Regístrese
Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Mortalidad en pacientes con endocarditis infecciosas atendidos en 2 hospitales d...
Información de la revista
Vol. 33. Núm. 1.
Páginas 70-71 (Enero 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 33. Núm. 1.
Páginas 70-71 (Enero 2015)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.eimc.2014.06.007
Acceso a texto completo
Mortalidad en pacientes con endocarditis infecciosas atendidos en 2 hospitales dotados de cirugía cardiaca. Réplica
Mortality in patients with infective endocarditis treated in 2 different centers with on-site cardiac surgery. Reply
Visitas
3696
Marcos Rodríguez-Estebana,
Autor para correspondencia
mrodest@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Sara Miranda-Monteroa, Rafael Llorens-Leónb, Luis Álvarez-Acostaa
a Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, Santa Cruz de Tenerife, España
b Hospiten Rambla, Santa Cruz de Tenerife, España
Contenido relaccionado
Enferm Infecc Microbiol Clin. 2015;33:71-310.1016/j.eimc.2014.06.009
Mario Fernández-Ruiz, Elena Sánchez-Maganto, José T. Silva, Francisco López-Medrano
Este artículo ha recibido
3696
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

Agradecemos sinceramente el interés puesto por los autores en nuestro trabajo. Sus comentarios aportan además un punto de vista enriquecedor.

No cabe duda de que la endocarditis infecciosa (EI) despierta una gran preocupación entre los especialistas que la tratan. La alta tasa de mortalidad que presenta en medios como el nuestro hace que nos planteemos si estamos haciendo bien las cosas, y eso lleva a compararnos con centros de reconocida experiencia1. Efectivamente, los predictores varían en función del trabajo publicado, no solo porque las poblaciones son diferentes, sino porque hay variables que no se analizan y por tanto los riesgos entran o salen de las tablas correspondientes. Nosotros creemos, con todo nuestro respeto, que la mortalidad y las complicaciones de la EI dependen básicamente de la presencia de una mayor gravedad objetiva1,2, de la comorbilidad del paciente3 y de la presencia de microorganismos agresivos4. La estadística, sin duda, hay que usarla con sentido común, y todos los grandes trabajos muestran más o menos esto. Otra cosa es la atención que se puede ofrecer al enfermo, y esto es más difícil de medir y demostrar. Aquí sí es interesante salvar todos los posibles factores de confusión entre centros, tal y como han hecho los autores o hemos intentado hacer nosotros. La falta de servicio quirúrgico es un potencial factor limitante para un hospital. Sin embargo, nos tranquiliza saber que el tiempo hasta la cirugía no es un factor que se relacione en nuestro caso al menos con la mortalidad, y que disponemos de una vía de comunicación rápida con el cirujano cuando lo necesitamos.

Ha existido un cierto debate sobre a qué pacientes con EI se debe operar y en qué momento. Muchos de los trabajos realizados al respecto son, sin duda, de una gran rigurosidad metodológica5. No obstante, una cosa muy importante y obvia a tener en cuenta es que la cirugía debe realizarse cuando existe una indicación quirúrgica. Lo normal es que un paciente con gran destrucción valvular o con infección local incontrolable evolucione de forma desfavorable sin intervención.

Nosotros hemos analizado de forma particular la mortalidad de la endocarditis izquierda en nuestro centro entre enero de 2005 y mayo de 2014, no solo en función de si los pacientes se operan, sino de la urgencia de la intervención o de si no se pudieron o quisieron operar (fig. 1). Los motivos principales para no operarse cuando existía indicación fueron la alta comorbilidad «percibida» por los médicos (61,5%) y las complicaciones neurológicas (23,1%). Por otro lado, las razones más comunes para la cirugía cuando se llevó a cabo fueron la insuficiencia cardiaca (25%), la insuficiencia valvular severa (16,7%) y la afectación anular (8,3%). La mortalidad fue máxima cuando el paciente no se operó existiendo indicación, le siguió la cirugía emergente (probablemente por la situación del paciente), el tratamiento médico exclusivo y la cirugía no emergente. Estos porcentajes deben tomarse con cautela, dado que son datos brutos, no ajustados a gravedad y comorbilidad. La principal causa de muerte fue siempre la sepsis (48% en caso de tratamiento médico exclusivo y 46,1% en caso de tratamiento quirúrgico). Esto demuestra a su vez que el tratamiento quirúrgico va de la mano del tratamiento médico, y nos lleva a la última reflexión: una vez reconocidos los factores que dependen del propio enfermo y del agente causal, ¿cómo optimizar el tratamiento? La aparición de equipos multidisciplinares puede mejorar los resultados6, pero hay aspectos que siempre quedarán sin resolver, como la habilidad y la intuición del médico o la pericia del cirujano, difíciles de incluir como variables en un estudio estadístico.

Figura 1.

Mortalidad por grupos de tratamiento.

(0,14MB).
Bibliografía
[1]
M. Rodríguez-Esteban, M. Anguita, S. Miranda-Montero, J.C. Castillo, L. Álvarez-Acosta, F. Castillo, et al.
Endocarditis infecciosa en 2 hospitales universitarios españoles que difieren en su localización y en la presencia de servicio quirúrgico.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 32 (2014), pp. 297-301
[2]
V.H. Chu, C.H. Cabell, D.K. Benjamin, E.F. Kuniholm, V.G. Fowler, J. Engemann, et al.
Early predictors of in-hospital death in infective endocarditis.
Circulation, 109 (2004), pp. 1745-1749
[3]
J. Gálvez-Acebal, J. Rodríguez-Baño, F.J. Martínez-Marcos, J.M. Reguera, A. Plata, J. Ruiz, et al.
Prognostic factors in left-sided endocarditis: Results from the Andalusian multicenter cohort.
BMC Infect Dis, 10 (2010), pp. 17
[4]
D.R. Murdoch, G.R. Corey, B. Hoen, J.M. Miró, V.G. Fowler, A.S. Bayer, The International Collaboration on Endocarditis—Prospective Cohort Study, et al.
Clinical presentation, etiology, and outcome of infective endocarditis in the 21st century.
Arch Intern Med, 169 (2009), pp. 463-473
[5]
B.D. Prendergast, P. Tornos.
Surgery for infective endocarditis. Who and when?.
Circulation, 121 (2010), pp. 1141-1152
[6]
F. Carrasco-Chinchilla, G. Sánchez-Espín, J. Ruiz-Morales, I. Rodríguez-Bailón, J.M. Melero-Tejedor, R. Ivanova-Georgieva, et al.
Influencia de una estrategia de alerta multidisciplinaria en la mortalidad por endocarditis infecciosa izquierda.
Rev Esp Cardiol, 67 (2014), pp. 380-386
Copyright © 2014. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.