Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Infección parotídea por Mycobacterium malmoense
Información de la revista
Vol. 37. Núm. 8.
Páginas 545-547 (Octubre 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1932
Vol. 37. Núm. 8.
Páginas 545-547 (Octubre 2019)
Diagnóstico a primera vista
Acceso a texto completo
Infección parotídea por Mycobacterium malmoense
Mycobacterium malmoense parotid gland infection
Visitas
...
Diana Carolina Juzga-Corralesa,
Autor para correspondencia
caroljcorrales@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Elisenda Moliner-Calderóna, Pere Coll-Figab, Xavier Leon-Vintróc
a Servicio de Pediatría, Hospital de Sant Pau, Barcelona, España
b Servicio de Microbiología, Hospital de Sant Pau, Barcelona, España
c Servicio de Otorrinolaringología, Hospital de Sant Pau, Barcelona, España
Disponible módulo formativo: Volumen 37 - Número 8. Saber más
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Caso clínico

Niña de 2 años que consulta por tumoración preauricular derecha. Previamente sana, correctamente vacunada y sin antecedentes de interés. Los progenitores son procedentes de Ecuador; el padre tuvo tuberculosis pulmonar tratada correctamente hace 10 años. La exploración muestra una masa a nivel de parótida de 0,5cm, blanda, dolorosa y picos febriles al inicio del cuadro. Se orienta como parotiditis vírica y se practican serologías que resultan negativas. Se prescriben antiinflamatorios durante una semana. Presenta aumento de la lesión y signos inflamatorios tras 20 días de su inicio. La ecografía muestra una imagen polilobulada de 25mm en la parótida derecha y adenopatías laterocervicales y mastoideas sugestivas de proceso inflamatorio abscesificado. Se inicia tratamiento antibiótico con amoxicilina clavulánico sin respuesta a los 7 días ampliándose el estudio. El Mantoux fue positivo (12mm) a las 48h de su inoculación. Se realiza Quantiferon que resulta negativo. Se practica biopsia guiada por ecografía (PAAF) con cultivo positivo para Mycobacterium malmoense. Se inicia tratamiento con isoniacida, rifampicina, etambutol y claritromicina.

La lesión se confirma por resonancia magnética (figs. 1 y 2). Se drena la lesión, con disminución del tamaño a 0,3cm al tercer mes del tratamiento. Tras 9 meses de tratamiento la lesión se mantiene estable, realizándose exéresis quirúrgica (figs. 3 y 4).

Figuras 1 y 2.

Secuencias T1, T2, contraste con gadolinio: masa de aspecto quístico con tabiques en la parótida derecha compatibles con absceso.

(0,09MB).
Figuras 3 y 4.

Secuencias T1, T2, contraste con gadolinio: cambio de señal a nivel de polo anterior de la parótida en relación con lesión subcutánea sin un claro trayecto fistuloso. Comparado con el estudio inicial, hay una mejoría significativa con reducción de la lesión en medidas e intensidad de la señal.

(0,09MB).

Se reseca ganglio linfático intraparotídeo que muestra inflamación granulomatosa crónica y restos de parótida con fibrosis intersticial. Procedimiento quirúrgico sin complicaciones.

Discusión

En niños, la adenitis cervical es la afectación más frecuente de la infección por micobacterias no tuberculosas (MNT) y afecta a menores de 5 años sin comorbilidad asociada1-3. El compromiso de la glándula parótida es infrecuente.

Mycobacterium avium-intracellulare complex es el patógeno más prevalente2,4,5. En el norte de Europa M. malmoense es una de las MNT de mayor incidencia6. El mecanismo de transmisión por MNT es aún incierto3,4,7.

Suelen ser lesiones unilaterales, indoloras, con evolución subaguda, tendencia a la cronicidad, aumento progresivo de tamaño y formación de fístulas, aunque pueden resolverse espontáneamente1-3,8. El diagnóstico diferencial debe establecerse con la adenitis bacteriana, tuberculosa, y en menor frecuencia con tumores parotídeos7.

La confirmación diagnóstica se obtiene mediante aislamiento microbiológico a partir de muestras de PAAF o exéresis quirúrgica3,5,7.

La ecografía es la prueba de elección; la tomografía computarizada y la resonancia magnética están indicadas previas a la cirugía, en lesiones extensas, complicadas o para delimitar su extensión1,5.

La reacción intradérmica de Mantoux es positiva (induración ≥10mm) en entre un 30 y 60% de niños con MNT, siendo poco útil para establecer el diagnóstico diferencial con Mycobacterium tuberculosis (MT)2,4,5. Sin embargo, las pruebas de medición de interferón gamma inducido (IGRA) son típicamente negativas, ya que la mayoría de las MNT implicadas no expresan antígenos inductores de la respuesta inmune celular testada2,4,5.

La identificación de MNT mediante técnicas de diagnóstico molecular permite el aislamiento rápido del patógeno, con una sensibilidad de hasta ≥90%2,3.

El tratamiento es controvertido; no existe evidencia suficiente que demuestre superioridad entre conducta expectante, farmacoterapia o intervención quirúrgica2,8.

Se recomienda farmacoterapia combinada para evitar resistencias, incluyendo un macrólido asociado a rifabutina, fluoroquinolonas o etambutol5-8, durante un mínimo de 6 meses.

La intervención quirúrgica, en algunos estudios considerada de elección1,5,8,9, no está exenta de complicaciones: sobreinfecciones de la herida quirúrgica y lesiones neurovasculares, como parálisis del nervio facial3,7.

La farmacoterapia antes o después de la cirugía puede servir para delimitar la extensión de la exéresis quirúrgica, disminuyendo el riesgo de lesión neurológica en afectación bilateral, lesiones evolucionadas, fistulizaciones o recidivas5,9.

Comentario final

La afectación parotídea por MNT es rara y debe excluirse la infección por MT. El tratamiento debe realizarse de forma individualizada valorando el riesgo-beneficio.

En nuestro caso, la farmacoterapia previa a la cirugía redujo considerablemente la lesión y minimizó las secuelas estéticas.

Agradecimientos

A todos los profesionales de los servicios de Pediatría, Otorrinolaringología y Microbiología del Hospital de Sant Pau.

Bibliografía
[1]
E. Tortoli.
Epidemiology of cervico facial pediatric lymphadenitis as a result of nontuberculous mycobacteria.
Int J Mycobacteriol., 1 (2012), pp. 165-169
[2]
P. Zimmermann, N. Curtis, M. Tebruegge.
Nontuberculous mycobacterial disease in childhood – update on diagnostic approaches and treatment.
J Infect., 74 (2017), pp. S136-S142
[3]
S.H. Willemse, M.A.E.M. Oomens, J. de Lange, L.H.E. Karssemakers.
Diagnosing nontuberculous mycobacterial cervicofacial lymphadenitis in children: a systematic review.
Int J Pediatr Otorhinolaryngol., 112 (2018), pp. 48-54
[4]
T.S. Hermansen, V.Ø. Thomsen, T. Lillebaek, P. Ravn.
Non-tuberculous mycobacteria and the performance of interferon gamma release assays in Denmark.
[5]
E. Nuñez-Cuadros, F. Baquero Artigao, Grupo de trabajo sobre infección por micobacterias no tuberculosas de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP).
Recomendaciones de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica sobre el tratamiento de las adenitis por micobacterias no tuberculosas.
An Pediatr (Barc)., 77 (2012), pp. 147-222
[6]
B.A. Brown-Elliott, K.A. Nash, R.J. Wallace Jr..
Antimicrobial susceptibility testing drug resistance mechanisms and therapy of infections with nontuberculous mycobacteria.
Clin Microbiol Rev., 25 (2012), pp. 545-582
[7]
M. Tebruegge, A. Pantazidou, D. MacGregor, G. Gonis, D. Leslie, L. Sedda, et al.
Nontuberculous mycobacterial disease in children – epidemiology, diagnosis & management at a tertiary center.
PLoS One., 11 (2016), pp. e0147513
[8]
H. Margje, S.M. Arend, J.A. Lindeboom, N.G. Hartwig, J.T. van Dissel.
Nontuberculous mycobacterial infection in children: a 2-year prospective surveillance study in the Netherlands.
Clin Infect Dis., 39 (2004), pp. 450-456
[9]
G. Spinelli, G. Mannelli, F. Arcuri, E. Venturini, E. Chiappini, L. Galli.
Surgical treatment for chronic cervical lymphadenitis in children. Experience from a tertiary care paediatric center on non-tuberculous mycobacterial infections.
Int J Pediatr Otorhinolaryngol., 108 (2018), pp. 137-142
Copyright © 2019. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos