Buscar en
Nursing
Toda la web
Inicio Nursing ¿Cuáles son esos rumores acerca de la miel de grado médico?
Información de la revista
Vol. 32. Núm. 2.
Páginas 11 (Marzo - Abril 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 32. Núm. 2.
Páginas 11 (Marzo - Abril 2015)
PREGUNTAS CLÍNICAS
Acceso a texto completo
¿Cuáles son esos rumores acerca de la miel de grado médico?
Visitas
11219
Kimberley Oropeza
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

¿Qué es la miel de grado médico?

¿Cuáles son sus usos?—L.L., FLA.

Kimberley Oropeza, BSN, RN, WCC, responde: Diversas civilizaciones han utilizado la miel para tratar las heridas desde hace 4.000 años1. Perdió su popularidad tras el descubrimiento de los antibióticos en el siglo xx, aunque los facultativos están aportando actualmente una nueva visión a este antiguo remedio, debido a la necesidad de productos eficaces y económicos que combatan la infección y limiten la resistencia a los antibióticos1.

La miel, una sustancia hiperosmolar producida por las abejas, se compone de alrededor de un 20% de agua y un 80% de azúcar. También contiene enzimas, aminoácidos, hidratos de carbono, vitaminas y ácidos orgánicos. La composición exacta varía ampliamente dependiendo de la localización y el tipo de planta de la que las abejas recolectan el néctar1.

La miel de grado médico se ha estandarizado mediante irradiación de rayos gamma, filtrado y situaciones controladas en laboratorio, lo que garantiza la ausencia de contaminantes. La miel más comúnmente utilizada en la actualidad procede de las abejas que recolectan el polen de los árboles del té de Nueva Zelanda y Australia2. También conocida como miel de manuka, contiene el mayor grado de actividad antibacteriana de todos los tipos de miel2.

La miel se utiliza actualmente para combatir las infecciones bacterianas y fúngicas, promover el desbridamiento autolítico y controlar las heridas malolientes2. Tiene muchas propiedades que contribuyen a la curación de las heridas. Destruye los patógenos grampositivos y gramnegativos, así como algunos hongos y levaduras. Ello es de utilidad para combatir diversos organismos, entre otros aquellos resistentes a los fármacos, tales como Staphylococcus aureus resistente a meticilina, y los Enterococcus resistentes a vancomicina2.

La miel ha sido particularmente exitosa en el tratamiento de heridas resistentes a los antibióticos tradicionales3. Las propiedades ácidas de la miel mantienen el pH relativamente bajo (de 3,5 a 6), lo que inhibe el crecimiento bacteriano y promueve la curación de las heridas alcalinas, difíciles de curar de otro modo4.

La miel es un desodorante eficaz de las heridas malolientes, debido al consumo de azúcar por parte de las bacterias. Cuando las bacterias presentes en la herida metabolizan los aminoácidos, se crean materiales que originan olores fétidos tales como amoníacos, aminas y sulfuros. Las bacterias consumen la glucosa de la miel en lugar de los aminoácidos, con lo que disminuye la producción de sustancias malolientes3.

La propiedad osmótica de la miel expele los fluidos de la herida, creando una respuesta antiinflamatoria. La miel promueve el desbridamiento autolítico, que produce un entorno húmedo, lo que permite la curación3.

Actualmente, la miel de grado médico está indicada para heridas agudas y crónicas, como las heridas quirúrgicas, abrasiones, quemaduras de primer y segundo grado, úlceras de decúbito y úlceras en piernas y pies. Está principalmente indicada para heridas con esfacelos, necróticas y malolientes4.

Existen diversos productos, dependiendo del tipo de herida. Los productos disponibles en tubo pueden aplicarse directamente a la herida, que precisa un vendaje secundario. Entre los vendajes impregnados de miel están el alginato de calcio, las gasas no adhesivas, las hojas de gel, los hidrogeles y las mallas en diversas formas y tamaños. La elección del vendaje depende del grado de humedad, presente o necesario en la herida.

Deben considerarse algunas complicaciones y precauciones:

  • La miel disponible en tubo puede ser difícil de aplicar debido a su naturaleza fluida, y podría no adherirse bien al lecho de la herida, que debe disponer de humedad.

  • La miel deberá permanecer en el borde de la herida para prevenir la maceración de la piel circundante.

  • Los vendajes y los tratamientos de miel están contraindicados en aquellas personas alérgicas al veneno de abeja o sensibles a la miel.

  • Deberán controlarse detenidamente los niveles de glucosa en sangre de los pacientes diabéticos que utilicen productos de la miel.

  • Algunos pacientes han manifestado una sensación pasajera de quemazón debido al bajo pH del producto, que normalmente desaparece a los 30 minutos. De persistir, debe interrumpirse el uso del producto. No se ha notificado ninguna otra reacción o sensibilidad alérgica.

  • El uso de miel no regulada ni autorizada está contraindicado en heridas, debido a la contaminación potencial de pesticidas y bacterias tales como Clostridium botulinum2.

  • Debido al incremento de la resistencia a los antibióticos, se le está concediendo una segunda oportunidad a la miel en cuanto a la curación de heridas difíciles con el uso de remedios más convencionales. Esta terapia es una buena aportación a las estrategias de tratamiento de los cuidados de heridas5. ■

Kimberley Oropeza es enfermera de salud comunitaria del Unity Health System de Rochester, N.Y.

La autora declara no tener ningún conflicto de intereses económicos relacionados con este artículo.

Bibliografía
[1]
V. Robson, S. Dodd, S. Thomas.
Standardized antibacterial honey (Medihoney) with standard therapy in wound care: randomized clinical trial.
J Adv Nurs, 65 (2009), pp. 565-575
[2]
Evans J, Flavin S. Honey: a guide for healthcare professionals. Br J Nurs. 2008; 17(15):S24, S26, S28-S30.
[3]
Belcher J. A review of medical-grade honey in wound care. Br J Nurs. 2012; 21(15):S4, S6, S8-9.
[4]
G. Gethin.
Healing honey.
World Ir Nurs, 15 (2007), pp. 22-23
[5]
Cowan T. Wound Care Handbook 2011-2012: The Comprehensive Guide to Product Selection. London, UK: Mark Allen Healthcare; 2011.
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos