llegue al umbral de disparo del potencial de acción muscular, lo cual se expresa clínicamente como debilidad fluctuante y fatigabilidad1,2.

ObjetivosObjetivo principal

El propósito de este trabajo de revisión es conocer la utilidad y las limitaciones de la determinación de anticuerpos en las enfermedades más frecuentes de la neurotransmisión.

Objetivos secundarios

  • -

    Describir los anticuerpos y sus blancos antigénicos localizados en la membrana pre y postsináptica e intracelulares.

  • -

    Conocer el mecanismo patogénico de dichos anticuerpos.

  • -

    Revisar la frecuencia, los valores de referencia, la sensibilidad y la especificidad de los métodos de determinación de cada anticuerpo.

  • -

    Mencionar las manifestaciones clínicas, paraneoplásicas y electrofisiológicas que contribuyen al diagnóstico en cada entidad.

Métodos

Se consultaron las bases de datos PubMed-NCBI, SciELO y LILACS utilizando las palabras clave: unión neuromuscular, anticuerpos, miastenia gravis, Lambert-Eaton, síndrome de Isaacs, hiperexcitabilidad del nervio periférico. Con base en la literatura revisada se realizó una descripción de las características clínicas y electrofisiológicas de cada entidad, así como de cada antígeno, anticuerpo, mecanismo patogénico, frecuencia de su hallazgo, métodos de determinación con su sensibilidad y especificidad, valores de referencia y utilidad en la práctica. En relación con la utilidad de medir los anticuerpos, también se expresa la experiencia de los autores.

ResultadosEnfermedades con anticuerpos dirigidos a estructuras presinápticas (tabla 1)Síndrome miasténico de Lambert-Eaton

El síndrome miasténico de Lambert-Eaton (SMLE)3 es el resultado de un ataque autoinmune contra los VGCC tipo P/Q de la membrana presináptica, involucrados en la liberación de ACh4–7. Fueron Fukunaga et al. los primeros en plantearlo en 1983. Subsecuentes estudios por Engel, Vincent y Newsom-Davis demostraron la patogenia autoinmune subyacente8; otros investigadores confirmaron una reducción de la amplitud del EPP en miniatura, EPP y de la liberación de ACh en el SMLE9.

Tabla 1.

Enfermedades presinápticas

Enfermedad  Anticuerpo  Frecuencia  Mecanismo de acción  Clínica  Neoplasia asociada  Método de determinación  Sensibilidad y especificidad  Utilidad práctica 
Síndrome miasténico de Eaton-Lambert  Anti-VGCC  85-90%  Bloqueo e internalización  Debilidad músculos esqueléticos. Fatigabilidad. Disautonomía. Hipo/arreflexia  CPCP (90% de las formas paraneoplásicas)Trastornos linfoproliferativos, carcinomas de páncreas, mama y ovario  RIAIT  RIAS: 88,89% y E: 36,17%  Útil para el diagnóstico en el contexto clínico y electrofisiológico 
Síndrome de HNP (de Isaacs) y trastornos relacionados  Anti-complejo VGKC    Bloqueo e internalización  SNP: HNPSNC: encefalitis límbica, crisis distónicas faciobraquialesSNC y SNP: síndrome de Morvan  TimomaCPCP  RIAEnsayo celular  RIA≥100pM, S: 90,9% y E: 39,8%≥400pM, S: 54,5% y E: 85,4%  Útil para el diagnóstico en el contexto clínico y electrofisiológico 

CPCP: carcinoma de pulmón de células pequeñas; E: especificidad; HNP: hiperexcitabilidad del nervio periférico; IT: inmunotransferencia; RIA: radioinmunoanálisis; S: sensibilidad; SNC: sistema nervioso central; SNP: sistema nervioso periférico; VGCC: canal de calcio dependiente de voltaje; VGKC: canal de potasio dependiente de voltaje.

Clínica

El SMLE es paraneoplásico en el 60% de los casos, principalmente asociado a carcinoma de pulmón de células pequeñas (CPCP). Una relación con HLA B8DR3 evidencia una predisposición genética a la autoinmunidad5,10.

En la forma paraneoplásica la edad media de inicio es de 60 años con predominio masculino, mientras que en el SMLE primario hay 2 edades pico: a los 35 y a los 60 años. La distribución por edad y sexo en el SMLE primario es similar a la registrada para miastenia gravis (MG)11. Inicia insidiosamente, la debilidad muscular es fluctuante y con una distribución diferente a la de la MG, dado que el tronco y los miembros inferiores están más involucrados. La afectación ocular y el compromiso de los músculos respiratorios son inusuales. Frecuentemente hay compromiso parasimpático, con xerostomía, estreñimiento, impotencia sexual e hipotensión ortostática12,13. Los reflejos están deprimidos, fundamentalmente en los miembros inferiores; al igual que la fuerza, mejoran inmediatamente luego de una contracción voluntaria, esto se evidencia clínica y electrofisiológicamente y se conoce como «fenómeno de facilitación».

Antígeno

El VGCC permite el influjo celular de calcio cuando el potencial de acción nervioso despolariza el terminal axonal. El catión facilita la fusión de la vesícula que almacena ACh al neurolema presináptico y su liberación al espacio sináptico. El canal está constituido por proteínas oligoméricas con una subunidad principal α1 y varias subunidades reguladoras o auxiliares14. La subunidad α1 del canal P/Q tiene 4 dominios (i-iv) y cada uno tiene 6 segmentos transmembrana (S1-S6). S4 es sensor de voltaje, S5 y S6 son sensores de calcio (fig. 2). Hay 5 tipos de VGCC: L, P/Q, N, R, T. La presencia de VGCC P/Q en células de Purkinje explica la ataxia en pacientes con SMLE. Los de tipo N son relevantes en el sistema nervioso autónomo12.

Figura 2.

Canal de calcio dependiente de voltaje.

(0,16MB).
Anticuerpo anticanal de calcio dependiente de voltaje

Los anti-VGCC están presentes en el SMLE primario y paraneoplásico y en la degeneración cerebelosa, fundamentalmente paraneoplásica5,12. Son IgG dirigidos contra la subunidad α1 del VGCC tipo P/Q14. El 30-40% también tiene anticuerpos contra los canales de tipo N y el 25% contra los de tipo L5. Los títulos no se correlacionan con la severidad de la enfermedad. Los VGCC de tipo P/Q se expresan en células de CPCP y esto origina una reacción cruzada con los VGCC presinápticos. El diagnóstico de SMLE suele preceder al diagnóstico de la neoplasia. Los anti-VGCC pueden detectarse en el 3-5% de los pacientes con CPCP sin síntomas neurológicos15.

Ocasionalmente pueden detectarse anticuerpos que se ligan a sinaptotagmina (involucrada en la fusión de vesículas)16 y a SOX-1, proteína relacionada con la génesis tumoral. Este último es positivo en el 67% de los pacientes con SMLE-CPCP17.

Mecanismo de acción

Los anti-VGCC bloquean el influjo de calcio al terminal presináptico, principalmente por la afinidad hacia los segmentos S5-S6 extracelulares de los dominios ii, iii y iv, de la subunidad α1 (fig. 2). Los anticuerpos son divalentes, lo cual implica que ambos brazos FAB de la IgG se unen al blanco antigénico y provocan la internalización de los VGCC18. No activan el complemento16. El resultado es la pérdida de canales de calcio funcionalmente disponibles, la reducción del influjo de calcio y finalmente de la liberación de cuantos de ACh. La traducción electrofisiológica es la reducción de la amplitud de los EPP en miniatura y de los EPP, y clínicamente, la debilidad muscular fluctuante con fenómeno de facilitación. La afección de estos receptores también ocurre en neuronas autonómicas.

Los anticuerpos contra sinaptotagmina interfieren en la fusión de las vesículas de ACh al neurolema, paso previo a su liberación16.

Frecuencia

Los anti-VGCC se detectan en el 85-90% de los pacientes con SMLE y hasta en el 100% de los pacientes con SMLE y CPCP19.

Métodos de determinación

Mediante radioinmunoanálisis (RIA) de VGCC combinado con ω-conotoxina radiomarcada con 125I. Se utilizan pruebas adicionales para aumentar la especificidad, como la inmunotransferencia20.

Especificidad y sensibilidad

Anti-VGCC por RIA tiene una sensibilidad del 88,89% y una especificidad de 36,17%, esta última es directamente proporcional al título de anticuerpos detectado. Títulos1nmol/L presentan enfermedad neurológica autoinmune con mayor frecuencia que los pacientes con valores intermedios (0,10-0,99nmol/L) o bajos (0,03-0,10nmol/L)20.

Utilidad en la práctica

Debido a la baja especificidad del RIA, la presencia de anti-VGCC debe interpretarse con cautela, fundamentalmente con títulos bajos e intermedios, jerarquizando la clínica y la electrofisiología.

Se debe considerar que el diagnóstico de SMLE puede preceder a la detección de una neoplasia, fundamentalmente CPCP.

No hay relación entre la positividad de VGCC o SOX-1 y la sobrevida20.

Los anticuerpos dirigidos contra el AChR (AChRA) son encontrados en un ∼5-10%20, por lo tanto, el diagnóstico diferencial con MG puede resultar complejo si no contamos con la electrofisiología.

Síndrome de Isaacs (hiperexcitabilidad de nervio periférico) y otros trastornos relacionados con los canales de potasio dependientes de voltaje

Los anticuerpos dirigidos contra el complejo VGKC se asocian con 4 entidades: encefalitis límbica (EL), crisis distónicas faciobraquiales (DFB), síndrome de hiperexcitabilidad de nervio periférico (HNP), neuromiotonía o síndrome de Isaacs y síndrome de Morvan (SM). Este último se caracteriza por encefalitis, con amnesia, insomnio, disautonomía e HNP21. Se ha publicado asociación con neoplasia hasta en un 30% de los casos22, siendo con un timoma la más frecuente.

La HNP se asoció por primera vez con anticuerpos contra el VGKC en 199523. En 2001, los anti-VGKC fueron hallados en el SM24 y en la EL25, y en el 2008 en las crisis DFB26. En 2010 se describió que estos anticuerpos se ligan también a otras proteínas que conforman un complejo con el canal de potasio propiamente dicho (Kv). Desde entonces se reconoce a todo el complejo VGKC como potencial blanco antigénico22.

Clínica

En esta revisión nos enfocaremos en las manifestaciones neuromusculares.

El síndrome de HNP inicia entre los 15-60 años, la mayoría antes de los 40. Consiste en contracción muscular involuntaria, ondulante y persistente en reposo, dificultad en la relajación (pseudomiotonía), calambres, fasciculaciones, mioquimias que continúan durante el sueño y debilidad muscular. Puede observarse hipertrofia muscular, dolor e hiperestesia. La disfunción autonómica es frecuente, con hiperhidrosis, rubor, vasodilatación, piloerección y dolor abdominal21,27. El electromiograma característico registra descargas agrupadas en dupletes, tripletes o multipletes, con frecuencia de descarga alta, fibrilaciones y fasciculaciones27,28. Otras enfermedades autoinmunes, como la MG, y neoplasias como el timoma y el CPCP pueden estar presentes.

Antígeno

El complejo VGKC está constituido por el Kv, la proteína 1 inactivada de glioma rica en leucina (LGI1), la proteína 2 asociada a contactina (CASPR2) y contactina-2. LGI1 se expresa principalmente en el SNC. LGI1 forma complejos con Kv1 en las regiones yuxtaparanodal, en el segmento inicial del axón y en las terminales sinápticas. Es una glucoproteína secretada que se une a la superficie celular. La parte N-terminal contiene 3 repeticiones ricas en leucina que funcionan como dominio de unión a proteínas22 (fig. 3). CASPR2 es un miembro de la superfamilia de neurexinas (proteínas transmembrana) implicadas en las interacciones célula-célula dentro del sistema nervioso. CASPR2 sirve como andamio para Kv1.1/ Kv1.2 en la región yuxtaparanodal tanto en el SNP como en el SNC22 (fig. 3).

Figura 3.

Complejo canal de potasio dependiente de voltaje.

(0,37MB).

Los canales iónicos se clasifican en 12 grupos (Kv1-12), se activan por la despolarización y el eflujo de potasio repolariza la membrana26.

Anticuerpos anticomplejo canal de potasio dependiente de voltaje

Los pacientes con HNP y SM tienen predominantemente anticuerpos contra CASPR2, mientras que los anti-LGI1 predominan en DFB y EL22,26,27. Los anticuerpos dirigidos a las subunidades kv1 y a contactina-2 son infrecuentes. Algunos anticuerpos podrían unirse a antígenos del complejo VGKC aún desconocidos, dando un resultado positivo para anti-VGKC pero negativo para anticuerpos LGI1 y CASPR229.

Anti-LGI1 son de subtipo IgG1 y principalmente IgG4. Los anticuerpos anti-CASPR2 son predominantemente del subtipo IgG1.

Mecanismo patogénico

El mecanismo de estos anticuerpos es parcialmente conocido. Las IgG de los pacientes con HNP se ligan a las proteínas del complejo VGKC, y reducen el número de VGKC sin activación del complemento15. Bloquean el canal iónico de manera similar a las aminopiridinas23. Los anticuerpos contra LGI1 y CASPR2 disminuyen la expresión de VGKC30. La atenuación del flujo de potasio a través de la membrana axonal reduce crónicamente el potencial de membrana de reposo, afectando su repolarización con la consecuente hiperexcitabilidad.

Frecuencia

Los anticuerpos anti-CASPR2 se detectan en el 70% de los pacientes con SM, coexistiendo con anti-LGI1 y en el 30% de los pacientes con HNP, siendo en este último los anticuerpos predominantes. Un 40% de los casos de HNP no tiene blanco antigénico definido31–33. Anti-LGI1 está presente en un 95% de los casos de crisis DFB y en un 80% de los casos de EL. Son infrecuentes en HNP32. En LCR no suelen detectarse anticuerpos en HNP, mientras que sí en EL y SM.

Métodos de determinación

Se emplea RIA con 125I-DTX, un ligando específico de ciertos subtipos Kv133. Los sueros positivos se analizan para LGI1, contactina-2, CASPR2 y Kv1 usando ensayo con células transfectadas y fluorescencia. Las determinaciones de LCR de rutina son normales o muestran hiperproteinorraquia leve. Su estudio puede ayudar a excluir otros trastornos25.

Valores de referencia

Los resultados se calculan como picomolar de 125I-DTX precipitado (valores normales<100pM). Títulos entre 100 y 400pM se encuentran en el 35% de las personas mayores, en el 40% de los pacientes con HNP y en algunos casos de SM. Títulos>400pM son consistentemente registrados cuando hay compromiso del SNC, como en la EL25.

Sensibilidad y especificidad

La sensibilidad y especificidad de los anti-VGKC con un título100pM es de 90,9 y 39,8% para el diagnóstico de HNP, respectivamente, mientras que con un título400pM la sensibilidad es del 54,5% y la especificidad aumenta al 85,4%34. Los títulos bajos (100-400pM) se pueden encontrar en pacientes con neoplasias y enfermedades neurodegenerativas. Títulos400pM se asocian con EL25.

Utilidad en la práctica

La determinación de estos anticuerpos tiene relevancia en un contexto clínico y electrofisiológico. La especificidad del diagnóstico tiene relación con el título sérico hallado. Además, se puede determinar específicamente anti-LGI1 cuando la clínica es compatible con EL y DFB, y anti-CASPR2 cuando el paciente presenta HNP y timoma.

La positividad de anti-VGKC obliga a descartar neoplasias, fundamentalmente de timo.

Enfermedades con anticuerpos dirigidos a estructuras postsinápticas (tabla 2): Miastenia Gravis

La posibilidad de que la MG fuera autoinmune fue propuesta por Nastuk et al.35. Simpson36 planteó la hipótesis de un anticuerpo contra un receptor de la UNM. Patrick y Lindstrom demostraron que la inmunización contra los AChR inducía una forma de «MG autoinmune experimental»37. El AChRA fue detectado por inmunoprecipitación con 125I-α-bungarotoxina38. Los cambios fisiopatológicos de la UNM fueron descritos por Engel y Arahata39 y Drachman40.

Tabla 2.

Enfermedad postsináptica: miastenia gravis

Anticuerpo  Frecuencia  Isotipo  Mecanismo de acción  Clínica  Enfermedad de timo/neoplasia  Método de determinación  Sensibilidad y especificidad  Utilidad práctica 
AChRA  MGG: 85-87%MGO: 50%  IgG1IgG3Divalentes, monoespecíficos  Activación del complementoModulación antigénicaInternalizaciónBloqueo  Debilidad fluctuanteFatigabilidad. Grupo muscular afectado: ocular; bulbar; cervical; miembros; tronco; respiratorio  Hiperplasia de timo/timoma  RIAELISAEnsayo celular  RIAS: 50% (MGO), 87% (MGG)E: 99,5%ELISAMenor E y S  AChRA por método adecuado es diagnóstico en el 99,5% de los casos 
Anti-MuSK  38-71% de las MGG AChRA negativo o seronegativa  IgG4Monovalentes, biespecíficos  BloqueoInterfiere la agrupación de los AChR  Debilidad fluctuante. Patrones: ocular; oculobulbar; pseudomiopático; respiratorio    RIAELISAEnsayo celular  RIAS: 40%E: 100%ELISAMenor E y S  Anti-MuSK por método adecuado es diagnóstico. Solicitar cuando AChRA es negativo 
AChRA baja afinidad  16-20% de las MGG doble negativas, 50% de las MGO doble negativas  IgG1IgG3  ÍdemAChRA  Ídem AChRA  Ídem AChRA  Ensayo celular    Útil en presencia de clínica compatible con MG AChRA y RIA doble negativo 
Anti-LRP4  12,7% de las MGdSN  IgG1IgG2  Activación del complementoBloqueo: alteración de la agrupación de AChR  Similar a MG AChRA, menor severidad    Ensayo celular de elecciónELISA    En presencia de MGdSN 
                 
Antiagrina  15% de los pacientes con MGdSN    Inhibición de la interacción agrina-LRP4-rapsina-AChR  Leve a moderada severidad. Asociación con otros anticuerpos    Ensayo celularELISAWestern blot    En presencia de MGdSN. Frecuentemente se asocia a anti-LRP4 
                 
Anticortactina  23,7% de los pacientes con MGdSN ocular. También en controles sanos (baja especificidad)    Activación del complementoModulación antigénicaInternalización-Bloqueo  Forma ocular y formas generalizadas leves    ELISAWestern blot    Sospecha de MGO de difícil diagnóstico para justificar inicio de tratamiento inmunosupresor 
Antimúsculo estriado (anti-RyR y anti-titina)  Anti-RyR:MG timomatosa:75%MG inicio tardío no timomatosa: 40%Antititina:MG timomatosa: 50-95% inicio tempranoMG no timomatosa: 6% inicio temprano; 50-80% inicio tardío    Anti-RyR:Bloqueo del receptor de rianodinaInterfiere la liberación de calcioAntititina:Unión a la región inmunogénica (MGT30) de la titina (sarcómero)  Ídem AChRAMayor severidad clínica  Timoma  Anti-RyR:ELISAWestern blotAntititina:RIAELISAEnsayo celular  Anticuerpos y TAC de tórax: alta sensibilidad y especificidad para detectar timoma  Diagnóstico de timoma y recidiva en timectomizados por timoma, en pacientes con MG AChRA positivo de inicio temprano 

AChR: receptor de acetilcolina; anti-RyR: anticuerpo contra el receptor de rianodina; CPCP: carcinoma de pulmón de células pequeñas; E: especificidad; IT: inmunotransferencia; LRP4: proteína 4 asociada con el receptor de lipoproteínas de baja densidad; MG: miastenia gravis; MGG: miastenia gravis generalizada; MGdSN: miastenia gravis doble seronegativa; MGO: miastenia gravis ocular; RIA: radioinmunoanálisis; S: sensibilidad; TAC: tomografía axial computarizada.

En el 85% de los pacientes con fenotipo generalizado (MGG) se detectan AChRA41. En el 38-71% de los pacientes con MGG AChRA negativo se detectan anticuerpos anti-MuSK42–45. En algunos individuos con MG doble seronegativa (MGdSN), AChRA y anti-MuSK negativos, se han identificado anticuerpos contra la proteína LRP446,47, antirreceptor de acetilcolina de baja afinidad48 y antiagrina, entre otros49. Otros anticuerpos contra antígenos extracelulares e intracelulares tienen un rol menos claro en la patogenia de la miastenia y podrían ser biomarcadores50. Además de la confirmación del diagnóstico, la identificación de autoanticuerpos es importante para la estratificación en subgrupos de pacientes con MG, los que pueden diferir en sus manifestaciones, pronóstico y terapéutica.

Anticuerpo antirreceptor de acetilcolinaClínica

La característica particular de la MG es la debilidad fluctuante, que empeora durante el día y con la actividad física y mejora con el reposo. La MG ocular es la forma de presentación más frecuente, limitada a los músculos oculomotores y elevador del párpado, con diplopía y ptosis51. La MGG se extiende a otros grupos musculares y ocurre dentro de los 2 años subsiguientes en el 80% de los casos52,53. Si comienza antes de los 40 años, el predominio es femenino 3:1 y el timo generalmente es hiperplásico, mientras que en la MG de inicio tardío la relación mujer: hombre es 3:2, el título de AChRA suele ser menor que en el grupo de inicio temprano y el timo está normal o atrófico54. El 10-15% de los pacientes tienen un timoma, más prevalente en mayores de 50 años55. El 40-50% de los timomas (incidencia 0,13/100.000/año) se asocian a MG55. La crisis miasténica ocurre en el 20% de los pacientes con MG y la remisión completa en el 10-20% de los casos 56. La MG timomatosa se considera una enfermedad más grave y su pronóstico depende principalmente de la terapia inmunosupresora prolongada. El timoma se considera un factor pronóstico negativo debido a una mayor gravedad de los síntomas y a una capacidad de respuesta reducida a los tratamientos de primera línea56.

Antígeno

El AChR es una macromolécula pentamérica transmembrana, compuesta por sendas subunidades β, δ y ɛ, y 2 subunidades α en la UNM del adulto (la subunidad ɛ reemplaza a la γ de la placa fetal). Las subunidades del AChR se organizan alrededor de un canal central permeable a cationes. Cada AChR tiene 2 sitios de unión a ACh, dispuestos entre las subunidades α y δ, y α y ɛ. En la subunidad α se encuentra la región inmunogénica principal (MIR)29. La apertura del canal iónico permite el influjo de sodio y la despolarización del sarcolema (figs. 1 y 4).

Figura 4.

Receptor de acetilcolina.

(0,17MB).
Anticuerpos

Los AChRA son predominantemente IgG1 e IgG3, divalentes, monoespecíficos, que se unen mayormente a la MIR del AChR y tienen capacidad de activar el complemento57.

Mecanismo patogénico:

  • a)

    Activación del complemento: AChRA IgG1 e IgG3 son los más eficientes para la fijación del complemento. Se activa la vía clásica a partir de la unión del componente C1q al complejo AChRA-receptor, que finaliza con la formación del complejo de ataque en la membrana postsináptica y consecuentemente su destrucción57 (fig. 5 a y b).

    Figura 5.

    Anticuerpo dirigido contra el receptor de la acetilcolina, mecanismo de acción.

    (0,23MB).
  • b)

    Modulación antigénica: los AChRA (IgG) tienen funcionalidad divalente, es decir, pueden unirse a 2 moléculas del AChR diferentes, lo que provoca una internalización acelerada y la degradación de los receptores58 (fig. 5 c).

  • c)

    Bloqueo funcional: los anticuerpos se unen a la subunidad α (MIR) e interfieren con la unión de las moléculas de ACh40 (fig. 5 d).

El daño de la membrana postsináptica parece ser el determinante de la disfunción de la UNM59.

Frecuencia

Los AChRA están presentes en el 50% de los pacientes con MG ocular y en el 85% de las formas generalizadas41.

Métodos de determinación

RIA es el método recomendado. ELISA es un método sensible pero las reacciones positivas débiles requieren confirmación por RIA. El ensayo celular detecta anticuerpos dirigidos contra AChR «agrupados» o AChRA de baja afinidad.

Sensibilidad y especificidad

La determinación de AChRA por RIA posee una sensibilidad del 87% para MGG y del 50% para MG ocular, y una especificidad del 99,5%60. La correspondencia entre los niveles de AChRA por ELISA y RIA usando AChR humanos es r=0,9661.

Valores de referencia

Se considera título positivo de AChRA un valor mayor de 0,5nM/L, intermedio entre 0,2-0,5 y negativo menor de 0,2nM/L41. Falsos positivos: gemelos monocigotos, timoma, discinesia tardía, pacientes con artritis reumatoidea con penicilamina, pacientes con títulos antitiroideos incrementados, hepatitis, lupus, enfermedad injerto contra huésped y neuromielitis óptica62. Es posible detectar la presencia de AChRA en pacientes con timoma sin MG, sin embargo, títulos mayores de 0,3nM/L previos a la timectomía se asocian con el desarrollo de la enfermedad poscirugía en el 7,6% de los casos63.

Utilidad en la práctica

Es la primera determinación serológica a solicitar. Un AChRA positivo por RIA es diagnóstico de enfermedad en el 99,5% de los casos. La correlación entre la concentración de AChRA y la gravedad de la enfermedad es controvertida, alguna evidencia demuestra que tal relación surge cuando se compara con el título de los anticuerpos dirigidos a MIR, subclase IgG164. Los pacientes con timoma tienen AChRA en casi todos los casos56.

Anticuerpo antitirosina cinasa específica de músculoClínica

Se han descrito 4 fenotipos asociados con anti-MuSK: oculobulbar, respiratorio, pseudomiopático65 y restringido a músculos extraoculares66. La afección del centro respiratorio en estos pacientes ha sido demostrada (De Vito y Mazia, en publicación) y estaría en relación con la mayor frecuencia de crisis respiratorias44,45. Se suele observar sarcopenia y atrofia lingual13. Otras características son la ausencia de enfermedad del timo y la respuesta especialmente satisfactoria a plasmaféresis65 y a rituximab67. Los inhibidores de la acetilcolinesterasa suelen ser menos efectivos o hasta contraproducentes45.

Antígeno

MuSK es una proteína de membrana con 3 dominios similares a inmunoglobulinas (Ig-like) en la región extracelular, en donde se une el ligando68. Es activada por la agrina de la motoneurona, la cual se une a LRP4; esta aumenta la dimerización de MuSK, dispara la activación de la cinasa, selecciona Dok7 e induce una cascada de señalización que dirige la diferenciación possináptica42,69. Además, MuSK ayuda a anclar la acetilcolinesterasa mediante una hélice de colágeno Q (ColQ)69 (fig. 1).

Anticuerpos

Los anticuerpos anti-MuSK son mayormente IgG4, con una baja proporción de IgG170. La IgG4 no activa la cascada del complemento y es escasamente eficiente para reaccionar de forma cruzada con antígenos idénticos, debido a un proceso conocido como intercambio del brazo Fab, lo que resulta en anticuerpos monovalentes y biespecíficos71,72 (fig. 6).

Figura 6.

Anticuerpo dirigido contra el receptor de la acetilcolina y anti-MuSK.

(0,3MB).
Mecanismo patogénico

Bloqueo funcional: anti-MuSK inhibe la interacción entre MuSK-LRP4 a través de la unión al primer dominio Ig-like de MuSK, alterando la agrupación de los AChR. También interfiere la unión MuSK-ColQ, provocando una reducción de la concentración de acetilcolinesterasa en la hendidura sináptica72.

Frecuencia

Los pacientes con anti-MuSK representan el 38-71% de los pacientes con MGG AChRA negativo29. Ensayos celulares demostraron la presencia de anti-MuSK en el 8-13% de los sueros doble seronegativos73. La coexistencia de los anticuerpos anti-MuSK y AChRA es rara74; en Argentina, la frecuencia es del 15% (Mazia et al., datos en publicación).

Métodos de determinación

RIA, ELISA, ensayo celular. RIA es el método recomendado42,43.

Sensibilidad y especificidad

RIA: sensibilidad del 40% y especificidad del 100% en MGG AChRA negativo70. ELISA con MuSK recombinante en células transfectadas: sensibilidad del 70% y especificidad de 100% en MGG AChRA negativo42.

Valores de referencia

Se considera anti-MuSK positivo valores>0,05nM/L.

Utilidad en la práctica

Se debe considerar en pacientes con MG-AChRA negativo. La presencia de anti-MuSK con clínica compatible indica enfermedad. Los títulos de anti-MuSK IgG4 se correlacionan con la severidad de la enfermedad, y se reducen con los tratamientos inmunosupresores75.

Anticuerpos dirigidos contra el receptor de acetilcolina de baja afinidad o anticuerpos contra receptores de acetilcolina agrupados

Algunos pacientes con hallazgo negativo de AChRA por RIA tienen un cuadro clínico indistinguible de la MG-AChRA positivo; esto apuntó a la posible existencia de anticuerpos incapaces de unirse a los AChR en solución, pero capaces de unirse a los AChR densamente agrupados, como sucede in vivo, en donde pueden unirse divalentemente con receptores adyacentes. Estos anticuerpos se conocen como AChRA de baja afinidad57; son IgG1 predominantemente. Provocan bloqueo funcional, activación de complemento y modulación antigénica. La frecuencia es de 16-20% en MGG doble seronegativa y de 50% en MG ocular AChRA negativo29. La clínica es similar a la MG-AChRA positivo, e incluso puede hallarse enfermedad del timo76. Para la determinación de estos anticuerpos se utilizan células HEK transfectadas con ADN de subunidades de AChR y rapsina.

Anticuerpo antiproteína 4 asociada con el receptor de lipoproteínas de baja densidadClínica

La clínica de MG anti-LRP4 se asemeja a la MG-AChRA, con manifestaciones leves o moderadas y similar respuesta terapéutica46. Una mayor gravedad se observa en los pacientes con combinación de anticuerpos46,47. En los pacientes con MGdSN, anti-LRP4 se combina frecuentemente con antiagrina y el inicio generalizado es más común49.

Antígeno

La LRP4 es una proteína transmembrana cuyo dominio extracelular se une a agrina y MuSK56. Es fundamental para la activación de MuSK, el agrupamiento de AChR y la correcta conformación de la UNM29 (fig. 1).

Anticuerpos

Los anti-LRP4 son IgG1 e IgG246,47.

Mecanismo patogénico

Bloqueo funcional de la interacción agrina-LRP4-MuSK. Activación del complemento47.

Frecuencia

Corresponden al 12,7% de las MGdSN49. Se observa variabilidad entre los diferentes métodos y países, y asociación de anti-LRP4 con AChRA, anti-MuSK46 y más comúnmente con antiagrina49.

Métodos de determinación

Ensayo celular47, citometría de flujo y ELISA49.

Valores de referencia

Título positivo>0,019nM47,49. Anti-LRP4 y antiagrina se consideran positivos con títulos>2,5DE de los controles49.

Utilidad en la práctica

Se solicita la determinación de anti-LRP4 en presencia de MGdSN.

Anticuerpos antimúsculo estriado (antititina, antirreceptor de rianodina y otros)

Anticuerpos que aparentemente no contribuyen a la patogenia de la MG, dirigidos contra proteínas intracelulares del músculo estriado, tales como antititina, antirreceptor de rianodina (RyR), antiactina, antimiosina, antitropomiosina, entre otros, pueden detectarse en el suero de pacientes con MG-AChRA positivo43.

Clínica

La presencia de anti-RyR y antititina ha sido correlacionada con una mayor severidad de la enfermedad77.

Antígenos

RyR es un canal que libera calcio desde el retículo sarcoplásmico, localizado en la unión con el túbulo T del sarcolema. Hay 3 tipos: RyR1 (músculo esquelético), RyR2 (músculo cardíaco) y RyR3 (cerebro)77. Titina es una proteína gigante del miocito (fig. 1) que se extiende a lo largo de todo el sarcómero y provee estabilidad y resistencia pasiva al estiramiento78.

Anticuerpos

Los anticuerpos dirigidos contra las proteínas miofibrilares tienen reacción cruzada con células mioides del timo. Se los encuentra en el 80% de los pacientes miasténicos con timoma79. La presencia de estos anticuerpos ha sido demostrada en biopsia de músculo de paciente con MG y podrían predecir un severo defecto sobre el desarrollo y la función del músculo80.

Mecanismo patogénico

Anti-RyR: inhibe la liberación de calcio uniéndose a la región inmunogénica principal del RyR. Hay anti-RyR que inhiben la interacción entre RyR y dihidropiridina, y en estos casos la severidad de la MG sería mayor78.

Antititina: se une a la región inmunogénica principal de la titina, MGT30, próxima a la unión de la banda A y la banda I, y altera el sarcómero. Otro mecanismo es a través de una respuesta inmune celular78.

Frecuencia

Anti-RyR: baja frecuencia en la MG de inicio temprano, 40% en la MG de inicio tardío y 75% en la MG con timoma.

Antititina: en el 20-40% de las MG-AChRA positivo. En la MG no timomatosa, en el 6% cuando el inicio es temprano y en el 50-80% cuando el inicio es tardío. En la MG timomatosa de inicio temprano se detecta en el 50-95%29. La ausencia de AChRA aleja la posibilidad de timoma79.

Método de detección

Anti-RyR: ELISA, Western blot.

Anti-titina: ELISA, RIPA MGT30 con 125I, ensayo celular43,79.

Sensibilidad y especificidad

La combinación de anticuerpos y tomografía de tórax tiene una alta especificidad y sensibilidad para detectar timoma55.

Utilidad práctica

La determinación de anticuerpos antititina y anti-RyR es útil para diagnosticar timoma en pacientes con MG-AChRA positivo de inicio temprano y recidiva en timectomizados. Estos anticuerpos también se asocian con una mayor severidad de la enfermedad.

Anticuerpos contra otras proteínas

Otros anticuerpos cuya patogenicidad, especificidad y valor diagnóstico o pronóstico no han sido completamente caracterizados están dirigidos contra las proteínas agrina29,49, cortactina50, rapsina29, acetilcolinesterasa, ColQ, colágeno xiii y Kv1.4 presináptico29 (fig. 1). Las principales características se describen en la tabla 2.

Conclusiones

En la unión neuromuscular, la transmisión de señales depende de canales y complejos proteicos, pre y postsinápticos. La autoinmunidad dirigida a estos blancos antigénicos puede ser primaria o paraneoplásica; los tumores de timo y pulmón deben ser particularmente considerados.

El RIA es el método usualmente recomendado para la detección de la mayoría de los anticuerpos. Los métodos basados en ensayo celular son realizados en laboratorios especiales y son requeridos para la determinación de anticuerpos particulares, como los AChRA de baja afinidad.

En todos los casos, la sensibilidad y la especificidad del anticuerpo dependen del método utilizado para su medición. Diversos anticuerpos, tales como los dirigidos a estructuras presinápticas (VGCC y complejo VGKC), poseen una sensibilidad y especificidad en relación con el título sérico.

Algunos de los anticuerpos dirigidos al complejo VGKC se ligan al canal de potasio propiamente dicho, pero, mayormente, lo hacen a las otras proteínas (CASPR2 y LGI1), y esto se traduce en diferentes fenotipos.

Los anticuerpos dirigidos a la postsinapsis son los más frecuentes en la enfermedad autoinmune de la neurotransmisión, específicamente el AChRA, cuyo mecanismo patogénico es el más conocido. La positividad del AChRA o del anti-MuSK mediante RIA, independientemente del título, indica con elevada certeza el diagnóstico de MG. Se ha demostrado correlación entre la concentración sérica de anti-MuSK y la severidad de la enfermedad. En el caso de los AChRA, no existe un criterio unánime sobre esta correlación.

La ausencia de anticuerpos o un título indeterminado obliga a repetir la serología si la sospecha clínica persiste. La positividad puede aparecer y el título puede cambiar durante la evolución de la enfermedad. La reiteración del RIA es igualmente recomendada en presencia de un timoma con un resultado de AChRA negativo.

El hallazgo de anticuerpos dirigidos a antígenos intracelulares del músculo estriado (titina y RyR) con un AChRA positivo soportan fuertemente el diagnóstico de timoma, más aún si se combinan con la existencia de una imagen anormal en el mediastino. La MG asociada a timoma tiene peor pronóstico.

La utilidad de un anticuerpo como marcador específico de enfermedad requiere criterios estrictos. El conocimiento de la clínica y la electrofisiología es relevante, fundamentalmente cuando la sensibilidad y la especificidad de los anticuerpos son bajas. La disautonomía indica afección presináptica. Mioquimias, fasciculaciones, hiperexcitabilidad y síntomas centrales evidencian anticuerpos contra el complejo VGKC. Los signos de impregnación orientan hacia un cuadro paraneoplásico.

Finalmente, se debe jerarquizar la precocidad con que se hace el diagnóstico, dado que se trata de enfermedades potencialmente tratables y pasibles de remisión.

Conflicto de intereses

El grupo de trabajo no presenta ningún conflicto de intereses en relación con la redacción de este artículo.

Agradecimientos

Agradecemos las ilustraciones a Mariana Bendersky (biorender.com), del Servicio de Neurología Infantil, Hospital Italiano de Buenos Aires, Instituto Argentino de Investigaciones Neurológicas (IADIN), Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, EnyS-CONICET.

Bibliografía
[1]
E.H. Niks, J.B.M. Kuks, J.H.J. Wokke, H. Veldman, E. Bakker, J.J.G.M. Verschuuren, et al.
Pre- and postsynaptic neuromuscular junction abnormalities in musk myasthenia.
Muscle Nerve, 42 (2010), pp. 283-288
[2]
R.L. Ruff, V.A. Lennon.
How myasthenia gravis alters the safety factor for neuromuscular transmission.
J Neuroimmunol., 201 (2008), pp. 13-20
[3]
E.H. Lambert, L.M. Eaton.
Electromyography and electric stimulation of nerves in diseases of motor unit.
JAMA., 163 (1957), pp. 1117-1124
[4]
P.W. Wirtz, M.G. Nijnuis, M. Sotodeh, L.N.A. Willems, J.J. Brahim, H. Putter, et al.
The epidemiology of myasthenia gravis, Lambert-Eaton myasthenic syndrome and their associated tumours in the northern part of the province of South Holland.
.J Neurol., 250 (2003), pp. 698-701
[5]
A. Vincent, B. Lang, K.A. Kleopa.
Autoimmune channelopathies and related neurological disorders.
[6]
D.A. Protti, R. Reisin, T.A. Mackinley, O.D. Uchitel.
Calcium channel blockers and transmitter release at the normal human neurornuscular junction.
Neurology., 46 (1996), pp. 1391-1396
[7]
O.D. Uchitel, D.A. Protti, V. Sanchez, B.D. Cherksey, M. Sugimori, R. Llinas.
P-type voltage-dependent calcium channel mediates presynaptic calcium influx and transmitter release in mammalian synapses.
Proc Natl Acad Sci U S A., 89 (1992), pp. 3330-3333
[8]
B. Lang, D. Wray, J. Newsom-Davis, A. Vincent, N. Murray.
Autoimmune aetiology for myasthenic (Eaton-Lambert) syndrome.
Lancet., 318 (1981), pp. 224-226
[9]
A. Losavio, S. Muchnik, R.E.P. Sica, M. Panizza.
Changes in tetrodotoxin-resistant action potentials after passive transfer of myasthenia gravis patient sera.
J Neurol Sci., 91 (1989), pp. 345-351
[10]
P.W. Wirtz, N. Willcox, B.O. Roep, B. Lang, A.R. Wintzen, J. Newsom Davis, et al.
HLA-B8 in patients with the Lambert-Eaton myasthenic syndrome reduces likelihood of associated small cell lung carcinoma.
Ann N Y Acad Sci., 998 (2003), pp. 200-201
[11]
V.G. Kesner, S.J. Oh, M.M. Dimachkie, R.J. Barohn.
Lambert-Eaton myasthenic syndrome.
Neurol Clin., 36 (2018), pp. 379-394
[12]
S.J. Crisp, D.M. Kullmann, A. Vincent.
Autoimmune synaptopathies.
Nat Rev Neurosci., 17 (2016), pp. 103-117
[13]
M.E. Farrugia, M.D. Robson, L. Clover, P. Anslow, J. Newsom-Davis, R. Kennett, et al.
MRI and clinical studies of facial and bulbar muscle involvement in MuSK antibody-associated myasthenia gravis.
Brain., 129 (2006), pp. 1481-1492
[14]
M.H. Van Coevorden-Hameete, E. de Graaff, M.J. Titulaer, C.C. Hoogenraad, P.A.E. Sillevis Smitt.
Molecular and cellular mechanisms underlying anti-neuronal antibody mediated disorders of the central nervous system.
Autoimmun Rev., 13 (2014), pp. 299-312
[15]
S.R. Irani, A. Vincent.
Voltage-gated potassium channel-complex autoimmunity and associated clinical syndromes.
Handb Clin Neurol., 133 (2016), pp. 185-197
[16]
S.D. Meriney, T.B. Tarr, K.S. Ojala, M. Wu, Y. Li, D. Lacomis, et al.
Lambert-Eaton myasthenic syndrome: Mouse passive-transfer model illuminates disease pathology and facilitates testing therapeutic leads.
Ann N Y Acad Sci., 1412 (2018), pp. 73-81
[17]
X. Sun, J. Tan, H. Sun, Y. Liu, W. Guan, J. Jia, et al.
Anti-SOX1 antibodies in paraneoplastic neurological syndrome.
J Clin Neurol., 16 (2020), pp. 530-546
[18]
J. Spillane, Y. Ermolyuk, M. Cano-Jaimez, B. Lang, A. Vincent, K.E. Volynski, et al.
Lambert-Eaton syndrome IgG inhibits transmitter release via P/Q Ca2+ channels.
Neurology., 84 (2015), pp. 575-579
[19]
H.L. Pellkofer, L. Armbruster, M. Krumbholz, M.J. Titulaer, J.J. Verschuuren, F. Schumm, et al.
Lambert-Eaton myasthenic syndrome differential reactivity of tumor versus non-tumor patients to subunits of the voltage-gated calcium channel.
J Neuroimmunol., 204 (2008), pp. 136-139
[20]
N.L. Zalewski, V.A. Lennon, D.H. Lachance, C.J. Klein, S.J. Pittock, A. Mckeon.
P/Q- and N-type calcium-channel antibodies: Oncological, neurological, and serological accompaniments.
Muscle Nerve., 54 (2016), pp. 220-227
[21]
S.R. Irani, A. Vincent.
Voltage-gated potassium channel-complex autoimmunity and associated clinical syndromes.
Hand Clin Neurol, 133 (2016), pp. 185-197
[22]
S.R. Irani, S. Alexander, P. Waters, K.A. Kleopa, P. Pettingill, L. Zuliani, et al.
Antibodies to Kv1 potassium channel-complex proteins leucine-rich, glioma inactivated 1 protein and contactin-associated protein-2 in limbic encephalitis, Morvan's syndrome and acquired neuromyotonia.
Brain., 133 (2010), pp. 2734-2748
[23]
P. Shillito, P.C. Molenaar, A. Vincent, K. Leys, W. Zheng, R.J. van den Berg, et al.
Acquired neuromyotonia: Evidence for autoantibodies directed against K+ channels of peripheral nerves.
Ann Neurol., 38 (1995), pp. 714-722
[24]
A.M. Morvan.
De la chorée fibrillaire.
Gaz Hebd Med Chir., 27 (1890), pp. 173-200
[25]
A. Vincent, C. Buckley, J.M. Schott, I. Baker, B. Dewar, N. Detert, et al.
Potassium channel antibody-associated encephalopathy: A potentially immunotherapy-responsive form of limbic encephalitis.
Brain., 127 (2004), pp. 701-712
[26]
S. Irani, B. Lang.
Autoantibody-mediated disorders of the central nervous system.
Autoimmunity., 41 (2008), pp. 55-65
[27]
K. Huang, Y.B. Luo, H. Yang.
Autoimmune channelopathies at neuromuscular junction.
Front Neurol., 10 (2019), pp. 516
[28]
B. Katirji.
Peripheral nerve hyperexcitability.
Handb Clin Neurol., 161 (2019), pp. 281-290
[29]
K. Lazaridis, S.J. Tzartos.
Autoantibody specificities in myasthenia gravis; implications for improved diagnostics and therapeutics.
Front Immunol., 11 (2020), pp. 212
[30]
K. Arimura, Y. Arimura, A. Ng, A. Uehara, M. Nakae, M. Osame, et al.
The origin of spontaneous discharges in acquired neuromyotonia. A Macro EMG study.
Clin Neurophysiol., 116 (2005), pp. 1835-1839
[31]
I. Rubio-Agusti, F. Perez-Miralles, T. Sevilla, N. Muelas, M.J. Chumillas, F. Mayordomo, et al.
Peripheral nerve hyperexcitability: A clinical and immunologic study of 38 patients.
Neurology., 76 (2011), pp. 172-178
[32]
S.R. Irani, P. Pettingill, K.A. Kleopa, N. Schiza, P. Waters, C. Mazia, et al.
Morvan syndrome: Clinical and serological observations in 29 cases.
Ann Neurol., 72 (2012), pp. 241-255
[33]
S.R. Irani, A. Vincent.
Voltage-gated potassium channel-complex autoimmunity and associated clinical syndromes.
Autoimmune Neurology, pp. 185-197
[34]
A. Jammoul, L. Shayya, K. Mente, J. Li, A. Rae-Grant, Y. Li.
Clinical utility of seropositive voltage-gated potassium channel-complex antibody.
Neurol Clin Pract., 6 (2016), pp. 409-418
[35]
W.L. Nastuk, A.J. Strauss, K.E. Osserman.
Search for a neuromuscular blocking agent in the blood of patients with myasthenia gravis.
Am J Med., 26 (1959), pp. 394-409
[36]
J.A. Simpson.
Myasthenia gravis: A new hypothesis.
Scott Med J., 5 (1960), pp. 419-436
[37]
J. Patrick, J. Lindstrom.
Autoimmune response to acetylcholine receptor.
Science., 180 (1973), pp. 871-872
[38]
J. Lindstrom.
An assay for antibodies to human acetylcholine receptor in serum from patients with myasthenia gravis.
Clin Immunol Immunopathol., 7 (1977), pp. 36-43
[39]
A.G. Engel, K. Arahata.
The membrane attack complex of complement at the endplate in myasthenia gravis.
Ann N Y Acad Sci., 505 (1987), pp. 326-332
[40]
D.B. Drachman.
Myasthenia gravis.
N Engl J Med., 330 (1994), pp. 1797-1810
[41]
A. Vincent, J. Newsom-Davis.
Acetylcholine receptor antibody as a diagnostic test for myasthenia gravis: Results in 153 validated cases and 2967 diagnostic assays.
J Neurol Neurosurg Psychiatry., 48 (1985), pp. 1246-1252
[42]
W. Hoch, J. McConville, S. Helms, J. Newsom-Davis, A. Melms, A. Vincent.
Auto-antibodies to the receptor tyrosine kinase MuSK in patients with myasthenia gravis without acetylcholine receptor antibodies.
Nat Med., 7 (2001), pp. 365-368
[43]
S. Huda, P. Waters, M. Woodhall, M.I. Leite, L. Jacobson, A. de Rosa, et al.
IgG-specific cell-based assay detects potentially pathogenic MuSK-Abs in seronegative MG.
Neurol Neuroimmunol Neuroinflamm., 4 (2017), pp. e357
[44]
S.J. Oh.
Muscle-specific receptor tyrosine kinase antibody positive myasthenia gravis current status.
J Clin Neurol., 5 (2009), pp. 53
[45]
J.T. Guptill, D.B. Sanders.
Update on muscle-specific tyrosine kinase antibody positive myasthenia gravis.
Curr Opin Neurol., 23 (2010), pp. 530-535
[46]
B. Zhang, J.S. Tzartos, M. Belimezi, S. Ragheb, B. Bealmear, R.A. Lewis, et al.
Autoantibodies to lipoprotein-related protein 4 in patients with double-seronegative myasthenia gravis.
Arch Neurol., 69 (2012), pp. 445-451
[47]
O. Higuchi, J. Hamuro, M. Motomura, Y. Yamanashi.
Autoantibodies to low-density lipoprotein receptor-related protein 4 in myasthenia gravis.
Ann Neurol., 69 (2011), pp. 418-422
[48]
M.I. Leite, P. Waters, A. Vincent.
Diagnostic use of autoantibodies in myasthenia gravis.
Autoimmunity., 43 (2010), pp. 371-379
[49]
M.H. Rivner, B.M. Quarles, J. Pan, Z. Yu, J.F. Howard Jr., A. Corse, et al.
Clinical features of LRP4/agrin-antibody-positive myasthenia gravis: A multicenter study.
Muscle Nerve., 62 (2020), pp. 333-343
[50]
I. Illa, E. Cortés-Vicente, M.Á. Martínez, E. Gallardo.
Diagnostic utility of cortactin antibodies in myasthenia gravis.
Ann N Y Acad Sci., 1412 (2018), pp. 90-94
[51]
D. Grob, N. Brunner, T. Namba, M. Pagala.
Lifetime course of myasthenia gravis.
Muscle Nerve., 37 (2008), pp. 141-149
[52]
M.J. Kupersmith, R. Latkany, P. Homel.
Development of generalized disease at 2 years in patients with ocular myasthenia gravis.
Arch Neurol., 60 (2003), pp. 243-248
[53]
S.H. Wong, S. Huda, A. Vincent, G.T. Plant.
Ocular myasthenia gravis: Controversies and updates.
Curr Neurol Neurosci Rep., 14 (2014), pp. 421
[54]
M.N. Meriggioli, D.B. Sanders.
Autoimmune myasthenia gravis: Emerging clinical and biological heterogeneity.
Lancet Neurol., 8 (2009), pp. 475-490
[55]
L. Yu, X.J. Zhang, S. Ma, Y. Jing, F. Li, M.J. Krasna.
Different characteristics of thymomas with and without myasthenia gravis.
Ann Surg Oncol., 19 (2012), pp. 94-98
[56]
L. Maggi, F. Andreetta, C. Antozzi, F. Baggi, P. Bernasconi, P. Cavalcante, et al.
Thymoma-associated myasthenia gravis: Outcome, clinical and pathological correlations in 197 patients on a 20-year experience.
J Neuroimmunol., 201-202 (2008), pp. 237-244
[57]
J.F. Howard Jr..
Myasthenia gravis: The role of complement at the neuromuscular junction.
Ann N Y Acad Sci., 1412 (2018), pp. 113-128
[58]
D.B. Drachman, C.W. Angus, R.N. Adams, J.D. Michelson, G.J. Hoffman.
Myasthenic antibodies cross-link acetylcholine receptors to accelerate degradation.
N Engl J Med., 298 (1978), pp. 1116-1122
[59]
A. Vincent, J. Palace, D. Hilton-Jones.
Myasthenia gravis.
Lancet., 357 (2001), pp. 2122-2128
[60]
S. Binks, A. Vincent, J. Palace.
Myasthenia gravis: A clinical-immunological update.
J Neurol., 263 (2016), pp. 826-834
[61]
G. Martino, G. Twaddle, E. Brambilla, L.M. Grimaldi.
Detection of anti-acetylcholine receptor antibody by an ELISA using human receptor from a rhabdomyosarcoma cell line.
Acta Neurol Scand., 89 (1994), pp. 18-22
[62]
M. Apiwattanakul, A. McKeon, S.J. Pittock, T.J. Kryzer, V.A. Lennon.
Eliminating false-positive results in serum tests for neuromuscular autoimmunity.
Muscle Nerve., 41 (2010), pp. 702-704
[63]
T.C. Mineo, A. Tamburrini, O. Schillaci, V. Ambrogi.
Onset and evolution of clinically apparent myasthenia gravis after resection of non-myasthenic thymomas.
Semin Thorac Cardiovasc Surg., 30 (2018), pp. 222-227
[64]
T. Masuda, M. Motomura, K. Utsugisawa, Y. Nagane, R. Nakata, M. Tokuda, et al.
Antibodies against the main immunogenic region of the acetylcholine receptor correlate with disease severity in myasthenia gravis.
J Neurol Neurosurg Psychiatry., 83 (2012), pp. 935-940
[65]
A. Evoli, P.A. Tonali, L. Padua, M. Lo Monaco, F. Scuderi, A.P. Batocchi, et al.
Clinical correlates with anti-MuSK antibodies in generalized seronegative myasthenia gravis.
Brain., 126 (2003), pp. 2304-2311
[66]
J.B. Caress, C.H. Hunt, S.D. Batish.
Anti-MuSK myasthenia gravis presenting with purely ocular findings.
Arch Neurol., 62 (2005), pp. 1002-1003
[67]
J. Díaz-Manera, E. Martínez-Hernández, L. Querol, R. Klooster, R. Rojas-García, X. Suárez-Calvet, et al.
Long-lasting treatment effect of rituximab in MuSK myasthenia.
Neurology., 78 (2012), pp. 189-193
[68]
S.J. Burden, N. Yumoto, W. Zhang.
The role of MuSK in synapse formation and neuromuscular disease.
Cold Spring Harb Perspect Biol., 5 (2013), pp. a009167
[69]
A. Cartaud, L. Strochlic, M. Guerra, B. Blanchard, M. Lambergeon, E. Krejci, et al.
MuSK is required for anchoring acetylcholinesterase at the neuromuscular junction.
J Cell Biol., 165 (2004), pp. 505-515
[70]
J. McConville, M.E. Farrugia, D. Beeson, U. Kishore, R. Metcalfe, J. Newsom-Davis, et al.
Detection and characterization of MuSK antibodies in seronegative myasthenia gravis.
Ann Neurol., 55 (2004), pp. 580-584
[71]
R. Klooster, J.J. Plomp, M.G. Huijbers, E.H. Niks, K.R. Straasheijm, F.J. Detmers, et al.
Muscle-specific kinase myasthenia gravis IgG4 autoantibodies cause severe neuromuscular junction dysfunction in mice.
Brain., 135 (2012), pp. 1081-1101
[72]
M.G. Huijbers, W. Zhang, R. Klooster, E.H. Niks, M.B. Friese, K.R. Straasheijm, et al.
MuSK IgG4 autoantibodies cause myasthenia gravis by inhibiting binding between MuSK and Lrp4.
Proc Natl Acad Sci U S A., 110 (2013), pp. 20783-20788
[73]
A.I. Tsonis, P. Zisimopoulou, K. Lazaridis, J. Tzartos, E. Matsigkou, V. Zouvelou, et al.
MuSK autoantibodies in myasthenia gravis detected by cell based assay--A multinational study.
J Neuroimmunol, 284 (2015), pp. 10-17
[74]
J. Díaz-Manera, R. Rojas-García, E. Gallardo, C. Juárez, A. Martínez-Domeño, S. Martínez-Ramírez, et al.
Antibodies to AChR MuSK and VGKC in a patient with myasthenia gravis and Morvan's syndrome.
Nat Clin Pract Neurol., 3 (2007), pp. 405-410
[75]
E. Bartoccioni, F. Scuderi, G.M. Minicuci, M. Marino, F. Ciaraffa, A. Evoli.
Anti-MuSK antibodies: Correlation with myasthenia gravis severity.
[76]
A. Vincent, P. Waters, M.I. Leite, L. Jacobson, I. Koneczny, J. Cossins, et al.
Antibodies identified by cell-based assays in myasthenia gravis and associated diseases.
Ann N Y Acad Sci., 1274 (2012), pp. 92-98
[77]
G.O. Skeie, F. Romi.
Paraneoplastic myasthenia gravis: Immunological and clinical aspects.
Eur J Neurol., 15 (2008), pp. 1029-1033
[78]
G.O. Skeie, J.A. Aarli, N.E. Gilhus.
Titin and ryanodine receptor antibodies in myasthenia gravis.
Acta Neurol Scand Suppl., 183 (2006), pp. 19-23
[79]
E. Choi Decroos, L.D. Hobson-Webb, V.C. Juel, J.M. Massey, D.B. Sanders.
Do acetylcholine receptor and striated muscle antibodies predict the presence of thymoma in patients with myasthenia gravis?.
Muscle Nerve., 49 (2014), pp. 30-34
[80]
E.H. Beutner, G. Fazekas, A. Scott, E. Witebsky.
Direct fluorescent antibody studies of gamma globulin localization in muscle of patients with myasthenia gravis.
Ann N Y Acad Sci., 135 (1966), pp. 588-600

Autores que contribuyeron en partes iguales en la edición del artículo.

Copyright © 2021. Sociedad Neurológica Argentina
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos