Buscar en
Revista Española de Geriatría y Gerontología
Toda la web
Inicio Revista Española de Geriatría y Gerontología Análisis de las prescripciones potencialmente inadecuadas en centros sociosanit...
Información de la revista
Vol. 56. Núm. 4.
Páginas 195-202 (Julio - Agosto 2021)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
820
Vol. 56. Núm. 4.
Páginas 195-202 (Julio - Agosto 2021)
Original
Acceso a texto completo
Análisis de las prescripciones potencialmente inadecuadas en centros sociosanitarios según los criterios START
Analysis of potentially inappropriate prescriptions according to the START criteria in nursing homes
Visitas
820
Isabel Díaz Planellesa,
Autor para correspondencia
idiazpla@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Inma Saurí Ferrerb, José Luis Trillo-Matac, Jorge Navarro-Péreza,b,d,e
a Universidad de Valencia, Valencia, España
b INCLIVA Instituto de Investigación Sanitaria. Hospital Clínico Universitario de Valencia, Valencia, España
c Servicio de Farmacia de Área de Salud, Departamento de Salud Clínico-Malvarrosa. Hospital Clínico Universitario de Valencia, Valencia, España
d Dirección Médica Hospital Clínico Universitario de Valencia, Valencia, España
e Centro de Investigación Biomédica en red Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (6)
Tabla 1. Descripción de los criterios START. Desglose de criterios según el código ATC, código de principio activo y código CIE 9
Tabla 2. Medicamentos, productos sanitarios, alimentos dietéticos y cosméticos no incluidos en el análisis
Tabla 3. Resultados poblacionales, prevalencia de diagnósticos y consumo medio de fármacos
Tabla 4. Número de criterios por residente
Tabla 5. Número de eventos por paciente y por año. Prevalencia de pacientes con criterio
Tabla 6. Número de eventos por paciente y prevalencia por criterio START
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Antecedentes y objetivo

La prescripción potencialmente inadecuada de un fármaco por omisión se define como la no utilización de fármacos que sí están clínicamente indicados. El objetivo de este artículo es analizar y describir la evolución de las prescripciones inadecuadas por omisión en los residentes de los centros sociosanitarios de un departamento de salud.

Material y métodos

Estudio descriptivo observacional retrospectivo realizado en los centros sociosanitarios del departamento de salud Valencia-Clínico-Malvarrosa durante el periodo 2016-2018. Se incluyeron todos los pacientes institucionalizados durante este periodo. Se evaluó la prevalencia de prescripciones potencialmente inadecuadas por omisión en base a la versión 2 de los criterios START. Las variables provienen de las historias clínicas electrónicas de atención ambulatoria de la Conselleria de Sanitat (Abucasis).

Resultados

Un total de 2.251 pacientes diferentes formaron parte del estudio en el periodo seleccionado, edad media de 79,53años, 69% mujeres, y consumo medio de fármacos crónicos de 4,60 fármacos/residente. Se identificaron un total de 2.647 prescripciones potencialmente inadecuadas por omisión en el periodo de estudio, obteniendo datos similares durante los tres años. Los criterios START más prevalentes fueron los vinculados al sistema musculoesquelético y al sistema cardiovascular, y los relacionados con el consumo de analgésicos. El valor medio de prevalencia de prescripciones inadecuadas por omisión en el periodo estudiado fue del 39,54%.

Conclusión

Los resultados de nuestro estudio confirman una elevada prevalencia de prescripciones potencialmente inadecuadas por omisión en los residentes de centros sociosanitarios, y el mantenimiento de dicha prevalencia durante los tres años de estudio.

Palabras clave:
Prescripción inadecuada
STOPP/START
Centro sociosanitario
Sistemas de información de gestión
Problemas relacionados con medicamentos
Abstract
Background and objective

The potentially inappropriate prescription by omission of a drug is defined as the failure to prescribe drugs that are clinically indicated. The objective of this article is to describe and analyse the evolution of inappropriate prescriptions by omission in nursing homes of a health department.

Material and methods

Retrospective observational descriptive study carried out in nursing homes of the Valencia-Clínico-Malvarrosa health department during the period 2016-2018. All institutionalized patients during this period were included. The prevalence of potentially inappropriate prescriptions by omission was assessed based on version 2 of the START criteria. The variables came from the electronic medical records of ambulatory care of the Conselleria de Sanitat (Abucasis).

Results

2251 different patients were selected, mean age of 79,53years, 69% women, and an average of 4,60 chronic drugs/resident. A total of 2647 inappropriate prescriptions by omission were identified during the study period, and the results were similar during these 3years. The most prevalent START criteria were those related to the musculoskeletal system and the cardiovascular system, and those related to analgesic consumption. The mean value of inappropriate prescriptions by omission prevalence for the period studied were 39.54%.

Conclusion

The results of our study confirm a high prevalence of potentially inappropriate prescriptions by omission in residents of nursing homes, and the maintenance of this prevalence during the 3years of the study.

Keywords:
Inappropriate prescription by omission
STOPP/START
Nursing homes
Management information systems
Drug related problems
Texto completo
Introducción

La prescripción potencialmente inadecuada (PPI) de un fármaco se define como aquella prescripción farmacológica en la que el riesgo de sufrir efectos adversos es superior al beneficio clínico obtenido. También se consideran PPI las prescripciones inadecuadas por omisión (PIO), que se definen como la no utilización de fármacos beneficiosos que sí están clínicamente indicados pero que a menudo no se prescriben en pacientes mayores por diferentes razones, entre ellas evitar la polifarmacia1,2.

Durante las últimas décadas se han desarrollado diferentes estrategias para identificar las PPI: criterios implícitos en los que interviene el juicio clínico del profesional, y criterios explícitos que son una batería de criterios establecidos en base a la evidencia científica y el consenso de los expertos2. Entre estos últimos se encuentran los criterios STOPP/START (Screening Tool of Older Person's potentially inappropriate Prescriptions/Screening Tool to Alert doctors to the Right Treatment), descritos por primera vez en el año 2008 por Gallagher et al.3, que describen los errores más comunes de prescripción y omisión de fármacos. Avalados por la Sociedad Europea de Geriatría, en 2009 Delgado Silveira et al.4 publicaron la versión en castellano, que fue actualizada posteriormente en 20145.

Los pacientes que presentan múltiples PPI utilizan más los recursos sanitarios. Hay un aumento significativo de visitas a urgencias en pacientes que presentan dos o más PPI, en comparación con aquellos que no cumplen ningún criterio. Además, la presencia de estos criterios se relaciona con la aparición de reacciones adversas, reingresos hospitalarios y un mayor deterioro funcional de los pacientes6,7.

La frecuencia de las PPI varía ampliamente dependiendo del ámbito asistencial que estemos estudiando y la herramienta de evaluación utilizada: oscila entre el 7,9 y el 70,4% en pacientes que viven en la comunidad8-11 y entre el 42 y el 74% en pacientes que residen en centros sociosanitarios12.

Los criterios STOPP/START han sido utilizados en los estudios publicados hasta ahora para determinar la prevalencia de PPI en la comunidad, en hospitales y en centros sociosanitarios, pero a pesar de la elevada prevalencia de PPI en pacientes institucionalizados13-16, los estudios en estos centros son escasos y en general con poca población1,17-24.

La informatización de las historias clínicas de los pacientes y la puesta en marcha de las prescripciones electrónicas hace más de una década supone una oportunidad para el análisis de las PPI en amplios grupos de población y en cualquier ámbito sanitario25.

El objetivo de este artículo es analizar y describir la evolución de las PIO en los residentes de los centros sociosanitarios del departamento de salud Valencia-Clínico-Malvarrosa, a partir de las historias clínicas electrónicas de los residentes y en base a los criterios START.

Material y métodos

Estudio descriptivo observacional retrospectivo llevado a cabo en los centros sociosanitarios del departamento de salud Valencia Clínico-Malvarrosa durante el periodo 2016-2018.

Se incluyó a todas las personas institucionalizadas en los 13 centros sociosanitarios del Departamento Clínico Malvarrosa de Valencia, con tratamiento farmacológico crónico y con información en la historia clínica electrónica.

Los datos de las variables provinieron de las historias clínicas electrónicas de atención ambulatoria suministradas por el programa corporativo Abucasis de la Conselleria de Sanitat, agrupados en variables demográficas (edad y sexo) y variables clínicas, que incluyen tratamientos farmacológicos por residente (grupo terapéutico y principio activo) y diagnósticos por residente.

Para el análisis de las PIO se utilizó la última adaptación al castellano de los criterios STOPP/START, publicados por Delgado Silveira et al. en 20145, que definen 34 criterios START.

Para el cálculo de la prevalencia por criterio START se dividió el número de eventos del criterio START seleccionado entre el número total de residentes afectados por el entorno clínico del criterio. En el proceso de tratamiento de datos se evitaron duplicidades de recuento de criterios para un mismo residente, de tal forma que el número de eventos coincidió con el número de residentes con presencia del evento (Eq. A.1).

Eq. A.1. Cálculo de la prevalencia por criterio START

Para el cálculo del número de eventos por residente se dividió el número total de eventos entre el total de residentes de los centros sociosanitarios (Eq. A.2).

Eq. A.2. Cálculo del número de eventos por residente.

Por último, para el cálculo de la prevalencia de residentes con PIO, se dividió el número total de residentes que cumplen al menos un criterio entre el número total de residentes (Eq.A.3.).

Eq. A.3. Cálculo de la prevalencia de residentes con PIO.

Los criterios se desglosaron según la clasificación ATC26(Anatomical, Therapeutic, Chemical classification system) y el código de principio activo (perteneciente a una codificación interna del Ministerio de Sanidad) para los fármacos y se utilizó el código CIE 927 (Clasificación Internacional de las Enfermedades) para clasificar los problemas de salud (tabla 1), estos últimos seleccionados en base a dos factores: la definición del diagnóstico en el criterio START y el número de residentes que tenían un determinado diagnóstico desglosado en tres niveles (nivel 3, 4 y 5).

Tabla 1.

Descripción de los criterios START. Desglose de criterios según el código ATC, código de principio activo y código CIE 9

Criterios START    ATC  Código principio activo (descripción)  CIE 9 
A  Sistema cardiovascular
A1  Antagonistas de la vitamina K, inhibidores directos de la trombina o inhibidores del factor Xa en presencia de fibrilación auricular crónica  B01AA, B01AE, B01AF    427.31 
A3  Antiagregantes (AAS, clopidogrel, prasugrel o ticagrelor) con antecedentes bien documentados de enfermedad vascular coronaria, cerebral o periférica  B01AC  176A (AAS) 7300A (clopidogrel) 201129A (AAS+clopidogrel)  410-414, 430-438, 443 
A5  Estatinas con antecedentes bien documentados de enfermedad vascular coronaria, cerebral o periférica, salvo que el paciente esté en situación de final de vida o su edad sea >85años  C10AA    410-414, 430-438, 443 
A6  IECA en la insuficiencia cardiaca sistólica y/o cardiopatía isquémica bien documentada  C09AA, C09BA, C09BB    428.0,428.2, 428.4, 428.9, 402.0, 402.1, 402.9, 404.0, 404.1, 404.9, 410-414 
A7  Betabloqueantes en la cardiopatía isquémica  C07    410-414 
A8  Betabloqueantes apropiados (bisoprolol, nebivolol, metoprolol o carvedilol) en la insuficiencia cardiaca sistólica estable  C07  2328A (bisoprolol) 2741A (nevibolol) 201076A (nevibolol+tiazidas) 200306A (metoprolol+otros) 2431A (carvedilol)  428.0,428.2, 428.4, 428.9, 402.0, 402.1, 402.9, 404.0, 404.1, 404.9 
B  Sistema respiratorio
B1  Agonista beta-2 o antimuscarínico (p.ej., ipratropio, tiotropio) inhalado pautado en el asma o la EPOC leve a moderada  R03AB, R03AC, R03BB, R03AL    493, 496, 491.20, 491.21, 491.22 
C  Sistema nervioso central y ojos
C1  Levodopa o un agonista dopaminérgico en la enfermedad de Parkinson idiopática con deterioro funcional y discapacidad secundarias  N04BC  200277A (levodopa+carbidopa) 200276A (levodopa+benserazida) 200730A (levodopa +carbidopa +entacapona)  332.0 
C2  Antidepresivos no tricíclicos en presencia de síntomas depresivos mayores persistentes  N06AB, N06AG, N06AF, N06AX    296.2, 296.3 
C3  Inhibidores de la acetilcolinesterasa (donepezilo, rivastigmina, galantamina) para la enfermedad de Alzheimer leve-moderada o la demencia por cuerpos de Lewy (rivastigmina)  N07AA  2780A (donepezilo) 1075A (rivastigmina) 2446A (galantamina)  331.0, 331.82 
C4  Prostaglandinas, prostamida o betabloqueantes tópicos para el glaucoma primario de ángulo abierto  S01ED, S01EE, S01EX    365.11 
C5  ISRS (ISRN o pregabalina si los ISRS está contraindicados) para la ansiedad grave persistente que interfiere con la independencia funcional  N06AB, N06AX  3897A (pregabalina)  300.00, 300.02 
D  Sistema gastrointestinal
D1  IBP en la enfermedad por reflujo gastroesofágico grave o la estenosis péptica que precise dilatación  A02BC    530.81, 530.11, 530.3, 537.0, 750.3, 750.5 
E  Sistema musculoesquelético
E1  Fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad en la artritis reumatoide activa incapacitante  M01C, M01B, L04A, L01XC02, A07EC01, P01BA01  418A (metotrexato) 2143A (hidrocloroquina)  714.0, V82.1 
E2  Bifosfonatos y vitaminaD y calcio en pacientes que reciben corticosteroides orales a largo plazo  M05BA, M05BB, A11CC, H02AB     
E7  Suplementos de ácido fólico en pacientes que toman metotrexato  B03BB  418A (metotrexato)   
H  Analgésicos
H2  Laxantes en pacientes que reciben opioides de forma regular  A06A, N02A     

Solo aparecen descritos los códigos de principio activo prescritos en nuestra población de estudio.

Para el cálculo del consumo medio de fármacos por paciente se tuvieron en cuenta solamente los fármacos de utilización crónica, dejando fuera los de utilización no crónica y los no considerados como medicamentos (cosméticos, alimentos dietéticos y productos sanitarios) (tabla 2).

Tabla 2.

Medicamentos, productos sanitarios, alimentos dietéticos y cosméticos no incluidos en el análisis

ATC  Descripción 
A01  Preparaciones estomatológicas 
A06AG  Enemas 
A07  Antidiarreicos, antiinflamatorios y antiinfecciosos intestinales 
D01  Antifúngicos para uso dermatológico 
D02  Emolientes y protectores 
D04  Antipruriginosos, incluyendo antihistamínicos, anestésicos, etc. 
D06  Antibióticos para uso dermatológico 
D08  Antisépticos y desinfectantes 
Antiinfecciosos de uso sistémico 
Antiparasitarios, insecticidas y repelentes 
S01A  Oftalmológicos antiinfecciosos 
S01B  Oftalmológicos antiinflamatorios 
S01C  Oftalmológicos antiinfecciosos y antiinflamatorios en combinación 
S01F  Midriáticos y cicloplégicos 
S01G  Descongestivos y antialérgicos 
S01H  Anestésicos locales 
S01J  Agentes de diagnóstico 
S01K  Auxiliares en cirugía local 
S01X  Otros oftalmológicos 
S02  Otológicos 
S03  Preparados oftalmológicos y otológicos 
Varios 
Cosméticos 
Alimentos dietéticos 
Productos sanitarios 
Número  Todos los que empiezan con un número son productos sanitarios 

Los datos recogidos se trataron con Microsoft Acces Office 365. Se realizó un análisis descriptivo mediante variables cualitativas (frecuencias) y variables cuantitativas (medias aritméticas), expresándose los estadísticos con un intervalo de confianza del 95%.

Esta investigación ha sido clasificada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) con el código IDP-ANT-2018-01 y ha sido aprobada por el Comité Ético de Investigación Clínica del departamento de salud Valencia Clínico Malvarrosa (2019/079).

Los datos obtenidos fueron previamente anonimizados por la Conselleria de Sanitat a través del procedimiento PROSIGA28,29 para preservar en todo momento la confidencialidad de los pacientes.

Resultados

Un total de 2.251 pacientes diferentes formaron parte del estudio en el periodo seleccionado, repartidos por años de la siguiente forma: 1.487 residentes en el año 2016, 1.513 en el año 2017 y 1.464 en el año 2018 (tabla 3).

Tabla 3.

Resultados poblacionales, prevalencia de diagnósticos y consumo medio de fármacos

  201620172018
  x¯  IC 95%  x¯  IC 95%  x¯  IC 95% 
Muestra  1.4871.5131.464
Edad, x¯ (IC 95%)      79,64  78,91-80,37      79,53  78,80-80,26    79,41    78,63-80,19 
Sexo, n (%)
Mujeres  1.027  69,07    66,72-71,42  1.038  68,61    66,27-70,94  1.000  68,31    65,93-70,69 
Hombres  460  30,93    28,58-33,28  475  31,39    29,05-33,72  464  31,69    29,31-34,07 
Diagnóstico, n (%; IC 95%)
Enfermedad de Alzheimer  221  14,86    13,05-16,67  253  16,72    14,84-18,60  227  15,51    13,66-17,36 
Reflujo gastroesofágico  130  8,74    7,30-10,18  127  8,39    6,99-9,79  113  7,72    6,35-9,09 
Ansiedad grave  101  6,79    5,51-8,07  119  7,87    6,51-9,23  112  7,65    6,29-9,01 
Enfermedad vascular cerebral  90  6,05    4,84-7,26  81  5,35    4,22-6,48  84  5,74    4,55-6,93 
EPOC  67  4,51    3,46-5,56  47  3,11    2,24-3,98  40  2,73    1,9-3,56 
Fibrilación auricular crónica  49  3,3    2,39-4,21  52  3,44    2,52-4,36  43  2,94    2,07-3,81 
Consumo medio de fármacos por residente(IC95%)
Fármacos totales      6,36  6,26-6,46      6,15  6,05-6,25      6,38  6,29-6,47 
Fármacos crónicos      4,69  4,60-4,78      4,61  4,53-4,69      4,50  4,42-4,58 

N: número de residentes; x¯: media; IC: intervalo de confianza.

Aproximadamente el 69% fueron mujeres, y la edad media fue de 79,53años, datos que se mantuvieron relativamente estables durante los tres años de estudio. La población mayor de 65años representó casi el 85% de los residentes.

El diagnóstico más prevalente en nuestra población fue la enfermedad de Alzheimer, que osciló entre el 15 y el 17% y que duplicó al reflujo gastroesofágico, que apareció en segundo lugar, seguidos en relevancia por la ansiedad grave, la enfermedad vascular cerebral, la fibrilación auricular crónica y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) (tabla 3)

El consumo medio de fármacos totales fue aproximadamente de 6,30 por residente, valor que se redujo en 2 puntos cuando solo consideramos los tratamientos crónicos (4,5 fármacos/residente) (tabla 3).

Con la información clínica disponible en las historias electrónicas se pudieron analizar 18 criterios START de los 34 descritos. Se identificó al menos un paciente en cada uno de los criterios calculados.

Aproximadamente uno de cada 4 residentes tuvo al menos un PIO en cada uno de los tres años de estudio. A medida que aumentó el número de PIO disminuyó el número de residentes que incumplía algún criterio, hasta encontrar únicamente un residente con 6PIO en el año 2017 (tabla 4).

Tabla 4.

Número de criterios por residente

  201620172018
Número de criterios por residente  IC 95%  IC 95%  IC 95% 
368  24,75  22,56-26,94  420  27,76  25,50-30,02  391  26,71  24,44-28,97 
126  8,47  7,05-9,89  120  7,93  6,57-9,29  137  9,36  7,87-10,85 
49  3,3  2,39-4,21  40  2,64  1,83-3,45  40  2,73  1,89-3,56 
20  1,34  0,76-1,92  17  1,12  0,59-1,65  19  1,3  0,72-1,88 
0,4  0,08-0,72  0,26  0,48  0,12-0,83 
    0,07     

En total, se identificaron 2.647PIO en los tres años de estudio, lo que supuso que 59,3 de cada 100 residentes incumplían al menos un criterio START. Estas PIO correspondieron a 1.765 residentes, siendo la prevalencia de residentes con PIO del 39,54% (tabla 5).

Tabla 5.

Número de eventos por paciente y por año. Prevalencia de pacientes con criterio

  201620172018Total del periodo
  IC 95%  IC 95%  IC 95%  IC 95% 
N.° de eventos  877      874      896      2.647     
N.° de eventos cada 100 residentes  58,98      57,77      61,2      59,3     
Residentes con criterio  569      602      594      1.765     
Prevalencia de PIO    38,26  35,78-40,73    39,79  37,32-42,25    40,57  38,05-43,08    39,54  38,10-40,97 

Los criterios START con mayor prevalencia se presentaron vinculados al sistema musculoesquelético, E2 (94,44%) y E7 (87,50%); en los relacionados con el consumo de analgésicos, H2 (88,06%), y en los criterios vinculados al sistema cardiovascular, en concreto el criterio A5 (84,02%), relacionado con la ausencia de estatinas en pacientes menores de 85años con antecedentes de enfermedad vascular coronaria, cerebral o periférica, y al criterio A6 (89,63%) relacionado con la ausencia de IECA en pacientes con insuficiencia cardíaca sistólica y/o cardiopatía isquémica (tabla 6).

Tabla 6.

Número de eventos por paciente y prevalencia por criterio START

Total del periodo
Criterios START  N.° de eventos acumulados    PAAEC    Prevalencia por criterio 
    IC 95% 
A. Sistema cardiovascular
A1  Antagonistas de la vitamina K, inhibidores directos de la trombina o inhibidores del factor Xa en presencia de fibrilación auricular crónica  98  144  68,06  60,44-75,67 
A3  Antiagregantes (AAS, clopidogrel, prasugrel o ticagrelor) con antecedentes bien documentados de enfermedad vascular coronaria, cerebral o periférica  153  388  39,43  34,57-44,29 
A5  Estatinas con antecedentes bien documentados de enfermedad vascular coronaria, cerebral o periférica, salvo que el paciente esté en situación de final de vida o su edad sea > 85 años  326  388  84,02  80,37-87,67 
A6  IECA en la insuficiencia cardiaca sistólica y/o cardiopatía isquémica bien documentada  216  241  89,63  85,78-93,47 
A7  Betabloqueantes en la cardiopatía isquémica  90  124  72,58  64,73-80,43 
A8  Betabloqueantes apropiados (bisoprolol, nebivolol, metoprolol o carvedilol) en la insuficiencia cardiaca sistólica estable  91  125  72,80  64,99-80,60 
B. Sistema respiratorio
B1  Agonista beta-2 o antimuscarínico (p.ej., ipratropio, tiotropio) inhalado pautado en el asma o la EPOC leve a moderada  66  197  33,50  26,91-40,09 
C. Sistema nervioso central y ojos
C1  Levodopa o un agonista dopaminérgico en la enfermedad de Parkinson idiopática con deterioro funcional y discapacidad secundarias  28  89  31,46  21,81-41,11 
C2  Antidepresivos no tricíclicos en presencia de síntomas depresivos mayores persistentes  10  31  32,26  15,8-48,72 
C3  Inhibidores de la acetilcolinesterasa (donepezilo, rivastigmina, galantamina) para la enfermedad de Alzheimer leve-moderada o la demencia por cuerpos de Lewy (rivastigmina)  442  706  62,61  59,04-66,18 
C4  Prostaglandinas, prostamida o betabloqueantes tópicos para el glaucoma primario de ángulo abierto  42  129  32,56  24,47-40,65 
C5  ISRS (ISRN o pregabalina si los ISRS están contraindicados) para la ansiedad grave persistente que interfiere con la independencia funcional  257  332  77,41  72,91-81,91 
D. Sistema gastrointestinal
D1  IBP en la enfermedad por reflujo gastroesofágico grave o la estenosis péptica que precise dilatación  22  370  5,95  3,54-8,36 
E. Sistema musculoesquelético
E1  Fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad en la artritis reumatoide activa incapacitante  11  17  64,71  41,99-87,43 
E2  Bifosfonatos y vitamina D y calcio en pacientes que reciben corticosteroides orales a largo plazo  374  396  94,44  92,18-96,7 
E7  Suplementos de ácido fólico en pacientes que toman metotrexato  42  48  87,50  78,14-96,85 
H. Analgésicos
H2  Laxantes en pacientes que reciben opioides de forma regular  376  427  88,06  84,98-91,13 

PAAEC: población acumulada afectada por el entorno clínico del criterio.

El criterio START con mayor número de eventos acumulados fue el START C3, relacionado con la no prescripción de inhibidores de la colinesterasa en la enfermedad de Alzheimer, con 442 eventos. Le siguen por orden el criterio START H2, relacionado con la no prescripción de laxantes en pacientes en tratamiento con opioides, con 376 eventos acumulados; el criterio START E2, relacionado con la no prescripción de bifosfonatos, vitaminaD y calcio en pacientes que están tomando corticosteroides orales a largo plazo, con 374 eventos acumulados, y en cuarto lugar el START A5, relacionado con la no prescripción de estatinas en pacientes con enfermedad vascular, con 326 eventos acumulados (tabla 6).

Los resultados obtenidos en el periodo se replicaron en cada uno de los años de estudio de forma individual.

Discusión

Los resultados de nuestro estudio estimaron una prevalencia de PIO del 39,54%. Esta prevalencia fue similar a la encontrada en otros estudios que utilizaron la segunda versión de los criterios, como el de Moncada et al.18, con una prevalencia de PIO del 40,4%, o el de Bo et al.14, con una prevalencia de PIO en pacientes geriátricos del 35,2%.

Otros estudios llevados a cabo en ámbitos sanitarios similares, como en el de Hernandez et al.30, realizado en pacientes admitidos en un centro sociosanitario durante un periodo de 6meses, y en el de Inzitari et al.19, realizado en dos centros sociosanitarios, obtuvieron prevalencias superiores (56,3 y 61,97%, respectivamente). Esta diferencia en los porcentajes puede deberse a que en estos estudios se utilizó la primera versión de los criterios, mientras que en nuestro trabajo se utilizó la versión actualizada, en la que se han suprimido algunos criterios, a pesar de tener una elevada prevalencia, por considerar que existía poca evidencia científica sobre el beneficio del paciente31.

Los resultados obtenidos en nuestro análisis coincidieron con estudios recientes en que los criterios START más prevalentes se relacionaron con la omisión de fármacos de los sistemas musculoesquelético y cardiovascular17-19,30,32,33. En nuestros resultados llamó la atención la elevada prevalencia de incumplimiento del criterio START E2, dada la evidencia científica disponible que avala la administración de bifosfonatos, y vitaminaD y calcio, en pacientes que reciben corticosteroides34. Lo mismo ocurrió con los criterios START A535 y A636,37.

La elevada prevalencia del criterio START H2, relacionado con el no uso de laxantes en pacientes que reciben opioides de manera regular, pudo deberse a que la mayoría de los laxantes recomendados no están financiados por la seguridad social y, por tanto, a que no aparezcan en la historia clínica.

Hasta la fecha, en la literatura solo se ha encontrado un estudio que estima la prevalencia por criterios de la misma forma en que se ha calculado en el presente estudio38. No obstante, los resultados no son comparables, dado que en ese caso se incluyeron no solo residentes en instituciones geriátricas sino también pacientes ambulatorios y domiciliarios.

A pesar de no ser el criterio con una de las prevalencias más elevadas, el criterio START C3, relacionado con la no prescripción de fármacos en la enfermedad de Alzheimer leve-moderada y demencia de los cuerpos de Lewy, fue el criterio con más número de eventos acumulados. Hay un gran número de residentes que no tomaban una medicación indicada para su enfermedad, y esto pudo deberse a que los fármacos fueran retirados previamente, bien por su limitada eficacia en determinados pacientes o por los efectos secundarios que pueden provocar39. Igual hay que considerar la revisión de este criterio en futuras versiones.

Los resultados obtenidos en el número de PIO por paciente coincidieron con estudios recientes realizados en diferentes ámbitos sanitarios. Los pacientes con una PIO representaron entre el 19,7 y el 29,2%, los pacientes con 2PIO oscilaron entre el 9,3 y el 16,2%, mientras que los pacientes con 3 o más PIO los encontramos entre el 4 y el 16,6% del total de la población estudiada8,13,38.

En referencia a nuestra población de estudio, la media de edad de nuestros pacientes coincidió con la bibliografía consultada en el mismo ámbito sanitario, igual que la prevalencia de diagnósticos, siendo los trastornos mentales y las enfermedades cerebrovasculares los más prevalentes en estos pacientes17. Sin embargo, el consumo medio de fármacos crónicos fue de 4,60 fármacos por residente, muy inferior a la media del resto de estudios realizados en centros sociosanitarios, que oscila entre los 8 y los 12 fármacos por paciente4,19-21. Quizás esta diferencia pudo deberse a la forma de cálculo del parámetro y la medicación que se ha tenido en cuenta para realizarlo.

La principal fortaleza de nuestro trabajo es que aporta una visión global y real de las incidencias de prescripción por omisión en todas las residencias sociosanitarias de un departamento de salud concreto. El uso de registros electrónicos nos ha permitido acceder a una gran cantidad de población, y hemos analizado los datos de más de 2.200 residentes y más de 38.000 prescripciones durante un periodo de tres años.

Nuestro estudio presenta algunas limitaciones. Por un lado, los criterios STOPP/START no están diseñados específicamente para un perfil de población institucionalizada; por otro, la historia clínica no siempre recoge toda la información necesaria para el cálculo de todos los criterios.

Finalmente, hubiera sido interesante evaluar también otras variables, como la relación entre la presencia de PIO y el gasto farmacéutico, la aparición de problemas relacionados con los medicamentos y la calidad de vida del paciente. Sin embargo, no disponíamos de suficientes datos para ello.

En conclusión, los resultados de nuestro estudio confirman una elevada prevalencia de PIO por omisión en los residentes de centros sociosanitarios y el mantenimiento de dicha prevalencia durante los tres años de estudio, siendo los más predominantes los relacionados con los sistemas cardiovascular y musculoesquelético, y los relacionados con el consumo de analgésicos.

Financiación

La presente investigación no ha recibido ayudas específicas provenientes de agencias del sector público, sector comercial o entidades sin ánimo de lucro.

Autoría

Toda la autoría firmante ha contribuido significativamente a la concepción del trabajo, la organización del contenido, la redacción y la revisión crítica del manuscrito con importantes aportaciones, y ha aprobado su versión final.

Conflicto de intereses

Todos los autores y autoras declaran no tener conflicto de intereses.

Agradecimientos

Nuestro agradecimiento a los sistemas de información de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, a la Dirección Médica del Hospital Clínico-Malvarrosa, al Área de Farmacia de Atención Primaria del Hospital Clínico.

Bibliografía
[1]
R. Marin-Gorricho, A. Casajus-Navasal, L. Carrillo-Acaevedo, A. Serrano-Pérez, M.T. Barajas-Santos, M.F. Hurtado-Gómez.
Análisis de la prescripción potencialmente inadecuada según los criterios STOPP/START en un centro socioasistencial.
Pharm Care España., 19 (2017), pp. 499-522
[2]
C. Gallo, J. Vilosio, J. Saimovici.
Actualización de los criterios STOPP-START: una herramienta para la detección de medicación potencialmente inadecuada en ancianos [New version of STOPP-START criteria: Tools for the detection of potentially inappropriate medications in the elderly].
Evidencia. Actualización en la práctica ambulatoria., 18 (2015), pp. 124-129
[3]
P. Gallagher, C. Ryan, S. Byrne, J. Kennedy, D. O’Mahony.
STOPP (Screening Tool of Older Persońs Prescriptions) and START (Screening Tool to Alert doctors to Right Treatment) Consensus validation.
Int J Clin Pharmacol Ther., 46 (2008), pp. 72-83
[4]
E. Delgado Silveira, M. Muñoz García, B. Montero Errasquin, C. Sánchez Castellano, P.F. Gallagher, A.J. Cruz-Jentoft.
Prescripción inapropiada de medicamentos en los pacientes mayores: los criterios STOPP/START.
Rev Esp Geriatr Gerontol., 44 (2009), pp. 273-279
[5]
E. Delgado Silveira, B. Montero Errasquín, M. Muñoz García, M. Vélez-Díaz-Pallarés, I. Lozano Montoya, C. Sánchez-Castellano, et al.
Mejorando la prescripción de medicamentos en las personas mayores: una nueva edición de los criterios STOPP-START.
Rev Esp Geriatr Gerontol., 50 (2015), pp. 89-96
[6]
F. Moriarty, K. Bennett, C. Cahir, R.A. Kenny, T. Fahey.
Potentially inappropriate prescribing according to STOPP and START and adverse outcomes in community-dwelling older people: A prospective cohort study.
Br J Clin Pharmacol., 82 (2016), pp. 849-857
[7]
E. Rodríguez del Río, J. Perdigones, M. Fuentes Ferrer, J. González del Castillo, J. González Armengol, M.I. Borrego Hernando, et al.
Impact of medium-term outcomes of inappropriate prescribing in older patients discharged from a short stay unit.
Aten Primaria., 50 (2018), pp. 467-476
[8]
N. Parodi López, Y.F. Villán, M.I. Granados Menéndez, A. Royuela.
Prescripción potencialmente inapropiada en mayores de 65 años en un centro de salud de atención primaria.
Aten Primaria., 46 (2014), pp. 290-297
[9]
B. Hill-Taylor, I. Sketris, J. Hayden, S. Byrne, D. O'Sullivan, R. Christie.
Application of the STOPP/START criteria: a systematic review of the prevalence of potentially inappropriate prescribing in older adults, and evidence of clinical, humanistic and economic impact.
J Clin Pharm Ther., 38 (2013), pp. 360-372
[10]
H. Storms, K. Marquet, B. Aertgeerts, N. Claes.
Prevalence of inappropriate medication use in residential long-term care facilities for the elderly: A systematic review. Vol. 23.
Eur J Gen Pract., 23 (2017), pp. 69-77
[11]
E. Tommelein, E. Mehuys, M. Petrovic, A. Somers, P. Colin, K. Boussery.
Potentially inappropriate prescribing in community-dwelling older people across Europe: A systematic literature review.
Eur J Clin Pharmacol., 71 (2015), pp. 1415-1427
[12]
L. Morin, M.L. Laroche, G. Texier, K. Johnell.
Prevalence of potentially inappropriate medication use in older adults living in nursing homes: A systematic review.
J Am Med Dir Assoc., 17 (2016), pp. 862.e1-862.e9
[13]
C. Cahir, T. Fahey, C. Teljeur, K. Bennett.
Prescriber variation in potentially inappropriate prescribing in older populations in Ireland.
BMC Fam Pract., 15 (2014), pp. 59
[14]
M. Bo, M. Gibello, E. Brunetti, E. Boietti, M. Sappa, Y. Falcone, et al.
Prevalence and predictors of inappropriate prescribing according to the Screening Tool of Older People's Prescriptions and Screening Tool to Alert to Right Treatment version 2 criteria in older patients discharged from geriatric and internal medicine ward.
Geriatr Gerontol Int., 19 (2019), pp. 5-11
[15]
D. Fialová, B. Laffon, V. Marinković, L. Tasić, P. Doro, G. Sóos, et al.
Medication use in older patients and age-blind approach: narrative literature review (insufficient evidence on the efficacy and safety of drugs in older age, frequent use of PIMs and polypharmacy, and underuse of highly beneficial nonpharmacological strategies).
Eur J Clin Pharmacol., 75 (2019), pp. 451-466
[16]
V. Coronado-Vázquez, J. Gómez-Salgado, J. Cerezo-Espinosa de los Monteros, D. Ayuso-Murillo, C. Ruiz-Frutos.
Shared decision-making in chronic patients with polypharmacy: An interventional study for assessing medication appropriateness.
J Clin Med., 8 (2019), pp. 904
[17]
R. Gómez-Cortijo, P. Flotats-Dam, M.K. Iparraguirre-Azcona, D. Cubí-Montanyà, O. Sabartés-Fortuny, A. Castellarnau-Font, et al.
Adequacy of the pharmacological prescription during the admission in a geriatric hospital. Clinical experiencie with STOPP/START criteria.
J Healthc Qual Res., 35 (2020), pp. 95-101
[18]
C. Moncada Monte, B. Montero Llorente, A. Cordero Cruz, M. Muñoz García, T. Bermejo Vicedo, E. Delgado Silveira.
5PSQ-143. Prevalence of potentially inappropriate prescriptions in institutionalised and non-institutionalised elderly patients.
BMJ., 26 (2019), pp. A268
[19]
M. Inzitari, R. Merino Méndez, S. Santaeugenia, B. Pascual Arce, A. Montero Leno, B. Sunyer, et al.
Prescripción potencialmente inadecuada en dos centros sociosanitarios según los criterios START-STOPP.
Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya. Departament de Salut. Generalitat de Catalunya., (2017),
[20]
D. Sevilla-Sánchez, J. Espaulella-Panicot, A.M. de Andrés-Lazaro, R. Torres-Allezpuz, M. Soldevila-Llagostera, C. Codina-Jane.
Medicación potencialmente inapropiada al ingreso en una unidad de media estancia según los criterios STOPP & START.
Rev Esp Geriatr Gerontol., 47 (2012), pp. 155-157
[21]
O. Ruiz-Millo, M. Climente-Martí, J.R. Navarro-Sanz.
Improvement on prescribing appropriateness after implementing an interdisciplinary pharmacotherapy quality programme in a long-term care hospital.
Eur J Hosp Pharm., 25 (2018), pp. 267-273
[22]
M.-L. Gaubert-Dahan, A. Sebouai, W. Tourid, F. Fauvelle, R. Aikpa, D. Bonnet-Zamponi.
The impact of medication review with version 2 STOPP (Screening Tool of Older Person's Prescriptions) and START (Screening Tool to Alert doctors to Right Treatment) criteria in a French nursing home: A 3-month follow-up study.
Ther Adv Drug Saf., 10 (2019), pp. 1-5
[23]
Independent Prescribing Pharmacist Study (CHIPPS)—a non-randomised feasibility study of independent pharmacist prescribing in care homes. Pilot Feasibility Stud. 2019;5(1):89. Disponible en: https://doi.org/10.1186/s40814-019-0465-y
[24]
P.J. Barry, P. Gallagher, C. Ryan, D. O’mahony.
START (screening tool to alert doctors to the right treatment) — An evidence-based screening tool to detect prescribing omissions in elderly patients.
Age Ageing., 36 (2007), pp. 632-638
[25]
M.D. Conejos Miquel, M. Sánchez Cuervo, E. Delgado Silveira, I. Sevilla Machuca, S. González-Blazquez, B. Montero Errasquin, et al.
Potentially inappropriate drug prescription in older subjects across health care settings.
Eur Geriatr Med., 1 (2010), pp. 9-14
[26]
ATC/DDD Index. WHO Collaborating Centre for Drug Statistics Methodology, 2020 [consultado 20 Jun 2019]. Disponible en: https://www.whocc.no/atc_ddd_index/
[27]
Clasificación Internacional de Enfermedades 9.ª revisión, modificación clínica. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación Subdirección General de Información Sanitaria, 2014 [consultado 20 Jun 2019]. Disponible en: https://eciemaps.mscbs.gob.es/ecieMaps/browser/index_9_mc.html
[28]
Resolución de 6 de febrero de 2012, de la Secretaría Autonómica de la Agencia Valenciana de Salud, por la que se modifica la Resolución de 15 de octubre de 2009, del secretario autonómico de Sanidad, por la que se establece el procedimiento de solicitud, tratamiento y cesión de datos de carácter sanitario del sistema de información de la asistencia ambulatoria de la Agencia Valenciana de Salud de Abucasis (SIA - Gaia). [2012/1605]. Disponible en: http://www.san.gva.es/documents/152919/157920/Resolucion_2012.pdf
[29]
Resolución de 15 de octubre de 2009, del secretario autonómico de Sanidad, por la que se establece el procedimiento de solicitud, tratamiento y cesión de datos de carácter sanitario del sistema de información de la asistencia ambulatoria de la Agencia Valenciana de Salud de Abucasis (SIA - Gaia). [2009/13312]. Disponible en: http://www.san.gva.es/documents/152919/157920/resolucionsolicituddatos.pdf
[30]
J. Hernandez Martin, V. Merino-Sanjuán, J. Peris-Martí, M. Correa-Ballester, R. Vial- Escolano, M. Merino-Sanjuán.
Applicability of the STOPP/START criteria to older polypathological patients in a long-term care hospital.
Eur J Hosp Pharm., 25 (2018), pp. 310-316
[31]
D. O’Mahony, D. O'Sullivan, S. Byrne, M.N. O’Connor, C. Ryan, P. Gallagher.
STOPP/START criteria for potentially inappropriate prescribing in older people: version 2.
Age Ageing., 44 (2014), pp. 213-218
[32]
O. Riordan, D. Aubert, C.E. Walsh, K.A. van Dorland, A. Rodondi, N.R.S. du Puy, et al.
Prevalence of potentially inappropriate prescribing in a subpopulation of older European clinical trial participants: A cross-sectional study.
BMJ Open., 8 (2018), pp. e019003
[33]
E. Salgueiro, B.C. Elizarde, A.I. Elola, B. García-Pulido, M.L. Nicieza-García, G. Manso.
The most common STOPP/START criteria in Spain. A review of the literature.
Rev Esp Geriatr Gerontol., 53 (2018), pp. 274-278
[34]
M. Sosa Henríquez, M. Díaz Curiel, A. Díez Pérez, C. Gómez Alonso, J. González Macías, J. Farrerons Minguella, et al.
Guía de prevención y tratamiento de la osteoporosis inducida por glucocorticoides de la Sociedad Española de Medicina Interna.
Rev Clin Esp., 208 (2008), pp. 33-45
[35]
O.J. Ponce, L. Larrea-Mantilla, B. Hemmingsen, V. Serrano, R. Rodriguez-Gutierrez, G. Spencer-Bonilla, et al.
Lipid-Lowering Agents in Older Individuals: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Clinical Trials.
J Clin Endocrinol Metab., 104 (2019), pp. 1585-1594
[36]
J. Sánchez-Prieto Castillo, F.A. López Sánchez.
Insuficiencia cardíaca. Generalidades.
Medicine., 12 (2017), pp. 2085-2091
[37]
Grupo de Trabajo de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) de diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardiaca aguda y crónica.
Guía ESC 2016 sobre el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardiaca aguda y crónica.
Rev Esp Cardiol., 69 (2016), pp. 1167.e1-1167.e85
[38]
I. Cruz-Esteve, J.R. Marsal-Mora, G. Galindo-Ortego, L. Galván-Santiago, M. Serrano- Godoy, E. Ribes-Murillo, et al.
Análisis poblacional de la prescripción potencialmente inadecuada en ancianos según criterios STOPP/START (estudio STARTREC).
Aten Primaria., 49 (2017), pp. 166-176
[39]
M.J. Fernández Domínguez, M.A. Hernández Gómez, A. Garrido Barral, M.J. González Moneo.
Making balances between the risks and benefits of pharmacological treatment in dementia, chronic pain and anticoagulation in elderly persons.
Aten Primaria., 50 (2018), pp. 39-50
Copyright © 2021. SEGG
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos