Regístrese
Buscar en
Acta Otorrinolaringológica Española
Toda la web
Inicio Acta Otorrinolaringológica Española Neumolaberinto: una complicación atípica en un implante coclear
Información de la revista
Vol. 67. Núm. 2.
Páginas 114-116 (Marzo - Abril 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 67. Núm. 2.
Páginas 114-116 (Marzo - Abril 2016)
Caso clínico
DOI: 10.1016/j.otorri.2014.08.001
Acceso a texto completo
Neumolaberinto: una complicación atípica en un implante coclear
Pneumolabyrinth: An atypical complication in a cochlear implant
Visitas
1724
M. del Prado Venegasa,
Autor para correspondencia
mvenegas@santpau.cat

Autor para correspondencia.
, Julia de Juana, César Orúsa, Manuel de Juanb
a Servicio de Otorrinolaringología, Hospital de la Sta. Creu i Sant Pau, Barcelona, España
b Servicio de Radiodiagnóstico, Hospital de la Sta. Creu i Sant Pau, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Paciente de 69 años de edad con antecedentes de schwannoma vestibular de 3cm de diámetro extra e intracanalicular del oído izquierdo, tratado con radioterapia externa hipofraccionada (30Gy/12fr). Cinco años después, el paciente presentó una hipoacusia brusca de causa desconocida y como consecuencia desarrolló una cofosis del oído derecho. El estudio radiológico no mostró malformaciones a nivel de dicho oído ni otras causas que explicaran la pérdida auditiva.

Dada la situación de cofosis en ambos oídos que presentaba el paciente, se procedió a la colocación de implante coclear en el oído derecho AB HR90K/HiFocus® vía cocleostomía. El postoperatorio resultó sin complicaciones destacables y la imagen radiológica transorbitaria de hueso temporal mostró una correcta posición de los electrodos del implante.

Dos años después de la implantación, el paciente acudió a consulta por presentar, de forma espontánea, sensación de ocupación del oído medio derecho y tumefacción en la calota craneal temporal, coincidiendo con la zona de alojamiento del receptor-estimulador del implante coclear.

A la exploración se observó tumefacción crepitante en la zona temporal derecha sin la presencia de colecciones. En la otoscopia se evidenció una membrana timpánica deslustrada y completamente abombada, pero sin niveles hidroaéreos.

Se llevó a cabo un TC de peñascos donde se observó una imagen de ocupación por aire a presión a nivel de las estructuras del oído medio, oído interno y mastoides derechas, el implante coclear estaba colocado de forma correcta en la rampa timpánica (fig. 1).

Figura 1.

Ocupación por aire a nivel del oído medio, oído interno y mastoides del oído derecho. Guía de electrodos colocada en rampa timpánica. Distensión de la pared externa de mastoides.

(0,19MB).

Bajo la presunción de fístula perilinfática en el área de la cocleostomía, se llevó a cabo una revisión quirúrgica, donde se observó distensión de las partes blandas de la cavidad mastoidea, compatible con atrapamiento aéreo mastoideo (fig. 2). Se revisó la cocleostomía sin observarse evidencia de fístula perilinfática; no obstante se reforzó la interfase de la guía de electrodos con la cocleostomía aplicando de tejido muscular y cola de fibrina.

Figura 2.

A) Distensión de la pared externa de mastoides por aire a presión. B) Apertura de la pared externa observándose una cavidad normal con la guía de electrodos en su interior.

(0,15MB).

En el postoperatorio no se observó mejoría alguna de la imagen tanto radiológica como clínicamente. Se valoró entonces, que la causa podría ser la existencia de un mecanismo valvular tubárico, por lo que se procedió a la colocación de drenaje transtimpánico de forma ambulatoria.

Tras la colocación del drenaje se evidenció una mejoría progresiva del cuadro clínico y una desaparición de la tumefacción enfisematosa de la zona temporal.

Se practicó un nuevo TC de control, en el que se evidenció la persistencia de una mínima cantidad de aire alrededor de los electrodos situados dentro de la cóclea, desaparición del aire que ocupaba el oído medio e interno, que en ese momento estaba ocupado por líquido. Desaparición, asimismo, del aire situado en la cavidad mastoidea (fig. 3).

Figura 3.

Desaparición de aire en las estructuras del oído interno y adherencias de mastoides.

(0,14MB).
Discusión

La ocupación por aire del oído interno o neumolaberinto es un signo radiológico que fue descrito por primera vez por Mafee et al.1.

La causa más frecuente de neumolaberinto es la fístula perinlinfática1. Esta puede aparecer por diferentes motivos, los más frecuentes son la fractura de la porción petrosa del hueso temporal, el trauma laberíntico provocado por el desplazamiento del estribo en la cirugía de la otosclerosis, una lesión en la ventana oval o redonda tras una maniobra de Valsalva importante o, finalmente, tras la colocación de un implante coclear en pacientes afectos de malformaciones del oído interno2–4.

La presencia de aire en el oído interno, o neumolaberinto, asociado a atrapamiento aéreo en la cavidad mastoidea, es un hallazgo poco habitual en pacientes portadores de implante coclear. Los pocos casos descritos en la literatura se asocian a pacientes que padecen algún tipo de malformación en el oído interno, como por ejemplo el síndrome del acueducto vestibular dilatado5–7, en casos de pacientes portadores de una válvula de derivación ventrículo-peritoneal9 o en pacientes que han realizado una maniobra de Valsalva importante.

Existen diferentes vías de entrada de aire en el sistema cocleovestibular, especialmente después de la colocación de un implante coclear. El punto más probable de entrada es a través de la cocleostomía, a nivel de la entrada de la guía de electrodos.

Se ha descrito que el diámetro de la cocleostomía podría influir en la aparición de una fístula perilinfática en el postoperatorio. Robey et al.8 estudiaron la influencia de diferentes diámetros de cocleostomía (1 vs. 1,5mm) en la aparición de una fístula perilinfática en el oído medio, aunque tras aumentar la presión intracoclear no obtuvo resultados estadísticamente significativos. A pesar de ello, es importante destacar la importancia del sellado de cocleostomía tras la colocación del implante coclear, ya sea con músculo o grasa y cola de fibrina.

Nuestro caso no puede explicarse por la presencia de una fístula perilinfática, puesto que la presencia de aire se encontraba tanto a nivel de oído interno como de oído medio y cavidad mastoidea, además, la imagen radiológica no mejoró después de la revisión quirúrgica y resellado de la cocleostomía.

La única explicación plausible sería la existencia de un mecanismo valvular en la trompa de Eustaquio que impedía la normal evacuación de aire del oído medio a nasofaringe y que produjera hiperpresión en todas las estructuras del oído medio y de allí, penetrar al oído interno a la mastoides.

En estos casos la resolución del problema sería sencilla con la colocación de un drenaje transtimpánico, tal como procedimos en nuestro caso.

Otra cuestión sería explicar cómo se llega a producir un mecanismo valvular en la trompa de Eustaquio.

En nuestro paciente no hallamos causa alguna, pero es posible que el antecedente de radioterapia pudiera estar relacionado con la aparición del mecanismo valvular a nivel de la trompa de Eustaquio.

En conclusión, ante la presencia de una neumolaberinto en un paciente portador de un implante coclear, no sólo hay que descartar la presencia de una fístula perilinfática, la cual precisa la revisión quirúrgica y sellado de ambas ventanas, oval y redonda, sino que también hay que descartar que la causa pueda ser una disfunción tubárica, sobre todo si con el neumolaberinto se añade la presencia de atrapamiento aéreo mastoideo.

La opción más beneficiosa y menos agresiva en estos casos sería la colocación de un drenaje transtimpánico.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
M.F. Mafee, G.E. Valvassori, A. Kumar, D.A. Yannias, R.E. Marcus.
Pneumolabyrinth: A new radiologic sign for fracture of the stapes footplate.
Am J Otol, 5 (1984), pp. 374-375
[2]
A.T. Lyos, M.A. Marsh, H.A. Jenkins, N.J. Coker.
Progressive hearing loss after transverse temporal bone fracture.
Arch Otolaryngol Head Neck Surg, 121 (1995), pp. 795-799
[3]
A. Hatano, M. Rikitake, M. Komori, T. Irie, H. Moriyama.
Traumatic perilymphatic fistula with the luxation of the stapes into the vestibule.
Auris Nasus Larynx, 36 (2009), pp. 474-478
[4]
P. Bordure, F. Legent, C. Calais, D. Loheac, C. Beauvillain.
Pneumolabyrinth and perilymphatic fistula after stapedectomy.
Ann Otolaryngol Chir Cervicofac, 107 (1990), pp. 359-362
[5]
I.O. Ott, B. Schwab, H. Becker, P.R. Issing.
Pneumolabyrinth after cochlear implantation in large vestibular aqueduct syndrome.
Otol Neurotol, 29 (2008), pp. 1037-1038
[6]
J.M. Hempel, L. Jäger, U. Baumann, E. Krause, G. Rasp.
Labyrinth dysfunction 8 months after cochlear implantation: A case report.
Otol Neurotol, 25 (2004), pp. 727-729
[7]
T. Rother, C. Albrecht, P.R. Issing.
Pneumolabyrinth after cochlear implantation in large vestibular aqueduct syndrome: A case report.
Am J Otolaryngol, 32 (2011), pp. 430-432
[8]
A.B. Robey, C.A. Craig, E.R. Lyden, R.P. Lusk.
Effect of cochleostomy size on perilymph fistula control.
Laryngoscope, 120 (2010), pp. 373-376
[9]
B.J. McKinnon, T. Watts.
Subcutaneous emphysema and pneumolabyrinth plus pneumocephalus as complications of middle ear implant and cochlear implant surgery.
Ear Nose Throat J, 92 (2013), pp. 298-300
Copyright © 2014. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.