Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Comentario: ¿Es la osteoporosis un problema prevalente en atención primaria?
Información de la revista
Vol. 35. Núm. 7.Abril 2005
Páginas 335-384
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 35. Núm. 7.Abril 2005
Páginas 335-384
DOI: 10.1157/13074291
Acceso a texto completo
Comentario: ¿Es la osteoporosis un problema prevalente en atención primaria?
Commentary: Is Osteoporosis a Prevalent Problem in Primary Care?
Visitas
4244
P.. Orozcoa
a CAP G??tic. Facultad de Medicina. Universidad de Barcelona. Grupo Osteoporosis de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunit??ria (SCMFiC). Barcelona. Espa??a.
Contenido relaccionado
Aten Primaria 2005;35:342-510.1157/13074306
J Reyes Balaguer, J Moreno Olmos
Este artículo ha recibido
4244
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Texto Completo

En vista de los resultados del artículo titulado «Prevalencia de osteopenia y osteoporosis en mujeres posmenopáusicas» que aparece en este número de Atención Primaria, la respuesta es que sí: la osteoporosis es un problema de elevada prevalencia en nuestras consultas. Según los datos de este estudio, más de la mitad de la mujeres estudiadas presentaban criterios de osteoporosis y, sin embargo, tenemos la sensación de que en atención primaria se suele poner mucho énfasis en los riesgos cardiovasculares y muy poco en los riesgos de fractura.

Las razones de este deficiente abordaje de la enfermedad osteoporótica pueden ser diversos. Por un lado, la escasa formación del médico sobre el tema hace que le sea difícil discernir entre la diversidad de informaciones contradictorias a las que se ve sometido (autoridades sanitarias, revistas especializadas, medios de comunicación, industria farmacéutica, consensos de expertos, etc.), lo que hace que tenga una u otra opinión en función del impacto recibido. Por otro lado, la dificultad para el acceso al método diagnóstico gold standard por excelencia, que es la densitometría ósea axial1, hace que tampoco el médico tenga mucho interés en actualizarse en una enfermedad que no puede diagnosticar. No se debe olvidar que los datos del estudio ABOPAP pusieron de manifiesto que el 75% de los médicos de cabecera de nuestro país no tenía acceso a la densitometría ósea, con excepciones en Cataluña y alguna otra zona sanitaria, donde tenían un acceso factible2,3.

Personalmente, consideramos que el problema debería abordarse desde dos vertientes. Por un lado, tendrían que potenciarse los criterios de las sociedades científicas como catalizador de las guías de abordaje de la osteoporosis; sin embargo, lamentablemente, su difusión se encuentra muchas veces condicionada por los intereses de las autoridades sanitarias o la industria farmacéutica. Por otro lado, debería facilitarse el acceso a pruebas diagnósticas, ya sea la densitometría ósea o un precribado con ultrasonidos periféricos, ya que es en atención primaria donde puede realizarse una intervención más eficaz.

La osteoporosis es un factor de riesgo de otro evento más importante, que es la fractura, la cual será la causante del aumento de la mortalidad y el gasto sanitario. Es evidente que no toda osteoporosis debe tratarse farmacológicamente, sino sólo los casos con un elevado riesgo de fractura, ya sea por el antecedente genético, la fractura previa o por presentar un t-score muy disminuido. En un estudio publicado recientemente se demostró que a partir de un t-score femoral de ­3, el riesgo de fractura era muy elevado y, por tanto, estaría indicada una intervención farmacológica4.

Con respecto al deficiente acceso a la densitometría ósea, las razones aducidas por parte de la Administración sanitaria se basan en su baja relación coste-eficacia, ya que no tiene un elevado poder predictivo de fractura. Esto es cierto, pero es el marcador más potente de que dispone el clínico para evaluar el riesgo de una primera fractura. Con respecto a su coste, los datos varían mucho de una zona a otra. Concretamente, en Barcelona el coste oscila entre 30 y 40 e, aproximadamente, lo cual no es excesivo comparado con el coste de un tratamiento mal indicado.

Es evidente que un mismo resultado de t-score tendrá mayor o menor riesgo en función de otros factores de riesgo, pero un t-score de ­4 continúa siendo de alto riesgo de fractura, aun sin otros riesgos acompañantes. Tal y como indica el estudio publicado en este mismo número, los ultrasonidos pueden ser una técnica útil para el cribado poblacional por ser de fácil manejo, pero también debe tenerse en cuenta que es una técnica no estandarizada y que el punto de corte de osteoporosis puede variar de un modelo a otro, cosa que no pasa con la densitometría DXA, en la cual el punto de corte es siempre un t-score ­2,5 para las zonas lumbar y femoral.

Se ha preconizado el uso de cuestionarios (ORAI, OST, OSIRIS, SCORE) para intentar obviar densitometrías y se ha evaluado su relación coste-eficacia para un coste de la densitometría ósea en Bélgica de 40 e5,6. La utilización de estos cuestionarios puede hacer que el coste por caso diagnosticado disminuya de 117 e (sin cuestionario) a 85 e (OSIRIS) o a 103 e (SCORE), pero a costa de no diagnosticar un 25 o un 11% de los casos de osteoporosis, lo que hace que deba evaluarse con cautela la utilización de cuestionarios como único sistema diagnóstico.

Bibliografía
[1]
Lewiecki EM, Watts NB, McClung MR, Petak SM, Bachrach LK, Shepherd JA, et al, for the international society for clinical densitometry.
Official position of the International Society for Clinical Densitometry.
J Clin Endocrinol Metab, 89 (2004), pp. 3651-5 http://dx.doi.org/10.1210/jc.2004-0124
[2]
Aragonés R, Orozco P.
Abordaje de la osteoporosis en atención primaria. Estudio ABOPAP 2000.
Aten Primaria, 30 (2002), pp. 350-6
[3]
Pérez-Edo L, Ciria RM, Castelo-Branco C, Orozco P, Gimeno MA, Pérez C, et al.
Management of osteoporosis in general practice: a cross-sectional survey of primary care practitioners in Spain.
Osteoporos Int, 15 (2004), pp. 252-7 http://dx.doi.org/10.1007/s00198-003-1569-y
[4]
Kanis JA, Johnell O, Oden A, Dawson A, De Laet C, Jonsson B.
Ten year probabilities of osteoporotic fractures according to BMD and diagnostic thresholds.
Osteoporos Int, 12 (2001), pp. 989-95 http://dx.doi.org/10.1007/s001980170006
[5]
Richy F, Ethgen O, Bruyere O, Mawet A, Reginster J-Y.
Primary prevention of osteoporosis: mass screening scenario or prescreening with questionnaires? An economic perspective.
J Bone Miner Res, 19 (2004), pp. 1955-60 http://dx.doi.org/10.1359/JBMR.040903
[6]
Caderette SM, McIsaac WJ, Hawker GA, et al.
The validity of decision rules for selecting women with primary osteoporosis for bone mineral density testing.
Osteoporos Int, 15 (2004), pp. 361-6 http://dx.doi.org/10.1007/s00198-003-1552-7
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.