Buscar en
Neurología Argentina
Toda la web
Inicio Neurología Argentina Síndrome de Miller Fisher: efecto adverso de dosis de refuerzo para COVID-19
Información de la revista
Vol. 14. Núm. 4.
Páginas 256-259 (Octubre - Diciembre 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
879
Vol. 14. Núm. 4.
Páginas 256-259 (Octubre - Diciembre 2022)
Caso clínico
Acceso a texto completo
Síndrome de Miller Fisher: efecto adverso de dosis de refuerzo para COVID-19
Miller Fisher syndrome: Adverse effect of booster dose for COVID-19
Visitas
879
María Díaza, Miguel Melendezb, Laura Torresc, Julian Gutiérrezd,
Autor para correspondencia
juliangutierrez8@hotmail.com

Autor para correspondencia.
a M.D., Clínica Primavera, Villavicencio, Colombia
b M.D., Epidemiólogo, Clínica Primavera, Villavicencio, Colombia
c Estudiante de Medicina, Universidad Cooperativa de Colombia, Villavicencio, Colombia
d M.D., Neurólogo, Clínica Primavera, Villavicencio, Colombia
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Resumen
Introducción

El coronavirus SARS-CoV-2 ha sido un reto para la salud pública, estableciendo la vacuna como la mejor herramienta para su prevención.

Caso clínico

Se presenta el caso de un paciente en quien se documenta un síndrome de Miller Fisher después de recibir su dosis de refuerzo con la vacuna de Oxford-AstraZeneca.

Conclusión

En el momento no se puede establecer una relación causal entre la vacunación contra COVID-19 y el desarrollo de síndrome de Miller Fisher, pero el conocimiento de este potencial efecto adverso es relevante para un diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno.

Palabras clave:
Infecciones por coronavirus
Pandemias
Síndrome de Miller Fisher
Abstract
Introduction

The SARS-CoV-2 coronavirus has been a challenge for public health, establishing the vaccine as the best tool for its prevention.

Clinical case

We present the case of a patient in whom Miller Fisher syndrome was documented after receiving her booster dose with the Oxford-AstraZeneca vaccine.

Conclusion

At the moment, a causal relationship between vaccination against COVID-19 and the development of Miller Fisher syndrome cannot be established, but knowledge of this potential adverse effect is relevant for early diagnosis and timely treatment.

Keywords:
Coronavirus infections
Pandemics
Miller Fisher syndrome
Texto completo
Introducción

El coronavirus SARS-CoV-2 y sus variantes pertenecen a la familia Coronaviridae, siendo declarado como una emergencia de salud pública el 30/01/2020 por la Organización Mundial de la Salud (OMS)1. En medio de la pandemia, se han desarrollado vacunas contra el SARS-CoV-2 para la inmunización a gran escala, y a pesar de que se han cumplido los requisitos de seguridad y eficacia de estas vacunas, persisten los riesgos de reacciones adversas2,3.

El síndrome de Guillain-Barré (SGB) es reconocido como un grupo de trastornos heterogéneos pero relacionados del nervio periférico, con un inicio agudo y casi siempre con una evolución monofásica4,5. Su incidencia puede aumentar con los brotes de enfermedades infecciosas que desencadenan la enfermedad y sus variantes6. A medida que avanza la campaña de vacunación contra la COVID-19 en todo el mundo, se han notificado casos que sugieren una relación causal con la presentación de esta patología7. Reportamos el caso de un paciente con síndrome de Miller Fisher después de recibir su dosis de refuerzo con la vacuna de Oxford-AstraZeneca.

Caso clínico

Hombre de 73 años de edad quien ingresa al servicio de urgencias por cuadro de 2días de evolución posterior a inmunización de refuerzo para COVID-19 con la vacuna de Oxford-AstraZeneca. El paciente presenta desviación de la comisura labial a la derecha con limitación para el cierre palpebral izquierdo y progresivamente desarrolla alteración para la marcha por aumento en la base de sustentación. Describe que 6días posterior a este cuadro presenta disminución de la fuerza muscular de los miembros inferiores con una distribución de distal a proximal. No tiene antecedente médico y no estaba bajo ninguna medicación reciente. Al examen neurológico se evidencia una parálisis facial periférica izquierda asociado a parálisis del músculo recto lateral ipsilateral (fig. 1C), dismetría apendicular en las 4 extremidades, disminución de la fuerza muscular 4/5 según la escala del Medical Research Council de predominio distal en miembros inferiores, hiporreflexia en miembros superiores (+/++ bicipital – tricipital – radial bilateral), arreflexia en miembros inferiores (0/++ rotuliano – aquiliano bilateral) y marcha atáxica.

Figura 1.

A)Mirada primaria central. B)Mirada conjugada a la derecha. C)Mirada conjugada a la izquierda con limitación de la abducción del ojo izquierdo.

(0,28MB).

Lo estudios iniciales de hemograma, ionograma, anticuerpos contra VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), hemoglobina glicosilada, serología no treponémica, proteínaC reactiva y radiografía de tórax fueron normales. Se realizó una punción lumbar, que evidenció disociación albumino-citológica (tabla 1). Dadas las características clínicas y la evolución temporal se consideró un cuadro de SGB variante Miller Fisher. Se inició manejo con inmunoglobulina humana por 5días (2g/kg de peso), teniendo una evolución clínica satisfactoria con recuperación de la fuerza muscular de los miembros inferiores y resolución de la dismetría posterior a su tratamiento.

Tabla 1.

Estudio del líquido cefalorraquídeo

Estudio  Valor 
Color  Incoloro 
Aspecto  Cristal de roca 
PH líquido 
Hematíes  28 × mm3 
  95% frescos 
  5% crenados 
Leucocitos 
Xantocromía  Negativo 
Glucosa  78 mg/dl 
Proteínas  255,3 mg/dl 
Coloración gram  Negativo 
Tinta china  Negativo 
KOH  Negativo 
Serología no treponémica  Negativo 
Zielh-Nielsen  Negativo 
Cultivo  Negativo a las 96 horas 

KOH: hidróxido de potasio; PH: potencial hidrógeno.

Discusión

El síndrome de Miller Fisher hace parte de una de las variantes del SGB y se caracteriza por tener una tríada clínica que corresponde en oftalmoplejía, ataxia y arreflexia4. Describimos el caso de un paciente de 73años que desarrolló un cuadro que cumple criterios clínicos y de líquido cefalorraquídeo para un síndrome de Miller Fisher posterior a su inmunización de refuerzo con Oxford-AstraZeneca para COVID-19. El intervalo de tiempo de inicio de síntomas posterior a la vacunación se ha descrito en la literatura en un rango de los 4 a 30días, periodo que coincide con la respuesta inmune esperada para la vacuna contra la COVID-197; en el caso de nuestro paciente, presentó una progresión de sus síntomas entre 2-8días posterior a su dosis de refuerzo.

En Colombia, la prevalencia del SGB se ha descrito de 9casos por 100.000 habitantes según información administrativa aportada por el estudio ESENCIA8, pero sin una descripción para cada una de sus variantes. A pesar de que ya se han descrito casos de SGB secundarios a la vacunación para COVID-19, este el primer reporte de un paciente con una variante Miller Fisher en Colombia9,10. En varios reportes el SGB se ha relacionado con algunas vacunas, como la de la hepatitisA yB, la de la polio y la de la influenza11,12. Una de las vacunas que se ha relacionado con complicaciones neurológicas como meningoencefalitis, SGB y encefalomielitis diseminada aguda es la vacuna contra la fiebre amarilla13; se ha descrito una mayor prevalencia (no exclusiva) en pacientes menores de 6años y mayores de 60años, esto último generando una modificación en sus indicaciones de aplicación por edad14. En un estudio realizado por Nishiguchi et al.11 se documentó que, al igual que en nuestro paciente, la vacuna que más se ha relacionado con la presentación del síndrome de Miller Fisher es la de Oxford-AstraZeneca, y esto se debe posiblemente a que se trata de una vacuna basada en vectores que pueden desencadenar una reacción de mimetismo molecular15. Por esta razón, es importante identificar el antígeno diana encargado para entender fisiopatológicamente el desarrollo de la enfermedad, con el objetivo de poder desarrollar vacunas seguras y eficaces16.

El pronóstico del síndrome de Miller Fisher es usualmente bueno y se ha considerado autolimitado, teniendo una respuesta favorable al manejo con inmunoglobulina humana, del mismo modo que se describió en nuestro paciente. En la actualidad existe poca evidencia que permita establecer el riesgo de desarrollo de SGB relacionado con la vacunación; sin embargo, los Centros para Control y Prevención de enfermedades (CDC) publicaron una guía en 2010 recomendando que los pacientes que desarrollaron SGB dentro de las 6semanas de haber recibido la vacuna contra la influenza no deben volver a vacunarse contra la influenza si no corren un alto riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza17.

En el momento no se puede establecer una relación causal entre la vacunación contra COVID-19 y el desarrollo del SGB18,19, pero el conocimiento de este potencial efecto adverso es relevante para un diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno. Se ha descrito en la literatura que esta complicación puede estar relacionada con la contaminación de proteínas y otros componentes de la vacuna que pueden provocar la producción de antigangliósidos20, y es por esta razón que procesos de purificación y de filtración de estos elementos disminuirán el riesgo de una reacción cruzada, pero sin eliminarlo por completo21. Finalmente, se debe estimular a la población a continuar su proceso de inmunización, dado que la relación riesgo-beneficio sigue siendo a favor del paciente, principalmente cuando lo comparamos con las graves complicaciones de la infección por SARS-CoV-2.

Financiación

Ninguno de los autores recibió alguna remuneración o ayuda financiera para desarrollar el trabajo.

Conflicto de intereses

No existe ningún conflicto de intereses por parte de alguno de los autores.

Bibliografía
[1]
L. Urbiztondo, E. Borràs, G. Mirada.
Vacunas contra el coronavirus.
Vacunas., 21 (2020), pp. 69-72
[2]
A. Francis, S. Ghany, T. Gilkes, S. Umakanthan.
Review of COVID-19 vaccine subtypes, efficacy and geographical distributions.
Postgrad Med J., 98 (2021), pp. 389-394
[3]
N. Aguirre Morales, C. Gómez-Henao, A. Calle, R. Cardona-Villa, L. Diez Zuluaga, L. Santamaria-Salazar, et al.
Reacciones adversas asociadas a vacunas contra la COVID-19.
CES Medicina., 35 (2021), pp. 230-243
[4]
K.A. Sheikh.
Guillain-Barré syndrome.
Continuum (Minneap Minn)., 26 (2020), pp. 1184-1204
[5]
B. Van den Berg, C. Walgaard, J. Drenthen, C. Fokke, B. Jacobs, P. van Doorn.
Guillain-Barré syndrome: Pathogenesis, diagnosis, treatment and prognosis.
Nat Rev Neurol., 10 (2014), pp. 469-482
[6]
C. Leung.
Guillain-Barre syndrome should be monitored upon mass vaccination against SARS-CoV-2.
Hum Vaccin Immunother., 17 (2021), pp. 2957-2958
[7]
J. Kim, Y. Min, J. Shin, Y. Kwon, J. Bae, J. Sung, et al.
Guillain-Barré syndrome and variants following COVID-19 vaccination: Report of 13 cases.
Front Neurol., 12 (2022),
[8]
G.D. Pinilla-Monsalve, J.P. Vergara-Aguilar, B. Machado-Noguera, J. Gutiérrez-Baquero, Z. Cabezas-Vargas, J. Bejarano-Hernández.
Estudio de la epidemiologia neurológica en Colombia a partir de información administrativa (ESENCIA). Resultados preliminares 2015-2017.
Salud UIS., 53 (2021), pp. e21025
[9]
J. Angarita Diaz, M. Cardenas Sandoval.
Síndrome de Guillain-Barré tras vacunación contra SARS-CoV-2 con Sinovac®.
Acta Neurol Colomb., 37 (2021), pp. 107-108
[10]
L. Arce Gálvez, L. Ramírez Abadía, C. de los Reyes Guevara, J. Hernández Orozco.
Guillain-Barre syndrome after vaccination for Covid-19. The first report in Latin America.
Neurology Perspectives., 1 (2021), pp. 236-238
[11]
Y. Nishiguchi, H. Matsuyama, K. Maeda, A. Shindo, H. Tomimoto.
Miller Fisher syndrome following BNT162b2 mRNA coronavirus 2019 vaccination.
BMC Neurol., 21 (2021), pp. 452
[12]
A. Shoamanesh.
Postvaccination Miller Fisher syndrome.
Arch Neurol., 68 (2011), pp. 1327
[13]
M. Cohen, M. Nguyen, C. Nix, B. Case, J. Nickerson, J. Bernard, et al.
Case report: Yellow fever vaccine-associated neurotropic disease and associated MRI, EEG, and CSF findings.
Front Neurol., 12 (2022),
[14]
E. Goldstein, D. Bell, R. Gunson.
Yellow fever vaccine-associated neurological disease: It is not just the silver generation at risk.
BMJ Case Rep., 12 (2019),
[15]
A. Introna, F. Caputo, C. Santoro, T. Guerra, M. Ucci, D. Mezzapesa, et al.
Guillain-Barré syndrome after AstraZeneca COVID-19-vaccination: A causal or casual association?.
Clin Neurol Neurosurg., 208 (2021),
[16]
S. Kajani, R. Kajani, C. Huang, T. Tran, A. Liu.
Miller Fisher syndrome in the COVID-19 era — A novel target antigen calls for novel treatment.
Cureus., 13 (2021),
[17]
L. Ling, S. Bagshaw, P. Villeneuve.
Guillain-Barré syndrome after SARS-CoV-2 vaccination in a patient with previous vaccine-associated Guillain–Barré syndrome.
Can Med Assoc J., 193 (2021), pp. E1766-E1769
[18]
N. Kaur, M. Mayo, M. Torres.
228 Miller-Fisher syndrome and COVID vaccination.
Crit Care Med., 50 (2022), pp. 99
[19]
A. Abičić, I. Adamec, M. Habek.
Miller Fisher syndrome following Pfizer COVID-19 vaccine.
Neurol Sci., 43 (2021), pp. 1495-1497
[20]
K. Nelson.
Invited commentary: Influenza vaccine and Guillain-Barre syndrome — Is there a risk?.
Am J Epidemiol., 175 (2012), pp. 1129-1132
[21]
N. McKean, C. Chircop.
Guillain-Barré syndrome after COVID-19 vaccination.
BMJ Case Rep., 14 (2021),
Copyright © 2022. Sociedad Neurológica Argentina
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos