Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Código ictus. ¿Podríamos mejorar los tiempos? Réplica
Información de la revista
Vol. 34. Núm. 4.
Páginas 280-281 (Mayo 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 34. Núm. 4.
Páginas 280-281 (Mayo 2019)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2016.08.007
Open Access
Código ictus. ¿Podríamos mejorar los tiempos? Réplica
Code stroke. Can we improve stroke times? A reply
Visitas
...
L. Benavente
Autor para correspondencia
lbf.benfer@gmail.com

Autor para correspondencia.
, S. Calleja
Servicio de Neurología, Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo, Asturias, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

Agradecemos el interés por nuestro artículo «El código ictus de Asturias»1, porque nos brinda la oportunidad de describir más detalladamente la estrategia de código ictus que estamos llevando a cabo en nuestra Comunidad, y de mejorarla en función de las aportaciones recibidas.

Estamos completamente de acuerdo, con los autores de la carta, en que los tiempos de traslado desde las áreas más periféricas dificultan el tratamiento del ictus agudo a muchos de nuestros pacientes, alejados de los 2 centros sanitarios de referencia. Así lo demuestra el escaso número de pacientes tratados procedentes de las áreas de la región más alejadas del centro, a pesar del incremento de activaciones de código ictus y tratamientos de reperfusión tras la última reforma del código ictus de nuestra región2.

Efectivamente, tenemos planteada la integración de las tecnologías de la investigación y comunicación para salvar el obstáculo que supone el factor tiempo y la geografía de nuestra región. La telemedicina ya tiene un largo recorrido para el tratamiento del ictus agudo, demostrando eficacia y seguridad, así como buena evolución a largo plazo, de la administración del tratamiento fibrinolítico en un centro con monitorización a distancia, por un experto en el centro de referencia3–5. Menor recorrido, pero con resultados similares, existe en algunas regiones de nuestro país6,7. Diferentes guías de práctica clínica recomiendan el empleo de la telemedicina para el tratamiento del ictus, tal es la solidez de este abordaje8,9. También contamos con la evidencia de la mejora que supone el teleictus en las áreas rurales10, y de la reproducibilidad y validez de la exploración mediante la escala NIHSS realizada por videoconferencia11. Así mismo, se ha demostrado buena correlación en la selección de los pacientes con ictus mediante telerradiología, pudiendo el experto examinar las imágenes remotamente12. En nuestra región este aspecto está resuelto mediante la conexión en línea de los hospitales de la red pública para la visualización de las imágenes radiológicas.

En estos momentos, el Sistema de Salud del Principado de Asturias trabaja en la implementación de un sistema de telemedicina aplicado al tratamiento del ictus agudo. Esperamos que su puesta en funcionamiento permita beneficiarse de los tratamientos de fase aguda a pacientes que, en estos momentos, resultan excluidos por quedar fuera de la ventana terapéutica y del propio sistema de código ictus, debido al largo tiempo empleado en su traslado.

Mediante el sistema de teleictus se estima que el médico de guardia de los hospitales periféricos y el neurólogo exploren simultáneamente a los pacientes de las áreas más alejadas, y carentes de guardia de neurología y unidad de ictus, valoren la neuroimagen y compartan los datos de la historia clínica en tiempo real, compartiendo la decisión de administrar el tratamiento fibrinolítico. Pero discrepamos de los autores de la carta en un único aspecto, pues consideramos que los pacientes podrían trasladarse al centro de referencia una vez iniciada la perfusión de dicho tratamiento. Hay evidencia al respecto, que muestra la seguridad y eficacia del traslado durante la infusión13,14. Esto supondría el beneficio del ingreso en la unidad de ictus, de la que carecen nuestros hospitales periféricos, con todos sus protocolos, cuidados y manejo de eventuales complicaciones, procedimientos diagnósticos y terapéuticos posteriores. Además, supondría asegurar el máximo acortamiento del tiempo para los casos que eventualmente precisen terapias avanzadas mediante métodos endovasculares, tiempo precioso que se pierde cuando se espera a recibir todo el tratamiento intravenoso en el hospital comarcal.

Bibliografía
[1]
L. Benavente, M.J. Villanueva, P. Vega, I. Casado, J.A. Vidal, B. Castaño, et al.
El código ictus de Asturias.
Neurologia, 31 (2016), pp. 143-148
[2]
García-Cabo C, Benavente L, Martínez-Ramos J, Pérez-Álvarez A, Trigo A, Calleja S. Análisis del primer año del nuevo protocolo de código ictus en Asturias. Experiencia de un único centro. Neurologia. 2016; http://dx.doi.org/10.1016/j.nrl.2016.06.004
[3]
S.R. Levine, M. Gorman.
“Telestroke”: The application or telemedicine for stroke.
Stroke, 30 (1999), pp. 464-469
[4]
H.J. Audebert, C. Kukla, S. Clarmann von Claranau, J. Kühn, B. Vatankhah, J. Schenkel, TEMPiS Group.
Telemedicine for safe and extended use of thrombolysis in stroke: The Telemedic Pilot Project for Integrative Stroke Care (TEMPiS) in Bavaria.
[5]
S. Schwab, B. Vatankhah, C. Kukla, M. Hauchwitz, U. Bogdahn, A. Fürst, TEMPiS Group, et al.
Long-term outcome after thrombolysis in telemedical stroke care.
[6]
M. Jiménez, S. Tar, I. Legarda, A. Gorospe, M. Torres, P. Merino, et al.
Telemedicina aplicada al ictus en las Islas Baleares: el proyecto Teleictus balear.
Rev Neurol, 54 (2012), pp. 31-40
[7]
A. Pedregosa, J. Álvarez-Sabín, C. Molina, J. Bregués, M. Ribó.
Trombólisis endovenosa en un hospital comarca mediante el sistema teleictus.
Rev Neurol, 53 (2011), pp. 139-144
[8]
L.H. Schwamm, R.G. Holloway, P. Amarenco, H.J. Audebert, T. Bakas, N.R. Chumbler, American Heart Association Stroke Council, Interdisciplinary Council on Peripheral Vascular Disease, et al.
A review of the evidence for the use of telemedicine within stroke systems of care: A scientific statement from the American Heart Association/American Stroke Association.
Stroke, 40 (2009), pp. 2616-2634
[9]
European Stroke Organisation (ESO) Executive Committee, ESO Writing Committee.
Guidelines for management of ischaemic stroke and transient ischaemic attack 2008.
Cerebrovasc Dis, 25 (2008), pp. 457-507
[10]
A. Wiborg, B. Widder, for the TESS Study Group.
Tele neurology to improve stroke care in rural areas. The Telemedicine in stroke in Swabia (TESS) Project.
[11]
R. Handschu, R. Littmann, U. Reulbach, C. Gaul, J.G. Heckmann, B. Neundörfer, et al.
Telemedicine in emergency evaluation of acute stroke. Interrupter agreement in remote video examination with a novel multimedia system.
[12]
K.C. Johnston, B.B. Worrall, Teleradiology Assessment of Computerized Tomographs Online Reliability Study.
Teleradiology Assessment of Computerized Tomographs Online Reliability Study (TRACTORS) for acute stroke evaluation.
Telemed J E Health, 9 (2003), pp. 227-233
[13]
M.A. Pervez, G. Silva, S. Masrur, R.A. Betensky, K.L. Furie, R. Hidalgo, et al.
Remote Supervision of IV-tPA for Acute ischemic stroke by telemedicine or telephone before transfer to a regional stroke center is feasible and safe.
[14]
I.E. Silverman, D.K. Beland, J. Chhabra, L.D. McCullough.
The drip-and-ship approach: Starting IV t-PA for acute ischemic stroke at outside hospitals prior to transfer to a regional stroke center.
Conn Med, 69 (2005), pp. 613-620
Copyright © 2016. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos