Regístrese
Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Aperistalsis esofágica en un paciente con miastenia gravis con disfagia como s...
Información de la revista
Vol. 26. Núm. 8.
Páginas 503-505 (Octubre 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 26. Núm. 8.
Páginas 503-505 (Octubre 2011)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2010.12.019
Acceso a texto completo
Aperistalsis esofágica en un paciente con miastenia gravis con disfagia como síntoma de presentación
Oesophageal aperistalsis in a patient with myasthenia gravis with dysphagia as a symptom of onset
Visitas
7495
J.C. Roche??
Autor para correspondencia
jcrochebueno@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, L. Jarauta, J. Artal, J.L. Capablo
Departamento de Neurología, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España
Este artículo ha recibido
7495
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

La disfagia como síntoma aislado en la miastenia gravis (MG) es muy rara1. En estos casos el diagnóstico puede ser difícil. Los estudios de manometría esofágica en pacientes con MG pueden demostrar deterioro progresivo de la amplitud de las contracciones faríngeas por afectación de la transmisión neuromuscular en el esfínter esofágico superior (EES), formado por músculo estriado. Inesperadamente, también puede existir una disfunción en la motilidad esofágica de tramos formados únicamente por musculatura lisa2,3. Presentamos el caso de una paciente diagnosticada de MG que debutó con disfagia progresiva alta, en la que se constató aperistaltismo esofágico en el estudio manométrico, con grave participación de musculatura lisa, y respetando la musculatura estriada.

Paciente mujer de 79 años de edad, sin antecedentes personales ni familiares de interés, con una historia desde hacía 2 meses de disfagia mantenida y progresiva, fundamentalmente para líquidos. No relataba fatigabilidad. Inicialmente, ingresó en el servicio de digestivo donde se había descartado patología local, mediante gastroscopia, laringoscopia y TC toraco-abdominal. La afectación era grave, habiendo perdido más de 10kg desde el inicio del cuadro. No presentaba trastorno del lenguaje ni disnea. No refería ningún otro síntoma. En la exploración, los pares craneales eran normales. El reflejo nauseoso estaba presente. El arco paladar era normal y simétrico. No había diplopía ni ptosis. Tampoco había atrofia ni fasciculaciones en la lengua. Existía una leve debilidad en la flexión cervical, 4/5, sin clara fatigabilidad, y la musculatura de cinturas era normal. No había trastorno sensitivo ni de la coordinación. Los reflejos de eran normales y los reflejos cutaneoplantares eran flexores.

La bioquímica que incluía hormonas tiroideas, lactato, creatincinasa, mioglobina, cortisol, proteinograma, marcadores tumorales y estudio de autoinmunidad fue normal4. En el estudio electrofisiológico, realizando estimulación repetitiva del nervio espinal derecho con estímulo retrocleidomastoideo y recogida en músculo trapecio a 3Hz y 20Hz, se observó un decremento patológico a los 3min de la estimulación tetanizante. El EMG de los músculos deltoides, orbiculares de los ojos, masetero y orbicular de los labios derechos no mostraba actividad espontánea y los potenciales de unidad motora (PUM) eran normales. La RM cerebral fue normal. Los anticuerpos anti-AChR fueron positivos (30,40 nmol/l, normal < 0,40 nmol/l). No se demostró timoma en la TC torácico.

Se realizó un estudio manométrico esofágico que mostraba una presión en el esfínter esofágico inferior (EEI) normal (11,6mmHg), con buena relajación con la deglución (presión residual: –4,9mmHg). En el cuerpo se demostraba ausencia de ondas peristálticas con las degluciones, con una presión basal normal, no elevada. La presión del EES era algo baja (13,8mmHg), con buena relajación en la deglución y de forma coordinada con la contracción faríngea. La amplitud de la contracción faríngea era normal. En resumen, existía una alteración motora grave con aperistalsis esofágica con esfínter EEI normal y sin alteración motora faringo-esofágica.

Con el diagnóstico de MG se inició tratamiento con piridostigmina (60mg cada 6h) con evidente mejoría de la disfagia, tanto para sólidos como para líquidos.

Actualmente, la paciente se encuentra estable, sin presentar nuevas recaídas y controlada con piridostigmina (240mg/día) y prednisona (15mg/día).

La disfagia es un síntoma frecuente en los pacientes con MG5. Habitualmente, viene acompañado con otros síntomas bulbares, como voz nasal o disnea, u oculares. Lo que no es muy usual es la presentación aislada como único síntoma, apareciendo tan sólo en un 6% de los pacientes con esta enfermedad6,7. En el estudio de Huang et al2 se demostraba que el 96% de los pacientes con MG y disfagia presentaban alteraciones en la manometría esofágica, afectando tanto a la musculatura estriada como, sorprendentemente, a la lisa. El tercio medio e inferior del esófago está formado por musculatura lisa, mientras que el EES es musculatura voluntaria. En el tercio superior se produce la transición de musculatura estriada a lisa. Una explicación, para estos hallazgos en la musculatura lisa, sería que como consecuencia de la afectación primaria de la musculatura voluntaria del esófago, se produciría una disminución del feedback aferente de la porción más distal esofágica. Otra hipótesis es que se produjese un bloqueo de transmisión entre las neuronas del nervio dorsal del vago y las neuronas del plexo mientérico esofágico. Esta transmisión está mediada por canales nicotínicos de ACh, pero de tipo gangliónico, diferentes de los receptores de ACh, también nicotínicos, de la placa motora8. La reactividad cruzada entre estos dos tipos de receptores es poco conocida9. En el trabajo de Llabrés et al1, en el que se presentaba a 2 pacientes con disfagia como síntoma aislado, en los que se había realizado estudio manométrico, encontró también datos de afectación de musculatura lisa con contracciones peristálticas de baja amplitud, pero no tan graves como en nuestro paciente, en el que demostramos aperistalsis. En el aperistaltismo esofágico, es importante considerar el diagnóstico de acalasia, que cursa además con aumento de tono del EEI o ausencia de la relajación de éste con la deglución. En nuestro paciente, el tono del EEI estaba levemente disminuido y la relajación era correcta. Lo realmente sorprendente del caso es que en la manometría no se evidenciaba una llamativa patología de musculatura estriada a nivel faríngeo, pero sí de grave afectación de la musculatura lisa. Este resultado podría parecer, en principio, paradójico3. Posiblemente, el número de degluciones en el estudio manométrico, ocho, no fueran suficientes para desencadenar fatigabilidad de la musculatura estriada.

Los hallazgos en el estudio manométrico pueden ayudar al diagnóstico y podrían ser una herramienta útil en el diagnóstico de MG, especialmente en los casos donde la respuesta a los anticolinesterásicos es dudosa10.

Bibliografía
[1]
M. Llabrés, F.J. Molina-Martínez, F. Miralles.
Dysphagia as the sole manifestation of myasthenia gravis.
J Neurol Neurosurg Psychiatry., 76 (2005), pp. 1297-1300
[2]
M.H. Huang, K.L. King, K.Y. Chien.
Esophageal manometric studies in patients with myasthenia gravis.
J Thorac Cardiovasc Surg., 95 (1988), pp. 281-285
[3]
C. Ertekin, N. Yüceyar, I. Aydogdu.
Clinical and electrophysiological evaluation of dysphagia in myasthenia gravis.
J Neurol Neurosurg Psychiatry., 65 (1998), pp. 848-856
[4]
J.F. Tellez-Zenteno, J.M. Remes-Troche, A. Mimenza-Alvarado, G. Garcia-Ramos, B. Estañol, F. Vega-Boada.
The association of myasthenia gravis and connective tissue diseases. Effects of thymectomy in six cases with rheumatoid arthritis and one case with systemic lupus erythematosus.
Neurologia, 18 (2003), pp. 54-58
[5]
K. McIntyre, S. McVaugh-Smock, O. Mourad.
An adult patien with new-onset dysphagia.
CMAJ., 175 (2006), pp. 1203-1205
[6]
R.J. González, E. Chaves, H. Copello.
Dysphagia as the sole manifestation of myasthenia gravis.
Acta Gastroenterol Latinoam., 40 (2010), pp. 156-158
[7]
I.J. Cook.
Oropharyngeal dysphagia [revision].
Gastroenterol Clin North Am., 38 (2009), pp. 411-431
[8]
S. Vernino, S. Hopkins, Z. Wang.
Autonomic ganglia, acetylcholine receptor antibodies and autoimmune ganglionopathy [revision].
Auton Neurosci., 146 (2009), pp. 3-7
[9]
S. Vernino, W.P. Cheshire, V.A. Lennon.
Myasthenia gravis with autoimmune autonomic neuropathy.
Auton Neurosci., 88 (2001), pp. 187-192
[10]
S. Ferreira, P. Lage, I. Claro, J. Alcantara, J. Nunes, L.C. Nobre.
Dysphagia and dysarthria:unusual presentation of myasthenia gravis.
Acta Med Port., 20 (2007), pp. 463-466
Copyright © 2010. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.