Buscar en
Gastroenterología y Hepatología
Toda la web
Inicio Gastroenterología y Hepatología Infección aguda por el virus de la hepatitisC: ¿en qué personas se está prod...
Información de la revista
Vol. 45. Núm. 3.
Páginas 192-197 (Marzo 2022)
Visitas
383
Vol. 45. Núm. 3.
Páginas 192-197 (Marzo 2022)
Original
Acceso a texto completo
Infección aguda por el virus de la hepatitisC: ¿en qué personas se está produciendo la transmisión?
Acute hepatitis due to the hepatitisC virus: Where are the transmission occurring?
Visitas
383
Rita Desirée Pérez Jiméneza, Rafael Granados Monzónb, Melisa Hernández Feblesa, María José Pena Lópeza,
Autor para correspondencia
mpenlopd@gobiernodecanarias.org

Autor para correspondencia.
a Servicio de Microbiología, Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, Las Palmas de Gran Canaria, España
b Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, Las Palmas de Gran Canaria, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Características epidemiológicas de los pacientes diagnosticados de infección aguda por el virus de la hepatitisC
Tabla 2. Características clínicas de los pacientes diagnosticados de infección aguda por el virus de la hepatitisC
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivo

Conocer los patrones de transmisión de la infección aguda por el virus de la hepatitisC (VHC) en un momento en que estamos próximos a su eliminación.

Pacientes y métodos

Se realizó un estudio clínico-epidemiológico descriptivo prospectivo de los casos de infección aguda por VHC diagnosticados entre los años 2016 y 2020 en un hospital de referencia de la isla de Gran Canaria.

Resultados

Se diagnosticaron 22 casos de infección aguda (10 primarios y 12 reinfecciones), observándose un incremento de incidencia de 0,6 en 2016 a 2,3 casos/100.000 habitantes en el año 2020. La mediana de edad fue de 46años. El 77,3% eran hombres y el 68,2% eran VIH-positivos. El 54,5% mantenían relaciones sexuales de riesgo; el 83,3% eran hombres que mantenían sexo con hombres (el 70% con otra infección de transmisión sexual concomitante); el 31,8% eran consumidores de drogas, el 9,1% tenían trastornos neuropsiquiátricos y una mujer (4,5%) tuvo una intervención quirúrgica previa. El 40,9% de pacientes presentaron síntomas, y de los 13 asintomáticos, el 84,6% eran VIH-positivos.

Conclusiones

Observamos un aumento de incidencia en los últimos años del estudio, y la principal vía de contagio fue tener relaciones sexuales de riesgo, principalmente en hombres que mantienen sexo con hombres y que son VIH-positivo. Los casos en personas no-VIH con relaciones sexuales no protegidas están, probablemente, infradiagnosticados. Las estrategias de microeliminación podrían ser insuficientes para diagnosticar estos casos, por lo que para conseguir la eliminación del VHC la mejor estrategia podría ser el cribado poblacional.

Palabras clave:
Hepatitis C aguda
Epidemiología
Infección de transmisión sexual
Abstract
Objective

To know the transmission patterns of the acute infection by the hepatitisC virus at a time when we are close to its elimination.

Patients and methods

A prospective descriptive clinical-epidemiological study of cases of acute HCV infection diagnosed between 2016 and 2020 was carried out in a reference hospital in the island of Gran Canaria.

Results

Twenty-two cases of acute HCV were diagnosed (10 primary infections and 12 reinfections). There was an increase in the incidence from 0.6 in 2016 and 2017 to 2.3 cases per 100,000 inhabitants in 2020. The median age was 46years. From these, 77.3% were men and 68.2% were HIV-positive. According to the risk factors, 54.5% had high-risk sexual practices, 83.3% were men who had sex with men (70% with a concomitant STI), 31.8% were drug users, 9.1% were women with neuropsychiatric disorders, and one woman (4.5%) had a previous surgical intervention. There were thirteen patients (40.9%) who presented symptoms and eleven out of the thirteen patients who were asymptomatic were HIV-positive.

Conclusions

An increase in incidence was observed in the last years of the study and the main route of infection was high-risk sexual practice, mainly in men who have sex with men and who are HIV positive. Cases related to unsafe sex in other non-HIV groups are probably under-diagnosed. Microelimination strategies may not be sufficient to diagnose these cases, so in order to achieve elimination of the HCV the best strategy would be a population-based screening.

Keywords:
Acute hepatitis C
Epidemiology
Sexually transmitted infection
Texto completo
Introducción

En el año 2016, la OMS estableció como objetivo la eliminación de la hepatitisC en todo el mundo para el año 20301. En España se diseñó un Plan Estratégico2 con varias líneas de actuación, entre las que se incluyeron, entre otras, conocer las características epidemiológicas de los pacientes con infección por el virus de la hepatitisC (VHC), para intentar disminuir la incidencia y promover el diagnóstico precoz en poblaciones prioritarias, en donde la infección es más prevalente, mediante programas de microeliminación.

El conocimiento de los patrones de transmisión del virus de la hepatitisC se ve dificultado por el curso silente de la infección aguda en la mayoría de los casos. En el mayor estudio poblacional realizado en nuestro país hasta la fecha3 se ha observado un cambio en los patrones de transmisión de la infección en los últimos años, con un aumento de los casos de transmisión sexual, principalmente en hombres que tienen sexo con hombres. En España, la mayoría de los estudios de infección aguda se han centrado en la descripción de brotes nosocomiales4-7 o de brotes en pacientes VIH-positivo8-10, y los pocos estudios poblacionales publicados se han realizado antes del año 2016, momento del inicio del Plan Estratégico de Eliminación3,11,12. En nuestra área, en un estudio realizado hace más de una década12 los casos diagnosticados de infección aguda se produjeron principalmente en el ámbito sanitario y en la población con adicción a drogas por vía parenteral (solo hubo un caso en un paciente con infección por VIH). En el momento en que estamos próximos a lograr el objetivo de eliminación es importante conocer si se siguen produciendo las transmisiones en estos grupos, o si existen otros patrones que nos permitan conocer si las estrategias de prevención están funcionando. Por ello, hemos realizado un estudio clínico-epidemiológico de todos los casos de infección aguda por el virus de la hepatitisC diagnosticados en los últimos 5años.

Pacientes y métodos

Se realizó un estudio descriptivo prospectivo de todos los casos de infección aguda por el virus de la hepatitisC que fueron diagnosticados en un hospital de referencia de la isla de Gran Canaria, que atiende a las personas hospitalizadas y provenientes de atención primaria y centros sociosanitarios pertenecientes a nuestra área de salud (población de aproximadamente 342.000 personas mayores de 14años), desde enero de 2016 a diciembre de 2020.

Los casos de infección primaria aguda se diagnosticaron por seroconversión de anticuerpos IgG específicos y detección de ARN del virus por prueba de amplificación genética (Cobas Amplicor-Roche o Panther- Hologic) y la reinfección por la detección de ARN del virus en pacientes con una infección previa curada con o sin alteración de las enzimas hepáticas. Además, se determinó el genotipo viral por rt-PCR (Abbott Molecular).

Se recogieron los siguientes datos clínico-epidemiológicos y analíticos: edad, sexo, factor de riesgo de transmisión, estado de infección por VIH, presencia de otras infecciones de transmisión sexual concomitantes, manifestaciones clínicas, alteraciones analíticas, tratamiento y evolución. Ante el diagnóstico, se recogió información sobre los posibles factores de riesgo en los últimos 3meses y se categorizaron estos como sexual, nosocomial, consumo de drogas inhaladas y/o inyectadas y otros (tatuajes, piercing…).

El estudio fue aprobado por el Comité ético del hospital: 2020-463-1.

Resultados

Durante el período de estudio se diagnosticaron 22 casos de infección aguda por el virus de la hepatitisC (2 en el año 2016, 2 en 2017, 5 en 2018, 5 en 2019 y 8 en 2020), 10 (45,4%) de las cuales fueron infecciones primarias y 12 reinfecciones. La incidencia anual aumentó desde 0,6 casos por 100.000 habitantes en los años 2016 y 2017 hasta 2,3 casos en el año 2020.

En la tabla 1 se presentan las características epidemiológicas de todos los casos. Diecisiete (77,3%) pacientes fueron hombres y la mediana de edad fue de 46 (rango 30-66) años. Quince (68,2%) pacientes fueron VIH-positivo, todos con diagnóstico conocido previo a la hepatitis. En relación con el factor de riesgo de transmisión, 12 (54,5%) mantenían relaciones sexuales no protegidas, asociadas en algunos casos al uso de drogas recreativas, de los que 10 (83,3%) fueron hombres que mantenían sexo con hombres, y además 7 (70%) presentaron otra infección de transmisión sexual concomitante; otros 7 (31,8%) pacientes consumían drogas inhaladas y/o inyectadas, 2 (9,1%) fueron mujeres atendidas en la Unidad de Salud Mental por trastornos neuropsiquiátricos; por último, una mujer (4,5%) tenía antecedentes de una intervención quirúrgica en los 2meses anteriores. En la tabla 2 se presentan las características clínicas de los pacientes. Solo 9 (40,9%) pacientes presentaron síntomas clínicos. De los 13 pacientes asintomáticos, 11 (84,6%) fueron VIH-positivos y se diagnosticaron de la hepatitisC en una analítica rutinaria anual que se realiza sistemáticamente en estos pacientes, y los otros 2 fueron varones consumidores de drogas: uno de ellos se diagnosticó al acudir a urgencias por una infección en un pie en el que se inyectaba heroína, y el otro en un centro de desintoxicación al que fue por recaída en la adicción en los meses previos. El 73,3% (11 pacientes) de los infectados por el VIH fueron asintomáticos, frente al 28,6% (2 pacientes) de los no-VIH.

Tabla 1.

Características epidemiológicas de los pacientes diagnosticados de infección aguda por el virus de la hepatitisC

Año  Sexo/edad  Potencial fuente de infección  VIH  Año de diagnóstico VIH  ITS concomitante  Genotipo  Tipo 
2016  H/30  Sexual (HSH)Consumo drogas  Positivo  2014  Sífilis  Primaria 
2016  H/41  Consumo drogas  Negativo  –  No  Reinfección 
2017  H/63  Consumo drogas i.v.  Positivo  2004  No  Reinfección 
2017  M/45  Consumo drogasTrastorno límite personalidad  Positivo  2009  No  1a  Reinfección 
2018  H/48  Sexual (HSH)  Positivo  1998  Sífilis  1a  Primaria 
2018  H/43  Sexual (HSH)Consumo drogas  Positivo  2014  Sífilis  Reinfección 
2018  H/38  Sexual (HSH)  Negativo  No  Primaria 
2018  H/49  Consumo drogas  Positivo  1993  No  Reinfección 
2018  H/51  Consumo drogas i.v.  Positivo  1989  No  Reinfección 
10  2019  H/38  Sexual (HSH)  Positivo  2018  Chancro sifilítico  1a  Primaria 
11  2019  H/61  Sexual (HSH)  Positivo  2013  No  1a  Primaria 
12  2019  H/52  Consumo drogas i.v.  Positivo  1990  No  Reinfección 
13  2019  M/62  Trastorno bipolar  Negativo  –  No  1b  Primaria 
14  2019  M/66  Asistencia sanitaria  Negativo  –  No  No dato  Primaria 
15  2020  H/48  Sexual (HSH)  Positivo  2012  Proctitis C. trachomatis  Reinfección 
16  2020  H/36  Sexual (HSH)  Positivo  2009  Uretritis M. genitaliumSífilis  1a  Primaria 
17  2020  H/38  Sexual (HSH)  Positivo  2009  Sífilis  No dato  Primaria 
18  2020  M/42  SexualConsumo drogas  Positivo  2017  No  1a  Reinfección 
19  2020  H/34  Sexual (HSH)  Negativo  –  No  Primaria 
20  2020  M/45  Sexual (pareja VHC)  Negativo  –  No  1a  Reinfección 
21  2020  H/50  Consumo drogas  Positivo  1990  No  1a+4  Reinfección 
22  2020  H/47  Consumo drogas i.v.  Negativo  –  No  1a  Reinfección 

H: hombre; HSH: hombres que tienen sexo con hombres; ITS: infección de transmisión sexual; i.v.: vía intravenosa; M: mujer.

Tabla 2.

Características clínicas de los pacientes diagnosticados de infección aguda por el virus de la hepatitisC

Año  Sexo/edad  VIH  Síntomas  ALT (U/l)  Evolución 
2016  H/30  Positivo  Asintomático  75  Curado con tratamiento 
2016  H/41  Negativo  Asintomático  212  Curado con tratamiento 
2017  H/63  Positivo  Asintomático  102  No tratado. Fallecido 
2017  M/45  Positivo  Asintomático  54  Curado con tratamiento 
2018  H/48  Positivo  Asintomático  303  Curado con tratamiento 
2018  H/43  Positivo  Asintomático  684  Curado con tratamiento 
2018  H/38  Negativo  Astenia  441  Curado con tratamiento 
2018  H/49  Positivo  Asintomático  234  Curado con tratamiento 
2018  H/51  Positivo  Astenia  58  Curado con tratamiento 
10  2019  H/38  Positivo  Asintomático  256  Curado con tratamiento 
11  2019  H/61  Positivo  Ictericia, coluria, dolor abdominal, prurito  1055  Curado con tratamiento 
12  2019  H/52  Positivo  Asintomático  44  Curado con tratamiento 
13  2019  M/62  Negativo  Ictericia, coluria, vómitos  1872  Curado con tratamiento 
14  2019  M/66  Negativo  Coluria, acolia, dolor abdominal  1557  Curación espontánea 
15  2020  H/48  Positivo  Dolor abdominal, febrícula  137  Curado con tratamiento 
16  2020  H/36  Positivo  Ictericia, coluria, prurito, astenia  2905  Curación espontánea 
17  2020  H/38  Positivo  Asintomático  210  Curación espontánea 
18  2020  M/42  Positivo  Asintomático  116  No tratado 
19  2020  H/34  Negativo  Dolor abdominal, astenia, febrícula  673  Curado con tratamiento 
20  2020  M/45  Negativo  Astenia  120  Curado con tratamiento 
21  2020  H/50  Positivo  Asintomático  77  Curado con tratamiento 
22  2020  H/47  Negativo  Asintomático  174  Curado con tratamiento 

H: hombre; M: mujer.

Discusión

En la era de la eliminación de la hepatitisC, el estudio de la infección aguda es fundamental, ya que permite conocer en qué grupos de población se está produciendo la transmisión para así poder diseñar estrategias de prevención efectivas que permitan conseguir los objetivos planteados. Debido a que en la mayoría de los casos la infección es asintomática, es difícil realizar estudios con gran número de pacientes; por tanto, el conocimiento de la infección aguda y de los patrones de transmisión puede ser incompleto. En nuestra área se ha observado en los últimos dos años un aumento de la incidencia de casos diagnosticados, aumento que también se ha documentado en los últimos años en otras áreas3,13. Este estudio aporta 22 casos de infección aguda, de los que más de la mitad se produjeron en personas que mantenían relaciones sexuales de riesgo, principalmente en hombres que mantienen sexo con hombres, y la mayoría de ellos tuvieron otra infección sexual concomitante documentada. Un alto porcentaje de pacientes era VIH-positivo de diagnóstico conocido, es decir, se corrobora que estas personas mantienen conductas de riesgo a pesar de conocer su estado de infección, lo que se relaciona con una relajación en las medidas de prevención de la transmisión sexual en este colectivo debido a la seguridad que ofrecen los tratamientos antirretrovirales. Hemos observado un cambio en los patrones de transmisión, comparando con nuestro estudio anterior12. Hace más de 10años los casos que se diagnosticaban estaban relacionados principalmente con la asistencia sanitaria y el consumo de drogas, y prácticamente no se diagnosticaban casos de transmisión sexual, ni en pacientes VIH-positivos. El hecho de que muchos casos de infección aguda por VHC se diagnostiquen en pacientes VIH se relaciona directamente con una mayor concienciación para solicitar la prueba de hepatitisC en este grupo de pacientes, independientemente de que tengan síntomas o no, siguiendo las recomendaciones de las guías de manejo del paciente VIH14. Todo esto lleva a pensar que la transmisión sexual del virus de la hepatitisC en la población general, y en particular en la población de hombres que tienen sexo con hombres, podría estar siendo mucho mayor de la que nos encontramos en los estudios. Esto está asociado a la práctica de determinados hábitos sexuales, como el sexo anal, en donde se ha encontrado una mayor prevalencia de infecciones de transmisión sexual15, y va ligado al aumento en los últimos años de todas las infecciones de transmisión sexual en Europa.

Las personas con adicción a drogas se han considerado desde siempre uno de los principales grupos de riesgo, donde se concentran las estrategias de microeliminación. En este grupo observamos que se sigue produciendo transmisión, aunque esta debe ser mucho mayor a la encontrada, ya que estos pacientes no suelen acceder a los centros sanitarios o, si acuden, en la mayor parte de los casos lo hacen tardíamente.

El tercer grupo donde la transmisión podría ser más frecuente de la encontrada en nuestro estudio es en las personas con enfermedades mentales graves, donde se ha observado una mayor prevalencia de infección por VIH, hepatitisB yC16. En estas personas el riesgo probablemente es multifactorial, asociado al mayor consumo de drogas y a conductas sexuales de riesgo y no a la enfermedad mental por sí sola16-19.

A diferencia del período anterior, las hepatitis agudas cada vez son menos frecuentes en el entorno sanitario. El hecho de que en nuestro medio todos los pacientes tengan acceso al tratamiento y prácticamente todos se curen hace que cada vez haya menos focos de contagio en el entorno sanitario. La disminución de casos en el entorno sanitario es un hecho también observado en otras áreas3.

Con respecto a la distribución de los genotipos que se están transmitiendo, se observó un cambio con respecto al período anterior. Actualmente los genotipos 1a y 4 son los que más se transmiten, mientras que en el estudio previo el genotipo 1b fue el más frecuente. Esto probablemente está ligado a la emergencia del genotipo4 en Europa en los últimos años20,21, sobre todo entre los hombres que tienen sexo con hombres.

El hecho de que los pacientes en seguimiento dentro del sistema sanitario que presenten factores de riesgo sean los únicos a los que se les solicite sistemáticamente un cribado de infección por VHC supone un sesgo en los datos y, por tanto, una limitación de nuestro estudio. A pesar de esto, dado que se constata que continúa habiendo transmisión del virus de la hepatitisC, el objetivo de eliminación podría estar un poco más lejos de alcanzarse. Este estudio confirma que la transmisión sexual es más frecuente de lo que se pensaba hace unos años y que, debido a la heterogeneidad de la población que mantiene conductas de riesgo sexual y a la naturaleza asintomática de la infección en un alto porcentaje de casos, las estrategias de microeliminación podrían no ser suficientes para alcanzar el objetivo de eliminación. Probablemente, con un cribado poblacional, la detección y el tratamiento precoz serían más eficaces, lo que evitaría la expansión de la infección y, por tanto, se podría conseguir el objetivo de eliminación antes del año 2030.

Financiación

Este trabajo no ha recibido ningún tipo de financiación.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
World Health Organization (WHO). Global health sector strategy on viral hepatitis 2016-2021. Disponible en: https://www.who.int/hepatitis/strategy2016-2021/ghss-hep/en/2016
[2]
Ministerio de Sanidad. Gobierno de España. Plan Estratégico para el Abordaje de la HepatitisC en el Sistema Nacional de Salud (PEAHC). Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/hepatitisC/PlanEstrategicoHEPATITISC/docs/Plan_Estrategico_Abordaje_Hepatitis_C_(PEAHC).pdf
[3]
C. Garriga, S. Manzanares-Laya, P. García de Olalla, P. Gorrindo, S. Lens, R. Solà, et al.
Evolution of acute hepatitisC virus infection in a large European city: Trends and new patterns.
PLoS One., 12 (2017), pp. e0187893
[4]
E. Martínez-Bauer, X. Forns, M. Armelles, R. Planas, R. Solà, M. Vergara, et al.
Hospital admission is a relevant source of hepatitisC virus acquisition in Spain.
J Hepatol., 48 (2008), pp. 20-27
[5]
V. Saludes, M.E. Esteve, I. Casas, V. Ausina, E. Martró.
HepatitisC virus transmission during colonoscopy evidenced by phylogenetic analysis.
J Clin Virol., 57 (2013), pp. 263-266
[6]
H. Pañella, C. Rius, J.A. Cayla, Barcelona Hepatitis C Nosocomial Research Working Group.
Transmission of hepatitis C virus during computed tomography scanning with contrast.
Emerg Infect Dis., 14 (2008), pp. 333-336
[7]
G. Rodríguez-Caravaca, M.C. Villar del Campo, M.L. Casas-Losada, F. Cava Valenciano, A. Gil de Miguel.
Hepatitis C outbreak in an oncology ward.
Enferm Infecc Microbiol Clin., 28 (2010), pp. 233-235
[8]
M. Martínez-Rebollar, J. Mallolas, I. Pérez, A. González-Cordón, M. Loncà, B. Torres, et al.
Acute outbreak of hepatitisC in human immunodeficiency virus-infected patients.
Enferm Infecc Microbiol Clin., 33 (2015), pp. 3-8
[9]
C. Sánchez, Z. Plaza, E. Vispo, C. de Mendoza, P. Barreiro, J.V. Fernández-Montero, et al.
Scaling up epidemics of acute hepatitisC and syphilis in HIV-infected men who have sex with men in Spain.
Liver Int., 33 (2013), pp. 1357-1362
[10]
A. Montoya-Ferrer, D.S. Fierer, B. Alvarez-Alvarez, M. de Gorgolas, M.L. Fernández-Guerrero.
Acute hepatitisC outbreak among HIV-infected men, Madrid, Spain.
Emerg Infect Dis., 17 (2011), pp. 1560-1562
[11]
R. Pérez-Álvarez, J. García-Samaniego, R. Solá, R. Pérez-López, R. Bárcena, R. Planas, et al.
Acute hepatitisC in Spain: A retrospective study of 131 cases.
Rev Esp Enferm Dig., 104 (2012), pp. 21-28
[12]
M. Hernández Febles, J.L. Rodríguez San Román, J.M. Martín Suárez, M.J. Pena-López.
Acute hepatitis due to hepatitisC virus infection in the adult population.
Gastroenterol Hepatol., 32 (2009), pp. 677-680
[13]
A.B. Ryerson, S. Schillie, L.K. Barker, B.A. Kupronis, C. Wester.
Vital signs: Newly reported acute and chronic hepatitisC cases — United States, 2009-2018.
MMWR Morb Mortal Wkly Rep., 69 (2020), pp. 399-404
[14]
Documento de Consenso de GeSIDA/Plan Nacional sobre el SIDA respecto al tratamiento antirretroviral en adultos infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana, 2020. Disponible en: http://gesida-seimc.org/wp-content/uploads/2020/07/TAR_GUIA_GESIDA_2020_COMPLETA_Julio.pdf
[15]
R. Casado Santa-Bárbara, C. Hueso Montoro, A. Martín Salvador, M.A. Álvarez Serrano, M. Gázquez López, M.A. Pérez Morente.
Association between sexual habits and sexually transmitted infections at a specialised centre in Granada (Spain).
Int J Environ Res Public Health., 17 (2020), pp. 6881
[16]
E. Hughes, S. Bassi, S. Gilbody, M. Bland, F. Martin.
Prevalence of HIV, hepatitisB, and hepatitisC in people with severe mental illness: A systematic review and meta-analysis.
Lancet Psychiatry., 3 (2016), pp. 40-48
[17]
N. Nikoo, S. Javidanbardan, M. Akm, S. Hakobyan, M. Nikoo, C. Kwan, et al.
HepatitisC prevalence and associated risk factors among individuals who are homeless and diagnosed with mental illness: At Home/Chez Soi Study, Vancouver, BC.
Eur J Public Health, 29 (2019), pp. 242-247
[18]
Y.L. Chiu, H.C. Lin, N.W. Kuo, S. Kao, H.C. Lee.
Increased risk of concurrent hepatitisC among male patients with schizophrenia.
Psychiatry Res., 258 (2017), pp. 217-220
[19]
T. Beaulieu, S.P. Barbic, L. Ti.
Accounting for differences in risk of HCV re-infection by mental health diagnoses.
Expert Rev Gastroenterol Hepatol., 12 (2018), pp. 535-536
[20]
A. Aguilera, D. Navarro, F. Rodríguez-Frias, I. Viciana, A.M. Martínez-Sapiña, M.J. Rodríguez, et al.
Prevalence and distribution of hepatitisC virus genotypes in Spain during the 2000-2015 period (the GEHEP 005 study).
J Viral Hepat., 24 (2017), pp. 725-732
[21]
D. Acero Fernández, M.J. Ferri Iglesias, M. Buxó Pujolràs, C. López Nuñez, I. Serra Matamala, X. Queralt Molés, et al.
Changes in the epidemiology and distribution of the hepatitisC virus genotypes in North-Eastern Spain over the last 35 years.
Gastroenterol Hepatol., 41 (2018), pp. 2-11
Copyright © 2021. Elsevier España, S.L.U.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos