Regístrese
Buscar en
Neurología
Toda la web
Inicio Neurología Acerca de las interconsultas a los neurólogos formuladas desde urgencias. Respu...
Información de la revista
Vol. 30. Núm. 5.
Páginas 320-322 (Junio 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 30. Núm. 5.
Páginas 320-322 (Junio 2015)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.nrl.2013.06.020
Acceso a texto completo
Acerca de las interconsultas a los neurólogos formuladas desde urgencias. Respuesta del autor
Regarding emergency department consultations with neurologists. Author's reply
Visitas
2965
J.M. Ramírez-Moreno
Autor para correspondencia
j.ramrez@gmail.es

Autor para correspondencia.
, A. Ollero-Ortiz, M.J. Gómez-Baquero, A. Roa-Montero, A.B. Constantino-Silva, F.J. Hernández Ramos
Sección de Neurología, Hospital Universitario Infanta Cristina, Badajoz, España
Contenido relaccionado
Neurologia. 2015;30:319-2010.1016/j.nrl.2013.06.021
P. Busca, O. Miró
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Agradecemos los comentarios realizados a nuestro trabajo por los Dres. Busca y Miró, y compartimos la esencia de sus conclusiones1. La visión de los Servicios de Urgencias (SU) de esta parte tan importante de nuestra labor asistencial nos da la oportunidad de comentar algunos aspectos en los que no profundizamos en nuestro trabajo inicial. El objetivo de nuestro estudio fue analizar descriptivamente y con carácter temporal las interconsultas hospitalarias (IChs) recibidas en nuestro servicio durante un quinquenio y es cierto que este análisis temporal es innovador, ya que permite ver cómo evoluciona este tipo actividad asistencial2. Aunque la atención de la urgencia hospitalaria no se ha considerado clásicamente como parte de la atención de la interconsulta, algo que comentamos en nuestro estudio, creímos conveniente incluirlas por que en nuestro medio, donde no existía guardia de Neurología ni busca en horario de mañana en ese periodo, el SU se comportaba con respecto a la afección neurológica como un fuerte consultor, utilizando la interconsulta reglada y siguiendo el modelo del resto del hospital para aquellas enfermedades que le generan dudas su manejo terapéutico y diagnóstico; es decir, igual que cualquier otro servicio hospitalario.

Existen trabajos con diferente metodología pero que dan información valiosa y suficiente sobre la atención neurológica en los SU3–7. La proporción de estas urgencias oscila, según 2 series, entre el 3 y el 14% de las urgencias médicas. En un estudio observacional de cohorte histórica realizado hace algunos años en un hospital general, se encontró que el 5% de las urgencias fueron neurológicas, requiriéndose la valoración del neurólogo casi en el 90% de los casos, siendo importante destacar que casi el 75% de las urgencias neurológicas en los hospitales de tercer nivel pueden considerarse de riesgo vital o riesgo vital potencial, mientras que en el resto de área médica tienen esta consideración el 60%6. Según algunos trabajos, estas consultas neurológicas se dan con más frecuencia a primeras horas de la tarde y por la noche7, lo que suele esgrimirse como un dato a favor de la implantación de atención continuada por neurólogos. El aumento global de la demanda sanitaria afecta también a los SU y esto se ve reflejado en un incremento de consultas por enfermedad neurológica. Estudios realizados en nuestro país observan que este incremento de consultas neurológicas es del 2 al 4% anual4,6. Este crecimiento tan acusado medido en forma de número de IChs, tal y como presentáis en vuestro artículo1 y como se infiere del nuestro2, es demostrativo de la necesidad de disponer de neurólogo consultor en los SU y/o de neurólogo de guardia. La explicación de este aumento tan notable de las consultas neurológicas a los SU no es fácil y obedece a muchos factores, como pueden ser: el comportamiento diferente de la sociedad ante la enfermedad, el envejecimiento de la población con el consiguiente aumento de la prevalencia de enfermedades ligadas a la edad, la mayor accesibilidad a los centros hospitalarios, la posibilidad de acceder a un diagnóstico y tratamiento rápido, el retraso en la atención médica programada, o la «gratuidad» de la asistencia8.

El perfil del paciente por el que se nos consulta desde urgencias es el de un individuo de unos 43±1,6 años, la mayoría mujeres (59%) y que han presentado una crisis epiléptica, pérdida de consciencia, ictus o cefalea. Estos datos van en consonancia con otros trabajos que han analizado de una forma mucho más exhaustiva las afecciones neurológicas que motivan la consulta a urgencias3,7,9,10. La presentación de vuestros resultados en categorías no nosológicas, sino sintomáticas; clasifica la «focalidad neurológica» como la urgencia neurológica más frecuente, hecho advertido también en otros trabajos6,11 y que, lógicamente, tiene que ver con el peso del ictus como proceso asistencial, ya que aproximadamente uno de cada 3 pacientes que requieren atención neurológica urgente tienen un ictus12.

La repercusión de la figura del neurólogo en los SU ha sido analizada en distintos trabajos y desde diferentes puntos de vista siendo muy positiva en términos de reducción global de ingresos, ingresos evitables, adecuación diagnostica, seguridad, pronóstico, calidad asistencial y coordinación de niveles asistenciales3,6,7,10,12–14. Cuando hay disponibilidad, la Neurología es la segunda especialidad a la que más se suele recurrir desde los SU3, lo que pone de manifiesto la relevancia y la satisfacción de la asistencia neurológica en este contexto.

El importante desarrollo y complejidad que ha experimentado la Neurología, la creciente demanda de atención neurológica, el incremento del número de neurólogos, la necesidad de un mayor desarrollo de la especialidad y los requerimientos de que la Neurología moderna debía organizarse de forma independiente condicionaron un cambio de mentalidad, que se tradujo, entre otras cosas, en un Plan Estratégico Nacional para el Tratamiento Integral de las Enfermedades Neurológicas, que dedicaba un amplio capítulo a la atención urgente, hecho obviado en los programas previos de la especialidad15. En el BOE del 20 de febrero del 2007 salió publicada la Orden por la que se aprobaba el nuevo programa formativo de la especialidad de Neurología. Es muy significativo que en el preámbulo de esta Orden ministerial, y en su primer punto, se destaca la actuación activa que el neurólogo debe tener en áreas asistenciales distintas de las habituales, como es la medicina extrahospitalaria, la urgencia y la atención del paciente crítico. Los hechos trascendentes (código ictus, unidades de ictus, tratamientos de reperfusión) que han modificado radicalmente el manejo del ictus en los últimos años, tal y como comentáis en vuestra carta, también han cambiado la relación entre los SU y la Neurología12.

Si nos atenemos a criterios científicos, de formación y de calidad asistencial, las urgencias neurológicas, siempre que lo requieran, deben ser atendidas por un neurólogo, siendo necesaria una relación estrecha, fluida y de confianza entre los servicios implicados. Sin embargo, este hecho que de por sí resulta tan obvio, no es todavía la práctica habitual en muchos centros hospitalarios de nuestro país. Nos alegra saber que los SU, lejos de cualquier otra interpretación de estas evidencias con carácter económico, organizativo o corporativo, van en la línea de mejorar la calidad asistencial.

Bibliografía
[1]
P. Busca, O. Miró.
Acerca de las interconsultas a los neurólogos formuladas desde urgencias.
Neurología, 30 (2015), pp. 319-320
[2]
J.M. Ramírez-Moreno, A. Ollero-Ortiz, M.J. Gómez-Baquero, A. Roa-Montero, A.B. Constantino Silva, F.J. Hernández Ramos.
Evolución temporal de las interconsultas hospitalarias dirigidas a Neurología en un hospital terciario. Una actividad asistencial en crecimiento.
Neurología, 28 (2013), pp. 9-14
[3]
A. Figuerola, J. Vivancos, C. Monforte, T. Segura, T. León, L.F. Ramos, et al.
Registro de urgencias neurológicas en un hospital de tercer nivel.
Rev Neurol, 27 (1998), pp. 750-754
[4]
R. García-Ramos, T. Moreno, A. Camacho, V. González, F. Bermejo.
Análisis de la atención neurológica en la urgencia del Hospital Doce de Octubre.
Neurología, 18 (2003), pp. 431-438
[5]
P.E. Jiménez-Caballero, C. Marsal-Alonso, A. Álvarez-Tejerina.
Análisis de la actividad asistencial en las guardias de neurología y su repercusión en el hospital.
Rev Neurol, 39 (2004), pp. 120-124
[6]
J.R. Ara, R. Marrón, L. Torné, A. Jiménez, B. Sánchez, J. Povar, et al.
Características de la demanda de atención neurológica urgente en un hospital terciario. Estudio mediante el sistema español de triaje.
Neurología, 22 (2007), pp. 811-812
[7]
D. Sopelana, T. Segura, A. Vadillo, M. Herrera, J. Hernández, S. García Muñozguren, et al.
Beneficio de la instauración de guardias de neurología de presencia física en un hospital general.
Neurología, 22 (2007), pp. 72-77
[8]
A. Gómez Ibáñez, P. Irimia, E. Martínez-Vila.
Urgencias neurológicas y guardias de Neurología.
An Sist Sanit Navar, 31 (2008), pp. 7-14
[9]
M.E. Erro, R. Muñoz, N. Aymerich, M. Herrera, I. Ajuria, J. Gállego.
Urgencias neurológicas intrahospitalarias: análisis basado en las interconsultas realizadas al servicio de Neurología.
Neurología, 22 (2007), pp. 815
[10]
J. Olazarán, E. Navarro, M. Galiano, A. Vaquero, A. Guillem, F. Villaverde, et al.
Calidad de la asistencia neurológica en urgencias: un estudio desde el área.
Neurologia, 24 (2009), pp. 249-254
[11]
F. Mira-Berenguer, A. Criado-Segado, L. Berenguer-Ruiz, M. Lezcano-Rodas, M. Ruiz-Vergara, S. Martí-Martínez, et al.
¿Son necesarias las guardias de neurología? Actividad del neurólogo de guardia de presencia física en un hospital de tercer nivel.
Neurología, 22 (2007), pp. 814
[12]
J. Álvarez-Sabin, C. Molina, J. Montaner, J. Arenillas, F. Pujadas, R. Huertas, et al.
Beneficios clínicos de la implantación de un sistema de atención especializada y urgente del ictus.
Med Clin (Barc), 122 (2004), pp. 528-531
[13]
G. Más-Sesé, I. Plaza-Macías, G. González-Caballero, D. Sola-Martínez, E. Hernández-Hortelano, D. Martín-Bautista, et al.
Análisis de los ingresos evitables en un servicio de Neurología.
Rev Neurol, 43 (2006), pp. 714-718
[14]
M. Ribó, C.A. Molina, A. Pedragosa, C. Sanclemente, E. Santamarina, M. Rubiera, et al.
Geographic differences in acute stroke care in Catalunya: Impact of a regional interhospital network.
Cerebrovasc Dis, 26 (2008), pp. 284-288
[15]
V. Casado.
Atención al paciente neurológico en los Servicios de Urgencias. Revisión de la situación actual en España.
Neurologia, 26 (2011), pp. 233-238
Copyright © 2013. Sociedad Española de Neurología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.