Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Eficacia a largo plazo del rituximab en la neuropatía crónica atáxica con ant...
Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
167
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2021.02.010
Open Access
Disponible online el 31 de Marzo de 2021
Eficacia a largo plazo del rituximab en la neuropatía crónica atáxica con anticuerpos antigangliósidos
Long term efficacy of rituximab in chronic ataxic neuropathy associated with antiganglioside antibodies
Visitas
...
B. Bertran Recasensa, G. Figueras-Aguirreb, I. Royo de Mingoc, M.Á. Rubioa,
Autor para correspondencia
97495@parcdesalutmar.cat

Autor para correspondencia.
a Unidad de Enfermedades Neuromusculares. Departamento de Neurología. Hospital del Mar, Barcelona, España
b Departamento de Neurología. Hospital del Mar, Barcelona, España
c Sección de Neurofisiología. Departamento de Neurología. Hospital del Mar, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Casos reportados de pacientes con CANOMAD/CANDA tratados con rituximab
Texto completo
Introducción

Las neuropatías atáxicas crónicas inmunomediadas pueden ir asociadas a anticuerpos anti-disialosil y, en algunos casos, a oftalmoplejía y paraproteinemia IgM, un componente que actúa como aglutinina fría. Esta enfermedad se conoce generalmente como neuropatía atáxica crónica, oftalmoplejía, paraproteína IgM, aglutininas frías y anticuerpos disialosil (CANOMAD) o neuropatía atáxica crónica con anticuerpos disialosil (CANDA) en casos sin alteraciones oculomotoras1,2.

Los pacientes a menudo presentan un patrón remitente-recurrente, caracterizado por la aparición o empeoramiento de la oftalmoplejía, los síntomas sensitivos y la debilidad bulbar/extremidad.

Las recurrencias, habitualmente, suelen mejorar y resolverse, en unos días, con inmunoglobulinas intravenosas (IVIG) mensuales (cinco días al mes) o semanales3–5 y/o corticosteroides (C). Sin embargo, hasta el 30% de los pacientes con CANDA/CANOMAD no responden a la terapia de mantenimiento con IVIG y, por lo tanto, algunos autores han utilizado el rituximab (RTX), ya que se ha administrado con éxito en otras enfermedades neuromusculares inmunomediadas6–12.

Presentamos el caso de un paciente con una neuropatía crónica atáxica asociada a anticuerpos anti-disialosil que, tras varios brotes pese a tratamiento de mantenimiento con IVIG, se decide iniciar RTX manteniéndose asintomático durante 19 meses.

Caso clínico

Varón de 77 años fumador, sin antecedentes familiares de enfermedades neuromusculares y con antecedentes personales de hipertensión arterial y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que acudió a nuestro centro por dificultad para realizar tareas finas con las manos, así como inestabilidad de la marcha y parestesias en cuatro extremidades. No refería antecedentes de infección gastrointestinal o respiratoria. A la exploración física se objetiva hipoestesia en ambas manos y pies, hipopalestesia en ambos pies, arreflexia generalizada, marcha atáxica con necesidad de utilizar bastón y signo de Romberg positivo. No se detectó oftalmoplejía, así como el paciente tampoco explica diplopía. Con el objetivo de poder cuantificar la progresión de la enfermedad, se utiliza el INCAT (Inflammatory Neuropathy Cause and Treatment) score, una escala clínica que evalúa la discapacidad a nivel de extremidades superiores e inferiores. La puntuación es de 0-10 (siendo el 0 el valor que indica no afectación funcional y 10 una incapacidad para realizar cualquier movimiento voluntario con brazos y piernas) y en la primera visita presenta un INCAT de 4.

Se realiza estudio neurofisiológico que pone de manifiesto una neuropatía axonal sensitivo-motora en las cuatro extremidades con algunos signos desmielinizantes. En neurografía sensitiva, se objetiva una ausencia de respuesta en nervio mediano, cubital y sural bilateral, así como una disminución de la amplitud en nervio radial derecho. A nivel de neurografía motora se observa una prolongación de latencia, disminución de la amplitud y enlentecimiento de la velocidad desproporcionado a la caída de la amplitud, en nervios mediano, cubital y tibial anterior bilateral y peroneo derecho.

