Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Estudio de casos y controles no emparejados: hiperhomocisteinemia y cardiopatía...
Información de la revista
Vol. 37. Núm. 6.
Páginas 325-331 (Abril 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 37. Núm. 6.
Páginas 325-331 (Abril 2006)
DOI: 10.1157/13086709
Acceso a texto completo
Estudio de casos y controles no emparejados: hiperhomocisteinemia y cardiopatía isquémica crónica
Study of Unmatched Cases and Controls: Hyperhomocysteinaemia and Chronic Ischaemic Cardiopathy
Visitas
...
R. Gallego-Luisa, A. Ruiz-Garcíaa, FJ. Gordillo-Lópeza, MV. Díaz-Puentea, J. Estebanb, A. Gil de Miguelb
a Unidad de L??pidos y Prevenci??n Cardiovascular. ??rea 10 Atenci??n Primaria IMSALUD. Madrid. Espa??a.
b Unidad de Docencia e Investigaci??n en Medicina Preventiva y Salud P??blica. Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad Rey Juan Carlos. Madrid. Espa??a.
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (7)
Figura 1. Percentiles de valores de homocisteinemia.
Mostrar másMostrar menos
Objetivo. Evaluar la magnitud de la asociación entre la hiperhomocisteinemia y la cardiopatía isquémica crónica. Diseño. Estudio de casos y controles no emparejados (1:3). Emplazamiento. Centro de Salud Pintores. Área 10 de Atención Primaria (IMSALUD). Participantes. Pacientes del centro de salud mayores de 35 años con cardiopatía isquémica crónica o sin ella. Método. Muestreo no probabilístico consecutivo. Análisis de casos y controles mediante la odds ratio (OR) y el test de la *2. Las variables cuantitativas se analizaron con el test de la t de Student. Resultados. El 76,32% (87/114) de los casos tenía 2 o más factores de riesgo cardiovascular, frente a un 33,56% (99/265) de los controles (p < 0,0001). La homocisteinemia media de la población control fue de 10,07 ± 3,64 µmol/l. Esta media fue de 12,74 ± 4,59 µmol/l en los casos. La diferencia de las medias (2,67; intervalo de confianza [IC] del 95%, 1,82-3,52 µmol/l) fue significativa (p < 0,001). La diferencia de hiperhomocisteinemia (>= 15 µmol/l) entre los casos (28,95%; 33/114) y los controles (12,88%; 38/295) fue significativa (16,07%; IC del 95%, 6,91-25,23) (p = 0,0001), con una asociación entre la hiperhomocisteinemia y la cardiopatía isquémica crónica (OR = 2,76; IC del 95%, 1,62-4,68]). Esta asociación aumentaba (OR = 3,26; IC del 95%, 2,07-5,13) al considerar la hiperhomocisteinemia >= 12 µmol/l, con una diferencia significativa del 27% (IC del 95%, 16,59-37,41; p < 0,0001) entre los casos (51,75%, 59/114) y los controles (24,75%; 73/295). Conclusiones. El factor de riesgo de presentar hiperhomocisteinemia >= 15 µmol/l estaba asociado significativamente (OR = 2,76) con la cardiopatía isquémica crónica. Esta asociación era mayor (OR = 3,26) al considerar la hiperhomocisteinemia >= 12 µmol/l.
Palabras clave:
Homocisteína
Cardiopatía isquémica crónica
Atención primaria
Objective. To evaluate the extent of the association between hyperhomocysteinaemia and chronic ischaemic heart disease. Design. Unmatched, case-control (1:3) study. Setting. Pintores Health Centre, Area 10, Primary Care, Madrid, Spain. Participants. Patients of the health centre over 35 with chronic ischaemic heart disease or without it. Method. Consecutive, non-randomized sample. Analysis of cases and controls with *2 test and odds ratio (OR). The quantitative variables were analysed with the Student's t test. Results. The 76.32% (87/114) of cases had 2 or more cardiovascular risk factors versus 33.56% (99/265) in the control group (P<.0001). Average homocysteinaemia was 10.07 µmol/L (SD, 3.64) in the control group; and 12.74 (SD, 4.59) in the cases group. The difference between the averages (2.67 µmol/L; 95% CI, 1.82-3.52) was significant (P<.001). The difference (16.07%; 95% CI, 6.91-25.23) in hyperhomocysteinaemia (>=15 µmol/L) between cases (28.95%, 33/114) and controls (12.88%, 38/295) was significant (P=.0001), with an association between hyperhomocysteinaemia and chronic ischaemic heart disease (OR=2.76; 95% CI, 1.62-4.68). This association increased (OR=3.26; 95% CI, 2.07-5.13) when hyperhomocysteinaemia was taken as >=12 µmol/L, with a significant difference of 27% (95% CI, 16.59-37.41) (P<.0001) between cases (51.75%, 59/114) and controls (24.75%, 73/295). Conclusions. The risk factor of hyperhomocysteinaemia >=15 µmol/L was significantly associated (OR=2.76) with chronic ischaemic heart disease. This association was greater (OR=3.26) when hyperhomocysteinaemia was taken as >=12 µmol/L.
Keywords:
Homocysteine
Ischaemic heart disease
Primary care
Texto completo

Introducción

La homocisteína es un aminoácido no esencial formado por la desmetilación de la metionina procedente de la dieta. Los valores plasmáticos elevados de homocisteína (hiperhomocisteinemia) se atribuyen tanto a causas genéticas como a factores adquiridos (carencia nutricional de vitaminas B6, B12 y folato). McCully1 fue el primero en señalar la posible asociación entre la homocisteína y la aterosclerosis cuando observó que los pacientes con una deficiencia genética infrecuente de la enzima, que conducía a valores elevados de homocisteína en sangre, desarrollaron aterosclerosis prematuramente en su segunda y tercera décadas de la vida. Desde entonces se han realizado múltiples estudios clínicos y epidemiológicos2-14 que relacionan la hiperhomocisteinemia con la enfermedad arteriosclerótica.

En un análisis de 27 estudios, Boushey et al13 calcularon una odds ratio (OR) = 1,7 para la enfermedad cardiovascular, una OR = 1,5 para la enfermedad cerebrovascular y una OR = 6,8 para la enfermedad vascular periférica. Welch et al14 razonaron que esta asociación puede ser explicada por el efecto tóxico de los radicales libres derivados de la oxidación de la homocisteína sobre el endotelio vascular.

Se han publicado metaanálisis15,16 que muestran una importante evidencia sobre una asociación entre la homocisteína y la enfermedad cardiovascular, aunque aún es necesario realizar nuevos ensayos17.

La identificación y la comprensión de los llamados nuevos factores de riesgo cardiovasculares puede mejorar las habilidades en la evaluación del riesgo global del paciente18.

La cardiopatía isquémica es una enfermedad crónica que exige un estricto seguimiento del paciente y de sus factores etiopatogénicos; sin embargo, la investigación en atención primaria de los factores de riesgo emergentes es escasa. El objetivo de este estudio es evaluar la magnitud de la asociación entre la cardiopatía isquémica crónica y la homocisteinemia en el ámbito de la atención primaria.

Objetivo principal

Determinar la magnitud de la asociación de la hiperhomocisteinemia en pacientes con cardiopatía isquémica crónica.

Objetivos secundarios

Comparar los factores de riesgo para cardiopatía isquémica (FRCI) entre la población general y los sujetos con síndrome coronario crónico.

Material y método

Diseño

Estudio observacional analítico de casos y controles (1:3) no emparejados.

Población de estudio

Se estima19,20 que la prevalencia de hiperhomocisteinemia en la población general es del 5% y en pacientes con cardiopatía isquémica, del 15-47%21,22. En nuestro país se ha detectado una prevalencia de hiperhomocisteinemia del 7% en muestras de controles sanos23 y hasta del 20% en pacientes con infarto cerebral24. Se asumió una prevalencia del 5% de hiperhomocisteinemia en la población general y del 15% en pacientes con cardiopatía isquémica crónica, lo que significa una razón de probabilidad u odds ratio (OR) de 3,35. Asumiendo un nivel de significación estadística del 5% en hipótesis bilateral y una potencia estadística > 80%, el mínimo tamaño muestral sería de 97 casos y 291 controles. Con la corrección por pérdidas y abandonos esperados del 10%, se precisaba una muestra inicial de 431 sujetos de estudio (108 casos y 323 controles, aproximadamente). Se realizó muestreo consecutivo no probabilístico entre los pacientes que acudían al Centro de Salud Pintores (Parla, Madrid) entre los meses de octubre de 2000 y marzo de 2002. Se obtuvo consentimiento informado conforme a la legalidad vigente.

Criterios de inclusión

Pacientes mayores de 35 años y que aceptasen participar en el estudio.

 

­ Casos: pacientes con cardiopatía isquémica crónica.

­ Controles: pacientes sin antecedentes de cardiopatía isquémica crónica o arteriosclerosis avanzada (accidente o infarto cerebrovascular previo, claudicación intermitente, amaurosis fugaz).

Criterios de exclusión

­ Reagudización de la enfermedad coronaria en los últimos 3 meses.

­ Enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

­ Cirugía mayor en los últimos 3 meses.

­ Insuficiencia renal o hepática, o enfermedad hematológica.

­ Ingesta de vitaminas durante el último mes.

­ Neoplasias o terapia con fármacos citotóxicos.

­ Trastorno epiléptico o psiquiátrico grave.

­ Mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Procedimientos de laboratorio

Extracción por venopunción de sangre venosa para determinar la homocisteinemia, recogida en un tubo Venoject II, con gel separador y sin anticoagulante, conservada en hielo para evitar la liberación de homocisteína intraeritrocitaria. La muestra se sometió a un proceso de centrifugación a 3000 rpm. Una vez extraído el suero, se congeló a ­20 ºC hasta determinar la L-homocisteína total con inmunoanálisis de polarización de la fluorescencia (FPIA) mediante el analizador IMx homocisteína (Rfª 77-1937/R2 Abbott Laboratories). Las determinaciones realizadas por el personal del laboratorio se obtuvieron de forma ciega al estudio durante el procesamiento de las muestras, y los resultados se ofrecieron con el código del laboratorio.

Variable principal

Valores séricos de homocisteína.

Variables secundarias

Edad, sexo, analfabetismo, estudios primarios, fumador, tabaquismo actual, diabetes mellitus, hipertensión arterial, hipercolesterolemia.

Análisis estadístico

Las variables cuantitativas se analizaron con el estadístico t de Student. La prueba de la *2 de Pearson se utilizó para evaluar la asociación entre las variables cualitativas. La razón de probabilidad se expresó mediante la OR. Para evaluar la respuesta dicotómica en subgrupos diagnósticos se determinó la magnitud del efecto mediante la OR de cada estrato por el procedimiento de Mantel-Haenszel. Todas las estimaciones se expresaron con un intervalo de confianza (IC) del 95% en hipótesis bilateral. Se consideró el límite mínimo de significación estadística p < 0,05. Los análisis estadísticos se realizaron con la ayuda del paquete estadístico SPSS versión 10.0.

Resultados

Los 114 pacientes con cardiopatía isquémica crónica tenían entre 36 y 76 años, y la población control, entre 36 y 73 años. No había diferencias significativas en el nivel de analfabetismo y de estudios primarios entre los grupos de estudio (tabla 1).

Había diferencias significativas entre las prevalencias de FRCI de ambas poblaciones (tabla 2).

Los valores séricos de homocisteína en la población control oscilaron entre 3,3 y 34,6 µmol/l, con una media ± desviación estándar de 10,07 ± 3,64 µmol/l y una mediana de 9,65 µmol/l. En los casos, el rango osciló entre 2,6 y 25,6 µmol/l, con una media de 12,74 ± 4,59 µmol/l y una mediana de 12,21 µmol/l. La diferencia de las medias (2,67; IC del 95%, 1,82-3,52 µmol/l) fue significativa (p < 0,001). En la figura 1 se muestra las distribuciones en percentiles de los valores séricos de homocisteína en ambas poblaciones.

Figura 1. Percentiles de valores de homocisteinemia.

 

Al considerar los porcentajes de valores séricos de hiperhomocisteinemia, había una diferencia (16,07%; IC del 95%, 6,91-25,23) muy significativa (p = 0,0001) entre casos y controles, obteniéndose una asociación positiva entre el factor de riesgo hiperhomocisteinemia y la cardiopatía isquémica crónica (OR = 2,76; IC del 95%, 1,62-4,68). Si se siguieran las recomendaciones de Nygard et al8 de establecer el umbral de corte en 12 µmol/l, la diferencia aún sería mayor (27,00%; IC del 95%, 16,59-37,41) y más significativa (p < 0,0001), obteniéndose una asociación positiva (OR = 3,26; IC 95%, 2,07-5,13) entre el factor de riesgo hiperhomocisteinemia y la cardiopatía isquémica crónica. No hubo ningún sujeto de estudio con valores de homocisteína que hiciera sospechar hiperhomocistinuria (> 100 µmol/l). Se evaluó la hiperhomocisteinemia (>= 15 µmol/l) discriminando los resultados por sexo. Para estimar si los datos globales podían estar influidos por el sexo como posible factor de confusión, se determinó la magnitud del efecto mediante la OR en cada estrato y se utilizó el procedimiento de Mantel-Haenszel (ORMH) para obtener una estimación global que eliminara la influencia del factor sexo. La estimación ajustada de los datos globales ofrece una ORMH de 2,80, que es similar a las estimaciones de OR en los varones (2,73) y en las mujeres (2,96), y a la obtenida de los datos crudos (2,76), por lo que no hay un fenómeno de confusión que desestime la posible influencia de este factor (tabla 3).

Discusión

Este estudio pretendía identificar la posible asociación entre la hiperhomocisteinemia y la cardiopatía isquémica crónica, mediante un análisis de casos y controles no emparejados y con un muestreo no probabilístico consecutivo con la intención de que representase la cohorte natural de pacientes que acudían a las consultas de atención primaria. Esto supuso unas diferencias tanto en la edad media (5,15 años mayor en los casos que los controles) como en el porcentaje de varones (31,77% mayor en los casos que en los controles). Estas diferencias concuerdan con las características reales de los pacientes con cardiopatía isquémica crónica, con mayor porcentaje de varones y con una edad media mayor que la población general.

La utilización del historial clínico como fuente de información para determinar la presencia de factores de riesgo de la población de estudio ya ha sido empleado en otros estudios en España25,26, pese a las limitaciones que conlleva27, como puede ser la falta de referencias a los FRCI considerados menores, como la frecuencia de ejercicio, la obesidad o los antecedentes familiares. En nuestra población con cardiopatía observamos unas prevalencias superiores de hipertensión e hipercolesterolemia que en los estudios PREVESE25 y PRIAMHO28. Sin embargo, al comparar las prevalencias de los FRCI con el programa 3C26 se observan porcentajes similares (tabla 4). La prevalencia de diabetes en la población control y enferma no difiere, en general, de la de otros estudios29,30. Las prevalencias de los FRCI evaluados en los controles de nuestro estudio son similares a los a otros efectuados en atención primaria31,32, excepto con la diabetes, quizá debido al sesgo de selección secundario al muestreo realizado, que posibilita que los diabéticos tengan más probabilidades de ser incluidos en el estudio por acudir con más frecuencia a la consulta.

Los metaanálisis13,15,16 muestran que la hiperhomocisteinemia incrementa el riesgo de enfermedad arteriosclerótica. Boushey et al13 analizaron 27 estudios y concluyeron que el incremento de 5 µmol/l en la homocisteinemia supone un aumento de riesgo para la cardiopatía isquémica, con una OR = 1,6 (IC del 95%, 1,4-1,7) en varones y una OR = 1,8 (IC del 95%, 1,3-1,9) en mujeres. En una revisión realizada por Ford at al33 basada en 57 estudios que incluían a 5.518 pacientes con cardiopatía isquémica y 11.068 controles, el incremento de 5 µmol/l de homocisteinemia supone un aumento de riesgo, con una OR = 1,06 (IC del 95%, 0,99-1,13) en los estudios de cohortes, una OR = 1,23 (IC del 95%, 1,07-1,41) en los estudios de casos y controles emparejados y una OR = 1,70 (IC del 95%, 1,50-1,93) en el resto de los estudios de casos y controles. Se puede observar que los estimadores de riesgo son superiores en los estudios retrospectivos o de casos y controles que en los de cohortes. Nuestro estudio no analiza específicamente el incremento de 5 µmol/l de homocisteinemia, aunque también ofrece mayores valores de OR al comparar a la población con cardiopatía isquémica con otra no emparejada sin la enfermedad. En un estudio12 realizado también en la Comunidad de Madrid, con una edad media de sus pacientes de 57 ± 7,0 años, ligeramente menor que la de este trabajo (58,9 ± 9,3 años), un 29% de los pacientes tenía hiperhomocisteinemia, cifra similar a la encontrada en el que aquí describimos (28,3%), y unos valores medios de homocisteinemia de 11,7 ± 4,2 frente a 12,7 ± 4,6 µmol/l en éste.

A pesar de la suficiente evidencia para tener en cuenta los valores de homocisteína en la valoración del riesgo cardiovascular de los pacientes, la investigación mediante ensayos clínicos amplios es muy escasa y hay que esperar información al respecto. La atención primaria facilita a los investigadores un terreno ideal, gracias a su cercanía con los pacientes, su accesibilidad y la continuidad de la asistencia sanitaria. Sin embargo, es difícil en la práctica habitual del médico de familia determinar la homocisteinemia, de forma sistemática por lo se dificultan tanto su investigación como la ampliación en la valoración del riesgo cardiovascular del paciente.

Agradecimientos

Agradecemos el apoyo del Dr. Agustín Gómez de la Cámara y la colaboración desinteresada que nos han prestado los laboratorios de los hospitales Universitario de Getafe y Rey Juan Carlos, sin cuya participación este estudio hubiera sido inviable.

Bibliografía
[1]
McCully KS..
Vascular pathology of homocysteinemia: implications for the pathogenesis of arteriosclerosis..
Am J Pathol, 56 (1969), pp. 111-28
[2]
Sauls DL, Wolberg AS, Hoffman M..
Elevated plasma homocysteine leads to alterations in fibrin clot structure and stability: implications for the mechanism of thrombosis in hyperhomocysteinemia..
J Thromb Haemost, 1 (2003), pp. 300-6
[3]
Malinow MR..
Hyperhomocysteinemia. A common and easily reversible risk factor for occlusive atherosclerosis..
Circulation, 81 (1990), pp. 2004-6
[4]
Clarke R, Daly L, Robinson K, Naughten E, Cahalane S, Fowler B, et al..
Hyperhomocysteinemia: an independent risk factor for vascular disease..
N Engl J Med, 324 (1991), pp. 1149-55
[5]
Wu LL, Wu J, Hunt SC, James BC, Vincent GM, Williams RR, et al..
Plasma Homocysteine as a risk factor for early familial coronary artery disease..
Clin Chem, 40 (1994), pp. 552-61
[6]
Stampfer MJ, Malinow MR, Willett WC, Newcomer LM, Upson B, Ullman D, et al..
A prospective study of plasma. Homocysteine and risk of myocardial infarction in US physicians..
JAMA, 268 (1992), pp. 87-881
[7]
Bozkurt A, Toyaksi H, Acarturk E, Tuli A, Cayli M..
The effects of hyperhomocysteinemia on the presence, extent and severity of coronary artery disease..
Jpn Heart J, 44 (2003), pp. 357-68
[8]
Nygard O, Nordrehaug JE, Refsum H, Ueland PM, Farstad M, Vollset SE..
Plasma homocysteine levels and mortality in patients with coronary artery disease..
N Engl J Med, 337 (1997), pp. 230-6
[9]
Pijoán Zubizarreta JI, Irigoien Garbizu I, Aguirre Erraste C..
Intervalos de referencia poblacional y determinantes de la homocisteína plasmática..
Med Clin (Barc), 117 (2001), pp. 487-91
[10]
Folsom AR, Nieto FJ, McGovern PG, Tsai MY, Malinow MR, Eckfeldt JH, et al..
Prospective study of coronary heart disease incidence in relation to fasting total homocysteine, related genetic polymorphisms, and B vitamins:the Atherosclerosis Risk in Communities (ARIC) study:Circulation, 98 (1998), pp. 204-10
[11]
Wald NJ, Watt HC, Law MR, Weir DG, McPartlin J, Scott JM..
Homocysteine and ischemic heart disease: results of a prospective study with implications regarding prevention..
Arch Inter Med, 158 (1998), pp. 862-7
[12]
Fernández-Miranda C, Aranda JL, Díaz-Rubio P, Estenoz J, Gómez de la Cámara A..
La hiperhomocisteinemia es frecuente en pacientes con enfermedad coronaria. Estudio de 202 enfermos..
Med Clin (Barc), 113 (1999), pp. 407-10
[13]
Boushey CJ, Beresford SA, Omenn GS, Motulski AG..
A quantitative assessment of plasma homocysteine as a risk factor for vascular disease: probable benefits of increasing folic acid intakes..
JAMA, 274 (1995), pp. 1049-57
[14]
Welch GN, Loscalzo J..
Homocysteine and atherothrombosis..
N Engl J Med, 338 (1998), pp. 1042-50
[15]
Wald NJ, Law M, Morris JK..
Homocysteine and cardiovascular disease: evidence on causality from a meta-analysis..
BMJ, 325 (2002), pp. 1202
[16]
Bautista LE Arenas IA, Peñuela A, Martinez LX..
Total plasma homocysteine level and risk of cardiovascular disease: a meta-analysis of prospective cohort studies..
J Clin Epidemiol, 55 (2002), pp. 882-7
[17]
Intervenciones de disminuci??n de homociste??na para las enfermedades arteriales perif??ricas e injertos de bypass (Revisi??n Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 N??mero 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com (Traducida de The Cochrane Library, 2005 Issue 1. Chichester: John Wiley & Sons, Ltd.).
[18]
New risk factors for atherosclerosis and patient risk assessment. Circulation. 2004;109 23 Suppl 1:III15-9.
[19]
Epstein SE, Zhu J..
Lack of association of infectious agents with risk of future myocardial infarction and stroke:definitive evidence disproving the infection/coronary artery disease hypothesis? Circulation, 100 (1999), pp. 1366-8
[20]
Hankey GJ, Eikelboom JW..
Homocysteine and vascular disease..
[21]
Kang SS, Wong PW.K, Malinow MR..
hyperhomocysteinemia as a risk factor for occlusive vascular disease..
Annu Rev Nutr, 12 (1996), pp. 279-98
[22]
Fallest-Strobl PC, Koch DD, Stein JH, McBride PE..
Homocysteine: a new risk factor for atherosclerosis..
Am Fam Physician, 56 (1997), pp. 1607-16
[23]
González Y, Souto JC, Mateo J, Córdoba A, Blanco-Vaca F, Fontcuberta J..
Moderate hyperhomocysteinemia is a highly prevalent defect in Spanish patients with venous thromboembolic disease..
Haematologica, 83 (1998), pp. 1126-7
[24]
Vila N, Deulofeu R, Chamorro A, Piera C..
Concentraciones plasmáticas de homocisteína en pacientes con infarto cerebral isquémico..
Med Clin (Barc), 110 (1998), pp. 605-8
[25]
De Velasco JA, Cosín J, López-Sendón J, De Teresa E, De Oya M, Carrasco JL, et al..
La prevención secundaria del infarto de miocardio en España. Estudio PREVESE..
Rev Esp Cardiol, 50 (1997), pp. 406-15
[26]
De Velasco JA, Llargués E, Fitó R, Sala J, Del Río A, De los Arcos E..
Prevalencia de los factores de riesgo y tratamiento farmacológico al alta hospitalaria en el paciente coronario. Resultados de un registro multicéntrico nacional (Programa 3C)..
Rev Esp Cardiol, 54 (2001), pp. 159-68
[27]
Gómez de la Cámara A, Ciruelo Monge E, De la Cruz Bértolo J, Serrano Díaz JM, Pato Cour E, Gómez-Reino Carnota JJ..
Pérdida de fiabilidad en la extracción de datos de las historias..
Med Clin (Barc), 108 (1997), pp. 377-81
[28]
Cabadés A, López Bescós L, Arós F, Loma-Osorio A, Bosch X, Pabón P, et al..
Variabilidad en el manejo y pronóstico a plazo del infarto de miocardio en España: el estudio PRIAMHO..
Rev Esp Cardiol, 52 (1999), pp. 767-75
[29]
Tomás i Abadal L, Varas Lorenzo C, Pérez I, Puig T, Balaguer Vintró I..
Factores de riesgo y morbimortalidad coronaria en una cohorte laboral mediterránea seguida durante 28 años. Estudio de Manresa..
Rev Esp Cardiol, 54 (2001), pp. 1146-54
[30]
Fiol M, Cabadés A, Sala J, Marrugat J, Elosúa R, Vega G, et al..
Variabilidad en el manejo hospitalario del infarto agudo de miocardio en España. Estudio IBERICA..
Rev Esp Cardiol, 54 (2001), pp. 443-52
[31]
Prevenci??n cardiovascular en atenci??n primaria. Aten Primaria. 2001; 28 Supl 2:13-27.
[32]
Séculi E, Brugulat P, Medina A, Juncà S, Tresserras R, Salleras L..
La detección de factores de riesgo cardiovascular en la red reformada de atención primaria de Cataluña. Comparación entre los años 1995 y 2000..
Aten Primaria, 31 (2003), pp. 156-62
[33]
Ford ES, Smith SJ, Stroup DF, Steinberg KK, Mueller PW, Thacker SB..
Homocyst(e)ine and cardiovascular disease: a systematic review of the evidence with special emphasis on case-control studies and nested case-control studies..
Int J Epidemiol, 31 (2002), pp. 59-70
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.