Buscar en
Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia
Toda la web
Inicio Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia Mortalidad materna 1991–2007. Por qué mueren las madres en un hospital de ter...
Información de la revista
Vol. 37. Núm. 5.
Páginas 192-197 (Septiembre - Octubre 2010)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
9457
Vol. 37. Núm. 5.
Páginas 192-197 (Septiembre - Octubre 2010)
Original
Acceso a texto completo
Mortalidad materna 1991–2007. Por qué mueren las madres en un hospital de tercer nivel
Maternal mortality 1991–007. Why mothers die in a third level hospital
Visitas
...
L. Valle, E. Cortés
Autor para correspondencia
ecortescros@yahoo.com

Autor para correspondencia.
, L. Roldán, F. Cabrera, J.A. García-Hernández
Servicio de Ginecología y Obstetricia, Hospital Universitario Materno-Infantil, Las Palmas de Gran Canaria, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (5)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (2)
Tabla 1.. Datos relativos a los casos de mortalidad materna en el HUMIC (casos 1 a 13)
Tabla 2.. Datos relativos a los casos de mortalidad materna en el HUMIC (casos 14 a 25)
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivos

Crear un registro de mortalidad materna en nuestro centro, analizar las causas e introducir medidas correctivas para reducir su frecuencia.

Material y método

Estudio longitudinal retrospectivo de los casos de muerte materna ocurridos en nuestro centro entre enero de 1991 y diciembre de 2007.

Resultados

Se registraron un total de 128.262 recién nacidos vivos y 25 muertes maternas en el periodo de estudio. Nuestra tasa de mortalidad materna es de 19,4 por 100.000 recién nacidos vivos. El 88% de las madres tenían más de 20 años. El 64% eran primíparas y el 32% multíparas. El 60% tenían entre 22 y 37 semanas en el momento del parto. El 52% de las muertes fueron obstétricas indirectas y el 48% obstétricas directas. No hubo casos de muerte accidental.

Conclusiones

La tasa de muerte materna es de 19,4 por 100.000 recién nacidos vivos en nuestro centro. La causa más frecuente de muerte materna es la hemorragia puerperal asociada a shock hipovolémico, seguida del shock séptico y el accidente cerebrovascular.

Palabras clave:
Muerte materna
Mortalidad materna
Tasa de mortalidad
Abstract
Objectives

To create a record of maternal mortality in our center, analyze the causes of mortality, and implement corrective measures to reduce the frequency of maternal death.

Material and method

We performed a longitudinal retrospective study of maternal deaths recorded in our department between January 1991 and December 2007.

Results

A total of 128,262 live newborns and 25 maternal deaths were recorded in the study period. The maternal mortality rate in our center was 19.4 per 100,000 live newborns. Eighty-eight percent of the mothers were aged over 20 years old. Sixty-four percent were primiparous and 32% were multiparous. Sixty percent were between 22 and 37 weeks of pregnancy at the time of delivery. Fifty-two percent were indirect obstetric deaths and 48% were direct obstetric deaths. There were no accidental deaths.

Conclusions

The maternal death rate in our hospital is 19.4 per 100,000 live newborns. The most common cause of maternal death was puerperium hemorrhage associated with hypovolemic shock, followed by septic shock and stroke.

Keywords:
Maternal mortality
Maternal death
Mortality rate
Texto completo
Introducción y objetivos

La prevención de la muerte materna durante el embarazo, el parto y el puerperio es uno de los principales objetivos de la obstetricia. El estudio de la mortalidad materna es importante para evaluar la calidad de la asistencia sanitaria que se presta a la mujer durante el embarazo y mejorar la calidad de la reproducción humana.

Según los criterios de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO)1 y de la OMS2, «la muerte materna se define como la muerte que ocurre en el curso de la gestación o en los 42 días posteriores a la finalización de la misma»1–3.

Respecto a la etiología de la mortalidad materna, se consideran tres categorías:

  • Muerte materna de causa obstétrica directa. Es la que se produce debido a complicaciones en el embarazo, parto y/o puerperio por intervenciones, omisiones, tratamientos incorrectos o complicaciones resultantes de cualquiera de estos factores.

  • Muerte materna de causa obstétrica indirecta. Es la debida a la existencia de una enfermedad previa o a que se desarrolla durante el embarazo o puerperio, que no depende de la gestación, pero que se agrava por los efectos fisiológicos de la misma.

  • Muerte materna de causa no obstétrica. Como aquella, debida a causas accidentales no relacionadas con el embarazo o con su tratamiento.

La «tasa de mortalidad materna» se calcula incluyendo, en el numerador, a las mujeres fallecidas y, en el denominador, a los nacidos vivos. Se expresa por 100.000 recién nacidos vivos.

Nuestro objetivo primario fue crear, mediante un grupo de trabajo de morbimortalidad materna, un registro de mortalidad materna en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Materno-Infantil de Canarias, con el fin de conocer la tasa de dicho parámetro en nuestro centro.

Como objetivo secundario, nos planteamos analizar las causas de muerte materna en los casos registrados, estudiar la secuencia de acontecimientos que llevaron a su producción e implementar medidas correctoras encaminadas a disminuir su frecuencia.

Material y método

En el año 2005 se crea en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Materno-Infantil de Canarias el grupo de trabajo de morbimortalidad materna.

El objetivo principal del grupo era registrar la morbimortalidad materna en nuestro centro, cuantificarla, analizar sus causas e implementar medidas correctoras encaminadas a disminuir su frecuencia.

Como objetivos secundarios, el grupo se propuso analizar de forma inmediata cada evento adverso, estudiando la secuencia de acontecimientos que llevaron a su producción y determinando en qué medida el desenlace era evitable; presentar de forma periódica estudios de frecuencia de efectos adversos y, finalmente, participar en el grupo de la SEGO de mortalidad materna.

Se diseñó, para tal fin, una base de datos informatizada (programa File Maker) que permite el registro de todos los casos que finalizaron con la muerte materna y que incluye datos referentes a la filiación, control y curso de la gestación, ingreso hospitalario y evento acaecido. Una vez finalizada la misión del grupo de trabajo, se constituyó la comisión de morbimortalidad materna. Esta comisión realiza en la actualidad una función de registro y análisis de morbimortalidad materna de forma prospectiva.

El trabajo que presentamos consiste en un estudio longitudinal retrospectivo de los casos de muerte materna registrados en nuestro servicio, entre enero de 1991 y diciembre de 2007, tras un detallado análisis de los mismos.

En el estudio se incluyeron las siguientes variables:

  • Edad materna, paridad, patología basal materna.

  • Edad gestacional en el momento del parto y tipo de parto (vaginal, cesárea o cesárea post mórtem).

  • Momento de la muerte materna (embarazo, parto, puerperio), causa de la muerte materna (clasificadas en obstétrica directa, obstétrica indirecta o no obstétrica) y número de muertes maternas.

  • Número de recién nacidos vivos totales y evolución de los fetos, o recién nacidos de madres fallecidas.

Resultados

Durante el periodo entre el 1 de enero de 1991 y 31 de diciembre de 2007, se registraron un total de 128.262 recién nacidos vivos en nuestro hospital y 25 casos de muerte materna. Por consiguiente, la tasa de mortalidad materna en nuestro centro es del «19,4 por 100.000» recién nacidos vivos.

Los datos más relevantes de los casos registrados se recogen en las tablas 1 y 2. En un caso (el número 3), no fue posible recuperar la historia antigua, por lo que los datos epidemiológicos y parte de los gestacionales de esta paciente son desconocidos.

Tabla 1..

Datos relativos a los casos de mortalidad materna en el HUMIC (casos 1 a 13)

  Edad  Fecha  Diagnóstico  Paridad  Patología materna  EG  Tipo de parto  RN  Momento muerte 
28  1992  ACV-OI  G2A1  DMID, reflujo vesicouretral  25  No parto  No nacido  Embarazo 
33  01/05/1992  TEP-OI  G1  Sin interés  31  Cesárea por preeclampsia grave  Vivo  Puerperio 
  1992–1993  EAP-OI             
21  01/11/1993  EAP-OI  G1  Sin interés  28  Cesárea electiva sin trabajo de parto  Vivo  Puerperio 
28  19/11/1996  Neumoaspiración-OD  G1  Gastritis, hernia umbilical  42  Cesárea urgente por RPBF  Vivo  Parto 
29  17/07/1998  Aneurisma arteria ilíaca-OI  G1  No  30  Cesárea  Muerto  Puerperio 
29  21/06/1999  Shock séptico (peritonitis)+HT puerperal-OD  G2P1  No  41  Eutócico  Vivo  Puerperio 
37  14/08/2001  Embolismo masivo LA-OD  G5P2A2  Talasemia minor  42  Fórceps por RPBF  Vivo  Puerperio 
38  10/03/2001  Aneurisma arteria esplénica+HT puerperal-OI  G2A1  Miomectomia por laparoscopia  34  Cesárea urgente por causa materna  Muerto  Puerperio 
10  32  16/05/2001  Shock séptico (endotóxico)-OI  G3P2  Sin interés  28  Cesárea urgente por causa materna  Vivo  Puerperio 
11  23  04/01/2002  Hígado graso-OD  G1  Ex-ADVP  36  Cesárea urgente por RPBF  Muerto  Puerperio 
12  36  18/11/2002  TEP masivo-OD  G3P2  Sin interés  30  Cesárea urgente por RPBF+causa materna  Vivo (muere día siguiente)  Parto (justo después cesárea) 
13  38  01/01/2002  ACV-OI  G3P2  Leucemia mieloide no conocida  27  Cesárea urgente por sospecha DPPNI  Vivo  Puerperio 

A: aborto; ACV: accidente cerebrovascular; ADVP: adicta a drogas vía parenteral; DMID: diabetes mellitus dependiente de la insulina; DPPNI: desprendimiento prematuro de placenta normoinserta; EAP: edema agudo de pulmón; EE: embarazo ectópico; G: gestaciones; HT: histerectomía; LA: líquido amniótico; OD: obstétrica directa; OI: obstétrica indirecta; P: parto; RPBF: riesgo de pérdida de bienestar fetal; TEP: tromboembolismo pulmonar.

Tabla 2..

Datos relativos a los casos de mortalidad materna en el HUMIC (casos 14 a 25)

  Edad  Fecha  Diagnóstico  Paridad  Patología materna  EG  Tipo de parto  RN  Momento muerte 
14  40  10/11/2003  Hemorragia puerperal-OD  G1  Linfoma tratado+ diabetes gestacional  20  Eutócico  Muerto  Puerperio 
15  31  23/02/2003  HT puerperal-OD  G2EE1  Laparotomía por EE  39  Fórceps profiláctico  Vivo  Puerperio 
16  33  11/03/2003  ACV-OI  G1  Sin interés  32  Cesárea urgente por RPBF+causa materna  Vivo  Puerperio 
17  17  05/03/2003  Hipertensión pulmonar primaria-OI  G1  Sin interés  36  Eutócico  Vivo  Puerperio 
18  16  01/10/2003  Shock séptico (pielonefritis)-OI  G1  Sin interés  25  No parto  No nacido  Embarazo 
19  29  01/05/2003  Shock séptico (colecistitis) -OI  G1  Parálisis braquial izquierda tras nacimiento  24  No parto  No nacido  Embarazo 
20  35  24/08/2004  Cesárea post mórtem -OI  G1  Leucemia no conocida  34  Cesárea urgente por causa materna  Muerto  Embarazo 
21  41  30/08/2005  HT puerperal-OD  G1  Miomectomía+ epilepsia  38  Cesárea electiva sin trabajo de parto  Vivo  Puerperio 
22  38  05/04/2006  Hígado graso-OD  G3P1A1  Sin interés  20  Eutócico  Muerto  Puerperio 
23  37  2006  ACV-OI  G3P1A1  Esterilidad, colónirritable, migraña, HTA gestacional  39  Eutócico  Vivo  Puerperio 
24  35  2006  HT puerperal-OD  G1  Diabetes gestacional  39  Fórceps  Vivo  Puerperio 
25  37  2007  ACV-OI  G2 C1  Migraña  37  Fórceps  Vivo  Puerperio 

A: aborto; ACV: accidente cerebrovascular; C: cesárea; DMID: diabetes mellitus dependiente de la insulina; EAP: edema agudo de pulmón; G: gestaciones; HT: histerectomía; HTA: hipertensión arterial; OD: obstétrica directa; OI: obstétrica indirecta; P: parto; RPBF: riesgo de pérdida de bienestar fetal; TEP: tromboembolismo pulmonar.

El 88% (22/25) de las gestantes presentaba una edad superior a los 20 años. La distribución por edad materna se refleja en la figura 1. En cuanto a la paridad, el 64% fueron primigestas y el 32% multigestas (fig. 2). Respecto a la edad gestacional, el 60% estaba incluido en el grupo de gestantes entre 22 y 37 semanas en el momento del parto. La distribución de la edad gestacional al parto se expone en la figura 3.

Figura 1.

Distribución por edad materna, en porcentaje, en HUMIC.

(0,11MB).
Figura 2.

Distribución por paridad, en porcentaje, en HUMIC.

(0,1MB).
Figura 3.

Distribución por edad gestacional (semanas), en porcentaje, en HUMIC.

(0,1MB).

Si analizamos la causa de la muerte materna, observamos que en 13 casos (52%) la causa de muerte se clasificó como obstétrica indirecta y en 12 mujeres (48%) como obstétrica directa. En ningún caso se clasificó como de causa no obstétrica. En cuanto a la causa final de muerte:

  • Cinco se produjeron por shock hipovolémico secundario a hemorragias puerperales (4 de ellas precisaron la realización de una histerectomía puerperal).

  • Cuatro se debieron a un shock séptico (una colecistitis, una peritonitis puerperal y 2 pielonefritis).

  • Cinco se asociaron a un accidente cerebrovascular agudo.

  • Con menor frecuencia, fallecieron 2 pacientes tras un tromboembolismo pulmonar, otras 2 debido a un hígado graso y 2 más por edema agudo de pulmón.

  • Además, nos encontramos con 2 muertes maternas por shock hipovolémico no obstétrico (una, tras rotura de aneurisma de la arteria ilíaca y otra en una paciente a la que hubo que realizarle una esplenectomía por rotura de aneurisma de la arteria esplénica), una paciente que realizó una neumoaspiración tras convulsionar, un caso de embolismo masivo de líquido amniótico, otro caso de hipertensión pulmonar primaria diagnosticada en el puerperio y una paciente que padecía leucemia no diagnosticada, que falleció tras una hemorragia digestiva y posterior parada cardiorespiratoria.

En cuanto al momento de la muerte, 4 pacientes fallecieron estando gestantes (16%), una durante el parto (4%), 19 durante el puerperio (76%) y, en un caso, es desconocida.

La distribución de la vía del parto se refleja en la figura 4. En 12 casos (48%), se realizó una cesárea (una de ellas post mórtem); 9 casos (36%) finalizaron mediante parto por vía vaginal; en 3 casos (12%), las pacientes murieron embarazadas coincidiendo con muerte fetal anteparto, no llegando a realizarse evacuación uterina, y en un caso es desconocida la vía del parto.

Figura 4.

Distribución de la vía del parto en pacientes fallecidas, en porcentaje, en HUMIC.

(0,09MB).

En lo referente al producto de la gestación, en 4 casos (16%) se registró muerte fetal intrauterina; en 6 casos (24%) se registró la muerte neonatal entre el nacimiento y los primeros 28 días puerperio; 15 recién nacidos (60%) continuaban vivos tras 28 días puerperio y en un caso se desconoce la evolución (fig. 5).

Figura 5.

Evolución de los fetos/neonatos de madres fallecidas, en porcentaje, en HUMIC.

(0,1MB).
Discusión

Ya mencionamos en la introducción que uno de los principales objetivos de la obstetricia es la prevención de la muerte materna durante el embarazo, el parto y el puerperio, y también que el estudio de la mortalidad materna es importante para evaluar la calidad de la asistencia sanitaria que se presta a la mujer durante el embarazo1–10.

Medir la mortalidad materna es difícil y complejo, y probablemente las estadísticas oficiales subestiman la dimensión real de este problema. Se han desarrollado numerosos métodos para medir esta variable. A pesar de lo cual existen problemas en la recogida de datos y muchos de los casos no son comunicados. Por todo ello, es difícil comparar los datos obtenidos de las diferentes fuentes y establecer la magnitud del problema7,10.

La tasa de mortalidad materna es uno de los indicadores demográficos que mejor ilustran las diferencias socioeconómicas y sanitarias entre los distintos países7.

La OMS7 expone que, de sus 190 países miembros, solo 78 informan de forma correcta, sistemática y verificable sus tasas de mortalidad materna; lo que significa solo el 35% de la población mundial.

Según datos oficiales7, la mayor tasa de mortalidad materna se registra en África, con 830 muertes maternas por 100.000 recién nacidos vivos, seguido de Asia (330), Oceanía (240) y Sudamérica (190). En los llamados países desarrollados, la tasa de mortalidad materna es mucho menor, siendo la registrada en Europa de 24 por 100.000 recién nacidos vivos. Uno de los objetivos de la OMS para este milenio es reducir la mortalidad materna en tres cuartas partes.

En el año 2002, De Miguel Sesmero3 et al publican un estudio de mortalidad materna en España con datos obtenidos mediante una encuesta, según el certificado europeo de muerte materna, enviada a todos los hospitales españoles, en la que colaboraron solo 69 centros. Según este estudio, la tasa de mortalidad materna es de 7,15 por 100.000 nacidos vivos; si bien los autores estiman en su propia discusión que esta tasa puede estar subestimada en aproximadamente el 38%.

Según estadísticas oficiales del Departamento de Salud del estado de Nueva York8,9, en Estados Unidos la tasa de mortalidad materna en el año 2003, para este estado, fue de 20,9 por 100.000 nacidos vivos.

Entre 1991 y 2007, la tasa de mortalidad materna del Hospital Universitario Materno Infantil de Canarias fue de 19,4 por 100.000 recién nacidos vivos. Esta cifra nos sitúa por debajo de la registrada por la OMS7 para Europa y al nivel de la publicada por los Estados Unidos. Probablemente, la diferencia con las cifras estimadas por el artículo de De Miguel Sesmero3 et al se deba a que el registro realizado en dicho estudio infravalora la tasa real de mortalidad materna en España, por estar sesgada la selección de centros colaboradores al ser una encuesta a la que respondieron voluntariamente 69 centros de todo el país, que aportaban solo el 33% de todos los nacimientos registrados en España en el periodo de estudio (años 95–99).

En nuestro centro, el 48% de las muertes se asociaron a causa obstétrica directa, siendo la más frecuente la hemorragia puerperal que ocasiona un shock hipovolémico. Cabe señalar que entre las muertes obstétricas directas se encuentran 2 casos de edema agudo de pulmón secundarios al uso de betasimpaticomiméticos (ritodrina) como tratamiento uteroinhibidor, fármaco que actualmente no se utiliza en nuestro hospital para el tratamiento de la amenaza de parto prematuro. Las causas obstétricas indirectas fueron responsables del 52% de las muertes maternas. Ninguna causa se catalogó como no obstétrica. La retirada de la ritodrina como uteroinhibidor en años posteriores ha evitado nuevas muertes por edema agudo de pulmón como efecto adverso del tratamiento.

Coincidimos con otros autores e instituciones1,7,10 en que es preciso tomar medidas para mejorar el registro de la mortalidad materna. En nuestro centro, la creación de la antes mencionada comisión de morbimortalidad materna pretende no solo velar por el buen funcionamiento del sistema de registro, sino también evaluar cada caso con la colaboración de todos los implicados en la asistencia de la paciente para determinar las causas finales de la muerte materna y su potencial evitación.

Conclusiones

La tasa de muerte materna en el Hospital Universitario Materno-Infantil de Canarias es de 19,4 por 100.000 recién nacidos vivos. El 48% de las muertes se asociaron a causas obstétricas directas y el 52% a causas obstétricas indirectas. Ninguna causa se catalogó como no obstétrica. Por patologías, la causa más frecuente de muerte materna fue la hemorragia puerperal que ocasiona un shock hipovolémico, seguida del shock séptico y los accidentes cerebrovasculares.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
M. Fathalla, A. Rosenfield, C. Indriso, D. Sen, S. Ratnam.
Mortalidad materna.
Salud reproductiva. Aspectos globales (FIGO, manual de reproducción humana), pp. 85-104
[2]
World Health Organization. International statistic classification of diseases and health disorders. 10th update. Volume 1. Geneva 1993.
[3]
J.R. De Miguel Sesmero, M.R. Temprano González, P. Muñoz Cacho, V. Cararach Ramoneda, J. Martínez Pérez Mendaña, J.A. Mínguez, et al.
Mortalidad materna en España en el periodo 1995–1997: resultados de una encuesta hospitalaria.
Prog Obstet Ginecol, 45 (2002), pp. 525-534
[4]
F. Cunningham, N. Gant, K. Leveno, L. Gilstrap, J. Hauth, K. Wenstrom.
Mortalidad materna. Williams obstetricia.
Panamericana, (2003),
[5]
E. Fabre, R. González de Agüero, J.L. De Agustín.
Mortalidad materna. González-Merlo obstetricia.
Masson, (2001),
[6]
L. Cabero.
Mortalidad maternal: magnitud del problema y causas más frecuentes. XIII curso intensivo de formación continuada en medicina materno-fetal.
Laboratorios Menarini, (2006),
[7]
World Health Organization. Maternal mortality in 2000: Estimates developed by WHO, UNICEF and UNFPA. Geneva 2004
[8]
Maternal mortality update 2002: a focus on emergency obstetric care. New York: UNFPA; 2003.
[9]
New York State. Department of Health 2005. http://www.health.state.ny.us/statistics/chac/birth/mm65.htm.
[10]
C. Deneux-Tharaux, C. Berg, M.H. Bouvier-Colle, M. Gissler, M. Harper, A. Nannini, et al.
Underreporting of pregnancy — related mortality in the United States and Europe.
Obstet Gynecol, 106 (2005), pp. 684-692
Copyright © 2009. Elsevier España, S.L.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos