Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Endocarditis infecciosa, hemorragia cerebral y cirrosis hepática
Información de la revista
Vol. 26. Núm. 1.
Páginas 55-56 (Enero - Febrero 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
English PDF
Más opciones de artículo
Vol. 26. Núm. 1.
Páginas 55-56 (Enero - Febrero 2011)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2010.09.009
Acceso a texto completo
Endocarditis infecciosa, hemorragia cerebral y cirrosis hepática
Infectious endocarditis, cerebral haemorrhage and liver cirrhosis
Visitas
...
D.I. Gentille Lorentea,??
Autor para correspondencia
dgentille.ebre.ics@gencat.cat

Autor para correspondencia.
, J.M. Jaén Martínezb
a Servicio de Cardiología, Hospital de Tortosa “Verge de la Cinta”, IISPV, Tortosa, Tarragona, España
b Servicio de Anatomía Patológica, Hospital de Tortosa “Verge de la Cinta”, IISPV, Tortosa, Tarragona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

Presentamos el caso de una mujer de 77 años diabética, hipertensa y con hepatopatía crónica por el virus de la hepatitis C que consultó en Urgencias por cefalea de dos días de evolución con posterior aparición de confusión y fiebre de 39,2°C. La tomografía computarizada cerebral evidenció la existencia de múltiples áreas hemorrágicas (subaracnoidea, supra e infratentoriales) (fig. 1 A). Dada la rápida progresión del cuadro a shock séptico, la paciente ingresó en Medicina Intensiva. En el ecocardiograma transtorácico y especialmente en el transesofágico se evidenció la existencia de una gran vegetación en la válvula aórtica de 15 x 15 x 18mm (fig. 1 B [flecha]), móvil; presentaba además perforación valvular e insuficiencia aórtica y un absceso perivalvular (fig. 1 C [punta de flecha]). Tres hemocultivos y el cultivo del líquido cefalorraquídeo resultaron positivos para Stafilococcus aureus. La paciente presentó fracaso multiorgánico y, a pesar de su manejo intensivo, falleció a las 48 horas.

Figura 1.

A: Tomografía computarizada y cortes necrópsicos encefálicos mostrando múltiples áreas hemorrágicas (supra e infratentoriales). B: Gran vegetación en la sigmoidea aórtica coronaria izquierda (flecha), complicada con absceso perivalvular (punta de flecha) y perforación valvular. Ecocardiograma transesofágico: imagen longitudinal de la raíz aórtica a nivel del plano valvular, que muestra la verruga aórtica protuyendo en el tracto de salida del ventrículo izquierdo en diástole. C: Imagen necrópsica: apertura longitudinal de la raíz aórtica a nivel del plano valvular mostrando esos mismos hallazgos.

(0,3MB).

La necropsia confirmó la existencia de una endocarditis aórtica complicada con perforación valvular, absceso miocárdico subvalvular y embolismos sépticos múltisitémicos: existían microabscesos miocárdicos y pericarditis purulenta, hemorragia subaracnoidea y parenquimatosa bilateral (en encéfalo, cerebelo y troncoencéfalo), microabcesos encefálicos y renales y neumonía hemorrágica multilobular; se constató una cirrosis hepática.

La patogénesis de la endocarditis infecciosa (EI) ha cambiado en las últimas décadas, afectando con frecuencia a pacientes sin causa ni cardiopatía predisponente clásica1, y aumentando los casos por microorganismos más virulentos como Stafilococcus aureus, que a menudo ocasiona una infección grave con destrucción valvular y muy embolígena, llevando a la diseminación de la infección, al fallo multiorgánico y a la muerte. Por otra parte, la enfermedad hepática crónica, y especialmente la cirrosis, aumenta significativamente la susceptibilidad a padecer infecciones bacterianas y su mortalidad; sin embargo, la asociación de EI y cirrosis es infrecuente y raramente reportada2–5.

Las complicaciones neurológicas aparecen en el 20-40% de las EI, constituyendo en ocasiones la manifestación inicial de la enfermedad. De todas ellas, la hemorragia cerebral es inusual (3-5% de las EI) pero conlleva la mayor mortalidad (80-90% de los casos)6,7; la ruptura de aneurismas micóticos, la vasculitis séptica cerebral y el infarto isquémico transformado en hemorrágico son en general los mecanismos implicados en su aparición.

Bibliografía
[1]
S. Braun.
Current Challenges in Infective Endocarditis.
Rev Esp Cardiol., 56 (2003), pp. 543-545
[2]
T.M. McCashland, M.F. Sorell, R.K. Zetterman.
Bacterial endocarditis in patients with chronic liver disease.
Am J Gastroenterol., 89 (1994), pp. 924-927
[3]
R.B. Hsu, R.J. Chen, S.H. Chu.
Infective endocarditis in patients with liver cirrhosis.
J Fornos Med Assoc., 103 (2004), pp. 355-358
[4]
J. Otones, M.A. Fernández- Clúa, J.M. Castrillo.
Endocarditis infecciosa en pacientes con cirrosis hepática.
Med Clin (Barc)., 93 (1989), pp. 561-564
[5]
L. Pérez de Isla, J.L. Zamorano, C. Almería, J.L. Rodrigo, I. Piedra, A. Aubele, et al.
Endocarditis infecciosa en pacientes con hepatopatía crónica: valoración clínica y pronóstica.
Rev Esp Cardiol., 56 (2003), pp. 794-800
[6]
J.F. Varona.
Neurological manifestations as presentation of infectious endocarditis.
An Med Interna., 24 (2007), pp. 439-441
[7]
J.M. Villasenín, R. Salas, F. Rosell, A. Arboix.
Hemorragia cerebral lobular por endocarditis infecciosa con absceso de la raíz aórtica por Streptococcus viridans.
Neurología., 22 (2007), pp. 488-489
Copyright © 2010. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.