x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2015

0,964
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2015

Indexada en:

Science Citation Index Expanded, Journal of Citation Reports, Index Medicus/MEDLINE, Scopus, EMBASE/Excerpta Medica, IBECS

Métricas

  • Factor de Impacto: 0,964(2015)
  • 5-años Factor de Impacto: 0,947
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,34
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,612
doi: 10.1016/j.acuro.2010.11.006
Comentario editorial
Comentario editorial a: “La nicturia no se asocia con las caídas del anciano: un estudio de población en la ciudad de São Paulo”
G. Duque, C. Alonso,
Geriatric Medicine Section, Department of Medicine, Sydney Medical School-Nepean Campus, The University of Sydney, Australia

Las caídas constituyen una importante amenaza para el anciano, no sólo por su frecuencia, sino también por sus consecuencias: aumentan la morbilidad, la inmovilidad, la discapacidad, la institucionalización y la mortalidad1. Por esto el entendimiento de los factores que contribuyen a las caídas es, desde hace años, uno de los ejes de la geriatría, siendo el fin último desarrollar estrategias terapéuticas que disminuyan su incidencia y sus consecuencias.

Numerosos trabajos han demostrado una asociación entre la existencia de nicturia y el riesgo de caídas en ancianos. Entre todos ellos destacamos el metaanálisis de Chiareli et al2, donde se puede ver cómo todos los estudios publicados hasta el momento están realizados en mujeres o en población de ambos sexos, pero no existen trabajos realizados únicamente en hombres, a pesar de que la etiopagenia de la incontinencia es diferente. En este número Rustom et al3 presentan el primer estudio que evalúa la relación entre nicturia y caídas en hombres ancianos. Sus resultados concluyen en que, contrariamente a lo que se admite, la nicturia no se asocia a caídas en hombres ancianos. Sin embargo, al tener limitado ajuste con los posibles factores de confusión, sus resultados deben tomarse con precaución. Por ello, mientras no exista más evidencia acumulada creemos oportuno resaltar la necesidad de la evaluación de la incontinencia urinaria como parte del protocolo de evaluación del paciente con caídas, como recomiendan diferentes guías clínicas4.

Bibliografía
1
L.Z. Rubenstein
Falls in the elderly: a clinical approach
West J Med., 138 (1983), pp. 273-275
2
P.E. Chiarelli,L.A. Mackenzie,P.G. Osmotherly
Urinary incontinence is associated with an increase in falls: a systematic review
Aust J Physiother., 55 (2009), pp. 89-95
3
J.S. Rustom,F. Lorenzetti,T. Tamanini,M.L. Lebrão,M. Dambros
Nocturia is not associated with falls among the elderly: A population study in the city of Sao Paulo
Actas Urol Esp, 35 (2011), pp. 4-8
4
S. Mayor
NICE issues guideline to prevent falls in elderly people
BMJ., 329 (2004), pp. 1258
Autor para correspondencia.
Copyright © 2010. AEU