Regístrese
Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN Úlcera de Lipschütz: presentación de 2 casos
Información de la revista
Vol. 42. Núm. 8.
Páginas 590-593 (Noviembre - Diciembre 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 42. Núm. 8.
Páginas 590-593 (Noviembre - Diciembre 2016)
CARTA CLÍNICA
DOI: 10.1016/j.semerg.2016.01.005
Acceso a texto completo
Úlcera de Lipschütz: presentación de 2 casos
Lipschütz ulcer: Presentation of 2 cases
Visitas
5579
A. Gibert
Autor para correspondencia
agibert.cp.ics@gencat.cat

Autor para correspondencia.
, Y. Bell
Centre d’Atenció Primària Vallirana, Direcció d’Atenció Primària Costa de Ponent, Institut Català de la Salut, Vallirana, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Diagnóstico diferencial de las úlceras vulvares causadas por enfermedades de transmisión sexual
Texto completo

La úlcera genital aguda o úlcera de Lipschütz es una enfermedad poco frecuente que se caracteriza por la aparición de úlceras vulvares dolorosas en adolescentes o mujeres jóvenes. Las úlceras acostumbran a ser únicas y se resuelven espontáneamente en pocas semanas. El diagnóstico es fundamentalmente clínico y se realiza por exclusión de otras causas de ulceraciones agudas. Presentamos 2 casos de úlcera de Lipschütz en 2 niñas prepuberales que tuvieron una buena evolución con tratamiento sintomático y en las que no se encontró la etiología.

El primer caso es el de una paciente de 10 años de edad, prepuberal y sin antecedentes patológicos de interés. No refiere antecedentes de traumatismos ni relaciones sexuales. Consulta por fiebre de 3 días de evolución y una lesión ulcerosa en el labio mayor derecho de la vulva con secreción blanquecina. No presenta adenopatías inguinales. En el cultivo del exudado de la úlcera se aísla flora sin significación clínica y el estudio analítico muestra una linfocitosis (58,9%), unas plaquetas de 711×10e9/L y el valor de la PCR es de 9,7mg/L. El resto del hemograma es normal, al igual que la función hepática y renal. Se determinan serologías a Chlamydia trachomatis, Ac. IgM citomegalovirus, Ac. heterófilos virus de Epstein-Barr (Paul-Bunnell), Ac. anti-VIH 1-2, que resultan negativas. Se pauta tratamiento con corticoides tópicos. A las 48h la evolución es favorable, siguiendo afebril y con menos dolor. Persiste la úlcera con menos secreción y se aprecia una lesión más pequeña en espejo (fig. 1). Dada la buena evolución clínica, no se inicia tratamiento con antibiótico y a los 6 días de inicio de los síntomas la paciente está asintomática y presenta una exploración normal.

Figura 1.

Aspecto de la úlcera de Lipschütz a las 48h de evolución del caso 1. La úlcera profunda y sobre un halo eritematoso ya había disminuido de tamaño.

(0,48MB).

El segundo caso se trata también de una niña de 10 años de edad con un desarrollo puberal en estadio 3 de Tanner. No hay antecedentes patológicos de interés ni de traumatismos ni relaciones sexuales. Consulta por fiebre alta de 39,9°C con dolor infraumbilical y disuria de 2 días de evolución. En la exploración se aprecia una úlcera vulvar con fondo esfacelado de 1,5cm de diámetro en el labio mayor izquierdo a nivel del introito. Presenta también 2 úlceras satélites en el lado contralateral y no tiene adenopatías inguinales. La analítica muestra un hemograma y un valor PCR dentro de la normalidad, y las serologías, al igual que en el primer caso, fueron negativas. Inicia tratamiento con corticoide tópico y doxiciclina oral. A los 4 días de tratamiento la úlcera ha disminuido de tamaño, las lesiones satélite han desaparecido y no hay signos de infección. A los 19 días de evolución está asintomática y con una exploración normal.

La úlcera de Lipschütz, o úlcera genital aguda, es poco frecuente. Afecta típicamente a chicas adolescentes no activas sexualmente o mujeres jóvenes y puede estar precedida por síntomas gripales o similares a la mononucleosis. Se caracteriza por la aparición súbita de una o múltiples úlceras vulvares. Las úlceras son grandes (>1cm) y profundas, con un halo rojo-violáceo y una base necrótica recubierta por un exudado grisáceo o una escara adherente gris-negruzca. Habitualmente afecta la horquilla posterior de los labios menores, pero pueden extenderse a los labios mayores, el periné y la parta baja de la vagina. Es característico el compromiso bilateral simétrico, descrito en espejo. Otros signos que pueden detectarse son edema labial y adenopatía inguinal. El dolor intenso y la disuria están prácticamente siempre presentes. La curación de la lesión aguda tiene lugar en 2 a 6 semanas con una media de 18 días y no deja cicatrices1.

En relación con la etiología, hay evidencias que demuestran que la úlcera genital aguda puede ser una manifestación de la infección primaria por el virus de Epstein-Barr2 y hay casos publicados que la asocian con otras infecciones: citomegalovirus3, virus de la gripe A4, de la gripe B y adenovirus5, virus de la parotiditis6, Salmonella paratyphi A7, Mycoplasma pneumoniae1, y con la enfermedad de Lyme8. En nuestros casos, como en la mayoría de los publicados9, la causa no pudo ser determinada.

El diagnóstico diferencial es extenso e incluye infecciones de transmisión sexual (tabla 1) y causas no infecciosas de úlceras genitales u orogenitales. La enfermedad de Behçet es una vasculitis multisistémica rara, de etiología desconocida, caracterizada por úlceras genitales y orales y uveítis. Las úlceras genitales son menos frecuentes que las orales, son profundas y dolorosas, con una base necrótica y curan en una o 2 semanas. El diagnóstico es clínico y los hallazgos de laboratorio son inespecíficos de inflamación. La aftosis recurrente idiopática se inicia habitualmente en la infancia o adolescencia y cede en la edad adulta. Puede haber antecedentes familiares. Cursa con úlceras dolorosas bien delimitadas, múltiples, pequeñas y eritematosas, afectan a la mucosa oral y genital y son recurrentes. Puede haber antecedentes familiares y el diagnóstico es clínico. Las lesiones más características y prácticamente patognomónicas de la enfermedad de Crohn son las úlceras penetrantes. Están localizadas habitualmente en los pliegues inguinales e interlabiales y pueden preceder a la afectación del tracto gastrointestinal.

Tabla 1.

Diagnóstico diferencial de las úlceras vulvares causadas por enfermedades de transmisión sexual

  Infección por virus herpes simple  Síndrome VIH agudo  Sífilis primaria (Treponema pallidum)  Linfogranuloma venéreo (Chlamydia trachomatis)  Chancroide (Haemophilus ducreyi)  Granuloma inguinal o donovanosis (Klebsiella granulomatis) 
Lesión primaria  Vesícula  Durante la fase aguda de la infección por el VIH, algunas personas tienen fiebre, exantema y adenopatías. Pueden presentar también úlceras bucales y genitalesPápula  Pápula, pústula o vesícula  Pústula  Pápula 
Número de lesiones  Múltiples, coalescentes con patrón policíclico  Una  Una  Múltiples  Variable 
Diámetro  1-2mm  5-15mm  2-10mm  Variable  Variable 
Bordes  Eritematosos  Bien delimitados, elevados  Elevados  Irregulares  Irregulares, elevados 
Profundidad  Superficial  Superficial o profunda  Superficial o profunda  Excavada  Elevada 
Base  Serosa, eritematosa  No purulenta, lisa  No vascular, variable  Purulenta, sangra con facilidad  Rojiza, sangra con facilidad 
Induración  No  Sí  A veces firme  Blanda  Firme 
Dolor  Sí  Sí  Poco frecuente  Variable  Leve  Poco frecuente 
Adenopatías  Bilaterales, primoinfección  Sí  Firmes, bilaterales  Unilateral, dolorosa, evoluciona a periadenitis fluctuantes, puede supurar  Unilateral, eritema piel, pueden supurar  No 
Epidemiología  Causa más frecuente de úlceras genitales  Difícil de determinar  Segunda causa más frecuente  Muy poco frecuente (más habitual en África E y O, India, SE asiático y Caribe)  Muy poco frecuente (prevalente en Sudáfrica)  Muy poco frecuente (en India, Papúa Nueva Guinea, Caribe, Sudamérica y Australia) 
Diagnóstico  Cultivo, inmunofluorescencia directa o PCR  Carga viral y serología  Visualización de espiroquetas en campo oscuro o inmunofluorescencia directa, serología  Serología  Cultivo en medio especial, PCR  Biopsia: identificación de cuerpos de Donovan 

Fuente: elaboración propia.

El diagnóstico de úlcera genital aguda es clínico y por exclusión. Se basa en la historia clínica detallada, incluyendo la actividad sexual, la valoración de posibles abusos sexuales y el examen físico1. En caso de sospecha de abuso sexual es importante que el menor nos cuente lo ocurrido. No debemos olvidar que en muchas ocasiones es la única prueba y, por tanto, es importante recogerla con la mayor exactitud posible. Para ello es necesario tener en cuenta algunos puntos importantes: nunca debe presionarse al niño haciéndole preguntas directas sobre lo ocurrido y mucho menos sugiriéndole respuestas. Hay que establecer un clima de seguridad y confianza para que nos pueda explicar espontánea y libremente los hechos y es importante anotar literalmente las palabras utilizadas por el menor. Es importante también preguntar por síntomas acompañantes como trastornos del sueño, alimentarios, de conducta, dolor abdominal, cefaleas, síntomas depresivos, enuresis y encopresis. Aunque el abuso sexual se da en todas las condiciones socioeconómicas, en el caso de familias desestructuradas el riesgo es mayor, por lo que este factor también debe tenerse en cuenta. En el examen físico debe valorarse si hay lesiones, heridas o hematomas en los labios mayores y menores y en la horquilla inferior, así como la integridad del himen. Debemos tener en cuenta que, siempre que no sea imprescindible, es mejor que la evaluación se haga por parte de un equipo especializado y, si es preciso, en coordinación con los servicios forenses. Son situaciones que exigen la intervención en Urgencias las siguientes:

  • Agresión reciente (menos de 72h).

  • Posibilidad de pérdida de pruebas.

  • Necesidad de tratamiento médico, quirúrgico o psicológico urgente.

  • Necesidad de proteger al menor.

Las lesiones vesiculares o úlceras se consideran hallazgos no específicos de abuso sexual, por lo que en caso de ausencia de otros hallazgos y de inexistencia de historia de abuso en una primera anamnesis no es necesario continuar la investigación en Urgencias y en todo caso, si la evolución lo indica, sería preciso derivar a un equipo especializado para una evaluación más detallada.

Los estudios de laboratorio son necesarios para excluir otras causas de úlceras genitales. El diagnóstico más importante a descartar es la infección por virus herpes simple, que se confirma mediante reacción en cadena de la polimerasa o cultivo de muestras obtenidas de las lesiones. En función de la historia clínica pueden ser necesarios estudios microbiológicos o serológicos de otras enfermedades de transmisión sexual (infección por VIH y sífilis). El diagnóstico de linfogranuloma venéreo, chancroide o la identificación de los cuerpos de Donovan se debe plantear en caso de pacientes con clínica compatible y que procedan de zonas geográficas donde estas entidades son más frecuentes.

También puede estudiarse el posible origen infeccioso mediante serologías a virus de Epstein-Barr y citomegalovirus, y debe practicarse un cultivo bacteriano del exudado de la úlcera si se sospecha una sobreinfección bacteriana. La biopsia habitualmente no es necesaria, solo estaría indicada si la úlcera es persistente.

Las úlceras curan espontáneamente, por lo que el tratamiento debe ser sintomático para controlar el dolor y tópico de la lesión10. Para el tratamiento del dolor, además de analgésicos orales, puede ser necesaria la anestesia tópica con lidocaína antes de la micción si la disuria es muy intensa. Si el dolor es severo y produce retención urinaria de forma secundaria puede ser necesario el sondaje vesical. Para el tratamiento tópico son útiles los baños de asiento con agua templada para el desbridamiento de las úlceras y la administración de corticoides tópicos potentes. En caso de úlceras múltiples y profundas puede ser necesario administrar una tanda corta de corticoides orales. En caso de sospecha de sobreinfección bacteriana o celulitis vulvar hay que administrar antibióticos sistémicos.

Es conveniente realizar un seguimiento y vigilar la aparición de aftas bucales y la reaparición de úlceras genitales para descartar enfermedades sistémicas.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Conflicto de intereses

Los autores confirman que no existe conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
I.S. Rosman, D.R. Berk, S.J. Bayliss, A.J. White, D.F. Merrit.
Acute genital ulcers in nonsexually active young girls: Case series, review of the literature, and evaluation and management recommendations.
Pediatr Dermatol, 29 (2012), pp. 147-153
[2]
E. Burguete Archel, M. Ruiz Goikoetxea, E. Recari Elizalde, X. Beristain Rementería, L. Gómez Gómez, A. Iceta Lizarraga.
Lipschütz ulcer in a 17-month-old girl: A rare manifestation of Epstein-Barr primoinfection.
Eur J Pediatr, 172 (2013), pp. 1121-1123
[3]
J.M. Martín, R. Godoy, L. Calduch, G. Villalon, E. Jordá.
Lipschütz acute vulval ulcers associated with primary cytomegalovirus infection.
Pediatr Dermatol, 25 (2008), pp. 113-115
[4]
D.A. Wetter, A.J. Bruce, K.L. MacLaughlin, R.S. Rogers 3rd..
Ulcus vulvae acutum in a 13-year-old girl after influenza A infection.
Skinmed, 7 (2008), pp. 95-98
[5]
G. Haidari, E. MacMahon, C.Y. Tong, J.A. White.
Genital ulcers: It is not always simplex….
Int J STD AIDS, 26 (2015), pp. 72-73
[6]
J. Chanal, A. Carlotti, H. Laude, N. Wallet-Faber, M.F. Avril, N. Dupin.
Lipschütz genital ulceration associated with mumps.
Dermatology, 221 (2010), pp. 292-295
[7]
F. Pelletier, F. Aubin, E. Puzenat, P. Deprez, D. Blanc, J.M. Estavoyer, et al.
Lipschütz genital ulceration: A rare manifestation of paratyphoid fever.
Eur J Dermatol, 13 (2003), pp. 297-298
[8]
J.J. Finch, J. Wald, K. Ferenczi, S. Khalid, M. Murphy.
Disseminated Lyme disease presenting with nonsexual acute genital ulcers.
JAMA Dermatol, 150 (2014), pp. 1202-1204
[9]
A. Brinca, M.M. Canelas, M.J. Carvalho, R. Vieira, A. Figueiredo.
Lipschütz ulcer (ulcus vulvae acutum): A rare cause of genital lesion.
An Bras Dermatol, 87 (2012), pp. 622-624
[10]
S. Dixit, J. Bradford, G. Fischer.
Management of nonsexually acquired genital ulceration using oral and topical corticosteroids followed by doxycycline prophylaxis.
J Am Acad Dermatol, 68 (2013), pp. 797-802
Copyright © 2016. Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.