Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Neumonía por Bordetella bronchiseptica en pacientes con infección por el VIH
Información de la revista
Vol. 22. Núm. 8.
Páginas 502-503 (Octubre 2004)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 22. Núm. 8.
Páginas 502-503 (Octubre 2004)
Acceso a texto completo
Neumonía por Bordetella bronchiseptica en pacientes con infección por el VIH
Bordetella bronchiseptica pneumonia in patients with HIV
Visitas
...
Ma Eulalia Valenciaa, Ana Enríquezb, Nuria Caminob, Victoria Morenoa
a Servicio de Enfermedades Infecciosas. Hospital Carlos III. Madrid. Espa??a.
b Servicio de Microbiolog??a. Hospital Carlos III. Madrid. Espa??a.
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
TABLA 1. Características de los 4 pacientes con infección por VIH y Bordetella bronchiseptica
Texto completo

Sr. Editor: Bordetella bronchiseptica es un cocobacilo gramnegativo pleomórfico aerobio y flagelado que por lo general origina infección en el tracto respiratorio de animales domésticos y en ocasiones puede producir infecciones respiratorias en seres humanos inmunodeprimidos o que tienen contacto repetido con animales. También se han descrito casos aislados de infección respiratoria por B. bronchiseptica en los pacientes con infección por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la serie más amplia aparece publicada por Dworkin et al1 con 9 casos observados durante un período de 8 años.

En marzo de 2003 se diagnosticó neumonía por B. bronchiseptica en un varón con infección por VIH y linfoma de Hodgkin. A partir de este caso índice se hizo una revisión en el laboratorio de microbiología y se encontraron 3 casos más, todos en pacientes con infección por VIH. Se describen a continuación los 4 pacientes diagnosticados en nuestro centro desde enero de 1998 hasta marzo de 2003 (fecha de diagnóstico del caso índice). Durante este tiempo se produjeron 1.186 ingresos, lo que representa el 0,3% con aislamiento de B. bronchiseptica. En todos los casos se cultivó a partir de muestras de esputo en agar sangre y agar chocolate y se realizó antibiograma. La identificación de las cepas se confirmó mediante ApiNE system (BIO-Mérieux) y MicroScan (Dade-Behring).

La edad media fue de 38 años (rango, 32-50). El caso índice era un varón homosexual de 50 años y de los otros tres, dos eran mujeres. Una paciente había adquirido la infección por relaciones heterosexuales y los otros dos habían sido consumidores de drogas por vía parenteral. El recuento medio de los linfocitos CD4+ fue de 35 cél./μl (rango, 4-54), todos los pacientes tenían sida y ninguno recibía tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA), aunque dos de ellos lo habían recibido con anterioridad. En 2 casos no existía otra enfermedad concomitante y una mujer cumplía criterios de bronconeumopatía crónica obstructiva. El diagnóstico de neumonía del caso índice coincidió con un episodio de aplasia medular tras la administración del cuarto ciclo de quimioterapia.

Todos los enfermos tenían fiebre y síntomas respiratorios con infiltrados alveolares de diferente localización en la radiografía de tórax en 3 casos y un infiltrado intersticial bilateral en el restante. En el caso 1 se asoció también con derrame pleural. En todos los pacientes, los hemocultivos, la investigación de micobacterias y la búsqueda de otros gérmenes que pudieran ser responsables de la infección respiratoria fueron negativos.

Inicialmente fueron tratados con antibioticoterapia empírica. El paciente con linfoma de Hodgkin recibió imipenem por la existencia de neutropenia concomitante y los otros tres, ceftriaxona. Posteriormente el tratamiento se ajustó a los resultados del antibiograma, y tuvo que cambiarse la ceftriaxona por amoxicilina-ácido clavulánico en los 3 casos al ser todos los aislados resistentes a las cefalosporinas. A pesar de ello, sólo el caso 3 continuaba con fiebre al efectuar el cambio terapéutico, ya que la situación clínica de los casos 2 y 4 había mejorado de forma importante mientras recibían ceftriaxona. Todos fueron dados de alta asintomáticos. En la tabla 1 aparecen reflejadas las principales características de los 4 enfermos con infección por VIH y B. bronchiseptica.

En nuestra experiencia, las neumonías bacterianas son la principal causa de hospitalización2 y originan la muerte del 5-10% de los enfermos con infección por VIH ingresados. Aunque los agentes responsables más frecuentes son Streptococcus pneumoniae y Haemophilus influenzae, en determinadas circunstancias se aíslan gérmenes tan atípicos como B. bronchiseptica1,3-5.

Hay autores que sugieren que esta infección podría ser una zoonosis6,7 pero ninguno de nuestros pacientes tenía animales domésticos y sería arriesgado por nuestra parte mantener ese postulado. En esta pequeña serie, al igual que en la mayoría de los casos publicados1,8 los 4 pacientes estaban profundamente inmunodeprimidos (todos tenían menos de 100 linfocitos CD4+/μl) y en los cuatro la sintomatología respiratoria con el hallazgo de infiltración neumónica en la radiografía de tórax fue el motivo del ingreso. Sólo en un caso se observó infiltrado intersticial bilateral a pesar de ser el patrón que con mayor frecuencia se describe. No existe ningún dato característico de esta infección y ocasionalmente puede producir reactividad serológica cruzada con Legionella, dificultando aún más su diagnóstico9. B. bronchiseptica es sensible a la mayoría de los antibióticos que se utilizan de forma empírica para tratar las neumonías en los pacientes infectados por el VIH1,10. Por todos estos motivos, probablemente en muchas ocasiones, si no se solicita un cultivo de esputo, la enfermedad no se diagnostique. Es interesante reseñar que la resistencia a la mayoría de las cefalosporinas (usadas como terapia empírica en los casos 2, 3 y 4) con susceptibilidad a amoxicilina-ácido clavulánico fue la norma en todos los aislados de nuestro hospital, aunque esto no condicionó un peor pronóstico. La mejoría inicial con ceftriaxona en los casos 2 y 4 podría explicarse por la posible existencia simultánea de otro germen no identificado.

En resumen, no hay que olvidar que B. bronchiseptica puede ser causa de neumonía adquirida en la comunidad en los pacientes con infección por VIH, sobre todo si están gravemente inmunodeprimidos, y que se diagnostica con facilidad si se realiza un cultivo de esputo.

Bibliograf??a
[1]
Bordetella bronchiseptica infection in human immunodeficiency virus infected patients. Clin Infect Dis 1999;28:1095-9.
[2]
Motivo de ingreso hospitalario en pacientes con infecci??n por el virus de la inmunodeficiencia humana en la era del tratamiento antirretroviral de gran actividad. Med Clin (Barc) 2002;119:293-5.
[3]
Bacterial pneumonia in hospitalized patients with HIV infection: the pulmonary complications, ICU support and prognostic factors of hospitalized patients with HIV (PIP) Study. Chest 2000;117: 1017-22.
[4]
Neumon??a por Bordetella bronchiseptica y s??ndrome de inmunodeficiencia adquirida. Rev Clin Esp 1999;199:330-1.
[5]
Bordetella bronchiseptica pneumonia in a patient with AIDS. Thorax 1994;49:719-20.
[6]
Infecci??n por Bordetella bronchiseptica en pacientes con sida. Enferm Infecc Microbiol Clin 1997;15: 48-9.
[7]
Recovery of Bordetella bronchiseptica from patients with AIDS. Clin Infect Dis 1992;15:376-7.
[8]
Bordetella bronchiseptica infection in patients with AIDS. Clin Infect Dis 1995;20:193-4.
[9]
Bordetella bronchiseptica in an AIDS patients cross reacts with Legionella antisera. J Clin Microbiol 1994;32:3095-6.
[10]
Cavitary pneumonia in an AIDS patient caused by an unusual Bordetella bronchiseptica variant producing reduced amounts of pertactina and other major antigens. J Clin Microbiol 2002; 40:3146-5.
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.