Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Meningoencefalitis viral en pacientes inmunocompetentes: papel del VIH
Información de la revista
Vol. 33. Núm. 8.
Páginas 574-575 (Octubre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 33. Núm. 8.
Páginas 574-575 (Octubre 2015)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.eimc.2015.02.004
Acceso a texto completo
Meningoencefalitis viral en pacientes inmunocompetentes: papel del VIH
Viral meningoencephalitis in inmunocompetent patients: Relevance of HIV infection
Visitas
...
Melisa Hernández Febles
Autor para correspondencia
mherfeb@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Raúl Gilarranz Luengo, Francisco Javier Chamizo López, María José Pena Lopez
Servicio de Microbiología, Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrin, Las Palmas de Gran Canaria, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Características de pacientes con meningoencefalitis por VIH
Texto completo
Sr. Editor:

La meningoencefalitis (ME) vírica es una urgencia médica que sin tratamiento puede tener un mal pronóstico. Entre los principales virus productores de ME se encuentran los herpesvirus (principalmente el virus herpes simplex tipo1), los enterovirus y, en zonas endémicas, diferentes arbovirus1,2. El VIH durante la infección primaria también puede producir un síndrome de ME3.

Con el objetivo de analizar el papel del VIH en el síndrome de ME de etiología vírica, se realizó un estudio en el que se incluyeron todos los pacientes inmunocompetentes entre 14 y 65años que acudieron al hospital (población media anual atendida de 274.198 habitantes en este rango de edad) desde enero de 2007 a junio de 2014, con un cuadro clínico compatible con ME. La ME vírica se definió por la presencia de un síndrome confusional agudo con fiebre y/o cefalea, en donde se detectó la presencia de un virus (ME vírica confirmada) o donde se descartaron otras etiologías no víricas (ME vírica probable). El diagnóstico virológico incluyó la investigación en líquido cefalorraquídeo (LCR) de enterovirus y herpesvirus (virus herpes simplex [VHS] tipos1 y 2, virus varicela-zoster [VVZ], virus de Epstein Barr, citomegalovirus [CMV] y virus herpes humano tipo6) por técnicas de amplificación genómica (Clart®-Entherpex-Genomica S.A.U.). Bajo petición médica, se realizó el cribado serológico del VIH (Enzygnost® HIV Integral II-Siemens) y la confirmación de anticuerpos (INNO-LIA™ HIV I/II Store-Innogenetics®), así como la carga viral en plasma y LCR (COBAS Ampliprep/COBAS Taqman VIH™-Roche Diagnostics). Se revisaron retrospectivamente las historias clínicas de todos los pacientes, y se recogieron los datos demográficos, clínicos y de laboratorio.

Durante el período de estudio se diagnosticaron 24 pacientes de ME vírica, 13 (54,2%) confirmada y 11 (45,8%) probable. La incidencia media anual de ME vírica fue de 1,19 casos/100.000 habitantes entre 14 y 65años (rango: 1,09-1,82; un año sin casos). De los 13 pacientes con ME confirmada, 5 (38,5%) fueron producidas por VHS-tipo1, 4 (30,8%) fueron casos de primoinfección por VIH, 3 (23,1%) de infección por VVZ y uno (7,7%) por CMV. En 16 (66,7%) pacientes no se descartó la infección aguda por el VIH, en 10 de ellos nunca se solicitó la serología y en 6 solo en la fase aguda. El paciente con diagnóstico de ME por CMV, en el que no se descartó la infección por VIH en el momento del cuadro, fue diagnosticado un año después de infección por VIH.

En la tabla 1 se presentan las características de los pacientes con diagnóstico de ME por VIH. Todos fueron varones con una mediana de edad de 24años, que, previo al ingreso, presentaron un cuadro compatible con un síndrome retroviral agudo y que acudieron al hospital al menos 10días después del inicio de los síntomas. En 3 pacientes se documentó la seroconversión de anticuerpos, y la carga viral en LCR fue, en los 3 casos en los que se realizó, mayor que la carga viral plasmática. En un paciente no se documentó la seroconversión del VIH, aunque por las características clínico-epidemiológicas podríamos considerarla una posible infección primaria. Además, los cultivos bacterianos, micobacterianos y fúngicos del LCR fueron negativos, así como la detección de antígeno de Criptococcus neoformans y la PCR de virus JC y de Toxoplasma gondii. Ninguno de los pacientes recibió tratamiento antirretroviral y el cuadro clínico se resolvió en todos los casos sin secuelas.

Tabla 1.

Características de pacientes con meningoencefalitis por VIH

 
Fecha ingreso  05.12.2007  23.04.2008  31.05.2010  13.04.2014 
Edad/Sexo  21/H  21/H  41/H  27/H 
Clínica previa al ingreso (días)  Cefalea, odinofagia, sudoración (14)  Fiebre, cefalea, odinofagia (14)  Fiebre, cefalea, odinofagia (10)  Fiebre, cefalea, tos, expectoración, mialgias (20) 
Clínica al ingresoFiebreSCACefaleaExantemaRigidez nuca  NoSíSíNoNo  SíSíSíSíSí  SíSíSíSíSí  SíSíSíNoNo 
RMN  Normal  Normal  Normal  Normal 
Leucocitos/μl LCR  640  131  144 
Proteínas (mg/dl) LCR  401  161  25  263 
Cribado VIH  Positivo  Positivo  Positivo  Positivo 
Confirmatorio VIH  Positivo  Indeterminado  Indeterminado  Indeterminado 
CV plasma (copias/ml)  33.600  173.000  73.200  210.000 
CV LCR (copias/ml)  58.600  NR  1.840.0000  > 500.000 
Linfocitos T CD4 (célulasl/μl)  798  1.051  971  330 
Tratamiento aciclovir (días)  No  Sí (1)  Sí (4)  Sí (1) 
Tratamiento antibiótico (días)  No  No  CRO+VA (4)  CRO+AMP (7) 
Secuelas  No  No  No  No 

AMP: ampicilina; ATB: antibiótico; CRO: ceftriaxona; CV: carga viral; H: hombre; NR: no realizado; RMN: resonancia magnética nuclear; SCA: síndrome confusional agudo; VA: vancomicina.

La ME vírica es un síndrome poco frecuente en este grupo de población. El porcentaje de pacientes sin diagnóstico etiológico superó el 40%, aunque no se descartaron arbovirus dada su baja prevalencia en nuestra área4. En nuestro estudio, el VIH fue uno de los principales agentes etiológicos encontrados, a pesar de que no se tuvo presente en un gran número de casos, ya que en las dos terceras partes de los pacientes no se descartó, por lo que su incidencia podría ser mayor.

Aunque se sabe que la primoinfección por el VIH puede producir ME, en la bibliografía se publican pocos casos, y en todas las publicaciones, de forma unánime, se recomienda incluirlo en el diagnóstico diferencial5-9 de este síndrome, hecho que, como se demuestra en nuestro estudio, no siempre se tiene en cuenta. Debido a que para la realización del VIH se necesita una sospecha clínica y una solicitud expresa por el médico, es posible que este sea un impedimento para diagnosticar más casos. Además, es importante considerar que durante el cuadro clínico agudo la serología puede ser negativa, sobre todo si el paciente acude en la fase inicial, o indeterminada, como ha ocurrido en 3 de nuestros pacientes, con al menos 10días de evolución del cuadro clínico. Creemos necesario descartar el VIH entre los agentes etiológicos productores de ME en la población adulta joven por su trascendencia clínico-epidemiológica y, si la serología es negativa, se debería repetir en la fase de convalecencia.

Bibliografía
[1]
L.R. Karen, L.T. Kenneth.
Meningitis, encephalitis, brain abscess and empyema.
Harrison's Princples of Internal Medicine, 17th ed, pp. 2621-2641
[2]
A.R. Tunkel.
Approach to the patient with central nervous system infections.
Principles and Practice of Infectious Diseases, 7th ed, pp. 1183-1188
[3]
F. Boufassa, C. Bachmeyer, N. Carre, C. Deveau, A. Persoz, C. Jadand, et al.
Influence of neurologic manifestations of primary human immunodeficiency virus infection on disease progression. SEROCO Study Group.
J Infect Dis, 171 (1995), pp. 1190-1195
[4]
F. De Ory, A. Avello, J.E. Echevarría, M.P. Sánchez-Seco, G. Trallero, M. Cabrerizo, et al.
Viral infections of the central nervous system in Spain: A prospective study.
J Med Virol, 85 (2013), pp. 554-562
[5]
P.J. Newton, W. Newsholme, N.S. Brink, H. Manji, I.G. Willimas, R.F. Millar.
Acute meningoencephalitis and meningitis due to primary HIV infection.
BMJ, 325 (2002), pp. 1225-1227
[6]
S. Penado, M. de Pablo, L. Villanueva, M.J. Jove.
Meningoencefalitis aguda debida a primoinfección por VIH.
Enferm Infec Microbiol Clin, 24 (2006), pp. 287-291
[7]
A. Umgelter, W. Huber, R.M. Schmid, W. Reindl.
Coma as a presenting symptom of primary HIV infection.
Sex Transm Infect, 83 (2007), pp. 85-86
[8]
A. Villar de Saz, O. Sued, V. Falcó, F. Agüero, M. Crespo, T. Fumarola, et al.
Acute meningoencephalitis due to human immunodeficiency virus type1 infection in 13 patients: clinical description and follow-up.
J NeuroVirol, 14 (2008), pp. 474-479
[9]
M. Sánchez Marteles, B. Sierra Bergua, S. Letona Carbajo, Conde I. Sanjoaquin.
Miocarditis y meningoencefalitis como forma de presentación de una primoinfección por el virus de la inmunodeficiencia humana-1.
Med Clin (Barc), 130 (2008), pp. 597-599
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.