Regístrese
Buscar en
European Journal of Education and Psychology
Toda la web
Inicio European Journal of Education and Psychology Influencia del rechazo escolar sobre la alta ansiedad ante el castigo escolar en...
Información de la revista
Vol. 10. Núm. 2.
Páginas 41-82 (Diciembre 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
904
Vol. 10. Núm. 2.
Páginas 41-82 (Diciembre 2017)
Artículo original
DOI: 10.1016/j.ejeps.2017.08.001
Open Access
Influencia del rechazo escolar sobre la alta ansiedad ante el castigo escolar en educación primaria
Influence of school refusal behaviour on high anxiety of school punishment in primary education
Visitas
904
María Isabel Gómez-Núñez
Autor para correspondencia
migomez@ucam.edu

Autor para correspondencia.
, José Manuel García-Fernández, María Vicent, Ricardo Sanmartín, Carolina Gonzálvez, David Aparisi-Sierra, Cándido J. Inglés
Universidad Católica San Antonio de Murcia, Guadalupe, Murcia, España
Este artículo ha recibido
904
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Distribución de frecuencias (y porcentajes) Sexo × Curso
Tabla 2. Pruebas ómnibus y ajuste sobre los coeficientes del modelo ansiedad ante el castigo escolar en la muestra total, por sexo y por curso académico
Mostrar másMostrar menos
Resumen

El objetivo de este estudio consistió en analizar la capacidad predictiva del rechazo escolar sobre los altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar (ACE). Para ello, se reclutó una muestra de 1,003 estudiantes de Educación Primaria con edades comprendidas entre los 8 y los 12años. Los instrumentos empleados fueron el Inventario de Ansiedad Escolar para Educación Primaria (IAEP) y el School Refusal Assessment Scale-Revised for Children (SRAS-R-C). Los resultados del análisis de regresión logística revelaron que el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas actuaba como una variable predictora estadísticamente significativa de la ACE en la muestra total, en las muestras por sexo (chicos y chicas) y en las muestras por curso académico (3.°, 4.°, 5.° y 6.° de Educación Primaria). Por otro lado, el rechazo escolar para evitar situaciones sociales aversivas y/o de evaluación y el rechazo escolar para llamar la atención influían positivamente sobre la alta ACE en la muestra de chicos y en 4.° de Educación Primaria, respectivamente. Estos resultados muestran la importancia de valorar el rechazo escolar, por la influencia que podría ejercer en la aparición de altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar.

Palabras clave:
Ansiedad escolar
Rechazo escolar
Infancia
Castigo escolar
Abstract

The aim of this study was to analyse the predictive power of school refusal on high levels of anxiety about school punishment (ASP). In order to do this, a study was conducted on a sample of 1003 school children from 8 to 12years of age Primary Education. The measurement tools used were the School Anxiety Inventory for Primary Education (SIPE) and the School Refusal Assessment Scale for Children-Revised (SRAS-R-C). The results of the logistic regression analysis showed that school refusal to avoid stimuli that cause negative emotions acted as a statistically significant predictor of ASP in the total sample, as regards gender samples (boys and girls) and in the academic courses samples (3rd, 4th, 5th, and 6th years of Primary Education). On the other hand, school refusal to avoid social aversion or evaluation situations and school refusal to seek significant others’ attention influenced positively on high levels of ASP in boys sample and in 4th grade of Primary Education, respectively. These results show the importance of assessing the school refusal behaviour because of the influence that it could exert on the appearance of high levels of anxiety about school punishment.

Keywords:
School anxiety
School refusal
Childhood
School punishment
Texto completo
Introducción

Uno de los tipos de ansiedad más importantes en la infancia es la relacionada con el contexto escolar, es decir, la denominada ansiedad escolar, la cual se define como un conjunto de reacciones cognitivas, psicofisiológicas y motoras que un individuo emite ante situaciones escolares que son evaluadas como amenazantes, peligrosas y/o ambiguas, aunque objetivamente no lo sean (García-Fernández, Inglés, Martínez-Monteagudo y Redondo, 2008). Entre las situaciones escolares que mayores niveles de ansiedad pueden provocar en la población infanto-juvenil destacan las relacionadas con la evaluación académica y social, las situaciones de fracaso y castigo escolar o las situaciones de agresión y/o victimización (Bragado, 2006; García-Fernández et al., 2008; García-Fernández, Espada, Orgilés y Méndez, 2010; García-Fernández, Inglés, Martínez-Monteagudo, Marzo y Estévez, 2011; García-Fernández, Inglés, Marzo y Martínez-Monteagudo, 2014). Autores como Kearney, Eisen y Silverman (1995) destacan la importancia de dirigir la fobia y/o ansiedad escolar hacia situaciones específicas, ya que el colegio agrupa un gran número de estímulos (clase, evaluaciones, compañeros, etc.) que deben ser analizados para descubrir la verdadera causa de dicha emoción. Cada niño podría manifestar un perfil distinto de rasgos y de conductas de ansiedad escolar en función de las situaciones mencionadas.

Siguiendo con la evaluación de la ansiedad escolar, y a pesar de la existencia de cuestionarios que contienen algún factor para evaluar esta respuesta emocional, lo cierto es que, en el contexto español, los únicos instrumentos que permiten valorar esta emoción en población infanto-juvenil, teniendo en cuenta la multidimensionalidad del constructo (reacciones que la componen y situaciones escolares más temidas), son el Inventario de Ansiedad Escolar para Educación Secundaria (IAES; García-Fernández et al., 2011), su versión reducida (IAES-S; García-Fernández et al., 2014) o el Inventario de Ansiedad Escolar para Educación Primaria (Gómez-Núñez, 2015). En este sentido, si observamos los resultados obtenidos con estas pruebas, encontramos que algunas de las situaciones que más ansiedad provocan en los niños son las asociadas al castigo escolar, es decir, momentos en los que un alumno podría ser sancionado de manera explícita (García-Fernández et al., 2008, 2010, 2011; Gómez-Núñez, 2015).

La importancia del estudio de la ansiedad escolar proviene de dos elementos principales. En primer lugar, la frecuencia con que se manifiesta, pudiendo afectar aproximadamente al 18% de los niños con edades comprendidas entre los 3 y los 14años (Bados, 2005). En segundo lugar, también es necesario destacar la asociación que muestra con otros trastornos, conductas y/o variables psicoeducativas importantes para el desarrollo de los niños y adolescentes. Así, la ansiedad escolar se asocia positivamente con las experiencias de bullying y/o victimización (Del Río, del Barco, Carroza, García y Bullón, 2015), con una disminución de las conductas prosociales (Inglés, Martínez-González y García-Fernández, 2013), con rendimientos académicos más bajos y con una disminución en los niveles de motivación intrínseca (Ratanova y Likhacheva, 2009; Valle et al., 2015), con un incremento de otros trastornos de ansiedad comórbidos como la ansiedad por separación (Nair et al., 2013; Orgilés, Espada, García-Fernández y Méndez, 2009), con un aumento de los niveles de perfeccionismo (Vicent et al., 2017) y con un incremento de las conductas de rechazo escolar (Inglés, Gonzálvez, García-Fernández, Vicent y Martínez-Monteagudo, 2015). Aunque, tal y como se apuntaba en líneas anteriores, todas las variables mencionadas son esenciales en el desarrollo infanto-juvenil, en este estudio nos centraremos en la influencia del rechazo escolar sobre la ansiedad ante el castigo escolar. La importancia de este análisis se debe al hecho de que los niños que presentan algún tipo de ansiedad escolar o un comportamiento de rechazo hacia la escuela tienen dificultades para permanecer en el colegio, lo que disminuiría su implicación escolar y, por consiguiente, su satisfacción personal y su ajuste psicológico general (Ramos-Díaz, Rodríguez-Fernández, Revuelta y Axpe, 2016).

Debido a la controversia existente a la hora de establecer qué conductas agrupa el rechazo escolar, constructos como el de fobia escolar, ansiedad escolar o absentismo escolar han sido empleados como sinónimos, favoreciendo la aparición de numerosas discusiones a la hora de delimitar este fenómeno (Kearney y Graczyk, 2014). Sin embargo, desde este estudio abogamos por el modelo funcional propuesto por Kearney y colaboradores, quienes establecen distintos tipos de rechazo escolar en base a la primera razón por la que los jóvenes se niegan a asistir a la escuela (Kearney, 2002; Kearney y Spear, 2012): a)evitar estímulos que les provocan emociones negativas; b)escapar de situaciones sociales aversivas y/o de evaluación; c)llamar la atención de los cuidadores, y d)obtener recompensas tangibles fuera de la escuela.

La asociación entre ansiedad escolar y rechazo escolar se debe, principalmente, a que las dos primeras funciones o tipos de rechazo escolar hacen referencia a niños que rechazan el colegio para evitar y/o escapar de situaciones escolares que les provocan emociones negativas como la ansiedad (Kearney y Spear, 2012). Sin embargo, a pesar de que la conducta de ansiedad escolar puede manifestarse a través del rechazo a la escuela, un niño que rechaza o se niega a asistir al colegio no necesariamente tiene por qué manifestar ansiedad escolar. De hecho, el rechazo para llamar la atención está más vinculado con la ansiedad por separación, mientras que el rechazo escolar para obtener recompensas tangibles fuera de la escuela se asocia, en mayor medida, con trastornos de tipo conductual (Brandibas, Jeunier, Clanet y Fourasté, 2004; Egger, Costello y Angold, 2003; Kearney, 2002, 2007; Kearney y Albano, 2004).

Tal y como podemos observar, la mayoría de las investigaciones se centran en la evaluación del rechazo escolar y de la ansiedad escolar de manera general. Sin embargo, se desconoce la forma en que el rechazo escolar se asocia a una dimensión concreta de la ansiedad escolar como es la ansiedad ante el castigo escolar. La necesidad de evaluar esta asociación radica, fundamentalmente, en la ausencia de estudios que tengan en cuenta los niveles de ansiedad ante el castigo escolar. En las investigaciones previas consultadas solo se ofrecen datos referentes a los distintos trastornos de ansiedad o al nivel general de miedo y/o ansiedad escolar, sin diferenciar por situaciones escolares o manifestaciones ansiosas. Sin embargo, la ansiedad manifestada ante las diversas situaciones escolares no tiene por qué estar influida por las mismas variables psicoeducativas, por lo que, si pretendemos estudiar el fenómeno en toda su complejidad, será imprescindible atender a esta diferenciación.

Además, las diversas investigaciones realizadas sobre la ansiedad escolar han mostrado diferencias culturales en esta emoción en relación con la sintomatología provocada, en la vinculación con otros trastornos comórbidos, en la variedad de situaciones escolares que la provocan, así como en las diferencias en función del sexo y de la edad (Gillen-O’Neel, Ruble y Fuligni, 2011; Govaris, Kaldi y Papadopoulos, 2013). En el caso de España, es necesario destacar que no hay estudios que evalúen la asociación entre los distintos tipos de rechazo escolar y los de ansiedad escolar, aspecto esencial para establecer diferencias con otros países o lugares.

Por todo ello, el propósito de esta investigación fue analizar la capacidad predictiva del rechazo escolar sobre los altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar en una muestra de estudiantes españoles de Educación Primaria. Atendiendo a los hallazgos de investigaciones previas se esperaba que: a)el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas influyera, de manera positiva, sobre la alta ansiedad ante el castigo escolar, tanto en la muestra total como en función del sexo y curso académico; b)el rechazo escolar para escapar de situaciones sociales aversivas y/o de evaluación influyera, de manera positiva, sobre la alta ansiedad ante el castigo escolar tanto en la muestra total como en función del sexo y curso académico; c)el rechazo escolar para llamar la atención no influyera sobre la alta ansiedad ante el castigo escolar, y d)el rechazo escolar para obtener recompensas tangibles fuera de la escuela no influyera sobre la alta ansiedad ante el castigo escolar.

MétodoParticipantes

La selección de la muestra se llevó a cabo a través de un muestreo aleatorio por conglomerados (zonas geográficas de Albacete, Alicante, Región de Murcia y Sevilla), de manera que una vez seleccionados al azar los centros incluidos en el estudio, se procedió a la selección al azar del número de alumnos participantes.

En un principio se reclutaron un total de 1,115 estudiantes de 3.°, 4.°, 5.° y 6.° de Educación Primaria, de los cuales 26 (2.32%) fueron excluidos por no obtener el consentimiento informado de sus padres, 41 (3.67%) por errores u omisiones en sus respuestas y 45 (4.03%) por ser extranjeros con importantes problemas en el dominio de la lengua española. Por ello, la muestra final de sujetos empleada en este estudio estuvo formada por 1,003 niños y niñas con edades comprendidas entre los 8 y los 12años (M=10.03, DE=1.25).

La prueba chi-cuadrado de homogeneidad de la distribución de frecuencias reveló la ausencia de diferencias estadísticamente significativas entre los ocho grupos de Sexo × Curso, χ2=.82, p=.85 (tabla 1).

Tabla 1.

Distribución de frecuencias (y porcentajes) Sexo × Curso

Curso
Sexo  3.°  4.°  5.°  6.°  Total 
Chico  97 (9.7%)  92 (9.2%)  134 (13.4%)  163 (16.3%)  486 (48.5%) 
Chica  102 (10.2%)  107 (10.7%)  146 (14.6%)  162 (16.2%)  517 (51.5%) 
Total  199 (19.8%)  199 (19.8%)  280 (27.9%)  325 (32.4%)  1,003 (100%) 
Instrumentos

• Inventario de Ansiedad Escolar para Educación Primaria (IAEP; Gómez-Núñez, 2015). Este inventario permite evaluar la respuesta de ansiedad escolar en niños de 8 a 12años de edad. Está integrado por 19 ítems agrupados en 4 factores situacionales: Ansiedad ante el Castigo Escolar, Ansiedad ante la Victimización, Ansiedad ante la Evaluación Social y Ansiedad ante la Evaluación Escolar. Para cada ítem situacional hay 14 posibles respuestas agrupadas en tres escalas: Ansiedad Cognitiva, Ansiedad Psicofisiológica y Ansiedad Motora. Además, el inventario permite la obtención de una puntuación total de ansiedad escolar. Para contestar a las distintas cuestiones, el sujeto debe leer la situación educativa, por ejemplo, «Si el profesor me castiga», y valorar las respuestas (cognitivas, psicofisiológicas y motoras) que encontrará para cada ítem situacional, a través de una escala tipo Likert de cinco puntos (0: nunca; 4: siempre), otorgando una puntuación a cada una de las reacciones mencionadas. El coeficiente de consistencia interna (alfa de Cronbach) para el factor Ansiedad ante el Castigo Escolar fue .90.

• Escala de Evaluación del Rechazo a la Escuela Modificado (School Refusal Assesment Scale-Revised, versión niños; SRAS-R-C; Kearney, 2002). Consta de 24 ítems a los que se contesta a través de una escala Likert de siete puntos (0: nunca; 6: siempre). Está dirigido a sujetos con edades comprendidas entre los 8 y los 12años. Proporciona información útil sobre los cuatro factores o condiciones fundamentales de rechazo escolar mencionados con anterioridad. En este trabajo se utilizó la adaptación al castellano del SRAS-R-C (Gonzálvez et al., 2016). En el presente estudio se obtuvieron unos índices de consistencia interna (alfa de Cronbach) de .75 (Rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas), .78 (Rechazo escolar para escapar de situaciones sociales aversivas y/o de evaluación), .76 (Rechazo escolar para llamar la atención) y .74 (Rechazo escolar para obtener recompensas tangibles fuera de la escuela), los cuales se consideraron adecuados.

Procedimiento

Una vez establecidos los propósitos e hipótesis de trabajo, se llevó a cabo una entrevista con los directores, jefes de estudios y coordinadores/as de los equipos de orientación de los centros participantes. Posteriormente se envió una carta informativa a los padres de los estudiantes para explicarles el estudio y solicitar su consentimiento informado por escrito. Los instrumentos fueron administrados de manera voluntaria y colectiva en el aula a todos los alumnos y alumnas incluidos en la muestra que finalmente formaron parte de la investigación. Cada una de las aulas estuvo formada por una media de 17 alumnos. La administración de las pruebas se llevó a cabo en dos sesiones de 60min. La investigadora estuvo presente durante la administración para aclarar posibles dudas de manera individual y para asegurar que los datos fuesen debidamente anotados, agradeciendo posteriormente la colaboración de todos los participantes.

Análisis de datos

Para analizar la influencia del rechazo escolar sobre los niveles de ansiedad ante el castigo escolar se utilizó regresión logística binaria, siguiendo el procedimiento por pasos hacia delante basado en el estadístico de Wald.

El modelado logístico permite estimar la probabilidad de que ocurra un evento, suceso o resultado (por ejemplo, alta o baja ansiedad ante el castigo escolar), frente a que no ocurra, en presencia de uno o más predictores (por ejemplo, rechazo escolar). Esta probabilidad es estimada mediante el estadístico denominado odds ratio (OR). Así, para interpretar la fuerza o peso que tiene la variable predictora (tipos de rechazo escolar) sobre la variable criterio (alta ansiedad ante el castigo escolar) se atenderá a las OR. Por otro lado, para analizar el ajuste de los modelos propuestos se tuvieron en cuenta dos indicadores: a)la R2 de Nagelkerke, que indica el porcentaje de varianza explicada por el modelo (Nagelkerke, 1991), y b)el porcentaje de casos correctamente clasificados, que permite determinar hasta qué punto la variable predictora resulta de utilidad para estimar la variable criterio en el modelo propuesto. Puesto que un requisito básico para la utilización de los modelos logísticos es que la variable dependiente sea dicotómica, la variable ansiedad ante el castigo escolar fue categorizada según los centiles 25 (bajo nivel de la variable) y 75 (alta intensidad de la variable).

Todos los análisis fueron realizados a través del programa SPSS 22.

Resultados

La tabla 2 muestra los tipos de rechazo escolar que han resultado variables predictoras estadísticamente significativas de la alta ansiedad ante el castigo escolar.

Tabla 2.

Pruebas ómnibus y ajuste sobre los coeficientes del modelo ansiedad ante el castigo escolar en la muestra total, por sexo y por curso académico

    Variable  χ2  R2  E.T.  Wald  OR  IC. 95% 
TotalClasificados correctamente: 65.9%  REEN constante  46.36  .15  .12
−1.12 
.02
.20 
37.27  < .001  1.13  1.08-1.17 
            32.19  < .001  .33   
ChicosClasificados correctamente: 68%  REEN  26.10  .18  .10  .03  11.58  .001  1.10  1.04-1.16 
  REA      .04  .02  4.47  .03  1.04  1.00-1.08 
  Constante      −1.65  .37  19.96  < .001  .19   
ChicasClasificados correctamente: 63.2%  REEN  25.68  .15  .13  .03  20.41  < .001  1.14  1.08-1.20 
  Constante      −1.07  .27  15.66  < .001  .34   
3° E.P.Clasificados correctamente: 65.9%  REEN  3.96  .04  .06  .03  3.82  .04  1.06  1.00-1.13 
  Constante      −1.18  .31  14.70  < .001  .31   
  REEN  25.84  .29  .13  .05  6.94  .01  1.14  1.03-1.25 
4° E. P.Clasificados correctamente: 73.3%  RESSA      .12  .06  4.59  .03  1.12  1.01-1.25 
  Constante      −2.47  .56  19.51  < .001  .09   
5° E. P.Clasificados correctamente: 53.8%  REEN  8.46  .14  .13  .05  6.37  .01  1.14  1.03-1.26 
  Constante      −.77  .46  2.77  .10  .46   
6° E. P.Clasificados correctamente: 70.6%  REEN  9.57  .15  .11  .04  7.72  .01  1.12  1.03-1.22 
  Constante      −.36  .44  .66  .42  .70   

B: coeficiente de regresión; E.P.: Educación Primaria; E.T.: error estándar; IC: intervalo de confianza al 95%; OR: odds ratio; p: probabilidad; R2: R cuadrado de Nagelkerke; REA: rechazo escolar para llamar la atención; REE: rechazo escolar para obtener recompensas tangibles fuera de la escuela; REEN: rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas; RESSA: rechazo escolar para escapar de situaciones sociales aversivas y/o de evaluación; χ2: chi cuadrado; Wald: prueba de Wald.

En la muestra total, la proporción de casos clasificados correctamente por el modelo logístico para la ansiedad ante el castigo escolar fue del 65.9% (χ2=46.36, p<.001), siendo el valor de ajuste del modelo (R2 de Nagelkerke) .15. El único tipo de rechazo escolar que entró a formar parte del modelo fue el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas. La OR obtenida reveló que la probabilidad de que los estudiantes presentasen altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar era 1.13 veces mayor por cada unidad que aumentaba el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas.

En cuanto al sexo, los resultados mostraron que el porcentaje de casos clasificados correctamente por los modelos logísticos para la ansiedad ante el castigo escolar fue del 68% (χ2=26.10, p<.001) para los chicos y del 63.2% (χ2=25.68, p<.001) para las chicas, siendo el valor de ajuste de los modelos (R2 de Nagelkerke) .18 y .15, respectivamente. Según las OR, en el caso de los chicos la probabilidad de manifestar altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar era 1.10 veces mayor por cada punto que aumentaba el rechazo para evitar estímulos que provocan emociones negativas, y 1.04 veces mayor por cada unidad que se incrementaba el rechazo escolar para llamar la atención. Para las chicas, la probabilidad de presentar alta ansiedad ante el castigo escolar era 1.14 veces mayor por cada unidad que aumentaba el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas.

Por último, los resultados obtenidos en función del curso académico señalaron que la proporción de casos clasificados correctamente por los modelos logísticos para la ansiedad ante el castigo escolar fue: 65.9% (χ2=3.96, p<.05) para tercer curso, 73.3% (χ2=25.84, p<.001) para cuarto curso, 53.8% (χ2=8.46, p<.01) para quinto curso y 70.6% (χ2=9.57, p<.01) para sexto curso. La R2 de Nagelkerke señaló un valor de ajuste de los modelos de .04 para tercero, .29 para cuarto, .14 para quinto y .15 para sexto curso. Las OR obtenidas en cada uno de los cursos revelaron que: a)para tercer curso, la probabilidad de manifestar altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar era 1.06 veces mayor por cada punto que aumentaba el rechazo escolar para evitar situaciones que provocan emociones negativas; b)en cuarto curso, la probabilidad de manifestar alta ansiedad ante el castigo escolar era 1.04 veces mayor por cada unidad que aumentaba el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas y 1.12 veces mayor por cada unidad que se incrementaba el rechazo escolar para escapar de situaciones sociales aversivas y/o de evaluación; c)para la muestra de quinto curso, la probabilidad de manifestar altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar era 1.14 veces mayor por cada punto que aumentaba el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas; d)en el caso de sexto curso, la probabilidad de presentar alta ansiedad ante el castigo escolar era 1.12 veces mayor por cada unidad que aumentaba el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas (tabla 2).

Discusión

El objetivo principal de esta investigación era analizar la capacidad predictiva del rechazo escolar sobre los altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar en una muestra de estudiantes españoles de Educación Primaria.

Según la primera hipótesis planteada, se esperaba que el rechazo escolar para evitar estímulos que provocan emociones negativas actuase como una variable predictora estadísticamente significativa y positiva de la alta ansiedad ante el castigo escolar. Los resultados mostraron que esta hipótesis se confirmaba en todos los casos expuestos, siendo coherente con otras investigaciones en este campo (Inglés et al., 2015; Kearney, 2002, 2007; Kearney y Spear, 2012). A la hora de explicar estos hallazgos debemos tener en cuenta que las conductas de evitación y/o escape forman parte de la respuesta de ansiedad escolar (García-Fernández et al., 2008, 2010, 2011, 2014; Gómez-Núñez, 2015). La manifestación de conductas de evitación, como este tipo de rechazo escolar, podría aumentar la probabilidad de manifestar alta ansiedad ante el castigo escolar debido, principalmente, al hecho de no enfrentar el estímulo que provoca la emoción negativa, en este caso, una situación como el castigo escolar. Si el niño no enfrenta el problema, sino que lo evita y lo rechaza, este podría magnificarse, conduciendo a mayores niveles de ansiedad.

La segunda hipótesis, por la que se esperaba que el rechazo escolar para escapar de situaciones sociales aversivas y/o de evaluación actuase como una variable predictora estadísticamente significativa y positiva de la alta ansiedad ante el castigo escolar, solo se confirmó en cuarto curso, siendo coherente con otros estudios previos vinculados a la ansiedad escolar (Kearney, 2002, 2007; Kearney y Spear, 2012). Así, el discente que muestra este tipo de rechazo escolar lo hace para escapar de alguna situación social que le resulta aversiva, como pueden ser las asociadas al castigo escolar, las cuales podrían provocar altos niveles de ansiedad si el alumno no se enfrenta adecuadamente a ellas (García-Fernández et al., 2008, 2010, 2011; Gómez-Núñez, 2015). El resto de casos, en los que no se ha podido corroborar la segunda hipótesis planteada, pueden explicarse debido a la existencia de otros tipos de rechazo escolar que resulten más importantes en la predicción de los altos niveles de ansiedad ante el castigo escolar, tal y como se muestra en los resultados obtenidos.

La tercera hipótesis, por la que se esperaba que el rechazo escolar para llamar la atención no fuese un predictor estadísticamente significativo de la alta ansiedad ante el castigo escolar, se confirmó en todos los casos excepto en la muestra de chicos. La ausencia de la relación resulta coherente con investigaciones previas en este ámbito, en las que este tipo de rechazo se asociaba, en mayor medida, a la ansiedad por separación (Kearney, 2002; Kearney y Albano, 2004). Por el contrario, la existencia de la relación predictiva entre el rechazo escolar para llamar la atención y la ansiedad ante el castigo escolar en la muestra de chicos se explicaría por el hecho de que ese comportamiento podría ser entendido, igualmente, como una conducta de evitación hacia el contexto escolar. De este modo, el aumento de este tipo de rechazo escolar influiría en el incremento de los niveles de ansiedad en situaciones de castigo que el alumno no consigue superar por no enfrentarse a ellas por sí solo, demandando continuamente la atención de las figuras de apego (Brandibas et al., 2004; Egger et al., 2003; Kearney, 2007).

Por último, según la cuarta hipótesis, se esperaba que el rechazo escolar para obtener recompensas tangibles fuera de la escuela no actuase como una variable predictora estadísticamente significativa de la alta ansiedad ante el castigo escolar. Esta hipótesis se confirmó en todos los casos, ya que este tipo de rechazo está más vinculado a los trastornos conductuales, pero no tanto a los trastornos emocionales (Kearney, 2002; Kearney y Albano, 2004).

Estos hallazgos deben ser valorados asumiendo una serie de limitaciones que deberán ser tenidas en cuenta para futuras líneas de investigación sobre el tema. En este sentido, es necesario señalar que no se tuvieron en cuenta otras variables psicoeducativas que podrían mediar en la relación existente entre los distintos tipos de rechazo escolar y la ansiedad ante el castigo escolar. En los próximos trabajos en este ámbito se deberían incluir dichas variables, con el fin de establecer un modelo predictivo más completo de la alta ansiedad ante el castigo escolar.

Este estudio muestra la importancia de evaluar los niveles de rechazo escolar por la posible influencia positiva que tendría sobre la alta ansiedad ante el castigo escolar. Esta evaluación permitiría la posterior propuesta de medidas que favoreciesen la disminución de este tipo de trastornos emocionales, fomentando un desarrollo integral y óptimo en los niños y niñas de Educación Primaria.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[Bados, 2005]
A. Bados.
Trastorno de ansiedad por separación. Rechazo escolar y fobia escolar.
Facultad de Psicología. Universidad de Barcelona, (2005),
[Bragado, 2006]
C. Bragado.
Fobia escolar y rechazo al colegio.
Intervención psicológica y educativa con niños y adolescentes. Estudio de casos escolares, pp. 93-117
[Brandibas et al., 2004]
G. Brandibas, B. Jeunier, C. Clanet, R. Fourasté.
Truancy, school refusal and anxiety.
School Psychology International, 25 (2004), pp. 117-126
[Del Río et al., 2015]
M.I.P. Del Río, B.L. del Barco, T.G. Carroza, V.P. García, F.F. Bullón.
Estilos de socialización en víctimas de acoso escolar.
European Journal of Investigation in Health, Psychology and Education, 3 (2015), pp. 41-49
[Egger et al., 2003]
H.L. Egger, E.J. Costello, A. Angold.
School refusal and psychiatric disorders: A community study.
Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 42 (2003), pp. 797-807
[García-Fernández et al., 2010]
J.M. García-Fernández, J.P. Espada, M. Orgilés, X. Méndez.
Psychometric properties of the School Fears Survey Scale for preadolescents (SFSS-II).
Psicothema, 22 (2010), pp. 502-508
[García-Fernández et al., 2011]
J.M. García-Fernández, C.J. Inglés, M.C. Martínez-Monteagudo, J.C. Marzo, E. Estévez.
Inventario de Ansiedad Escolar: validación en una muestra de estudiantes de Educación Secundaria.
Psicothema, 23 (2011), pp. 301-307
[García-Fernández et al., 2008]
J.M. García-Fernández, C.J. Inglés, M.C. Martínez-Monteagudo, J. Redondo.
Evaluación y tratamiento de la ansiedad escolar en la infancia y la adolescencia.
Behavioral Psychology/Psicología Conductual, 16 (2008), pp. 413-437
[García-Fernández et al., 2014]
J.M. García-Fernández, C.J. Inglés, J.C. Marzo, M.C. Martínez-Monteagudo.
Psychometric properties of the School Anxiety Inventory-Short Version in Spanish secondary education students.
Psicothema, 26 (2014), pp. 286-292
[Gillen-O’Neel et al., 2011]
C. Gillen-O’Neel, D.M. Ruble, A.J. Fuligni.
Ethnic stigma, academic anxiety and intrinsic motivation in middle childhood.
Child Development, 82 (2011), pp. 1470-1485
[Gómez-Núñez, 2015]
M.I. Gómez-Núñez.
Elaboración y validación de un cuestionario para evaluar la ansiedad escolar en la infancia tardía [tesis doctoral].
Universidad de Alicante, (2015),
[Gonzálvez et al., 2016]
C. Gonzálvez, C.J. Inglés, C.A. Kearney, M. Vicent, R. Sanmartín, J.M. García-Fernández.
School Refusal Assessment Scale-Revised: Factorial invariance and latent means differences across gender and age in Spanish children.
Frontiers in Psychology, 7 (2016), pp. 1-10
[Govaris et al., 2013]
C. Govaris, S. Kaldi, A. Papadopoulos.
School acculturation in Greek Primary Schools: A comparative study between students with an immigrant background and native students.
Diaspora, Indegenous and Minority Education: Studies of Migration, Integration, Equity and Cultural Survival, 7 (2013), pp. 131-148
[Inglés et al., 2015]
C.J. Inglés, C. Gonzálvez, J.M. García-Fernández, M. Vicent, M.C. Martínez-Monteagudo.
Current status of research on school refusal.
European Journal of Education and Psychology, 8 (2015), pp. 37-52
[Inglés et al., 2013]
C.J. Inglés, A. Martínez-González, J.M. García-Fernández.
Conducta prosocial y estrategias de aprendizaje en una muestra de estudiantes españoles de Educación Secundaria Obligatoria.
European Journal of Education and Psychology, 6 (2013), pp. 33-53
[Kearney, 2002]
C.A. Kearney.
Identifying the function of School Refusal Behavior: A revision of the School Refusal Assessment Scale.
Journal of Psychopathology and Behavioral Assessment, 24 (2002), pp. 235-245
[Kearney, 2007]
C.A. Kearney.
Forms and functions of school refusal behavior in youth: An empirical analysis of absenteeism severity.
Journal of Child Psychology and Psychiatry, 48 (2007), pp. 53-61
[Kearney y Albano, 2004]
C.A. Kearney, A.M. Albano.
The functional profiles of School Refusal Behavior. Diagnostics Aspects.
Behavior Modification, 28 (2004), pp. 147-161
[Kearney et al., 1995]
C.A. Kearney, A.R. Eisen, W.K. Silverman.
The legend and myth of school phobia.
School Psychology Quarterly, 10 (1995), pp. 65-85
[Kearney y Graczyk, 2014]
C.A. Kearney, P. Graczyk.
A response to intervention model to promote school attendance and decrease school absenteeism.
Child & Youth Care Forum, 43 (2014), pp. 1-25
[Kearney y Spear, 2012]
C.A. Kearney, M. Spear.
School refusal behavior. School-based cognitive-behavioral interventions.
Cognitive-behavioral interventions in educational settings: A handbook for practice, pp. 161-183
[Nagelkerke, 1991]
N.J.D. Nagelkerke.
A note on a general definition of the coefficient of determination.
Biometrika, 78 (1991), pp. 691-692
[Nair et al., 2013]
M. Nair, P.S.S. Russell, V.S. Subramaniam, S. Nazeema, N. Chembagam, S. Russell, H. …Charles.
ADad 8: School phobia and anxiety disorders among adolescents in a rural community population in India.
The Indian Journal of Pediatrics, 80 (2013), pp. 171-174
[Orgilés et al., 2009]
M. Orgilés, J.P. Espada, J.M. García-Fernández, F.X. Méndez.
Relación entre miedos escolares y síntomas de ansiedad por separación infantil.
Revista Mexicana de Psicología, 26 (2009), pp. 17-25
[Ramos-Díaz et al., 2016]
E. Ramos-Díaz, A. Rodríguez-Fernández, L. Revuelta, I. Axpe.
El rol mediador de la implicación escolar sobre el apoyo del profesorado y la satisfacción con la vida.
European Journal of Investigation in Health, Psychology and Education, 6 (2016), pp. 151-165
[Ratanova y Likhacheva, 2009]
T.A. Ratanova, E.V. Likhacheva.
Correlation of School Anxiety with cognitive peculiarities of Junior School Children.
Psikholgicheskii Zhurnal, 30 (2009), pp. 39-51
[Valle et al., 2015]
A. Valle, B. Reguiro, I. Estévez, I. Piñeiro, S. Rodríguez, C. Freire.
Implicación y motivación hacia los deberes escolares en los estudiantes de Primaria según el rendimiento académico y el curso.
European Journal of Investigation in Health, Psychology and Education, 5 (2015), pp. 345-355
[Vicent et al., 2017]
M. Vicent, C.J. Inglés, R. Sanmartín, C. Gonzálvez, L. Granados, J.M. García-Fernández.
Perfeccionismo socialmente prescrito y afectividad en población infantil española.
European Journal of Investigation in Health, Psychology and Education, 7 (2017), pp. 17-29
Copyright © 2017. European Journal of Education and Psychology
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.