Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Neuralgia lagrimal recurrente desencadenada por procedimientos oftalmológicos
Información de la revista
Vol. 33. Núm. 6.
Páginas 414-415 (Julio - Agosto 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 33. Núm. 6.
Páginas 414-415 (Julio - Agosto 2018)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2017.02.017
Open Access
Neuralgia lagrimal recurrente desencadenada por procedimientos oftalmológicos
Recurrent lacrimal neuralgia secondary to ophthalmological procedures
Visitas
...
I. Sánchez-Mirandaa, A. González-Oreroa, Á. Gutiérrez-Viedmaa, R. Bilbao-Calabuigb, M.L. Cuadradoa,c,
Autor para correspondencia
mlcuadrado@med.ucm.es

Autor para correspondencia.
a Servicio de Neurología, Hospital Clínico San Carlos, Madrid, España
b Unidad de Neurooftalmología, Clínica Baviera, Madrid, España
c Departamento de Medicina, Facultad de Medicina, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Sr. Editor:

La neuralgia del nervio lagrimal es una causa infrecuente de dolor orbitario y periorbitario, descrita por primera vez en el año 20131. Las 2 pacientes de la descripción original presentaban un dolor continuo en áreas inervadas por el nervio lagrimal —zona lateral del párpado superior y zona adyacente de la sien—, acompañado de síntomas y signos de disfunción sensitiva en el área de dolor y de hipersensibilidad a la palpación del nervio lagrimal, en el ángulo superoexterno de la órbita. En ambos casos el diagnóstico se confirmó mediante un bloqueo anestésico profundo del nervio lagrimal con lidocaína al 2%, aunque el alivio del dolor solamente se mantuvo durante unas horas. En los casos sucesivos2–4 se ha aplicado una técnica anestésica más sencilla, el bloqueo superficial del nervio lagrimal mediante la inyección subcutánea de bupivacaína al 0,5%, que ha demostrado utilidad tanto diagnóstica como terapéutica a corto y a largo plazo. Hasta la fecha se han publicado 7 casos de neuralgia lagrimal, y la mayoría de ellos han sido primarios o idiopáticos. Tan solo se ha comunicado un caso secundario a cirugía oftalmológica3, en el cual el dolor adquirió un carácter paroxístico, con múltiples episodios al día de 1-2min de duración. Este caso puso de manifiesto que la neuralgia lagrimal puede tener un origen compresivo o traumático. A continuación describimos un nuevo caso de neuralgia lagrimal secundaria a procedimientos oftalmológicos.

Varón de 53 años, con degeneración macular húmeda asociada a la edad y migraña con aura como únicos antecedentes de interés. Consultó por un cuadro de 15 meses de evolución consistente en dolor limitado a un área muy pequeña de la sien izquierda, de unos 3cm de diámetro, que apareció por primera vez después de una sesión de terapia fotodinámica con láser argón en el ojo izquierdo. El dolor era intenso (8 en una escala numérica de 0 a 10), de carácter opresivo, y se presentaba en episodios de hasta 72h de duración que sobrevenían únicamente cuando acudía al oftalmólogo, en posteriores ocasiones para la inyección intravítrea de aflibercept (anti-vascular endothelial grow factor [anti-VEGF]) en intervalos de 3 meses. Simultáneamente, presentaba alodinia e hiperalgesia en la zona. La exploración en periodo intercrítico puso de manifiesto hipersensibilidad a la palpación del nervio lagrimal izquierdo e hiperalgesia en la zona afectada (fig. 1). En el resto de la exploración neurológica y sistémica no se detectaron hallazgos significativos. Se llevó a cabo un estudio de resonancia magnética craneal, que únicamente mostraba signos concordantes con microangiopatía leve.

Figura 1.

Área de hiperalgesia delimitada en la exploración del paciente en la primera consulta.

(0,11MB).

En las 2 visitas sucesivas el paciente acudió a nuestra consulta con nuevos episodios de dolor, que se habían iniciado 15-30min antes coincidiendo con la inyección intravítrea de aflibercept. Se realizaron bloqueos anestésicos superficiales del nervio lagrimal izquierdo mediante la inyección subcutánea de 0,5cc de bupivacaína al 0,5%, con la misma técnica empleada en los casos previos (fig. 2). En ambas ocasiones el paciente obtuvo un alivio inmediato y completo del dolor, y permaneció asintomático en los meses que transcurrieron hasta el siguiente procedimiento.

Figura 2.

Bloqueo del nervio lagrimal. La aguja se inserta a través de la cola de la ceja y se dirige en sentido superior y lateral hacia la sien. La solución anestésica se inyecta en el tejido subcutáneo.

(0,1MB).

El nervio lagrimal es una de las 3 ramas de la división oftálmica del nervio trigémino. Penetra en la órbita a través de la hendidura esfenoidal, y se dirige a lo largo de la pared lateral orbitaria en dirección ascendente, siguiendo el borde superior del músculo recto lateral, para emerger por el ángulo superoexterno de la órbita hacia la región de la sien y la porción lateral del párpado superior5. En dicho punto de emergencia el nervio discurre por el espacio subcutáneo y describe un acodamiento sobre el borde externo orbitario, donde puede ser susceptible a afectarse por presión local. Aunque la mayoría de los casos de neuralgia lagrimal publicados se han considerado primarios o idiopáticos, algunos de ellos podrían haberse relacionado con factores mecánicos sutiles provocados por los movimientos oculares, o con la compresión de otras estructuras a lo largo del trayecto del nervio.

En 2014 se comunicó el primer caso de neuralgia lagrimal sintomática, que presentó carácter paroxístico y que respondió, al igual que el de ahora, al bloqueo nervioso superficial con bupivacaína al 0,5%3. En aquel primer caso el dolor fue desencadenado por cirugía de cataratas. En el caso que presentamos el cuadro de neuralgia apareció de forma recurrente, con un primer episodio tras una sesión de terapia fotodinámica, durante la cual se apoyó una lente de contacto sobre la órbita del paciente6,7, y con episodios sucesivos desencadenados por inyecciones intravítreas de anti-VEGF en las que se empleó un espéculo palpebral o blefarostato8,9. Es posible que las maniobras para la colocación de la lente o el blefarostato o la presión ejercida sobre la emergencia del nervio a lo largo del procedimiento actuaran como desencadenantes traumáticos de los episodios de dolor neuropático.

Desconocemos la incidencia de neuralgia lagrimal relacionada con procedimientos oftalmológicos, pero es probable que esta sea una de las causas del dolor que puede seguir a la cirugía o a otras intervenciones oftalmológicas. La identificación de este tipo de dolor podría tener interés desde un punto de vista terapéutico, ya que la neuralgia lagrimal y otras neuralgias de ramas terminales pueden responder de forma satisfactoria al tratamiento con bloqueos anestésicos10.

Bibliografía
[1]
J.A. Pareja, M.L. Cuadrado.
Lacrimal neuralgia: So far, a missing cranial neuralgia.
Cephalalgia, 33 (2013), pp. 1198-1202
[2]
M.L. Cuadrado, A. Aledo-Serrano, M. Jorquera, J. Porta-Etessam, J.A. Pareja.
A new lacrimal neuralgia, a new nerve blockade procedure.
Cephalalgia, 34 (2014), pp. 1030-1031
[3]
M.L. Cuadrado, A. Aledo-Serrano.
Symptomatic lacrimal neuralgia after ophthalmic surgery.
Headache, 55 (2015), pp. 323-325
[4]
M.L. Cuadrado, A. Gutiérrez-Viedma, L. Silva-Hernández, A. Orviz, H. García-Moreno.
Lacrimal nerve blocks for three new cases of lacrimal neuralgia.
Headache, 57 (2017), pp. 460-466
[5]
S. Standring.
Gray's Anatomy. The Anatomical Basis of Clinical Practice.
40th ed., Churchill-Livingstone Elsevier, (2008),
[6]
K. Mizuno.
Binocular indirect argon laser photocoagulator.
Br J Ophthalmol, 65 (1981), pp. 425-428
[7]
D.K. Newman.
Photodynamic therapy: Current role in the treatment of chorioretinal conditions.
Eye, 30 (2016), pp. 202-210
[8]
E.B. Rodrigues, M. Maia, F.M. Penha, E. Dib, A.F. Bordon, O. Magalhães Júnior, et al.
Técnica para injeção intravítrea de drogas no tratamento de doenças vítreorretinianas.
Arq Bras Oftalmol., 71 (2008), pp. 902-907
[9]
R. Avery, S.J. Bakri, M.S. Blumenkranz, A.J. Brucker, E.T. Cunningham Jr., D.J. D’Amico, et al.
Intravitreal injection technique and monitoring: updated guidelines of an expert panel.
[10]
S. Santos-Lasaosa, M.L. Cuadrado-Pérez, A.L. Guerrero-Peral, M. Huerta-Villanueva, J. Porta-Etessam, P. Pozo-Rosich, et al.
Guía consenso sobre técnicas de infiltración anestésica de nervios pericraneales.
Copyright © 2017. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.