Regístrese
Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Respuesta a: Papiledema: ¿verdadero o falso?
Información de la revista
Vol. 25. Núm. 6.
Páginas 395-397 (Julio - Agosto 2010)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
English PDF
Más opciones de artículo
Vol. 25. Núm. 6.
Páginas 395-397 (Julio - Agosto 2010)
Carta al editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2010.01.007
Acceso a texto completo
Respuesta a: Papiledema: ¿verdadero o falso?
Reply to: Papillary oedema: True or false?
Visitas
9240
S. Muñoza,??
Autor para correspondencia
smq@bellvitgehospital.cat

Autor para correspondencia.
, N. Martínb
a Servicio de Oftalmología, Hospital Universitari de Bellvitge, L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona
b Unidad de Oftalmología Pediátrica, Hospital Materno Infantil Vall d’Hebron, Barcelona
Contenido relaccionado
Neurologia. 2010;25:394-510.1016/j.nrl.2010.05.002
D. Fuentes-Pelier, R. Hodelín-Tablada
Este artículo ha recibido
9240
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (4)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Editor:

Agradecemos a los doctores Fuentes-Pelier y Hodellín-Tallada su interés por la revisión Papiledema: ¿verdadero o falso? Queremos aclarar que el propósito fundamental de nuestro trabajo1 es describir el abordaje diagnóstico en una situación clínica sospechosa de papiledema y el papel de las nuevas tecnologías en este contexto. Por esto juzgamos adecuado presentar dos escenarios clínicos bien diferenciados como aparecen en los apartados “Papiledema versus pseudopapiledema” y “Edema versus papiledema”.

En el primer apartado, se comentan las alteraciones del disco óptico que pueden plantear dudas diagnósticas razonables, especialmente en la fase de papiledema incipiente, como las drusas enterradas, el disco repleto del hipermétrope, la elevación nasal del disco miope y la presencia de fibras de mielina. Los tumores papilares2 como el melanocitoma y el astrocitoma presentan unas características diferenciales (pigmentación en el disco óptico muy oscura que oscurece parcial o totalmente los márgenes papilares y lesión redondeada que puede indicar una mora superpuesta al disco con calcificaciones intralesionales, respectivamente) que, según nuestra experiencia, no consideramos necesario incluir en el diagnóstico diferencial del seudopapiledema (figs. 1 y 2). Por otro lado, tampoco creemos adecuado plantear las alteraciones del desarrollo de disco3 (coloboma papilar, anomalía de morning glory y estafiloma peripapilar) en el diagnóstico diferencial por el mismo motivo.

Figura 1.

Melanocitoma papilar (caso del Dr. Lorenzo).

(0,08MB).
Figura 2.

Astrocitoma papilar o hamartoma papilar (caso del Dr. Alcubierre).

(0,09MB).

Coincidimos que el edema de papila puede estar producido por múltiples causas y que se debe realizar el diagnóstico diferencial con las neuropatías ópticas que cursan con edema de papila en algún momento de su evolución (isquémica, infecciosa, infiltrativa, tumoral o compresiva). Por ello, proponemos el segundo escenario clínico edema frente a papiledema; sin embargo, el aspecto del edema de la papila en sí puede ser inespecífico. Otras anomalías presentes en el fondo de ojo pueden indicar una etiología diferente de la hipertensión intracraneal, por lo que insistimos en la importancia de realizar una exploración del fondo de ojo bajo midriasis. Pero el principal indicador para determinar que el edema de papila en estudio está producido por una neuropatía óptica es la alteración de la función visual desde fases precoces. La historia de pérdida visual aguda o crónica, la afectación de la visión cromática, el defecto pupilar aferente o los hallazgos atípicos en el fondo de ojo van a favor de neuropatía y en contra de papiledema. Consideramos que la descripción de las neuropatías y su diagnóstico diferencial quedan fuera del ámbito de esta publicación y los remitimos al texto de Arruga et al4. Adjuntamos nuestra propuesta de aproximación diagnóstica al edema de papila sospechoso de papiledema en adultos y niños (figs. 3 y 4).

Figura 3.

Papiledema en edad infantil. Guía de actuación propuesta. *Retinografías seriadas en función de la colaboración del paciente. LCR: líquido cefalorraquídeo; PIC: presión intracraneal; RM: resonancia magnética; TC: tomografía computarizada.

(0,25MB).
Figura 4.

Papiledema en edad adulta. Guía de actuación propuesta. AGF: angiografía fluoresceínica; LCR: líquido cefalorraquídeo; RM: resonancia magnética; TC: tomografía computarizada.

(0,27MB).

Por último, y en referencia a la utilidad de la tomografía de coherencia óptica, su limitación principal en el diagnóstico diferencial del papiledema es que la resolución actual no permite diferenciar entre aumento del grosor de la capa de fibras nerviosas de la retina por aumento de número de éstas (seudopapiledema por papila repleta), o por edema intracelular (en el papiledema y otras neuropatías). Incluso en el seguimiento de papiledema debe interpretarse con precaución por la misma razón, ya que el adelgazamiento o la normalización del grosor de la capa de fibras pueden suceder por resolución o bien por pérdida axonal5.

Bibliografía
[1]
S. Muñoz, N. Martín.
Papiledema: ¿verdadero o falso?.
Neurología., 24 (2009), pp. 263-268
[2]
J.M. Caminal, J. Arruga, J. Martínez, S. Muñoz, J. Prat.
Tumores, compresiones e infiltraciones dell nervio óptico.
Neuropatías ópticas: diagnóstico y tratamiento, pp. 239-261
[3]
J.J. Gil-Gibernau, L. Cavero, N. Martín.
Anomalías congénitas y del desarrollo del disco óptico.
Neuropatías ópticas: diagnóstico y tratamiento, pp. 119-134
[4]
Neuropatías ópticas: diagnóstico y tratamiento,
[5]
G. Rebolleda, F.J. Muñoz-Negrete.
Follow-up of mild papilledema in idiopathic intracranial hypertension with optical coherence tomography.
Invest Ophthalmol Vis Sci., (2008),
Copyright © 2009. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.