Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Parálisis del nervio interóseo posterior secundario a lipoma profundo
Información de la revista
Vol. 32. Núm. 8.
Páginas 557-558 (Octubre 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 32. Núm. 8.
Páginas 557-558 (Octubre 2017)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2015.12.020
Open Access
Parálisis del nervio interóseo posterior secundario a lipoma profundo
Posterior interosseous nerve palsy secondary to deep lipoma
Visitas
...
B.J. Flores Roblesa, J. Sanz Sanza, A.A. Sanabria Sanchinelb,
Autor para correspondencia
abelsanabria2000@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, A. Hualde Juverac
a Servicio de Reumatología, Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda, Majadahonda, Madrid, España
b Servicio de Neurología, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza, España
c Servicio de Radiodiagnóstico, Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda, Majadahonda, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Sr. Editor:

La causa más frecuente de parálisis del nervio interóseo posterior (rama profunda del nervio radial) es la traumática. Existen, también, causas no traumáticas, aunque suelen ser raras. En la literatura se han reportado diversas masas en los tejidos blando extraneurales como lipomas, nódulos reumatoides, gangliones, mixomas que producen compresión de dicho nervio1,2. A continuación se presenta el caso de un paciente con antecedentes de enfermedad reumatológica y parálisis radial de evolución progresiva.

Varón de 40 años de edad con antecedente de síndrome de SHAPO (sinovitis, acné, pustulosis, hiperostosis y osteítis), quien consulta con historia de imposibilidad para la extensión, tanto del dedo índice y pulgar, de la mano derecha de un mes de evolución. No refiere traumatismo ni actividad laboral de riesgo. En la exploración neurológica se objetiva incapacidad para la extensión del dedo índice y pulgar de la mano derecha, sin ningún otro déficit neurológico, ni se palpan lesiones en la extremidad superior derecha. El electromiograma (EMG) pone de manifiesto una lesión axonal subaguda en el nervio radial, predominantemente en su compartimento posterior (nervio interóseo posterior), y a nivel de la región proximal del brazo. Ante la sospecha de atrapamiento, se realiza resonancia magnética que muestra tumoración hiperintensa en T1 que rodea cuello de radio de aproximadamente 4×3×2cm, y que se torna hipointensa en STIR, que sugiere probable origen graso (figs. 1 y 2). Se realiza cirugía para descompresión neural, se extirpa la lesión y se liberan ambas ramas del nervio radial. El estudio anatomopatológico se informa como lipoma. El EMG de control, a los 6 meses del postoperatorio, evidencia ausencia de compromiso de la conducción a nivel de nervio radial. Tras un año de rehabilitación, el paciente consigue una recuperación prácticamente completa respecto al déficit inicial. Se valoró la funcionalidad del miembro superior derecho mediante los scores QuickDASH y Jamar®.

Figura 1.

Resonancia magnética de extremidad superior derecha 1,5T, imagen en potenciación T1, corte axial: muestra tumoración hiperintensa que rodea cuello de radio de aproximadamente 4×3×2cm.

(0,07MB).
Figura 2.

Resonancia magnética de extremidad superior derecha 1,5T, imagen en STIR, corte axial: tumoración hipointensa que es sugestiva de lipoma.

(0,09MB).

Los lipomas son tumores benignos que usualmente se localizan en el tejido celular subcutáneo, aunque pueden aparecer en planos más profundos, y condicionar compresión de las estructuras adyacentes. Son una causa poco común de parálisis del nervio interóseo posterior. Richmond, en 1953, fue el primero en describirlo como entidad clínica, en un pintor de 62 años. En el año de 1958 Hustead describe 2 casos de manera subsecuente, y hasta la fecha solamente hay reportados alrededor de 40 casos en la literatura1,3,4. Las localizaciones más frecuentes de lipomas que condicionan compresión nerviosa periférica suele ser a nivel del fémur, radio y tibia3,4. La compresión del nervio interóseo posterior secundario a lipomas suele tener un cuadro clínico de inicio progresivo, consistente en incapacidad para la extensión de los dedos y mano, sin alteraciones de la sensibilidad5–7. Hay cierto predomino en mujeres, y tiende a ocurrir entre los 50-80 años. La sintomatología puede ser errática, y la presencia de dolor es variable. En la radiografía simple, el lipoma se puede manifestar como una radiolucencia, tal como lo describiera Richmond ya en el año 19538. El EMG nos ayuda a confirmar la sospecha clínica, y a localizar el nivel de la compresión. La resonancia magnética es el estudio de elección para la valoración estructural de los tejidos blandos circundantes al nervio. El tratamiento es quirúrgico, y la resección del tumor debe ser completa para evitar recidivas como ya ha sido reportado6. Un diagnóstico precoz y un tratamiento quirúrgico oportuno serán de gran importancia de cara al pronóstico funcional.

Conflicto de intereses

El trabajo no ha sido financiado por ninguna entidad pública o privada y los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
A. Fitzgerald, W. Anderson, G. Hooper.
Posterior interosseous nerve palsy due to parosteal lipoma.
J Hand Surg Br, 27 (2002), pp. 535-537
[2]
A. Henrique.
A high radial neuropathy by parosteal lipoma compression.
J Shoulder Elbow Surg, 11 (2002), pp. 386-388
[3]
K. Hirachi, H. Kato, T. Kasashima, K. Kaneda.
Clinical features and management of traumatic posterior interosseous nerve palsy.
J Hand Surg Br, 23 (1998), pp. 413-417
[4]
R. Avram, N.M. Hynes.
Posterior interosseous nerve compression secondary to a parosteal lipoma: Case report and literature review.
Can J Plast Surg, 12 (2004), pp. 69-72
[5]
A. Kursumovic, G. Mattiassich, S. Rath.
Delayed diagnosed posterior interosseous nerve palsy due to intramuscular myxoma.
pii: bcr2012008332
[6]
G. Monacelli, F. Cecil, G. Prezzemoli, A. Spagnoli, S. Lotito, S. Irace.
Posterior interosseous nerve palsy by synovial cyst of proximal radioulnar joint: Our experience after 5 years.
J Neurosurg Sci, 55 (2011), pp. 93-96
[7]
T. Waitzenegger, M. Chammas, C. Lazerges, B. Coulet.
Posterior interosseous nerve entrapment syndrome following distal rupture of the biceps tendon: physiopathology and literature review, an unreported case report.
Chir Main., 32 (2013), pp. 44-47
[8]
D.A. Richmond.
Lipoma causing posterior interosseous nerve lesion.
J Bone Joint Surg Br, 35B (1953), pp. 83
Copyright © 2016. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.