Buscar en
Revista Española de Geriatría y Gerontología
Toda la web
Inicio Revista Española de Geriatría y Gerontología El síndrome de Capgras: el delirio de suplantación
Información de la revista
Vol. 53. Núm. 3.
Páginas 173 (Mayo - Junio 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 53. Núm. 3.
Páginas 173 (Mayo - Junio 2018)
Carta científica
Acceso a texto completo
El síndrome de Capgras: el delirio de suplantación
Capgras syndrome: The delusion of impersonation
Visitas
...
Paul Ivanova,
Autor para correspondencia
paulivano@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Debora Moral Cuestab, Montserrat Perelló Alonsoc
a Unidad de Agudos de Psicogeriatría, Hospital Sagrat Cor, Martorell, Barcelona, España
b Servicio de Geriatría, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España
c Unidad de Larga Estancia Psicogeriátrica, Hospital Sagrat Cor, Martorell, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

El síndrome de suplantación es un síndrome raro en la práctica clínica en el que el paciente cree de forma irreductible que una persona de la familia o de su círculo de conocidos ha sido sustituida por un doble exacto1. Fue descrito por primera vez por Capgras en 1923, también llamado la ilusión de sosías o de los dobles. Es el síndrome más conocido y más frecuente de los síndromes delirantes de falso reconocimiento. En la mayoría de los casos el síndrome se manifiesta en mujeres. Se puede asociar con intoxicaciones o abstinencia de drogas, con infecciones o trastornos endocrinológicos, con TCE, tumores cerebrales, epilepsia, demencia Alzheimer o mieloma múltiple. En edades avanzadas es relativamente frecuente la aparición del síndrome de Capgras, con o sin datos clínicos de deterioro cognitivo franco. Este cuadro obliga a plantearse un diagnóstico diferencial entre diversas entidades, en especial demencias y proceso de envejecimiento normal2. El 70% de los casos se producen en contexto de psicosis funcionales o psicosis afectivas tanto en fase depresiva como maníaca en cualquier momento de la evolución. En la mayoría de los pacientes casados, su pareja es el doble principal. En las personas solteras es un progenitor o un hermano2. Los estudios de neuroimagen sugieren una relación entre el síndrome de Capgras y las alteraciones en el hemisferio cerebral derecho, especialmente en las zonas frontal y temporal. Pero hasta la fecha no se ha descrito una lesión específica3,4. Presentamos el caso de una paciente de 78 años, con antecedentes de poliartrosis, osteoporosis, glaucoma y síndrome de Sjögren. Se había realizado un estudio por la unidad de diagnóstico de demencias, sin objetivarse alteraciones significativas en la tomografía cerebral ni en la tomografía por emisión de positrones. La puntuación en el Mini-Mental State Examination fue de 27/30 y la clínica no orientó hacia un perfil degenerativo, sino más bien hacia un perfil afectivo (Hamilton depresión 13p). Era independiente para las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria (Barthel 100, Lawton Brody 8). Como medicación habitual tomaba carbonato de calcio y pilocarpina. Ingresa en la unidad de agudos de psicogeriatría por alteraciones conductuales en domicilio consistentes en heteroagresividad física y verbal hacia su marido, llamadas telefónicas a sus familiares y vecinos, lo que generó cierta alarma social. La paciente llamó a las fuerzas del orden público para que detuvieran a su marido argumentando que la persona que dice ser su marido no lo era, sino que era un doble que decía ser su marido. El delirio era impenetrable a la argumentación lógica a pesar de los intentos reiterados de su marido y sus familiares de convencer a la paciente enseñándole fotos familiares. En la exploración la paciente se mostraba orientada en las 3 esferas con lenguaje acelerado, ansiedad flotante y anticipatoria e intensa tensión intrapsíquica. Verbalizaba un discurso delirante con ideas de contenido paranoide centradas en su marido fundamentalmente. Afirmaba que tenía miedo a la persona que había suplantado a su marido. Negaba las alteraciones sensoperceptivas. Exploración neurológica sin hallazgos relevantes. Analíticamente no presentaba alteraciones en los valores del hemograma, coagulación, bioquímica, enzimas hepáticas y vitamina B12. Hormonas tiroideas en rango. Se realizó estudio de hepatitis B y C, VIH y sífilis, siendo todos ellos negativos. Así como análisis de orina que descartaba infección urinaria. Durante el ingreso la paciente presentó tendencia al empeoramiento nocturno con insomnio de mantenimiento, por lo que recibió tratamiento con lormetazepam 2mg y trazodona 100mg un comprimido en la noche. Como tratamiento antipsicótico se añadió olanzapina 10mg en la cena. Tras 3 semanas de tratamiento se objetivó una evolución clínica favorable en la que el delirio fue encapsulándose progresivamente. Se consiguió una estabilización de la clínica psicótica y afectiva por lo que se procedió al alta con diagnóstico de trastorno delirante tipo persecutorio (DSM IV-TR). Consideramos que el caso presentado es interesante dado que hay poca información en la literatura de este síndrome en personas de edad avanzada, y los pocos que hemos encontrado, frecuentemente están asociados a enfermedades degenerativas. A diferencia de los adultos jóvenes, en el paciente geriátrico es importante considerar el diagnóstico de enfermedad de Alzheimer, en la cual se describe una incidencia entre el 2 y el 30%2,5, así como cualquier enfermedad orgánica que llega a ser la causa de entre el 25 y el 40% de los casos6. En el caso que hemos descrito se llevaron a cabo los estudios necesarios para poder descartar de una manera razonable estas enfermedades. Con respecto al tratamiento farmacológico queremos recordar que este tiene que ser individualizado a cada caso tras realizar una correcta valoración geriátrica integral. La bibliografía consultada refiere que los antipsicóticos atípicos4,5 son el tratamiento de elección, siempre teniendo en cuenta la alta sensibilidad a los neurolépticos de la población de edad avanzada y las posibles interacciones farmacológicas.

Bibliografía
[1]
R.R. Darby, D. Caplan.
«Cat-gras» delusion: A unique misidentification syndrome and a novel explanation.
Neurocase, 22 (2016), pp. 251-256
[2]
R. Hillers Rodríguez, A. Madoz-Gúrpide, J. Tirapu Ustárroz.
Propuesta de una batería neuropsicológica para la exploración del síndrome de Capgras.
Rev Esp Geriatr Gerontol, 46 (2011), pp. 275-280
[3]
L. Gallego, S. Vázquez, J. Peláez, J. López-Ibor.
Neuropsychological, clinical and social issues in two patients with Capgras syndrome.
Actas Esp Psiquiatr, 39 (2011), pp. 408-414
[4]
D. Enoch, H. Ball, Síndrome de, Capgras.
Síndromes raros en psicopatología, pp. 15-36
[5]
S. Sutton, V. Tiruveedhula, U. Jain, A. Sharma.
Capgras’ syndrome in an elderly patient with dementia.
Prim Care Companion CNS Disord, 16 (2014),
pii: PCC.13l01570
[6]
M. Salviati, F.S. Bersani, F. Macrì, M. Fojanesi, A. Minichino, M. Gallo, et al.
Capgras-like syndrome in a patient with an acute urinary tract infection.
Neuropsychiatr Dis Treat, 9 (2013), pp. 139-142
Copyright © 2017. SEGG
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos