x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2013

0,894
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2013

Indexada en:

Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, SCOPUS, Medes, Science Citation Index Expanded.

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Utilidad de las acumetrías en atención primaria

Use of acoumetry in primary care

R Roldán Ortega a, S Machín Hamalainen a, A Olaso Oltra a, FJ García-Purriñós b, J Calvo Moya b

a MIR de medicina Familiar y Comunitaria. Hospital de Hellín. Albacete.
b Servicio de Otorrinolaringología. Hospital de Hellín. Albacete.

Artículo

Sres. Directores: La hipoacusia es un motivo frecuente de consulta en atención primaria. El médico de cabecera tiene a su alcance métodos diagnósticos sencillos como el estudio acumétrico del paciente mediante las pruebas de Rinne y Weber, que permiten confirmar la hipoacusia y orientar el diagnóstico.

En el presente estudio comparamos los resultados de las acumetrías realizadas por médicos no otorrinolaringólogos con los resultados de las audiometrías tonales liminares. También comparamos la fiabilidad de las pruebas de Rinne y Weber acumétricos realizadas por médicos no otorrinolaringólogos en el estudio de las hipoacusias.

Se trata de un estudio observacional, prospectivo, desde julio de 1997 a marzo de 1998. De entre las personas que acudieron a la consulta de otorrinolaringología por hipoacusia se eligieron 65 de manera aleatoria. Se les realizó una audiometría tonal liminar y posteriormente residentes de medicina de familia les practicaron las pruebas de Rinne y Weber con los diapasones de 250, 500, 1.000 y 2.000 Hz.

El Rinne audiométrico viene determinado por la diferencia entre las curvas de las vías aérea y ósea del audiograma. Consideramos que es coincidente cuando la diferencia del umbral de audición por ambas vías es menor de 20 dB1.

Los resultados del Rinne acumétrico fueron normales en la mayoría de los casos (82,5%), tanto en el oído derecho (84,75%) como en el izquierdo (80,25%). Los resultados del Weber acumétrico diferían de los del Rinne, ya que eran normales o indiferentes en menos ocasiones (38,5%).

Se comprobó que había diferencias significativas entre los resultados del Rinne audiométrico y los del Rinne acumétrico (tabla 1), excepto en las frecuencias de 1.000 Hz en el oído izquierdo y a 500 Hz en el derecho. Como era de esperar, la audiometría tonal liminar fue más sensible para detectar patología que la acumetría con diapasones, en ambos oídos y a todas las frecuencias estudiadas. Tomando como referencia a Lindis y Kock (coeficiente de concordancia kappa inaceptable si es menor de 0,4), se comprobó que existía concordancia entre los resultados del Rinne audiométrico y los del Rinne acumétrico (tabla 1) a 250 y 500 Hz en el oído izquierdo y a 2.000 en ambos oídos.

Coincidiendo con la bibliografía, consideramos los resultados de la prueba de Rinne como más fiables1,2, debido a la existencia de múltiples falsos positivos en la prueba de Weber que se podrían explicar por la dificultad de los pacientes para describir hacia qué oído oyen mejor, la falta de experiencia de los observadores y la dificultad para valorarla en los casos en los que existe hipoacusia bilateral3,4. Además en nuestro trabajo todos los pacientes han sido remitidos para estudio de hipoacusia, lo que también puede condicionar los resultados porque a priori todos se consideran «enfermos». También debemos reseñar que la población del área de influencia de nuestro hospital es predominantemente de origen rural, con bajo nivel cultural, lo cual dificulta aún más la realización de la acumetría y la audiometría.

Concluimos que las pruebas de Rinne y Weber acumétricos, realizadas por médicos no otorrinolaringólogos son poco fiables para descartar patología auditiva, aunque sí son válidas para detectarla. Entre el Rinne audiométrico y el Rinne acumétrico el coeficiente de concordancia es aceptable en un 50% de los casos.

Por ello propugnamos que debe ser el otorrinolaringólogo el que estudie las hipoacusias ayudándose de la audiometría tonal liminar. También pensamos que un estudio similar pero con una muestra elegida de la población general podría arrojar unos resultados diferentes. Por último, sería de interés realizar un estudio semejante con otorrinolaringólogos y/o con residentes de dicha especialidad para poder comparar con nuestros resultados.

Agradecimientos

A Dña. Rosario Blánquez López, auxiliar de Enfermería del Servicio de Otorrinolaringología, sin cuya colaboración hubiera resultado muy difícil llevar a cabo este estudio.

Bibliografía

1.Ballenger JJ. Diseases of the nose, throat and ear (14.ª ed.). Filadelfia: Lea & Febiger, 1991.
2.Paparella M, Shumrick D. Otolaryngology. Buenos Aires: Ed. Médica Panamericana, 1998.
3.Becker W, Naumann HH, Pfaltz CR. Manual ilustrado de Otorrinolaringología. Barcelona: Doyma, 1992.
4.Schuknecht HF. Pathology of the ear. Cambridge: Harvard University Press, 1993