Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Infarto omental: ¿manejo quirúrgico o conservador?
Información de la revista
Vol. 93. Núm. 7.
Páginas 475-477 (Agosto - Septiembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 93. Núm. 7.
Páginas 475-477 (Agosto - Septiembre 2015)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.ciresp.2014.09.002
Acceso a texto completo
Infarto omental: ¿manejo quirúrgico o conservador?
Omental infarction: Surgical or conservative management?
Visitas
...
Pedro Antonio Sánchez Fuentes
Autor para correspondencia
fuentes_2005@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Víctor López López, Beatriz Febrero, Pablo Ramírez, Pascual Parrilla Paricio
Servicio de Cirugía General y Digestiva, Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Descripción de los pacientes diagnosticados de infarto omental en nuestro hospital (periodo 2003-2013)
Texto completo

El infarto omental (IO) es una causa infrecuente de abdomen agudo1. La inclusión de los últimos avances radiológicos en la práctica clínica habitual cuestiona el manejo quirúrgico clásico de esta enfermedad2. Presentamos una revisión de los ingresados por IO en nuestro hospital en los últimos 10 años (6 casos) (tabla 1), de los que 3 recibieron tratamiento quirúrgico.

Tabla 1.

Descripción de los pacientes diagnosticados de infarto omental en nuestro hospital (periodo 2003-2013)

Diagnóstico  Año  Edad  Sexo  Antecedentes de interés  Clínica  Pruebas complementarias  Diagnóstico  Estancia hospitalaria (días)  Otros datos de interés 
Radiológico (TC)  2010  59  AIT  Dolor abdominal tras colonoscopia  TC  IO  TC anual durante 2 años 
Radiológico (TC)  2013  50  No  Dolor HCD  TC  IO  Precisó de reingresoTC anual durante 2 años 
Radiológico (TC)  2013  49  Vasculitis leucocitoplástica cutáneaIAM  Dolor HCD  EcografíaTC  IO  11  TC anual durante 2 años 
Quirúrgico  2004  30  No  Dolor FID  Radiografía simple abdominal  Apendicitis  Apendicectomía + resección IO 
Quirúrgico  2007  33  No  Dolor FID  No  Apendicitis  Apendicectomía + resección IO 
Quirúrgico  2012  31  No  Dolor epigástrico  EcografíaTC  Absceso tubo-ovárico  Apendicectomía + resección IO 

AIT: accidente isquémico transitorio; FID: fosa ilíaca derecha; HCD: hipocondrio derecho; IAM: infarto agudo de miocardio; IO: infarto omental; M: mujer; TC: tomografía computarizada; V: varón.

Los pacientes tratados de forma conservadora fueron diagnosticados de IO mediante tomografía computarizada (TC), sin diagnóstico anatomopatológico de certeza. Uno de ellos reingresó por empeoramiento clínico a la semana del alta, precisando nueva TC y una colonoscopia para descartar enfermedad subyacente. Todos recibieron tratamiento analgésico, antiinflamatorio y antibiótico, tal y como realizan otros autores1,2, siendo el tratamiento antibiótico discutido en otros casos3,4. Tras la mejoría clínica fueron alta hospitalaria a los 5, 9 y 11 días, respectivamente. A los 2 años continúan asintomáticos, con TC anual de control donde se objetiva reducción de la masa inflamatoria3,4, así como ausencia de otras lesiones omentales1,5.

En los pacientes tratados quirúrgicamente no existía un diagnóstico preoperatorio de IO. En 2 casos se indicó la cirugía por sospecha de apendicitis aguda, y en un caso por sospecha de absceso tubo-ovárico. En los 3 casos se confirmó el diagnóstico de IO durante el acto quirúrgico. Se extirpó el epiplón afectado y el apéndice cecal en todos los casos, este último para evitar un error diagnóstico futuro2,5,6. La estancia hospitalaria fue de 2, 4 y 4 días, respectivamente, sin complicaciones postoperatorias. Fueron revisados al mes de la cirugía, estando asintomáticos.

Según la clasificación propuesta por Leitner et al., el IO se divide en primario y secundario en función de su patogénesis7. Puede ser secundario a una torsión por adherencias, quistes, tumores o hernias, o debido a procesos de trombosis por hipercoagulopatías, anomalías vasculares o traumas (como nuestro tercer caso). Cuando no se encuentra una causa discernible se denomina IO primario, siendo esta la etiología más frecuente, como ocurrió en 5 de nuestros pacientes. Se describen factores predisponentes como la obesidad, un traumatismo local, el consumo excesivo de alimentos o la tos5.

Dentro de la inespecificidad clínica predomina el dolor progresivo y localizado en hemiabdomen derecho2. Nuestros 6 casos debutaron con clínica compatible con abdomen agudo. En general, las náuseas, vómitos, anorexia u otros datos clínicos gastrointestinales están ausentes. Esta forma de presentación plantea un diagnóstico diferencial con una colecistitis, diverticulitis, apendicitis epiploica, tumores de contenido graso, mesenteritis esclerosante o causa ginecológica y, sobre todo, con la apendicitis aguda.

Mientras que la ecografía nos orienta en el diagnóstico de IO, la TC constituye la prueba de elección. Cuando el IO es causado por una torsión es característica la presencia de un patrón de rallas concéntricas hiperatenuadas en la masa grasa, llamado «signo del giro»3,4.

El IO puede presentar como complicaciones el desarrollo de adherencias y abscesos intraabdominales3,4,8, por lo que se aconseja una estrecha vigilancia en los primeros días, seguido de control ecográfico en el primer trimestre y TC anual durante los 3 primeros años3,4. El tratamiento quirúrgico, principalmente por laparoscopia, es aconsejable cuando los hallazgos radiológicos son inespecíficos y existe persistencia de la clínica. Como ventajas del abordaje laparoscópico destacan la menor estancia hospitalaria y la prevención de las complicaciones del manejo conservador, siendo sus inconvenientes los riesgos de la anestesia general y los propios del procedimiento quirúrgico9.

Aunque la TC ha supuesto un avance en el diagnóstico de esta enfermedad para optar por el tratamiento conservador, el abordaje quirúrgico sigue siendo la mejor alternativa para confirmar el diagnóstico y, fundamentalmente, para realizar un diagnóstico diferencial con una apendicitis aguda. En nuestra serie, el diagnóstico de IO en los pacientes manejados con tratamiento conservador, se obtuvo mediante la realización de una TC abdominal, pero aún así existían dudas diagnósticas que condicionaron la prolongación de la estancia hospitalaria. Sin embargo, en los casos de tratamiento quirúrgico, la anatomía patológica facilitó el diagnóstico definitivo de IO10.

Un aspecto a tener en cuenta a favor del tratamiento quirúrgico es que los pacientes tratados de forma conservadora precisaron de controles radiológicos durante 2 años para descartar complicaciones, mientras que el grupo que recibió tratamiento quirúrgico solo requirió de una revisión rutinaria al mes de la intervención.

La mayoría de autores recomiendan un manejo conservador ante un diagnóstico radiológico de IO, tal y como se describe en nuestra serie, optando por el abordaje laparoscópico solo en aquellos casos con empeoramiento clínico1,6.

Dada nuestra experiencia en los casos intervenidos, y a falta de estudios comparativos que demuestren diferencias significativas entre el manejo conservador y quirúrgico, se podría considerar el abordaje laparoscópico como herramienta diagnóstica y terapéutica de elección ante un paciente con diagnóstico radiológico de IO. El tratamiento quirúrgico favorece una pronta resolución de los síntomas y alta precoz8, con una baja tasa de complicaciones; evitando así las complicaciones propias del IO evolucionado o las derivadas de la demora de un diagnóstico de IO erróneo2,4,6,8, así como un menor número de pruebas complementarias y de seguimiento del paciente.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
J. Miguel Perelló, J.L. Aguayo Albasini, V. Soria Aledo, J. Aguilar Jiménez, B. Flores Pastor, M.F. Candel Arenas, et al.
Omental torsion: Imaging techniques can prevent unnecessary surgical interventions.
Gastroenterol Hepatol, 25 (2002), pp. 493-496
[2]
A. Abdulaziz, T. El Zalabany, A.R. Al Sayed, A. Al Ansari.
Idiopathic omental infarction, diagnosed and managed laparoscopically: A case report.
Case Rep Surg, 2013 (2013), pp. 193546
[3]
A.K. Singh, D.A. Gervais, P. Lee, S. Westra, P.F. Hahn, R.A. Novelline, et al.
Omental infarct: CT imaging features.
Abdom Imaging, 31 (2006), pp. 549-554
[4]
T.U. Park, J.H. Oh, I.T. Chang, S.J. Lee, S.E. Kim, C.W. Kim, et al.
Omental infarction: Case series and review of the literature.
J Emerg Med, 42 (2012), pp. 149-154
[5]
L.N. Naffaa, N.S. Shabb, M.C. Haddad.
CT findings of Omental torsion and infarction: Case report and review of the literature.
Clin Imaging, 27 (2003), pp. 116-118
[6]
E. Itenberg, J. Mariadason, J. Khersonsky, M. Wallack.
Modern management of omental torsion and omental infarction: A surgeon's perspective.
J Surg Educ, 67 (2010), pp. 44-47
[7]
M.J. Leitner, C.G. Jordan, M.H. Spinner, E.C. Reese.
Torsion, infarction and hemorrhage of the omentum as a cause of acute abdominal distress.
Ann Surg, 135 (1952), pp. 103-110
[8]
A. Gosain, M. Blakely, T. Boulden, J.K. Uffman, R. Seetharamaiah, E. Huang, et al.
Omental Infartion: Preoperative diagnosis and laparoscopic management in children.
J Laparoendosc Adv Surg Tech A, 20 (2010), pp. 777-780
[9]
A. Nubi, W. McBride, G. Stringel.
Primary omental infarct: Conservative vs operative management in the era of ultrasound, computerized tomography, and laparoscopy.
J Pediatr Surg, 44 (2009), pp. 953-956
[10]
T. Coppin, D. Lipsky.
Twisting and infarction of the entire greater omentum managed by laparoscopy: A report of two cases.
Acta Chir Belg, 106 (2006), pp. 215-217
Copyright © 2014. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.