Regístrese
Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Relación entre tics e infección estreptocócica: a propósito de un caso
Información de la revista
Vol. 28. Núm. 9.
Páginas 592-593 (Noviembre - Diciembre 2013)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 28. Núm. 9.
Páginas 592-593 (Noviembre - Diciembre 2013)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2012.06.002
Acceso a texto completo
Relación entre tics e infección estreptocócica: a propósito de un caso
The link between tics and streptococcal infection: a case report
Visitas
2950
Esteban Peña Llamas
Servicio de Neurología, Hospital Sanitas La Moraleja, Madrid, España
Este artículo ha recibido
2950
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Los tics son movimientos repetidos y estereotipados, que pueden ser suprimidos por la voluntad, asociados a una necesidad de realizarlos para aliviar una sensación mental o corporal que los precede1; la causa más frecuente es el síndrome de Gilles de la Tourette2 (SGT). Se ha intentado establecer una relación entre estos y la infección por estreptococo betahemolítico del grupo A3 (SBGA). En este sentido, presentamos el caso de un tic años después de presentar un corea de Sydenham (CS), entidad asociada con el SBGA, y discutimos la relación entre ambos episodios.

Presentamos a una niña que a los 9 años sufrió un cuadro agudo de corea de predominio derecho, precedido por alteración en el rendimiento escolar y en la escritura. Anticuerpos antiestreptolisina (ASLO): 1.152; ecocardiografía: insuficiencia mitral leve; RM cerebral normal; ceruloplasmina normal y estudios metabólico y hormonal, normales. Diagnosticada de CS, fue tratada con haloperidol con mejoría, perdurando el corea durante 2 años. Desde entonces, en tratamiento profiláctico con penicilina G mensual. A los 13 años acudió refiriendo un trastorno motor consistente en flexión dorsal brusca del tobillo izquierdo al caminar, provocando un chasquido de la articulación, que podía ser inhibido por la voluntad, aunque la paciente se veía obligada a realizarlo para aliviar una sensación de tensión en dicha articulación. El estudio traumatológico fue normal. ASLO: 285 (similar a previos); exudado faríngeo: flora habitual. El cuadro se resolvió espontáneamente al año sin tratamiento.

El papel del SBGA en la etiopatogenia de los tics es controvertido. Se conoce que los tics son un trastorno del movimiento frecuentemente asociado a la infección por estreptococo, cumpliendo incluso en ocasiones criterios diagnósticos de SGT3. Sin embargo, la naturaleza de dicha asociación es controvertida4. Así, es sabido que el SBGA puede desarrollar CS, que es la manifestación neurológica autoinmunitaria de la fiebre reumática que cursa con corea y otros síntomas neuropsiquiátricos5, y en algunos casos tics5,6, sugiriendo que el mismo mecanismo autoinmunitario pueda estar implicado en ambos. De hecho, se ha descrito una mayor susceptibilidad a presentar tics de origen medicamentoso en pacientes con CS7 y también se ha apuntado la posibilidad de una mayor susceptibilidad a desarrollar corea de Syndeham en niños que previamente habían desarrollado tics8. En este sentido, la naturaleza autoinmunitaria de dicha asociación se ve reforzada por el hallazgo concomitante de anticuerpos específicos contra antígenos de los ganglios basales y ASLO elevados en pacientes con SGT9. Por último, un elemento más a favor de una relación etiopatogénica autoinmunitaria entre tics e infección estreptocócica lo constituye la descripción del trastorno neuropsiquiátrico autoinmunitario pediátrico asociado a la infección estreptocócica (PANDA, por sus siglas en inglés), que se define por episodios recurrente-remitentes de tics y/o trastorno obsesivo compulsivo asociados a una infección estreptocócica reciente y atribuidos a un mecanismo autoinmunitario10, aunque su existencia es objeto en la actualidad de una fuerte controversia11.

En nuestro caso, el trastorno motor referido por la paciente cumplía con las características clínicas de un tic, siendo interpretado como un tic motor simple del pie durante la marcha, los cuales, aunque menos frecuentes, están descritos12. Así, la presencia de CS y tics en la misma paciente sugiere de nuevo la posibilidad de una relación entre los tics y la infección estreptocócica, siendo lo novedoso de nuestro caso que el tic apareciera años después del CS. En este sentido, nuestra paciente podría haber desarrollado una mayor predisposición a presentar tics tras padecer el CS, probablemente debido a la presencia de autoanticuerpos circulantes contra los ganglios basales, la posibilidad de un proceso recurrente-remitente tipo PANDA debido a una reinfección es menos probable, ya que los títulos ASLO no se elevaron en torno a la aparición del tic, el cultivo del exudado faríngeo fue normal y la paciente estaba en tratamiento profiláctico con penicilina.

En conclusión, aunque la asociación entre tics e infección estreptocócica está ampliamente recogida en la literatura, la naturaleza de la misma es controvertida, siendo necesarios más estudios para esclarecerla.

Bibliografía
[1]
T.D. Sanger, D. Chen, D.L. Fehlings, M. Hallett, A.E. Lang, J.W. Mink, et al.
Definition and classification of hyperkinetic movements in childhood.
Mov Disord, 25 (2010), pp. 1538-1549
[2]
B. Tijero-Merino, J.C. Gómez-Esteban, J.J. Zarranz.
Tics y síndrome de Gilles de la Tourette.
Rev Neurol, 48 (2009), pp. S17-S20
[3]
R.C. Dale, I. Heyman, R.A.H. Surtees, A.J. Church, G. Giovannoni, R. Goodman, et al.
Dyskinesias and associated psychiatric disorders following streptococcal infections.
Arch Dis Child, 89 (2004), pp. 604-610
[4]
A. Schrag, R. Gilbert, G. Giovannoni, M.M. Robertson, C. Metcalfe, Y. Ben-Shlomo.
Streptococcal infection, Tourette syndrome, and OCD is there a connection.
Neurology, 73 (2009), pp. 1256-1263
[5]
F. Cardoso.
Sydenham's chorea.
Handb Clin Neurol, 100 (2011), pp. 221-229
[6]
M.T. Mercadante, M.C. Campos, M.J. Marques-Dias, E.C. Miguel, J. Leckman.
Vocal tics in Sydenham's chorea.
J Am Acad Child Adolesc Psychiatry, 36 (1997), pp. 305-306
[7]
I.M. Freeman, A.M. Aron, J.E. Collard, M.C. Mackay.
The emotional correlates of Sydenham's chorea.
Pediatrics, 35 (1965), pp. 42
[8]
M.T. Mercadante, G.F. Busatto, P.J. Lombroso, L. Prado, M.C. Rosário-Campos, R. Do Valle, et al.
The psychiatric symptoms of rheumatic fever.
Am J Psychiatry, 157 (2000), pp. 2036-2038
[9]
D. Martino, G. Giovannoni.
Antibasal ganglia antibodies and their relevance to movement disorders.
Curr Opin Neurol, 17 (2004), pp. 425-432
[10]
S.F. Swedo, H.L. Leonard, M. Garvey, B. Mittleman, A.J. Allen, S. Perlmutter, et al.
Pediatric autoimmune neuropsychiatric disorders associated with streptococcal infections: clinical description of the first 50 cases.
Am J Psychiatry, 155 (1998), pp. 264-271
[11]
P. Gomes de Alvarenga, A.G. Hounie, E.C. Miguel.
The role of group A-hemolytic streptococcal infection in neuropsychiatric disorders.
Pediatrics, 122 (2008), pp. 1157
[12]
Tic disorders.
Kaplan and Sadock's synopsis of psychiatry, pp. 1235-1239
Copyright © 2012. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.