El análisis de líquido cefalorraquídeos mostró 0 células/mm3 (rango normal [NR]: 0-5), 5 eritrocitos/mm3 (NR: 0-5), 59 mg/dL de glucosa (NR: 50-80 mg/dL), 54,8 mg/dL de proteínas (NR: 15-60). Se detectaron antigangliósidos IgM ELISA en suero (GM1: 1/1.035, GM2: 1/15.996, GD1A: 1/5.016, GD1B: 1/17.326, GT1B: 1/16.796, GQ1B: 1/10.361, GD3: 1/14.966. NR: 1/500). Además, se objetivó paraproteinemia IgM (títulos IgM: 325 mg/dL. NR: 40-230) y, también, aglutininas frías.

Ante estos resultados, en febrero 2015, se decidió administrar IVIG (0,4 mg/kg/día durante cinco días) presentando una mejoría de los síntomas sensitivos, así como de la marcha (INCAT score de 1 por leve inestabilidad de la marcha). Durante los años 2015 y 2016 no presentó recaídas, aunque sí que persistía leve hipoestesia en manos y pies, así como hipopalestesia en pies (INCAT 0-1).

En septiembre de 2017, el paciente sufrió una infección respiratoria y desarrolló tetraparesia, ataxia y debilidad bulbar, que requirió hospitalización en cuidados intensivos y soporte respiratorio. Presentaba un INCAT score de 9 debido a que el paciente no podía ponerse de pie sin ayuda y no podía realizar actividades útiles con las manos. Se administraron IVIG con una mejoría progresiva. Después de 18 días, el paciente fue dado de alta en sus condiciones basales (INCAT score de 2).

En diciembre de 2017 y abril de 2018, presentó dos episodios de empeoramiento de la ataxia severos (INCAT score de 5) que fueron tratados con IVIG. Posteriormente, se prescribió IVIG mensuales.

En julio de 2018, una nueva exacerbación en forma de ataxia de la marcha (INCAT score de 7) nos hizo iniciar RTX en dos dosis de 1.000 mg, con un intervalo de 14 días entre ellos.

El paciente sólo experimentó, 19 meses después de iniciar el tratamiento con RTX, en una ocasión, un leve empeoramiento de la ataxia (INCAT score de 2), que mejoró después de una dosis única de RTX (1.000 mg). Actualmente, el paciente no presenta ataxia de la marcha ni alteraciones sensitivas (INCAT score de 0) (fig. 1).

Figura 1.

Cronología de la actividad de la enfermedad medida con el INCAT score y tratamientos prescritos. Las líneas discontinuas indican el momento de administración de RTX. Las puntas de flecha indican el uso de IVIG.IVIG: inmunoglobulinas intravenosas; RTX: rituximab.

(0,08MB).
Discusión

Esta nota tiene como objetivo destacar la eficacia del RTX como tratamiento para la neuropatía atáxica con anticuerpos antigangliósidos.

Actualmente, en la literatura hay 17 pacientes con CANOMAD/CANDA tratados con RTX (tabla 1)6–12. Basándonos en los criterios utilizados en los estudios de la polirradiculoneuropatía desmielinizante inflamatoria crónica (CIDP), revisamos aquellos casos tratados con RTX y clasificamos como respondedores, aquellos pacientes que mostraron alguna mejoría en los síntomas motores o sensitivos durante al menos seis meses sin necesidad de tratamiento adicional. Aquellos que necesitaban tratamiento alternativo han sido clasificados como no respondedores13.

Tabla 1.

Casos reportados de pacientes con CANOMAD/CANDA tratados con rituximab

Referencias  Componente monoclonal  GD1b (títulos máximos)  Otros anticuerpos  Primer tratamiento (respuesta)  Otros tratamientos (respuesta)  Respuesta a RTX 
Siddiqui K et al., 20036  No reportado  Positivo  NeuAC (alpha 2–8), NeuAC (alpha2–3), GT1b, GQ1b, GD2, GD3  PLEX (R)  C (R), AZT (R) IVIG (R: 24 meses), RTX + IVIG (R) 
Arbogast SD et al., 20077  No reportado  64.000  No reportados  C (NR), PLEX (NR: semanas)  RTX + IVIG (R: 9 meses) 
Delmont E et al., 20108  IgM λ  640.000  GT1b, GQ1b, GD3  IVIG (R)  C (R), CL (R), RTX (R:12 meses) 
Kam C et al., 20113  IgM λ  > 12.500  GT1b, GQ1b, GD3  IVIG (R)  MTX (NR), MMF (NR), RTX (NR), PLEX (NR)  NR 
Löscher WN et al., 20139  IgM λ  > 12.500  GM1, GM2, GM3, GD1a, GT1b, GQ1b, GD3  C (NR)  IVIG (R:15 meses), RTX (R:21 meses) 
Halpin S et al., 201512  IgM κ  Negativo  GT1b, GD3  C (NR), IVIG (R: 11 años)  AZT (NR), MTX (NR), CTX (NR), MMF (NR), RTX (NR)  NR 
Garcia-Santibanez R et al., 201810  IgM κ  1.000.000  Sulfátido  CTX (NR), PLEX (NR)  RTX + IVIG (R) 
  IgM κ  39.000  TS-HDS  RTX (R)   
  IgG κ  25.000  TS-HDS, sulfátido, asialoGM1, NS6S, GalNac-GD1a, heparan sulfato  IVIG (NR), CTX (NR)  RTX (R) 
  IgM κ  260.000  TS-HDS, sulfátido, FGFR3  C (NR)  RTX + IVIG (R) 
  IgM λ  133.000  TS-HDS  RTX (R)  CTX (R) 
    6.000  TS-HDS, sulfátido, histona H3  IVIG (NR)  RTX (R) 
  IgM κ  10.000  TS-HDS  IVIG (NR)  RTX (R) 
  Cadena pesada α y Mu  80.000  TS-HDS  C (NR)  MMF (R), RTX + IVIG (R) 
  IgM κ  300.000  TS-HDS, sulfátido  RTX (NR)  CTX + IVIG (R)  NR 
Hamedani AG et al., 201911  No reportado  Negativo  GM1, GM2, GD1a  IVIG (NR)  C (NR), RTX + IVIG (R: 12 meses) 
Bertran Recasens B et al., 2020  IgM κ  17.326  GM1, GM2, GD1a, GD1b, GT1b, GQ1b, GD3  IVIG (R: 30 meses)  RTX (R: 19 meses) 

Respondedores (R) son aquellos casos que presentan alguna mejoría en los síntomas motores o sensitivos durante al menos seis meses sin necesidad de tratamiento adicional (excepto IVIG). Aquellos que necesitaban tratamiento alternativo han sido clasificados como no respondedores (NR).

TS-HDS: trisulfated heparin disaccharide, FGFR3: Fibroblast Growth Factor-3, IVIG: inmunoglobulinas intravenosas, MTX: metotrexate, MMF: micofenolato de mofetil, RTX: rituximab, PLEX: recambio plasmático, CTX: ciclofosfamida, C: corticosteroides, CL: clorambucil, AZT: azatioprina.

Según este criterio, 14 pacientes (82,35%) se consideran respondedores (RTX solo o asociado con IVIG). En la mayoría de los casos no se notifica la duración del efecto del RTX6–11. El RTX se utilizó asociado con IVIG en seis de 17 pacientes6,7,10,11 y se usó, principalmente, como tratamiento de segunda línea6–12.

El protocolo de readministración de RTX difiere entre los casos: seis meses después de la primera dosis8, cada ocho semanas6 o cuando los linfocitos CD19+/CD20+ son detectables9.

Los niveles de linfocitos CD19+/CD20+ se han utilizado en neuromielitis óptica como biomarcador de respuesta a RTX y como criterio para una nueva perfusión de RTX14. En pacientes con neuropatía con anticuerpos anti-MAG (glicoproteína asociada a mielina) y miastenia gravis tratados con RTX, las evidencias sugieren que los niveles de CD19+/CD20+ correlacionan con la actividad de la enfermedad14. Dicha relación no está del todo explorada en CANOMAD/CANDA9.

Conclusiones

Presentamos el caso de un paciente que presenta una ataxia sensitiva crónica de cuatro extremidades con paraproteinemia IgM, anticuerpos anti-disialosil y aglutininas frías. El paciente es diagnosticado de síndrome CANDA y tratado, con IVIG, con una respuesta insatisfactoria en cuanto al control de los brotes. Desde el inicio de RTX (hace 19 meses), el paciente no ha vuelto a presentar ninguna exacerbación de la enfermedad y se encuentra asintomático.

A diferencia de otras neuropatías crónicas inmunomediadas, no existe un consenso general sobre el mejor tratamiento para el CANOMAD/CANDA. Dada la gran variabilidad de las características clínicas, la evolución de la enfermedad y su baja prevalencia es difícil llevar a cabo estudios aleatorizados1. Así pues, para intentar establecer un protocolo de tratamiento es necesario identificar nuevos marcadores de progresión de la enfermedad y escalas de respuesta clínica validadas.

Financiación

Este trabajo no ha recibido ningún tipo de financiación.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
H.J. Willison, C.P. O’Leary, J. Veitch, L.D. Blumhardt, M. Busby, M. Donaghy, et al.
The clinical and laboratory features of chronic sensory ataxic neuropathy with anti-disialosyl IgM antibodies.
Brain., 124 (2001), pp. 1968-1977
[2]
K. Susuki, N. Yuki, K. Hirata.
Features of sensory ataxic neuropathy associated with anti-GD1b IgM antibody.
J Neuroimmunol., 112 (2001), pp. 181-187
[3]
C. Kam, M.S. Balaratnam, A. Purves, K.R. Mills, P. Riordan-Eva, S. Pollock, et al.
CANOMAD presenting without ophthalmoplegia and responding to intravenous immunoglobulin.
Muscle Nerve., 44 (2011), pp. 829-833
[4]
M. Krenn, G. Keir, U.C. Wieshmann.
CANOMAD responding to weekly treatment with intravenous immunoglobulin (IVIg).
BMJ Case Rep., (2014 Apr10),
[5]
S. Attarian, J. Boucraut, A.M. Hubert, D. Uzenot, E. Delmont, A. Verschueren, et al.
Chronic ataxic neuropathies associated with anti-GD1b IgM antibodies: response to IVIg therapy.
J Neurol Neurosurg Psychiatry., 81 (2010), pp. 61-64
[6]
K. Siddiqui, E. Cahalane, M. Keogan, O. Hardiman.
Chronic ataxic neuropathy with cold agglutinins: atypical phenotype and response to anti-CD20 antibodies.
Neurology., 61 (2003), pp. 1307-1308
[7]
S.D. Arbogast, S. Khanna, D.W. Koontz, R.L. Tomsak, B. Katirji, R.J. Leigh.
Chronic ataxic neuropathy mimicking dorsal midbrain syndrome.
J Neurol Neurosurg Psychiatry., 78 (2007), pp. 1276-1277
[8]
E. Delmont, P.Y. Jeandel, A.M. Hubert, L. Marcq, J. Boucraut, C. Desnuelle.
Successful treatment with rituximab of one patient with CANOMAD neuropathy.
J Neurol., 257 (2010), pp. 655-657
[9]
W.N. Löscher, A. Woertz, M. Wallnöfer, J.V. Wanschitz, G. Luef.
Successful treatment of CANOMAD with IVIg and rituximab.
J Neurol., 260 (2013), pp. 1168-1170
[10]
R. Garcia-Santibanez, C.M. Zaidman, R.B. Sommerville, G. Lopate, C.C. Weihl, A. Pestronk, et al.
(2018) CANOMAD and other chronic ataxic neuropathies with disialosyl antiboides (CANDA).
J Neurol., 265 (2018), pp. 1402-1409
[11]
A.G. Hamedani, S.J. Bird, M.A. Tamhankar.
CANOMAD Presenting as Bilateral Sixth Nerve Palsies.
J Neuroophthalmol., 39 (2019), pp. 397-398
[12]
S. Halpin, S. Al-Hussayni, S. Hasan, M. Busby, R. Buccoliero.
A Case of CANOMAD with Review of the Literature.
Brain Disord Ther., 4 (2015), pp. 3
[13]
G.G.A. van Lieverloo, S. Peric, P.E. Doneddu, F. Gallia, A. Nikolic, L. Wieske, et al.
Corticosteroids in chronic inflammatory demyelinating polyneuropathy. A retrospective, multicentre study, comparing efficacy and safety of daily prednisolone, pulsed dexamethasone, and pulsed intravenous methylprednisolone.
J Neurol., 265 (2018), pp. 2052-2059
[14]
D.H. Whittam, E.C. Tallantyre, S. Jolles, S. Huda, R.J. Moots, H.J. Kim, et al.
(2019) Rituximab in neurological disease: principles, evidence and practice.
Pract Neurol., 19 (2019), pp. 5-20
Copyright © 2021. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos