Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Relevancia del tratamiento de portadores rectales asintomáticos de Mycoplasma g...
Información de la revista
Vol. 37. Núm. 8.
Páginas 544-545 (Octubre 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 37. Núm. 8.
Páginas 544-545 (Octubre 2019)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.eimc.2018.07.003
Acceso a texto completo
Relevancia del tratamiento de portadores rectales asintomáticos de Mycoplasma genitalium en hombres que tienen sexo con hombres
Importance of the treatment of rectal Mycoplasma genitalium in men who have sex with men
Visitas
...
José Riera-Monroiga, Irene Fuertesa,
Autor para correspondencia
ifuertes@clinic.cat

Autor para correspondencia.
, Mercè Alsinaa, José Luis Blancob
a Servicio de Dermatología, Hospital Clínic de Barcelona, Universitat de Barcelona, Barcelona, España
b Servicio de Enfermedades Infecciosas, Hospital Clínic de Barcelona, Universitat de Barcelona, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

Mycoplasma genitalium (MG) es el responsable del 10 al 25% de las uretritis no gonocócicas (UNG) en Europa1. Actualmente, la tasa de resistencia a macrólidos en hombres que tienen sexo con hombres (HSH) se estima en hasta el 35%2, probablemente debido al uso extendido de azitromicina como tratamiento empírico de las UNG. La infección por MG puede causar diferentes complicaciones en ambos sexos y facilitar la transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)3. El control de esta infección obliga a realizar un tratamiento dirigido y un cuidadoso estudio de contactos en las UNG. A continuación, a propósito del siguiente caso exponemos cómo abordar el tratamiento de las uretritis por MG.

Varón de 31 años con infección por VIH en tratamiento antirretroviral con buen control que consultó por secreción uretral y disuria de semanas de evolución. Refería relaciones desprotegidas con su pareja cerrada en los últimos 3 meses. Se tomaron muestras uretrales para cultivo de Neisseria gonorrhoeae (NG) y técnicas de amplificación de ácidos nucleicos (NAAT) para NG y Chlamydia trachomatis (CT) (Anyplex® CT/NG Real-time Detection kit [Seegene]) y se pautó tratamiento empírico tanto a él como a su pareja con ceftriaxona 1g im y azitromicina1g vo. Se les recomendó evitar relaciones sexuales desprotegidas hasta disponer de los resultados. En el cultivo microbiológico se aisló Haemophilus parainfluenzae sensible al tratamiento pautado, siendo el resto de pruebas negativas. Sin embargo, la clínica de supuración persistía a los 10 días, por lo que se repitieron el cultivo y la NAAT doble, que fueron negativos. Se solicitó entonces NAAT para MG (RealCycler® Monotest MGTVUS [Progenie Molecular]) en orina, que dio resultado positivo. Ante la posibilidad que la dosis de 1g de azitromicina pudiera haber sido insuficiente para controlar la infección, se pautó una dosis de azitromicina 500mg seguida de 250mg/día vo durante 4 días, sin obtenerse mejoría clínica. La NAAT de control constató la persistencia de MG en uretra. Ante la sospecha de infección por MG resistente a macrólidos, se pautó empíricamente moxifloxacino 400mg/día durante 10 días para el paciente y su pareja, a la que además se realizó estudio NAAT para MG faríngea, uretral y rectal, siendo esta última positiva. Finalizado el tratamiento, el paciente quedó asintomático y el test de curación a las 3 semanas fue negativo para ambos. La figura 1 muestra esquematizada la evolución temporal del caso.

Figura 1.

Diagrama temporal de evolución del caso clínico.

AZI: azitromicina; CFT: ceftriaxona; CT: Chlamydia trachomatis; HP: Haemophilus parainfluenzae; MG: Mycoplasma genitalium; NAAT: técnicas de amplificación de ácidos nucleicos; NG: Neisseria gonorrhoeae.

(0,22MB).

Las guías europeas para el manejo de las UNG recomiendan realizar NAAT para MG y determinación de resistencia a macrólidos4,5, a pesar de que estas técnicas no están disponibles en muchos centros. En nuestra unidad, realizamos estudio de MG en pacientes con UNG que no responden al tratamiento y en el que la NAAT NG-CT es negativa, sin disponer de test de resistencia a macrólidos. La elevada tasa de resistencia de MG a este grupo antibiótico ha motivado la recomendación de abandonar el uso de azitromicina en monodosis en el tratamiento empírico de las UNG en Europa4. En pacientes sin respuesta clínica o microbiológica a una dosis única de azitromicina 1g vo las guías recomiendan asumir que se trata de una cepa resistente a macrólidos y el tratamiento recomendado sería directamente moxifloxacino4 tal y cómo ilustra este caso.

El papel del MG rectal como reservorio y la necesidad de tratar a los portadores rectales asintomáticos han sido controvertidos6. Un estudio reciente en HSH con uretritis por MG mostró que hasta el 40% de los contactos en los que se realizó el estudio rectal tuvieron resultado positivo para MG7. La presencia de MG en recto es frecuentemente asintomática, siendo las cargas bacterianas de MG superiores en los pacientes con proctitis sintomática que en portadores asintomáticos8. Por otra parte, la prevalencia de MG en orofaringe es muy baja y no parece constituir un reservorio importante9.

La guía europea para el manejo de la infección por MG recomienda el estudio de los contactos de los infectados por MG y su tratamiento en caso de ser positivo4,5. No disponemos de estudios de coste-eficacia sobre el tratamiento de los contactos de pacientes con infección por MG, aunque sí parece una herramienta efectiva para disminuir la incidencia. Tampoco disponemos de evidencia sobre aspectos como la historia natural de la infección o la morbilidad evitable con su tratamiento, por lo que a día de hoy el cribado de MG en asintomáticos no está recomendado10. En poblaciones de riesgo, como son los HSH VIH positivos en los que el número de portadores rectales asintomáticos es mayor,6 el cribado dirigido podría ser más coste-eficaz.

En conclusión, casos como el que presentamos apoyan la necesidad e importancia del cribado de las parejas sexuales de los pacientes con infección por MG y del tratamiento de los portadores rectales con el objetivo de reducir la incidencia de infecciones por MG. Además, la determinación de la resistencia a macrólidos mediante técnicas moleculares simultáneo a su detección permitiría un tratamiento dirigido.

Bibliografía
[1]
D. Taylor-Robinson, J.S. Jensen.
Mycoplasma genitalium: From Chrysalis to Multicolored Butterfly.
Clin Microbiol Rev, 24 (2011), pp. 498-514
[2]
M.J. Barberá, M. Fernández-Huerta, J.S. Jensen, E. Caballero, A. Andreu.
Mycoplasma genitalium Macrolide and Fluoroquinolone Resistance: Prevalence and Risk Factors Among a 2013-2014 Cohort of Patients in Barcelona, Spain.
Sex Transm Dis, 44 (2017), pp. 457-462
[3]
J. Vandepitte, H.A. Weiss, J. Bukenya, N. Kyakuwa, E. Muller, A. Buvé, et al.
Association between Mycoplasma genitalium infection and HIV acquisition among female sex workers in Uganda: evidence from a nested case-control study.
Sex Transm Infect, 90 (2014), pp. 545-549
[4]
P.J. Horner, K. Blee, L. Falk, W. van der Meijden, H. Moi.
2016 European guideline on the management of non-gonococcal urethritis.
Int J STD AIDS, 27 (2016), pp. 928-937
[5]
J.S. Jensen, M. Cusini, M. Gomberg, H. Moi.
2016 European guideline on Mycoplasma genitalium infections.
J Eur Acad Dermatol Venereol, 30 (2016), pp. 1650-1656
[6]
S. Soni, S. Alexander, N. Verlander, P. Saunders, D. Richardson, M. Fisher, et al.
The prevalence of urethral and rectal Mycoplasma genitalium and its associations in men who have sex with men attending a genitourinary medicine clinic.
Sex Transm Infect, 86 (2010), pp. 21-24
[7]
J.B. Slifirski, L.A. Vodstrcil, C.K. Fairley, J.J. Ong, E.P.F. Chow, M.Y. Chen, et al.
Mycoplasma genitalium Infection in Adults Reporting Sexual Contact with Infected Partners Australia, 2008-2016.
Emerg Infect Dis, 23 (2017), pp. 1826-1833
[8]
M. Bissessor, S.N. Tabrizi, C.S. Bradshaw, C.K. Fairley, J.S. Hocking, S.M. Garland, et al.
The contribution of Mycoplasma genitalium to the aetiology of sexually acquired infectious proctitis in men who have sex with men.
Clin Microbiol Infect, 22 (2016), pp. 260-265
[9]
S. Hakre, R.O. Casimier, B.A. Danboise, S.A. Peel, N.L. Michael, P.T. Scott, et al.
Enhanced Sexually Transmitted Infection Screening for Mycoplasma genitalium in Human Immunodeficiency Virus -Infected US Air Force Personnel.
Clin Infect Dis, 65 (2017), pp. 1585-1588
[10]
M.R. Golden, K.A. Workowski, G. Bolan.
Developing a Public Health Response to Mycoplasma genitalium.
J Infect Dis, 216 (2017), pp. S420-S426
Copyright © 2018. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.