Regístrese
Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Papiledema: ¿verdadero o falso?
Información de la revista
Vol. 25. Núm. 6.
Páginas 394-395 (Julio - Agosto 2010)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
English PDF
Más opciones de artículo
Vol. 25. Núm. 6.
Páginas 394-395 (Julio - Agosto 2010)
Carta al editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2010.05.002
Acceso a texto completo
Papiledema: ¿verdadero o falso?
Papillary oedema: True or false?
Visitas
7649
D. Fuentes-Peliera,??
Autor para correspondencia
dfp@medired.scu.sld.cu

Autor para correspondencia.
, R. Hodelín-Tabladab
a Unidad de Neuroftalmología, Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Saturnino Lora, Santiago de Cuba, Cuba
b Unidad de Neurocirugía, Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Saturnino Lora, Santiago de Cuba, Cuba
Contenido relaccionado
Neurologia. 2010;25:395-710.1016/j.nrl.2010.01.007
S. Muñoz, N. Martín
Este artículo ha recibido
7649
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Hemos leído con atención el trabajo “Papiledema: ¿verdadero o falso?”, firmado por Muñoz et al1 y, en nuestra condición de neuroftalmóloga y neurocirujano, quisiéramos realizar algunas consideraciones al respecto. En primer lugar, elogiamos a los autores por la claridad en la exposición de sus ideas en este tema tan controvertido y necesario. Es muy importante establecer, con veracidad científica, cuándo se trata realmente de un papiledema, lo cual pone al paciente ante la expectativa de que pueda presentar un tumor intracraneal; la precocidad en este diagnóstico es esencial para la evolución.

El seudopapiledema es una elevación no patológica de la papila que se puede presentar en algunas alteraciones, especialmente congénitas. Otras causas de seudopapiledema que debemos tener presente son: síndrome del disco ladeado o implantación oblicua de la papila, hipoplasia del disco, doble disco óptico, estafiloma del disco, melanocitoma, coloboma de papila, anomalía de morning glory y hamartoma astrocítico2–6.

El papiledema también puede confundirse con la retinopatía hipertensiva maligna cuando hay antecedentes de hipertensión arterial y las hemorragias y los focos blancos algodonosos se extienden a la retina periférica. En la oclusión de la vena central de la retina generalmente el cuadro es unilateral y se asocia con pérdida brusca e indolora de la agudeza visual2. En la neuropatía óptica isquémica anterior, el edema del disco es pálido, no hiperémico y se acompaña de disminución de la agudeza visual en forma de ictus.

Otras entidades que deben descartarse son los procesos infiltrativos (leucemias, linfomas) donde prima la alteración pupilar. La neuropatía óptica compresiva que puede producirse por un meningioma de la vaina del nervio óptico tiene como signo patognomónico el shunt opticociliar. La papilitis normalmente es unilateral, con disminución de la agudeza visual y alteraciones pupilares y suele asociarse con dolor a los movimientos oculares2,7,8. El síndrome de Foster Kennedy, secundario a un meningioma del surco olfatorio, cursa con edema papilar en un ojo y atrofia óptica en el otro2,9.

En relación con la tabla 1 donde se establecen las diferencias oftalmoscópicas, proponemos añadir que en el seudopapiledema —a diferencia del papiledema— la papila no está hiperémica. En los últimos años, hemos tenido la experiencia de trabajar con la tomografía de coherencia óptica (OCT) y, aunque los autores consideran que este estudio “no ha demostrado ser eficaz para diferenciar un papiledema incipiente de un seudopapiledema, ya que en ambos casos existe un aumento de grosor de las capas de fibras nerviosas de la retina”1, defendemos conjuntamente con otros investigadores3,10 que, si bien estas mediciones en una primera consulta no han sido útiles para establecer diferencias entre ambas entidades, las repeticiones evolutivas del protocolo empleado logran marcar las diferencias.

Finalmente, celebramos la calidad de las fotografías que ilustran el texto y reiteramos nuestro agradecimiento a los autores; revisiones de este tipo, que esclarecen el conocimiento sobre temas polémicos, son muy necesarias para el buen desarrollo de la neuroftalmología y las neurociencias en general.

Bibliografía
[1]
S. Muñoz, N. Martín.
Papiledema: ¿verdadero o falso?.
Neurología., 24 (2009), pp. 263-268
[2]
F. Eguía, M. Ríos, A. Capote.
Manual de diagnóstico y tratamiento en Oftalmología. Sección 8, Tema 83.
Ciencias Médicas, (2009),
[3]
C. Mendoza Santiesteban, E. Mendoza Santiesteban, A. Reyes Berazán, R. Santiesteban Freixas.
Capítulo 43. Papiledema. Actualización en diagnóstico y tratamiento.
Oftalmología. Criterios y tendencias actuales, pp. 537-554
[4]
R. Hodelín Tablada, D. Fuentes Pelier, R. Santiesteban Freixas, M. Francisco Plasencia.
Craneosinostosis y papiledema.
Rev Neurol., 25 (1997), pp. 2051
[5]
E. López Valdés, R. Bilbao-Calabuig.
Papiledema y otras alteraciones del disco óptico.
Neurología Suplementos., 3 (2007), pp. 1-76
[6]
R.H. Khonsari, M. Wegener, S. Leruez, I. Cochereau, D. Milea.
Optic disc drusen or true papilledema?.
Rev Neurol (Paris)., 18 (2009), pp. 234-238
[7]
X. Gao, R. Zhang, Y. Mao, Y. Wang.
Childhood and juvenile meningiomas.
Childs Nerv Syst., 30 (2009), pp. 345-349
[8]
M.A. Sattar, H.W. Hoque, M.R. Amin, M.A. Faiz, M.R. Rahman.
Neurological findings and outcome in adult cerebral malaria.
Bangladesh Med Res Counc Bull., 35 (2009), pp. 15-17
[9]
X. Acebes, J. Arruga, J.J. Acebes, C. Majos, S. Muñoz, I.A. Valero.
Intracranial meningiomatosis causing foster kennedy syndrome by unilateral optic nerve compression and blockage of the superior sagittal sinus.
J Neuroophthalmol., 29 (2009), pp. 140-142
[10]
A. Hedges.
Neuro-ophthalmology.
Optical coherente tomography of ocular disease, 2.a ed., pp. 621-630
Copyright © 2009. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.