Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Adenocarcinoma duodenal: resultados del tratamiento quirúrgico de una serie uni...
Información de la revista
Vol. 97. Núm. 9.
Páginas 523-530 (Noviembre 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
287
Vol. 97. Núm. 9.
Páginas 523-530 (Noviembre 2019)
Original
DOI: 10.1016/j.ciresp.2019.06.014
Acceso a texto completo
Adenocarcinoma duodenal: resultados del tratamiento quirúrgico de una serie unicéntrica de 27 pacientes
Duodenal adenocarcinoma: Surgical results of 27 patients treated at a single center
Visitas
...
Josefina López-Domíngueza, Juli Busquetsa,
Autor para correspondencia
jbusquets@bellvitgehospital.cat

Autor para correspondencia.
, Lluis Secanellaa, Nuria Peláeza, Teresa Serranob, Juan Fabregata
a Unidad de Cirugía Hepatobiliar y Pancreática, Hospital Universitari de Bellvitge, L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona, España
b Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Universitari de Bellvitge, L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (5)
Tabla 1. Adenocarcinoma duodenal. Resultados del tratamiento quirúrgico. Detalles de la técnica operatoria y morbilidad postoperatoria
Tabla 2. Morbilidad postoperatoria: comparación entre los 2grupos de estudio
Tabla 3. Resultados de anatomía patológica
Tabla 4. Adenocarcinoma duodenal. Resultados del tratamiento quirúrgico. Estudio anatomopatológico y evolución a largo plazo
Tabla 5. Estudio de factores de riesgo de mortalidad a largo plazo tras cirugía por adenocarcinoma duodenal. Hospital Universitari de Bellvitge (1990-2017)
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

El adenocarcinoma de duodeno es una neoplasia poco frecuente, sobre la que existen pocas experiencias publicadas de los resultados tras su resección. El objetivo es analizar los resultados obtenidos en nuestro centro tras la resección curativa del adenocarcinoma duodenal (AD).

Métodos

Estudio retrospectivo de los pacientes intervenidos con resección curativa por AD entre 1990 y 2017 en nuestro hospital.

Resultados

Se intervino a 27 pacientes. En 23 casos (85%) se realizó duodenopancreatectomía cefálica (DPC) y en 4 casos (15%) con localización en la 3.ª-4.ª porción duodenal se realizó duodenectomía (DD) segmentaria. La morbilidad postoperatoria global fue del 67% (18 pacientes). La mortalidad postoperatoria global fue 7% (2 pacientes), sin embargo, la mortalidad postoperatoria relacionada con la cirugía fue de 4% (un paciente). El estudio anatomopatológico evidenció resección con márgenes libres en todos los casos intervenidos. La mediana de adenopatías resecadas fue 18 (0 a 38), siendo 1 (0 a 8) las adenopatías afectadas. Tras una mediana de seguimiento de 23 (9-69,7) meses, la supervivencia actuarial fue de 62,2 (25,2 a 99,1) meses y la supervivencia actuarial libre de enfermedad fue de 49 (0 a 133) meses.

Conclusiones

La resección quirúrgica del AD comporta una elevada morbilidad postoperatoria, sin embargo, consigue una supervivencia prolongada. Dependiendo de la localización y en ausencia de infiltración pancreática, la DD segmentaria con márgenes libres es una alternativa a la DPC.

Palabras clave:
Adenocarcinoma duodenal
Duodenopancreatectomía cefálica
Duodenectomía
Abstract
Introduction

Duodenal adenocarcinoma is a rare malignancy. Given the rarity of the disease, there is limited data related to resection results. The objective is to analyze results at our hospital after the curative resection of duodenal adenocarcinoma (DA).

Methods

The variables were retrospectively collected from patients operated on between 1990 and 2017 at our hospital.

Results

A total of 27 patients were treated. Twenty-three patients (85%) underwent pancreaticoduodenectomy, and 4 patients (15%) with tumors located in the third and fourth portions of the duodenum underwent segmental duodenal resection. The overall postoperative morbidity was 67% (18 patients). Postoperative mortality was 7% (2 patients); however, postoperative mortality related to surgery was 4% (1 patient). All patients had negative resection margins. A median of 18 lymph nodes (range, 0-38) were retrieved and evaluated, with a median of 1 involved node (range, 0-8). Median follow up was 23 (9-69.7) months. Actuarial overall survival was 62.2 (25.2-99.1) months. Actuarial disease-free survival was 49 (0-133) months.

Conclusions

The surgical treatment of duodenal adenocarcinoma is associated with a high morbidity, although it achieves considerable survival. Depending on the tumor location and if there is no pancreatic infiltration, segmental duodenal resection with negative margins is an alternative to cephalic pancreaticoduodenectomy.

Keywords:
Duodenal adenocarcinoma
Pancreaticoduodenectomy
Segmental duodenal resection
Texto completo
Introducción

El adenocarcinoma duodenal (AD) es una neoplasia infrecuente, siendo el duodeno la localización más habitual dentro de los adenocarcinomas de intestino delgado1-4. La mayoría de AD se localizan en la segunda porción duodenal (D2), seguido por la 3.ª y 4.ª porción (D3-D4), siendo excepcional la localización en primera porción duodenal3. Los síntomas son inespecíficos, como dolor abdominal, náuseas, vómitos, astenia o pérdida de peso, siendo el dolor abdominal el más frecuente. En casos de enfermedad avanzada, puede aparecer ictericia, obstrucción intestinal o anemia. Debido a la inespecificidad de los síntomas, el diagnóstico de la enfermedad suele ser tardío. El diagnóstico de sospecha se confirmará mediante endoscopia digestiva alta con biopsia. La tomografía computarizada multicorte abdominal será imprescindible para el estudio de extensión5. El tratamiento de elección es la resección quirúrgica. Respecto a la técnica, inicialmente, el tratamiento que se consideraba estándar era la duodenopancreatectomía cefálica (DPC)6. A partir de entonces, la resección segmentaria o duodenectomía (DD) quirúrgica, se plantea como una opción válida para este tipo de tumores, dependiendo de su localización, márgenes de resección y linfadenectomía quirúrgica4,7-9. Ahora bien, no existe consenso al respecto, y algunos autores apoyan la DPC como técnica de elección en todos los casos10,11. El objetivo de este estudio es analizar los resultados obtenidos en nuestro centro tras la resección curativa del AD mediante DPC y DD.

Métodos

Entre 1990 y 2017 registramos de forma retrospectiva a los pacientes a los que se realizó cirugía con intención curativa por AD en el Hospital Universitari de Bellvitge. Se recogieron variables demográficas, clínicas, quirúrgicas, anatomopatológicas, así como la evolución postoperatoria y a largo plazo. El período de inclusión finalizó en marzo del 2017. Los pacientes fueron controlados en consultas externas de cirugía, finalizando el seguimiento en marzo del 2018.

Estudio preoperatorio

Todos los pacientes fueron estudiados mediante endoscopia digestiva alta con biopsia y tomografía computarizada. Se definieron como criterios de irresecabilidad la presencia de metástasis a distancia y la invasión arterial (arteria mesentérica superior, arteria hepática o tronco celíaco). En cuanto a la afectación venosa, no se realizaron resecciones en casos con tumor duodenal de gran tamaño, que implicaran obliteración de la vena mesentérica superior. Ni la edad avanzada del paciente ni el tamaño tumoral fueron motivo de contraindicación para la cirugía.

Técnica quirúrgica y estudio anatomopatológico

Las técnicas quirúrgicas empleadas fueron la DPC en aquellos casos en los que la tumoración afectaba a D2 o presentaba infiltración pancreática, y DD para aquellos con afectación de D3-D4. En los tumores a los que por su localización se les practicó una DPC, se realizó una linfadenectomía locorregional estándar (adenopatías peripancreáticas, hilio hepático y margen derecho de la arteria mesentérica superior). El estudio anatomopatológico analizó el grado de diferenciación tumoral, el tamaño del tumor, la afectación del margen de resección, el número de adenopatías afectadas y resecadas y se estableció la estadificación TNM (7th edición del American Joint Committee on Cancer [AJCC] Staging system for small bowell adenocarcinoma12). En la DD y en la DPC se consideró como margen de resección el margen intestinal. Se definió la ratio ganglionar como el número de ganglios linfáticos afectados sobre la cantidad total de ganglios resecados.

Morbilidad postoperatoria

La morbilidad postoperatoria se registró de acuerdo con la clasificación de Clavien-Dindo13. Se definió mortalidad postoperatoria aquella ocurrida durante el ingreso o hasta 90 días tras la intervención. Se definió vaciamiento gástrico lento (VGL) como la imposibilidad para tolerar la dieta oral tras la primera semana postoperatoria, siguiendo la definición del grupo internacional de estudio sobre la cirugía pancreática (International Study Group of Pancreatic Surgery [ISGPS])14. Se consideró fístula pancreática a la salida de líquido por drenajes con contenido rico en amilasas (amilasa×3 en comparación con el valor normal en sangre) a partir del día 3 postoperatorio, aplicando la clasificación del ISGPS15. Todos los pacientes fueron seguidos por algún miembro del equipo quirúrgico tras el alta hospitalaria.

Análisis estadístico

Se utilizó el paquete estadístico Stata v.13®. Inicialmente, se realizó un análisis descriptivo de la serie mediante medidas de tendencia central (mediana) y de dispersión (rango y rango intercuartílico) para las variables cuantitativas. A continuación, se dividió la serie en 2grupos de estudio según la técnica utilizada, DPC y DD, y se compararon los 2grupos mediante test de Fisher para variables cualitativas y U de Mann-Whitney para variables cuantitativas. Se consideró un nivel de significación estadística p<0,05. Se calcularon las supervivencias actuariales (global y libre de enfermedad) para cada grupo de estudio mediante test de Kaplan-Meier. Se realizó un estudio de factores de riesgo de mortalidad y recidiva mediante modelos de regresión de Cox univariante. Para el análisis multivariante se seleccionaron las variables significativas en el estudio univariante, la variable de estudio (técnica quirúrgica), así como las variables demográficas (edad y sexo).

Resultados

Durante el período de estudio se intervino a 27 pacientes. En 23 casos (85%) se realizó DPC y en 4 casos (15%) se realizó DD (tabla 1). La mediana de edad fue de 63,4 (50,8-74,1) años, sin diferencias significativas entre los 2grupos. Se intervinieron 13 mujeres (48%), 11 en el grupo DPC (48%) y 2 en el grupo DD (50%).

Tabla 1.

Adenocarcinoma duodenal. Resultados del tratamiento quirúrgico. Detalles de la técnica operatoria y morbilidad postoperatoria

Edad  Sexo  Técnica quirúrgica  Morbilidad  Clavien dindo  Estancia hospitalaria postoperatoria 
74  DPC  VGL. Fístula pancreática (B). IHQ  II  21 
45  DPC  Fístula pancreática (A)  II  29 
68  DPC  Fístula pancreática (B). Hemorragia. IHQ  IIIa  64 
82  DD  Complicaciones infecciosas (IHQ, respiratoria, urinaria, colección intraabdominal). Éxitus  40 
75  DPC  Fístula pancreática (A). Colección intraabdominal  IIIa 
61  DPC  VGL. Fístula pancreática (B). Colección intraabdominal  IIIa  37 
46  DD  VGL. Colección intraabdominal  II 
74  DPC  ------  II  15 
63  DPC  ------  II 
10  43  DPC  ------  II  11 
11  74  DD  ------ 
12  76  DPC  ------  II  22 
13  51  DD  VGL. Colección intraabdominal  IIIa  47 
14  30  DPC  VGL. Colección intraabdominal  IIIa  28 
15  65  DPC  Fístula pancreática (B). Colección intraabdominal  IIIa  29 
16  83  DPC  Fístula pancreática (B). IHQ. Colección intraabdominal  IIIa  30 
17  42  DPC  ------  14 
18  69  DPC  Dehiscencia G-Y. Reintervención. Éxitus 
19  37  DPC  VGL  II  36 
20  50  DPC  VGL  II  24 
21  63  DPC  ITU  II  19 
22  60  DPC  VGL  II  23 
23  50  DPC  VGL  II  24 
24  67  DPC  VGL. IHQ  II  25 
25  63  DPC  ------  11 
26  65  DPC  ------  20 
27  60  DPC  ------ 

DD: duodenectomía; DPC: duodenopancreatectomía cefálica; F: femenino; IHQ: infección herida quirúrgica; ITU: infección tracto urinario; M: masculino; VGL: vaciamiento gástrico lento.

M masculino; F femenino; DPC duodenopancreatectomía cefálica; DD duodenectomía; VGL vaciamiento gástrico lento; IHQ infección herida quirúrgica; ITU infección tracto urinario; Morbilidad según clasificación Clavien-Dindo (Dindo, Ann Surg 2004). Estancia hospitalaria (días)

Morbilidad según clasificación Clavien-Dindo30. Estancia hospitalaria (días).

Resultados postoperatorios

La morbilidad postoperatoria global fue del 63% (17 pacientes). Tres pacientes (11%) presentaron una complicación superior a iiia, según la clasificación de Clavien-Dindo13. Si analizamos las complicaciones según la técnica realizada, la morbilidad postoperatoria fue del 65% tras DPC (15 de 23 pacientes) y del 75% tras DD (3 de 4 pacientes), sin diferencias estadísticamente significativas entre ellas (tabla 2). La complicación más frecuente en toda la serie fue el VGL, siendo del 37% (10 enfermos), sin diferencias estadísticamente significativas entre ambas técnicas. Las complicaciones sépticas representaron un 44% (12 enfermos). Por último, la fístula pancreática tras DPC fue del 30% (7 enfermos, 2 tipo A y 5 tipo B). La mediana de estancia postoperatoria fue de 22 (11-29) días, siendo similar en ambos grupos. Del total de la serie, un paciente (4%) tuvo que ser reintervenido por dehiscencia de la anastomosis gastroyeyunal, realizando sutura y colocación de drenaje. La mortalidad postoperatoria fue del 7% (2 enfermos). Un paciente del grupo DPC falleció por fallo multiorgánico tras ser reintervenido por dehiscencia anastomótica y otro paciente del grupo DD falleció a los 40 días de la cirugía por encefalopatía por hiperamoniemia e insuficiencia respiratoria, sin presentar complicaciones intraabdominales. No se hallaron diferencias estadísticamente significativas en cuanto a mortalidad postoperatoria entre ambos grupos de estudio (p=0,279) (tabla 2).

Tabla 2.

Morbilidad postoperatoria: comparación entre los 2grupos de estudio

Variables  Total (n=27)  DPC (n=23; 85%)  DD (n=4; 15%)  Valor p 
Complicaciones, n (%)  18 (67%)  15 (65)  3 (75%)  0,702 
VGL, n (%)  10 (37)  8 (35)  2 (50)  0,613 
FP, n (%)    7 (30)     
Hemorragia, n (%)  1 (4)  1 (4) 
Infecciosas, n (%)  12 (44)  9 (31)  3 (75)  0,294 
Incisional, n (%)  5 (18)  4 (17)  1 (25) 
Respiratoria, n (%)  1 (4)  1 (25)  0,148 
Urinaria, n (%)  2 (7)  1 (5)  1 (25)  0,279 
Catéter, n (%)  1 (4)  1 (25)  0,148 
Absceso IA, n (%)  8 (30)  5 (22)  3 (75)  0,065 
Reintervención, n (%)  1 (4)  1 (4) 
Fallecimiento postoperatorio, n (%)  2 (7)  1 (4)  1 (25)  0,279 

DD: duodenectomía; DPC: duodenopancreatectomía cefálica; IA: intraabdominal; FP: fístula pancreática; VGL: vaciamiento gástrico lento.

Estudio anatomopatológico

El estudio anatomopatológico evidenció que la mayor parte de pacientes fueron pT4 (15 enfermos, 55%), con afectación ganglionar pN1 (15 enfermos, 55%) según la clasificación TNM (7th edición del AJCC12) (tablas 3 y 4) (fig. 1). En 4 pacientes el estudio anatomopatológico no pudo ser recuperado de forma completa. El grado de diferenciación tumoral más frecuentemente registrado fue moderadamente diferenciado (41%). El tamaño tumoral fue mayor de 30mm en el 59% (16 casos). En todos los casos intervenidos la resección se realizó con márgenes libres. La mediana de adenopatías resecadas fue 18 (0-38), siendo en la DPC de 22 (4-38) y en la DD de 12,5 (0-15), diferencias estadísticamente significativas (p=0,016).

Tabla 3.

Resultados de anatomía patológica

    Total (n=27)  DPC (n=23; 85%)  DD (n=4; 15%) 
TNM
pT1  1 (4%)  1 (4%)  0 (0%) 
  pT2  2 (7%)  2 (9%)  0 (0%) 
  pT3  9 (33%)  6 (26%)  3 (75%) 
  pT4  15 (55%)  14 (61%)  1 (25%) 
         
pN0  9 (33%)  6 (26%)  3 (75%) 
  pN1  15 (55%)  14 (61%)  1 (25%) 
  pN2  3 (11%)  3 (13%)  0 (0%) 
Grado diferenciación tumoral
Bien diferenciado    3 (11%)  2 (9%)  1 (25%) 
Moderadamente diferenciado    11 (41%)  10 (43%)  1 (25%) 
Indiferenciado    9 (33%)  8 (35%)  1 (25%) 
No registrado    4 (15%)  3 (13%)  1 (25%) 
Adenopatías
Resecadas (mediana, rango)    18 (0 a 38)  22 (4 a 38)  12,5 (0 a 15) 
Afectadas (mediana, rango)    1 (0 a 8)  2 (0 a 8)  0 (0 a 1) 
Ratio (mediana, rango)    8,83 (0 a 43,8)  9,1 (0 a 43,8)  0 (0 a 7,7) 
Afectación márgenes quirúrgicos    0 (0%)  0 (0%)  0 (0%) 
Tabla 4.

Adenocarcinoma duodenal. Resultados del tratamiento quirúrgico. Estudio anatomopatológico y evolución a largo plazo

NR  Técnica quirúrgica  Grado diferenciación  TNM  Tamaño tumoral (mm)  ADP afectadas/resecadas  Recidiva  SLE (meses)  Supervivencia (meses)  Estado actual 
DPC  Moderado  pT4N2  30  4/35  No  9,1  9,1  Vivo 
DPC  Moderado  pT4N1  35  2/20  Sí  20,3  20,8  Vivo 
DPC  Bien dif.  pT3N0  48  0/12  No  23,6  23,6  Vivo 
DD  No registrado  pT3N0  65    –    1,3  Fallecimiento (post-IQ) 
DPC  Indiferenciado  pT4N2  60  4/17  Sí  15,8  17,7  Vivo 
DPC  Bien dif.  pT3N1  20  1/24  No  42,9  42,9  Vivo 
DD  Moderado  pT3N0  30  0/15  No  46,9  46,9  Vivo 
DPC  Moderado  pT4N2  70  7/26  Sí  5,6  10,1  Fallecimiento 
DPC  Indiferenciado  pT2N1  45  1/ 4  No  66,2  66,2  Fallecimiento 
10  DPC  No registrado  pT3N1  25  2/22  No  58,1  58,1  Fallecimiento 
11  DD  Bien dif.  pT4N0  0/12  No  70,7  70,7  Vivo 
12  DPC  Indiferenciado  pT3N1  40  3/26  Sí  3,06  3,4  Fallecimiento 
13  DD  Indiferenciado  pT3N1  70  1/13  No  92,9  92,9  Vivo 
14  DPC  Indiferenciado  pT4N1  80  3/35  Sí  11,9  35,5  Fallecimiento 
15  DPC  Indiferenciado  pT1N0  25  0/18  No  99,6  99,6  Vivo 
16  DPC  Moderado  pT4N0  28  0/17  No  94,3  94,3  Fallecimiento 
17  DPC  Moderado  pT3N0  40  0/29  No  124,9  124,9  Vivo 
18  DPC  Moderado  pT4N1  25  7/16  –    0,2  Fallecimiento (post-IQ) 
19  DPC  Indiferenciado  pT4N1  40  1/12  Sí  123,4  180,4  Vivo 
20  DPC  Moderado  pT4N1  50  8/26  Sí  13,7  16,4  Fallecimiento 
21  DPC  Moderado  pT4N1  30  5/38  Sí  10,6  13  Fallecimiento 
22  DPC  Indiferenciado  pT4N1  70  2/22  Sí  3,7  7,5  Fallecimiento 
23  DPC  Indiferenciado  pT4N1  45  3/15  Sí  5,06  Fallecimiento 
24  DPC  Moderado  pT3N1  55  2/27  Sí  50,6  63,1  Fallecimiento 
25  DPC  Moderado  pT4N0  0/14  No  239,5  239,5  Vivo 
26  DPC  No registrado  pT4N1      Sí  4,6  5,1  Fallecimiento 
27  DPC  No registrado  pT2N0  12    No registrado  12,4  13,2  Fallecimiento 

Bien dif.: bien diferenciado; DD: duodenectomía; DPC: duodenopancreatectomía cefálica; post-IQ: postoperatorio; SLE: supervivencia libre enfermedad.

Figura 1.

Estudio anatomopatológico de las piezas de resección quirúrgica tras duodenectomía (A) y duodenopancreatectomía cefálica (B).

(0,09MB).
Supervivencia y seguimiento

La mediana de seguimiento fue de 23 (9-69,7) meses. Durante este período, 15 (55%) pacientes han fallecido (14 DPC y 1 DD) y 12 (44%) pacientes están vivos (9 DPC y 3 DD). La supervivencia global a 1, 3 y 5 años en la DPC fue del 74, el 54 y el 47%, respectivamente, mientras que en la DD fue del 75%, tanto al año como a los 3 y 5 años. No se hallaron diferencias estadísticamente significativas entre ambas técnicas (fig. 2).

Figura 2.

Supervivencia tras la resección por adenocarcinoma duodenal, análisis de Kaplan-Meier (log-rank, p=0,327). Línea discontinua: resultados grupo duodenectomía. Línea continua: resultados grupo duodenopancreatectomía cefálica. Hospital Universitari de Bellvitge, 1990-2017.

(0,12MB).

La mediana de supervivencia global fue de 62,2 (25,2 a 99,1) meses. De todas las variables analizadas en el estudio univariante, únicamente la ratio ganglionar mayor de 0,20 fue factor de riesgo de mortalidad a largo plazo (p=0,009), confirmándose este resultado en el análisis multivariante (tabla 5).

Tabla 5.

Estudio de factores de riesgo de mortalidad a largo plazo tras cirugía por adenocarcinoma duodenal. Hospital Universitari de Bellvitge (1990-2017)

Variable  UnivarianteMultivariante   
  HR (IC del 95%)  HR (IC del 95%) 
Técnica quirúrgica duodenectomía  0,38 (0,05 a 2,88)  0,346  0,52 (0,06 a 4,28)  0,542 
Edad superior a 70 años  1,37 (0,43 a 4,33)  0,589  1,91 (0,31 a 11,9)  0,485 
Sexo femenino  0,81 (0,29 a 2,25)  0,683  1,16 (0,31 a 4,44)  0,824 
Clasificación ASA    0,653     
ASA II  0,64 (0,16 a 2,47)  0,514     
ASA III  1,22 (0,39 a 3,88)  0,731     
Transfusión superior a 1 concentrado de hematíes durante postoperatorio (primeras 48)  1,45 (0,49 a 4,32)  0,502     
Presencia de complicaciones postoperatorias  0,88 (0,31 a 2,50)  0,813     
Tamaño tumoral mayor de 30mm  1,70 (0,58 a 5,00)  0,337     
Grado de diferenciación tumoral         
G2  0,74 (0,21 a 2,70)  0,654     
G3  0,73 (,19 a 2,78)  0,643     
Ratio ganglionar N >0,20  4,23 (1,44 a 12,4)  0,009  4,87 (1,08 a 21,9)  0,039 

ASA: American Society of Anesthesiologists; IC intervalo de confianza; HR: hazard ratio.

Del total de la serie, 13 pacientes (48%) han presentado recidiva, 10 fallecieron y 3 siguen vivos; todos ellos habían sido tratados mediante DPC. La supervivencia actuarial libre de enfermedad a 1, 3 y 5 años fue del 71, el 55 y el 49%, respectivamente. Y la mediana de supervivencia libre de enfermedad fue de 49 (0 a 133) meses (tabla 4). Ninguna de las variables analizadas fue factor de riesgo de recidiva a largo plazo en el estudio univariante ni multivariante.

Discusión

En la literatura existen pocas publicaciones acerca de los resultados quirúrgicos del AD16. La elección de la técnica quirúrgica (DPC vs. DD) se basa en la localización del tumor y en la presencia de infiltración pancreática. Clásicamente, la técnica de elección para el AD era la DPC6 por ser considerada la única que podía ofrecer resultados oncológicos aceptables. Posteriormente, surgieron publicaciones con resultados comparables en términos de supervivencia para DD y DPC4,17,18. Aun así, sigue habiendo controversia sobre cuál es el abordaje oncológico más apropiado y existen autores en la actualidad que defienden la DPC como el mejor tratamiento11. En nuestra experiencia, la morbilidad tras la resección por AD es del 65% en el grupo DPC y el 75% en el grupo DD, sin diferencias estadísticamente significativas, resultados similares a otros autores4,19. Ahora bien, diversos grupos19,20 defienden la DD como técnica con similar morbilidad postoperatoria. Respecto a la mortalidad postoperatoria en nuestra serie es del 7%, similar a la publicada por otros1,4,19,21-23. De acuerdo con nuestros resultados, otros autores compararon la mortalidad postoperatoria entre DPC y DD, sin hallar diferencias estadísticamente significativas4,19. La mortalidad postoperatoria en el grupo DD por adenocarcinoma es elevada (1 de 4 pacientes); sin embargo, la causa de muerte del paciente que falleció en este grupo no estaba relacionada con la técnica quirúrgica. Revisando nuestra experiencia en la DD por diferentes indicaciones, hemos demostrado una mortalidad menor (4%)24,25.

Los factores pronósticos demostrados que influyen en la supervivencia del AD son numerosos. Algunos de ellos se refieren a la edad del paciente23,26, el sexo27, la diferenciación tumoral10,26 y el estadio tumoral26. Las variables relacionadas con el pronóstico del AD hasta el momento, en cuanto al estudio anatomopatológico, son la afectación del margen de resección1,4,10,18,21, el número de adenopatías resecadas, la afectación de adenopatías resecadas y la ratio ganglionar4,7,21,22,26,28,29. En nuestra serie, la afectación del margen de resección es nula en ambos grupos de estudio, con una supervivencia actuarial tras la resección del 52% a los 5 años. Varios autores han demostrado que la supervivencia se ve afectada si hay afectación de los márgenes de resección. En este sentido, Sohn et al.10 publican una supervivencia a 5 años del 58% en caso de R0 y del 0% en caso de R1. Valores similares son descritos por Poultsides et al.21, con una supervivencia a 5 años del 55% en R0 y del 0% en R1. La importancia de la linfadenectomía está bien documentada en la literatura, a pesar de no haber consenso sobre el número de ganglios a resecar4,7,21,22,26. Así, el AJCC recomienda resecar un mínimo de 6 ganglios en la cirugía del AD, a pesar de que hay autores que consideran que este número debe ser mayor para poder realizar una mejor estadificación3,21,28. Sarela et al.23 encontró diferencias estadísticamente significativas en supervivencia a 5 años entre aquellos pacientes pN0 y pN+cuando el número de ganglios resecados fue igual o mayor de 15. Por contra, si el número de ganglios resecados fue inferior a 15, los resultados de supervivencia a 5 años eran similares entre ambos grupos. En nuestro estudio, registramos un mayor número de ganglios tras la DPC comparado con la DD (22 vs. 12,5; p=0,016), a pesar de que esto no implicó mejor supervivencia. Otros autores demostraron resultados similares a nuestra experiencia. Así, Sakamoto et al.11 publicó una serie con una media de 26 ganglios resecados en el grupo DPC vs. 14 ganglios en el grupo DD (p=0,001), sin diferencias en supervivencia entre ambos grupos. En la misma línea, Cloyd et al.26 mostraron resultados de una linfadenectomía con mayor número de ganglios en la DPC respecto a la DD (11 ± 8,9 vs. 6,8 ± 7,8; p <0,0001), sin cambios en la supervivencia a largo plazo entre ambos grupos. Varios autores evidenciaron que la ratio ganglionar (ganglios afectados/ganglios resecados) es el predictor pronóstico más apropiado21,26,28,29. En esta línea, en nuestra serie la ratio ganglionar fue la única variable que ha demostrado ser un factor pronóstico de mortalidad a largo plazo. Finalmente, no hemos evidenciado diferencias en cuanto a supervivencia al comparar las 2técnicas quirúrgicas (DPC y DD)4,11,26. En nuestra serie, la supervivencia global tras la resección por AD es de 62,2 meses, siendo a los 5 años del 52%; resultados ligeramente superiores a los publicados, con una supervivencia entre 30-45 meses4,19,22,27 y una supervivencia a los 5 años entre el 23-48%1,4,19,21,22.

Al tratarse de una entidad poco frecuente, el número de pacientes es bajo a pesar de un período de estudio prolongado, por tanto, es difícil sacar conclusiones, siendo una de las limitaciones del estudio. Ahora bien, tras el análisis de nuestra experiencia y la de otros autores, podemos tener en cuenta ambas opciones quirúrgicas dependiendo de la localización tumoral y el grado de afectación pancreática.

Conclusión

La resección quirúrgica del AD comporta una elevada morbilidad postoperatoria, sin embargo, consigue una supervivencia prolongada. Dependiendo de la localización y en ausencia de infiltración pancreática, la DD segmentaria con márgenes libres es una alternativa a la DPC.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
A. Tocchi, G. Mazzoni, F. Puma, M. Miccini, D. Cassini, E. Bettelli, et al.
Adenocarcinoma of the third and fourth portions of the duodenum: Results of surgical treatment.
Arch Surg., 138 (2003), pp. 80-85
[2]
B.S. Dabaja, D. Suki, B. Pro, M. Bonnen, J. Ajani.
Adenocarcinoma of the small bowel: Presentation, prognostic factors, and outcome of 217 patients.
Cancer., 101 (2004), pp. 518-526
[3]
J.F. Gibbs.
Duodenal adenocarcinoma: Is total lymph node sampling predictive of outcome.
Ann Surg Oncol., 11 (2004), pp. 354-355
[4]
I.G. Kaklamanos, O.F. Bathe, D. Franceschi, C. Camarda, J. Levi, A.S. Livingstone.
Extent of resection in the management of duodenal adenocarcinoma.
Am J Surg., 179 (2000), pp. 37-41
[5]
J.M. Cloyd, E. George, B.C. Visser.
Duodenal adenocarcinoma: Advances in diagnosis and surgical management.
World J Gastrointest Surg., 8 (2016), pp. 212-221
[6]
M.M. Moss, P.M. McCart, G. Juler, D.R. Miller.
Primary adenocarcinoma of the duodenum.
Arch Surg., 108 (1974), pp. 805-807
[7]
D.R. Joesting, R.W. Beart, J.A. van Heerden, L.H. Weiland.
Improving survival in adenocarcinoma of the duodenum.
Am J Surg., 141 (1981), pp. 228-231
[8]
J.A. Lowell, R.L. Rossi, J.L. Munson, J.W. Braasch.
Primary adenocarcinoma of third and fourth portions of duodenum. Favorable prognosis after resection.
[9]
J.G. Barnes, L. Romero, K.R. Hess, S.A. Curley.
Primary adenocarcinoma of the duodenum: Management and survival in 67 patients.
Ann Surg Oncol., 1 (1994), pp. 73-78
[10]
T.A. Sohn, K.D. Lillemoe, J.L. Cameron, H.A. Pitt, H.S. Kaufman, R.H. Hruban, et al.
Adenocarcinoma of the duodenum: Factors influencing long-term survival.
J Gastrointest Surg., 2 (1998), pp. 79-87
[11]
T. Sakamoto, A. Saiura, Y. Ono, Y. Mise, Y. Inoue, T. Ishizawa, et al.
Optimal lymphadenectomy for duodenal adenocarcinoma: Does the number alone matter?.
Ann Surg Oncol., 24 (2017), pp. 3368-3375
[12]
S.B. Edge, C.C. Compton.
The American Joint Committee on Cancer: The 7th edition of the AJCC Cancer staging manual and the future of TNM.
Ann Surg Oncol., 17 (2010), pp. 1471-1474
[13]
P.A. Clavien, J. Barkun, M.L. De Oliveira, J.N. Vauthey, D. Dindo, R.D. Schulick, et al.
The Clavien-Dindo Classification of surgical complications: Five-year experience.
Ann Surg., 250 (2009), pp. 187-196
[14]
M.N. Wente, C. Bassi, C. Dervenis, A. Fingerhut, D.J. Gouma, J.R. Izbicki, et al.
Delayed gastric emptying (DGE) after pancreatic surgery: A suggested definition by the International Study Group of Pancreatic Surgery (ISGPS).
Surgery., 142 (2007), pp. 761-768
[15]
C. Bassi, C. Dervenis, G. Butturini, A. Fingerhut, C. Yeo, J. Izbicki, et al.
Postoperative pancreatic fistula: An international study group (ISGPF) definition.
Surgery., 138 (2005), pp. 8-13
[16]
J.M. Ramia, J. Villar, A. Palomeque, K. Muffak, A. Mansilla, D. Garrote, et al.
Adenocarcinoma de duodeno.
Cir Esp., 77 (2005), pp. 208-212
[17]
F. Sista, G. De Santis, A. Giuliani, E.M. Cecilia, F. Piccione, L. Lancione, et al.
Adenocarcinoma of the third duodenal portion: Case report and review of literature.
World J Gastrointest Surg., 4 (2012), pp. 23-26
[18]
F.G. Bakaeen, M.M. Murr, M.G. Sarr, G.B. Thompson, M.B. Farnell, D.M. Nagorney, et al.
What prognostic factors are important in duodenal adenocarcinoma?.
Arch Surg., 135 (2000), pp. 635-642
[19]
L. Solaini, N.B. Jamieson, M. Metcalfe, M. Abu Hilal, Z. Soonawalla, B.R. Davidson, et al.
Outcome after surgical resection for duodenal adenocarcinoma in the UK.
Br J Surg., 102 (2015), pp. 676-681
[20]
F.J. García-Molina, F. Mateo-Vallejo, J. de D. Franco-Osorio, J.L. Esteban-Ramos, I. Rivero-Henández.
Surgical approach for tumours of the third and fourth part of the duodenum. Distal pancreas-sparing duodenectomy.
Int J Surg., 18 (2015), pp. 143-148
[21]
G.A. Poultsides, L.C. Huang, J.L. Cameron, R. Tull, L. Lan, R.H. Hruban, et al.
Duodenal adenocarcinoma: Clinicopathologic analysis and implications for treatment.
Ann Surg Oncol., 19 (2012), pp. 1928-1935
[22]
H.G. Lee, D.D. You, K.Y. Paik, J.S. Heo, S.H. Choi, D.W. Choi.
Prognostic factors for primary duodenal adenocarcinoma.
World J Surg., 32 (2008), pp. 2246-2252
[23]
A.I. Sarela, M.F. Brennan, M.S. Karpeh, D. Klimstra, K.C.P. Conlon.
Adenocarcinoma of the duodenum: Importance of accurate lymph node staging and similarity in outcome to gastric cancer.
Ann Surg Oncol, 11 (2004), pp. 380-386
[24]
A. González Castillo, J. Busquets, N. Peláez, L. Secanella, T. Serrano, E. Ramos, et al.
Duodenectomía parcial con preservación pancreática, una opción quirúrgica: indicaciones y resultados, (2014),
[25]
J. Lopez Domínguez, N. Peláez, J. Busquets, L. Secanella, T. Serrano, J. Fabregat.
Resultados del tratamiento quirúrgico del adenocarcinoma duodenal XXXI Congreso Nacional de Cirugía.
Asociación Nacional de Cirujanos, (2016),
[26]
J.M. Cloyd, J.A. Norton, B.C. Visser, G.A. Poultsides.
Does the extent of resection impact survival for duodenal adenocarcinoma? Analysis of 1,611 cases.
Ann Surg Oncol., 22 (2015), pp. 573-580
[27]
T. Oyasiji, J. Alosi, W. Tan, C. Wilfong, N. Wilkinson.
Duodenal adenocarcinoma: Profile and predictors of survival outcomes.
Am Surg., 81 (2015), pp. 1125-1133
[28]
M.J. Overman, C.Y. Hu, R.A. Wolff, G.J. Chang.
Prognostic value of lymph node evaluation in small bowel adenocarcinoma: Analysis of the surveillance, epidemiology, and end results database.
Cancer., 116 (2010), pp. 5374-5382
[29]
T.B. Tran, M. Qadan, M.M. Dua, J.A. Norton, G.A. Poultsides, B.C. Visser.
Prognostic relevance of lymph node ratio and total lymph node count for small bowel adenocarcinoma.
Surg (United States)., 158 (2015), pp. 486-492
[30]
D. Dindo, N. Demartines, P.A. Clavien.
Classification of surgical complications.
Copyright © 2019. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.