Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Estudio epidemiológico de portadores nasofaríngeos de Streptococcus pneumoniae...
Información de la revista
Vol. 32. Núm. 7.
Páginas 409-476 (Agosto - Septiembre 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
3704
Vol. 32. Núm. 7.
Páginas 409-476 (Agosto - Septiembre 2014)
Original
DOI: 10.1016/j.eimc.2013.07.013
Acceso a texto completo
Estudio epidemiológico de portadores nasofaríngeos de Streptococcus pneumoniae en niños en la comunidad autónoma de Murcia
Epidemiological study of nasopharyngeal carriers of Streptococcus pneumoniae in children in Murcia region
Visitas
3704
Santiago Alfayate-Miguéleza,
Autor para correspondencia
santiagoalfayatem@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Joaquín Ruiz-Gómezb, Asunción Fenoll-Comesc, Manuel Sanchez-Solis-de Querold, Antonio Iofrío-de Arcee, Ángela Casquet-Barcelóf, Gonzalo Sanz-Mateog, Pilar Espejo-Garcíah, Sebastián Lorente-Garcíai, Rosa M. Sánchez-Andradaj, Juan José Vigueras-Abellánk, Grupo de estudio de Enfermedades infecciosas de la comunidad autónoma de Murcia
a Servicio de Pediatría, Hospital Infantil Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, España
b Servicio de Microbiología, Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, España
c Laboratorio de Referencia de Neumococos - Instituto de Salud Carlos III, Majadahonda, Madrid, España
d Servicio de Pediatría, Hospital Infantil Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, España
e Área del Hospital Morales Meseguer, Centro de Salud El Ranero, Murcia, España
f Área del Hospital Virgen de la Arrixaca, Centro de Salud de Algezares, Murcia, España
g Área del Hospital Reina Sofía, Centro de Salud de Vistabella, Murcia, España
h Área del Hospital Santa Lucía, Centro de Salud Barrio del Peral, Cartagena, Murcia, España
i Área del Hospital Rafael Méndez, Centro de Salud de Totana, Totana, Murcia, España
j Área del Hospital del Mar Menor, Centro de Salud de San Pedro del Pinatar, San Pedro del Pinatar, Murcia, España
k Área del Hospital de Yecla, Centro de Salud Mariano Yago, Yecla, Murcia, España
Este artículo ha recibido
3704
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (5)
Tabla 1. Datos generales y prevalencia de portadores por edad, sexo y periodo (343/489)
Tabla 2. Análisis univariante de los factores asociados a colonización faríngea (343/489)
Tabla 3. Análisis univariante de los factores asociados a colonización faríngea por SV
Tabla 4. Estudio multivariante de los factores asociados a colonización nasofaríngea
Tabla 5. Estudio multivariante de los factores asociados a colonización nasofaríngea por serotipos vacunales (SV)
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción y objetivos

Streptococcus pneumoniae es un patógeno para el ser humano que precisa de colonización nasofaríngea previa para causar enfermedad. Realizamos un estudio epidemiológico de portadores nasofaríngeos de neumococo en niños sanos en Murcia, tras la introducción de la vacuna neumocócica conjugada heptavalente (VCN7) y ante la inmediata comercialización de las nuevas vacunas con el objetivo de conocer, en nuestro ámbito geográfico, la influencia de la vacunación y de otros factores sobre el estado de portador y los diferentes serotipos circulantes.

Métodos

En verano de 2009 e invierno de 2010 realizamos un estudio multicéntrico en 60 consultas de atención primaria, recogiéndose una muestra nasofaríngea y cumplimentándose una encuesta epidemiológica en 1.562 niños de 1 y 4años. De las 1.562 muestras nasofaríngeas se obtuvieron 489 neumococos, habiéndose podido serotipar 343 (72% de los aislados).

Resultados

El 31,3% (489/1.562) de los niños eran portadores. El 61,7% (964/1.562) de los pacientes incluidos habían recibido al menos una dosis de la VCN7. El 12,8% (44/343) de los serotipos identificados eran serotipos vacunales. Fueron factores protectores independientes de colonización: el periodo de verano en todas las edades, la vacunación en el total de los niños (OR: 0,73; IC95%: 0,56–0,93; p=0,010) y en niños de 1año (OR: 0,6; IC95%: 0,42–0,84; p=0,002) y haber tomado antibióticos en el último mes en el total de la población (OR: 0,69; IC95%: 0,50–0,96). Por el contrario, para todo el grupo, la escolarización (OR: 1,85; IC95%: 1,27–2,18; p=0,001), el número de hermanos (OR: 1,31; IC95%: 1,01–0,91) y la exposición al tabaco (OR: 1,33; IC95%: 1,02–1,73) fueron factores de riesgo. Los serotipos 6A, 19A, 23B, 15A/B, 11A, 14, 23A/F, 3 y 19F fueron los más prevalentes.

Conclusiones

La proporción de serotipos vacunales encontrados fue baja, persistiendo el 14, el 23F y el 19F. Hallamos una alta prevalencia de serotipos 6A y 19A. El periodo estival, la vacunación y la administración previa de antibióticos demostraron ser protectores de la colonización; y la escolarización, el hábito tabáquico y el número de hermanos, facilitadores de la misma.

Palabras clave:
Streptococcus pneumoniae
Colonización nasofaríngea
Vacunas conjugadas
Factores de riesgo
Abstract
Background and objectives

Streptococcus pneumoniae is a human pathogen that requires prior nasopharyngeal colonization to cause disease. An epidemiological study was conducted on nasopharyngeal carriers of pneumococci in healthy children in Murcia after the introduction of the VCN7, and immediately before the marketing of new vaccines, with the aim of determining the influence of vaccination in our geographic area, and other factors in relation to the state of being a carrier, and the different circulating serotypes.

Methods

A multicentre study was conducted in in 60 primary care health centres in summer 2009 and winter of 2010. A nasopharyngeal swab was collected, and an epidemiological study was carried out on 1562 children aged 1 and 4 years. Of the 1562 nasopharyngeal samples, pneumococci were found in 489 of them, with 343 of them able to be serotyped (70.2%).

Results

The prevalence of carriers was 31.3%. Of the patients included, 61.7% (964/1562) had received at least one dose of VCN7. Only 12.8% of the identified serotypes were vaccine serotypes. The independent protective factors against colonization were; Summer time in all age groups, previous vaccination in all the children (OR: 0.75; 95%CI: 0.56–0.93]; P=.01, and in 1-year-olds (OR: 0.6; 95%CI: 0.42–0.84; P=.002), and had taken antibiotics in the last month in the total cohort [OR: 0.69; 95%CI: 0.50–0.96). On the other hand, attendance at school or day-care centre (OR: 1.85; 95%CI: 1.27–2.18; P=.001), number of siblings (OR: 1.3; 95%CI: 1.01–1.91), and passive tobacco smoke exposure (OR: 1.33; 95%CI: 1.02–1.73), were colonization risk factors. The serotypes 6A, 19A, 23B, 15A/B, 11A, 14, 23A/F, 3 y 19F were the most prevalent.

Conclusions

A low proportion of SV was found, with 14, 23F and 19F are persisting. A high prevalence of serotypes 6A and 19A was found. Summer time, vaccination, and the prior administration of antibiotics proved to be protective against colonization, whereas schooling, smoking, and siblings contributed to it.

Keywords:
Streptococcus pneumoniae
Nasopharyngeal colonization
Conjugate vaccines
Risk factors
Texto completo
Introducción

Streptococcus pneumoniae es uno de los patógenos más importantes en el hombre. Causa enfermedad invasiva grave (ENI), como sepsis, meningitis y neumonía, además de otros procesos menos graves pero mucho más frecuentes, como otitis y sinusitis, por lo que su impacto en la salud pública es muy elevado. La colonización de las vías aéreas, estado de portador (EPN), es un proceso dinámico en el que hay cambios de especies y serotipos. Es frecuente, generalmente asintomática y premisa necesaria para padecer una enfermedad por este microorganismo1,2. Este proceso está condicionado, entre otros factores, por la introducción de las vacunas antineumocócicas conjugadas, la presión antibiótica y la propia evolución temporal1,3. El porcentaje de EPN en la población pediátrica es muy alto, sobre todo en menores de 5años1,3,4, constituyendo el principal reservorio y siendo vectores de transmisión para el resto de la población4. Se han identificado múltiples factores favorecedores, siendo los más constantes la edad, la asistencia a guarderías y colegios, el mayor número de hermanos y las malas condiciones sociales1–3. Desde la introducción de la vacuna neumocócica conjugada heptavalente (VCN7), se ha observado en todo el mundo un descenso en la colonización de serotipos vacunales (SV) y un aumento de serotipos no vacunales (SNV). Se hacían necesarios estudios previos a la introducción de las nuevas vacunas conjugadas que aumentan la cobertura de los serotipos, con el objetivo de conocer, en nuestro ámbito geográfico, la influencia de la vacunación y de otros factores sobre el EPN y los diferentes serotipos circulantes y poder evaluar, en el futuro, los posibles cambios que puedan producirse.

Material y métodos

Realizamos un estudio multicéntrico transversal en niños sanos de 1 y 4años de la comunidad autónoma de la Región de Murcia (CARM). La población de la CARM en 2009 era de 18.479 niños de 1año y de 17.555 de 4años (INE)5.

Criterios de inclusión

Niños sanos de 12meses (10–14meses) y de 4años (3,5–4,5años) vacunados o no con VCN7.

Criterios de exclusión

Sujetos que presentaban procesos febriles o enfermedades crónicas, fibrosis quística o inmunodeprimidos.

En colaboración con la Asociación de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria de la Región de Murcia (APERMAP), participaron en el estudio 60 pediatras de atención primaria de la CARM en todas las áreas de salud excepto una (que representa únicamente el 10% de la población) y microbiólogos de los hospitales de cada área de salud, donde fueron analizadas las muestras recogidas. Se nombró un pediatra como coordinador de cada área hospitalaria participante y se incluyeron aquellos otros que de forma voluntaria quisieron participar, respetando una proporción entre el número de pediatras de cada área y el número y las características de la población atendida en ella. El estudio se realizó en niños sanos que acudían para la revisión en el «Programa del niño sano», de forma discrecional.

Recogida de datos

Se realizó en 2 fases: entre junio-agosto de 2009, que denominaremos «verano» o «2009» y enero-marzo de 2010, que denominaremos «invierno» o «2010». Tras explicación verbal, se recogió consentimiento informado y se realizó un cuestionario epidemiológico que incluía los siguientes datos: centro de salud, fecha de recogida, edad, sexo, vacunación antineumocócica, lactancia materna y factores de riesgo, como escolarización/asistencia a guardería, antibióticos en el último mes, padres fumadores y número de hermanos. La información se recogió de forma preferente de la historia clínica y se completó, en los casos necesarios, mediante entrevista a los padres. El proyecto fue aceptado por la Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias de la Región de Murcia (FFIS) y becado por el programa «Proyectos Fundación Cajamurcia» con la beca FFIS/CM09/037.

Procesamiento microbiológico de las muestras

La toma de las muestras (exudado nasofaríngeo) se realizó mediante torunda pernasal por personal de enfermería de las consultas de pediatría de cada centro. Se remitieron a su hospital de área, donde se sembraron en placas de agar-sangre y se incubaron durante 24–48h en atmósfera de CO2 (5–10%) a una temperatura de 37°C. La identificación del neumococo se efectuó mediante la morfología de la colonia, sensibilidad a la optoquina y aglutinación. Tras su identificación, se congelaron en skim milk a –80°C y fueron remitidos al hospital de referencia, en el que se realizó el estudio de sensibilidades, y posteriormente se enviaron para su serotipado al Laboratorio Nacional de Referencia de neumococos del Instituto CarlosIII de Madrid.

Análisis estadístico

Se calculó el tamaño muestral en 318 niños en cada uno de los 4 grupos, suponiendo un 30% de portadores6,7, con una precisión del 5% para un nivel de confianza del 95%. Para la comparación de las medias se utilizó la prueba estadística t de Student. Para el estudio de asociación entre variables cualitativas se realizó análisis de tablas de contingencia empleando el estadístico chi-cuadrado de Pearson. Para la identificación de factores asociados al EPN de neumococo se realizó un análisis multivariante mediante regresión logística incluyendo todas aquellas variables que tenían —o estaban muy cercanas a— la significación estadística en el univariante. Se realizó, además, este mismo análisis estadístico estratificado para la edad. Todos los resultados se consideraron significativos para un valor α<0,05

Resultados

Se incluyeron 1.562 niños; 729 de 1año (387 verano, 342 invierno) y 833 de 4años (445 verano, 388 invierno). El 61,7% (964/1.562) habían recibido al menos una dosis de VCN7 y el 58% (905/1562) habían recibido 2 o más dosis. El porcentaje total de EPN fue del 24,6% (205/832) en verano y del 37,5% (274/730) en invierno (OR: 0,63; IC95%: 0,51–0,77), y un valor medio, para toda la cohorte estudiada, del 31,3% (489/1.562) (tabla 1). Por edades, el 28,1% (204/728) y el 34% (285/834) de los niños de 1 y 4años, respectivamente, eran EPN (p=0,056), y por edades y periodos obtuvimos una prevalencia de colonización del 23,8% (92/386) en verano y del 32,7% (112/342) en invierno para niños de 1año (p=0,045) y del 25,8% (115/445) en verano y del 43,5% (170/388) en invierno para el grupo de 4años (p=0,0002). Por sexo, existió un mayor número de portadores en las niñas, tanto en verano (25,7% [103/396] vs 23,7% [104/439]), como en invierno (41,2% [149/364] vs 36,3% [133/366]), sin significación estadística. También observamos importantes diferencias entre algunas de las áreas (20% [23/112] en verano en el área de Lorca,y 60% [67/111] en invierno en el área de Murcia capital correspondiente al Hospital Clínico Virgen de la Arrixaca), mientras las demás permanecían cercanas a la media.

Tabla 1.

Datos generales y prevalencia de portadores por edad, sexo y periodo (343/489)

  Total recogidos  1 año (n/%)  4 años (n/%)  Sexo: M (n/%)  Sexo: F (n/%)  Prevalencia de portadores (n/%)  Serotipados (n/%) 
2009  832  387/46,5  445/53,5  439/52,8  393/47,2  205/24,6  155/75,6 
2010  730  342/46,9  388/53,1  366/50,1  364/49,9  284/37,5  188/69,8 
Total  1.562  729  833  805  757  489/31,3  343/72,3 

F: femenino; M: masculino; N: número niños de cada variable.

Los serotipos encontrados se reflejan en la figura 1. Destacan con más de 20 aislamientos los serotipos 6A con 35 (10,2%), 31 del 19A (9,2%), 25 del 23B y 15A (7,3%), 21 del 11A (6,1%), continuando con otros serotipos en menor número hasta un total de 35. No encontramos diferencias significativas en los serotipos de mayor prevalencia según el periodo estacional. En relación al 6A, encontramos una reducción en el EPN de los niños vacunados de un año con respecto a los no vacunados (5 de 88/15 de 59) (OR: 0,226; IC95%: 0,0779–0,6556) y del total del grupo (14 de 200/22 de 143) (OR: 0,456; IC95%: 0,225–0,92), pero no en los de 4años (9 de 112/7 de 81) (OR: 0,961; IC95%: 0,344–2,687). Solo el 12,8% de los serotipos encontrados eran SV y estarían cubiertos por la VCN7, el 13,4% por la decavalente y el 37% en la trecevalente.

Figura 1.

Neumococos serotipados (343/489).

(0,2MB).

El 29,4% (284/964) de los vacunados eran portadores frente al 34,8% (205/598) de los no vacunados (OR: 0,8; IC95%: 0,64–0,99; p=0,047). Entre los niños vacunados, el 9,5% (19/198) estaban colonizados por SV frente al 17,13% (25/145) de los no vacunados (OR: 0,55; IC95%: 0,29–1,04; p=0,07).

Realizamos análisis univariante de las variables sexo, edad, lactancia materna, exposición al tabaco, escolarización, número de hermanos, vacunación con al menos una dosis y administración de antibióticos en el último mes para analizar el EPN en general (tabla 2) y encontramos significación estadística como factores protectores la vacunación y la lactancia materna (>3 meses) en los niños de 1año, pero no en los de 4años. Como factores asociados al EPN encontramos la exposición al tabaco para todo el grupo (OR: 1,2; IC95%: 1,09–1,54) y para los de 4años (OR: 1,4; IC95%: 1,04–1,87); la escolarización en todos los grupos y el número de hermanos (≥2) en el grupo general (OR: 1,4; IC95%: 1,008–1,86) y en los de 1año (OR: 1,54; IC95%: 1,007–2,3). El uso de antibióticos un mes antes no alcanzó significación estadística como factor protector para el EPN en su conjunto (p=0,2). También realizamos el análisis univariante con las mismas variables para conocer los factores asociados al EPN de SV (tabla 3), encontrando que el haber tomado antibióticos un mes antes fue el único factor que tuvo influencia estadística en la colonización por SV en niños de 1año (OR: 4,36; IC95%: 1,41–13,4), en los de 4años (OR: 3,3; IC95%: 1,36–8,2) y en el total (OR: 3,7; IC95%: 1,8–7,47), de forma que los que habían tomado antibióticos el mes anterior tenían una significativa mayor probabilidad de estar colonizados por SV.

Tabla 2.

Análisis univariante de los factores asociados a colonización faríngea (343/489)

Variables  %/Portadores/n  OR/IC 95% 
Sexo  N: 1.562   
M  29,5/238/805  1,18/0,95-1,46 
F  33,1/251/757   
Edad  N: 1.562   
1 año  28/204/728   
4 años  34,1/285/834  0,8/0,66-1,007 
1 y 4 años  31,3/489/1.562   
Lactancia materna  N: 1.554   
1 año     
>3 meses  26/105/403   
≤ 3 meses  33,3/108/324  0,7/0,51-0,971 
4 años     
>3 meses  31,1/135/433   
≤ 3 meses  34,7/137/394  1,12/0,84-1,50 
1 y 4 años     
>3 meses  28,7/240/836   
≤ 3 meses  34,1/245/718  0,84/0,68-1,03 
Escolarización  N: 1.562   
1 Año     
Sí  39,4/52/132   
No  27/163/596  1,7/1,16-2,55 
1 y 4 años     
Sí  34/321/942   
No  27,1/168/620  1,3/1,11-1,73 
Número de hermanos  N: 1.562   
1 año     
<2  28/174/619   
≥2  37,6/41/109  1,54/1,007-2,3 
4 años     
<2  32,3/239/740   
≥2  37,2/35/94  1,2/0,79-1,94 
1 y 4 años     
<2  30,4/413/1359   
≥2  37,4/76/203  1,4/1,008-1,86 
Vacunación ≥ 1 dosis  N: 1.562   
1 año     
Sí  26,9/128/476   
No  34,5/87/252  0,69/0,50-0,96 
4 años     
Sí  31,9/156/488   
No  34,1/118/346  0,90/0,67-1,21 
1 y 4 años     
Sí  29,4/284/964   
No  34,3/205/598  0,8/0,64-0,99 
≥ 1 Padre fumador  N: 1.562   
1 año     
Sí  30/104/343   
No  28,8/111/385  1,07/0,78-1,47 
4 años     
Sí  35,7/122/341   
No  31/153/493  1,4/1,04-1,87 
1 y 4 años     
Sí  33,7/262/777   
No  28,9/227/785  1,2/1,009-1,54 
Antibióticos un mes antes     
1 año     
Sí  25/26/104   
No  30,3/189/624  0,76/0,42-1,23 
4 años     
Sí  28,7/33/115   
No  33,5/241/719  0,79/0,51-1,23 
1 y 4 años     
Sí  26,9/59/219   
No  32/430/1343  0,78/0,47-1,07 

F: femenino; IC 95%: intervalo de confianza al 95%; M: masculino; N: número total de la columna; n: número total cada variable; OR: odds ratio; %: relación entre portador y número total de cada variable.

Tabla 3.

Análisis univariante de los factores asociados a colonización faríngea por SV

Variables  %/Portadores SV/n1  OR [IC 95%] 
Sexo  N: 343   
M  13,6/23/169   
F  12/21/174  0,74 [0,38-1,42] 
Edad  N: 343   
1 año  10,7/16/149   
4 años  14,4/28/194  1,12 [0,60-2,11] 
1 y 4 años     
Lactancia materna  N: 343   
1 año     
>3 meses  12/11/91   
≤ 3 meses  8,6/5/58  1,4 [0,46-4,24] 
4 años     
>3 meses  14,5/16/110   
≤ 3 meses  14,2/12/84  1,01 [0,45-2,26] 
1 y 4 años  13,4/27/201   
>3 meses     
≤ 3 meses  11,9/17/142  1,12 [0,58-2,13] 
Escolarización  N: 343   
1 año     
Sí  2,9/34/1   
No  13/15/115  0,22 [0,03-1,7] 
1 y 4 años     
Sí  12,9/29/224   
No  12,6/15/119  1,02 [0,52-1,99] 
Número de hermanos  N: 343   
1 año     
< 2  8,4/10/118   
≥ 2  19,3/6/31  0,43 [0,14-1,3] 
4 años     
< 2  12,9/22/170   
≥ 2  25/6/24  0,5 [0,19-1,40] 
1 y 4 años     
< 2  11,1/32/288   
≥ 2  21,8/12/55  0,5 [0,24-1,05] 
Vacunación ≥ 1 dosis  N: 343   
1 año     
Sí  8/7/87   
No  14,5/9/62  0,5 [0,19-1,56] 
4 años     
Sí  10,8/12/111   
No  19,3/16/83  0,56 [0,2-1,24] 
1 y 4 años     
Sí  9,6/19/198   
No  17,2/25/145  0,55 [0,29-1,04] 
≥ 1 Padre fumador  N: 343   
1 año     
Sí  12,3/7/57   
No  9,7/9/92  1,2 [0,44-3,55] 
4 años     
Sí  12/10/83   
No  16,2/18/111  0,74 [0,32-1,7] 
1 y 4 años     
Sí  12,1/17/140   
No  13,3/27/203  0,91 [0,47-1,73] 
Antibióticos un mes antes  N: 343   
1 año     
Sí  30/6/18   
No  7,6/10/131  4,36 [1,41-13,4] 
4 años     
Sí  37,6/9/24   
No  11,1/19/170  3,3 [1,36-8,2] 
1 y 4 años     
Sí  35,7/15/42   
No  9,6/29/301  3,7 [1,8-7,48] 

F: femenino; IC 95%: intervalo de confianza al 95%; M: masculino; N: número total de la columna; n1: número total de serotipados para cada variable; OR: odds ratio; %: relación entre portador y número total de cada variable; Portador SV: portador de serotipos vacunales.

Una vez realizado el análisis univariante, realizamos un estudio multivariante para todos los EPN mediante un modelo de regresión logística, incluyendo todas las variables estudiadas en el univariante: sexo, lactancia materna, vacunación, estacionalidad, toma previa de antibióticos, escolarización, número de hermanos, exposición al tabaco y edad, y lo realizamos de forma global y por grupos de edad. Los resultados se resumen en la tabla 4 y reflejan, para el total del grupo, que la escolarización, tener 2 o más hermanos y ambos padres fumadores fueron factores de riesgo independientes. La vacunación, el periodo de verano y haber tomado antibióticos el último mes fueron factores de protección. Aunque hay una clara tendencia a que la edad de 1año sea también un factor protector, no alcanzó significación estadística. Cuando estratificamos por edad, solo el periodo estival y la vacunación fueron factores protectores para los de 1año, mostrando la lactancia materna durante más de 3meses (OR: 0,72; IC95%: 0,51–1,01) una gran tendencia. Para los de 4años el periodo estival fue el único factor influyente en la colonización. La asistencia a guardería fue un factor de riesgo en los niños de 1año. De la misma forma realizamos análisis multivariante de los factores asociados a EPN por SV. En la tabla 5 reflejamos las variables que han alcanzado significación estadística en cualquiera de los grupos. Observamos que la vacunación ejerció un efecto protector para el total del grupo y para los de 1año, pero no para los de 4años, y que el hecho de haber tomado antibióticos un mes antes fue un factor de riesgo en todos los grupos de edad.

Tabla 4.

Estudio multivariante de los factores asociados a colonización nasofaríngea

Variable  OR [IC 95%] 
Niños de 1 y 4 años
Verano  0,50 [0,40-0,62]  < 0,001 
Vacunación ≥ 1 dosis  0,75 [0,6-0,95]  0,0107 
Escolarización  1,89 [1,29-2,76]  0,001 
Ambos padres fumadores  1,31 [1,02-1,73]  0,032 
Edad 1 a.  0,88 [0,78-1,001]  0,054 
≥ 2 hermanos  1,31 [1,01-1,91]  0,039 
Antibiótico último mes  0,69 [0,50-0,96]  0,031 
Niños de 1 año
Verano  0,53 [0,38-0,74]  < 0,001 
Vacunación ≥ 1 dosis  0,60 [0,42-0,84]  0,007 
Escolarización  1,92 [1,31-3,05]  0,002 
Ambos padres fumadores  1,09 [0,88-1,35]  0,39 
Lactancia materna>3 meses  0,72 [0,51-1,01]  0,058 
≥ 2 hermanos  1,4 [0,92-2,24]  0,116 
Antibióticos último mes  0,71 [0,43-1,16]  0,167 
Niños de 4 años
Verano  0,47 [0,35-0,64]  < 0,001 
Vacunación ≥ 1 dosis  0,90 [0,67-1,21]  0,51 
Ambos padres fumadores  1,29 [0,92-1,83]  0,13 
Lactancia materna>3 meses  1,19 [0,88-1,60]  0,26 
≥ 2 hermanos  1,35 [0,85-2,13]  0,202 
Antibióticos último mes  0,67 [0,43-1,05]  0,082 
Tabla 5.

Estudio multivariante de los factores asociados a colonización nasofaríngea por serotipos vacunales (SV)

Variable  OR [IC 95%] 
Niños de 1 y 4 años
Antibióticos último mes y SV  3,38 [1,77-6,44]  0,000 
SV en vacunados ≥ 1 dosis  0,48 [0,25-0,86]  0,015 
Niños de 1 año
SV en vacunados ≥ 1 dosis  0,37 [0,13-1,01]  0,055 
Antibióticos último mes y SV  4,16 [1,46–11,82]  0,007 
Niños de 4 años
SV en vacunados ≥ 1 dosis  0,53[0,24-1,14]  0,106 
Antibióticos último mes y SV  3,03 [1,33]  0,008 
Discusión

Ocho años después de la introducción de la VCN7 y ante la inminente introducción de 2 nuevas vacunas que ampliaban el número se serotipos neumocócicos, pensamos que era un buen momento para realizar un estudio de EPN de este microorganismo en nuestro medio para de esta manera, conociendo la realidad del momento, poder valorar los cambios que pudieran producirse tras la implantación de estas nuevas vacunas. Nuestro principal objetivo era conocer la prevalencia de los serotipos de neumococo portados por niños de 1año, población sobre la que gravita el mayor peso de las formas de ENI8, y en los de 4años, la edad de mayor incidencia de colonización nasofaríngea1,8, y realizar este estudio en periodos estacionales diferentes9. Es difícil valorar el impacto de la vacunación sobre los EPN por la escasa uniformidad de los estudios poblacionales2, y más en nuestro país, en el que no ha habido una actuación uniforme, lo que hizo que las coberturas vacunales fueran dispares. En España, antes de la introducción de la VCN7 existían 2 estudios de EPN10,11, y posteriormente, ya con la vacuna en el mercado, secuencialmente en el tiempo se han realizado otros en distintas poblaciones, tanto de atención primaria como de urgencias hospitalarias o mixtos6,7,12. La prevalencia global de la colonización neumocócica fue del 31,3%, datos muy cercanos a los estudios españoles más recientes6,7, así como otros foráneos13,14. Sin embargo, existen en la literatura cifras muy variables, como el 80% en Noruega en 200815 o el 8,6% en Italia16 en el año 2000 y los recientes 12,6% en Taiwan17 y 15,7% en Hong-Kong18. En nuestro estudio, si separamos los niños por hospitales, también encontramos cifras muy dispares: en torno al 20% en verano en el área de Lorca y el 60% en invierno en un área de la capital, mientras que el resto de áreas tenía cifras medias. No tenemos una explicación clara para ello, aunque pensamos que la estacionalidad, que condiciona la escolarización, puede ser un factor decisivo, además de existir, por ser periodo estival, la posibilidad de que en alguna zona la toma de la muestra fuera recogida por personal menos entrenado.

Como serotipos más prevalentes encontramos que el serotipo 6A es el más frecuente (10,2%), seguido del 19A, el 23B, el 15A, el 11A, no tipables (NT), 14, 15B, 23F, 6C, 3, 23A, 35B y del 19F, siendo similares a los encontrados en Zaragoza y en Sevilla7,19. Entre los SV persisten, en nuestro estudio, el 23F, el 14 y el 19F; de forma significativa, teniendo también cierta similitud con estudios españoles7,19 y ante los cambios detectados, pensamos que pueden deberse a que se han realizado en años distintos y con coberturas vacunales distintas.

Respecto a los SNV, 6A, 19A, 23B, 15A/B,11A, 6C, 3, 23A y 35B son los más frecuentes y concordantes, de forma general, con los españoles y extranjeros4,7,13,19–22, exceptuando el 6A, para el que refieren una bajísima incidencia en algunos de ellos13,15,20, sin que haya una explicación convincente para ello. Algunos autores suponen que es por protección cruzada con el 6B13. En nuestro estudio el EPN para el 6A es significativamente menor en los vacunados tanto de un año (OR: 0,19; IC95%: 0,07–0,56) como en la población total (OR: 0,45; IC95%: 0,2–0,92), pero no para los de 4años (OR: 0,96; IC95%: 0,34–2,69), por lo que pensamos que existe una protección cruzada mayor cuanto más cercana a la vacunación y dependiente, por tanto, de la edad de los sujetos incluidos en cada estudio.

Como factores protectores, el periodo estival se demostró como el más importante en todos los grupos (24,6% [22% en vacunados y 27,7% en no vacunados], que en invierno se eleva al 38,7% [35,6% en vacunados y 40,1% en no vacunados]), cifras muy similares a las obtenidas por Lakshman et al.9. La influencia de la vacunación sobre el descenso de los SV es una observación unánime2, y en zonas con elevada cobertura vacunal estos son casi testimoniales, menores al 5%13,22,23. Encontramos un porcentaje de SV del 12,8%, muy similar a otros estudios15,20,24, ligeramente superior al 8,7 descrito en Zaragoza7 o en Grecia21 y menor que el de Sevilla (20%), que en ese momento tenía una tasa de vacunación inferior6. Sin embargo, sobre el EPN existen datos discordantes, encontrándose descensos significativos en unos trabajos4,22,23, pero no en otros13,15,24. Para nosotros, en el multivariante, la vacunación ejerció, en el total de la población, un efecto protector sobre los SV (p=0,015) y sobre el total de EPN (p=0,010). En el grupo de 1año se mantuvo el efecto protector para el EPN [OR: 0,6; IC95%: 0,42–0,84), pero no para los SV, aunque está muy cerca de él (OR: 0,37; IC95%: 0,13–1,01), posiblemente por tratarse de una muestra muy pequeña. No observamos efecto alguno para los de 4años. Este dato podría explicar, en parte, esas variaciones, ya que la mayoría de los estudios no separan grupos de edad.

La administración de antibióticos un mes antes disminuyó el porcentaje de EPN en el multivariante para el total de niños incluidos, pero no separados por edades. Si la relacionamos con los SV, observamos una elevación muy importante del riesgo de colonización por ellos. Esto ha sido observado por otros autores25, y se cree que, tras el aclaramiento producido en la nasofaringe tras la administración de antibióticos, hay una rápida sustitución por serotipos menos susceptibles, como los incluidos en la vacuna heptavalente25.

La edad es un factor de influencia sobre el EPN, siendo este más elevado entre los más pequeños13,20. Nosotros, sin embargo, no pudimos mostrar esta influencia. Por sexo, aunque el porcentaje de EPN fue más elevado en niñas, no fue significativo, al contrario de lo que ocurre en Sevilla6, donde la diferencia fue significativa, siendo los niños los más colonizados. La lactancia materna fue, solo en los niños de 1año, un factor de protección en el univariante (p= 0,04) y muy próximo en el multivariante (p=0,058). Finkelstein et al.25 obtuvieron resultados similares.

Como factores favorecedores de la colonización destacamos la escolarización, la exposición al humo de tabaco y tener 2 o más hermanos. La escolarización fue el factor favorecedor del EPN de mayor impacto y es el más reconocido en la literatura revisada1,3,6,7,13. La exposición al humo de tabaco en el análisis univariante fue un factor de riesgo significativo para todo el grupo y para los de 4años, aunque en el multivariante esta exposición solo se confirma en el total del grupo. Como posible explicación pensamos que los padres son muy conscientes del daño del humo de tabaco en los lactantes más pequeños, y que estos hábitos se relajan cuando el niño se hace mayor. Esta asociación fue observada en un metaanálisis realizado por Lee et al.26 y el amplio estudio de Taiwan17. El número de hermanos (2 o más) es un factor de riesgo asociado en el multivariante para el total del grupo, datos que concuerdan con otros estudios1,3,17

Fortalezas y debilidades

Las principales fortalezas de este trabajo estriban en el momento de su realización, justo antes de la comercialización de las nuevas vacunas, y la cantidad de muestras recogidas. Otro punto fuerte es que los datos epidemiológicos estaban recogidos en la historia clínica, por lo que no dependía, salvo raras ocasiones, de la memoria de los padres y evitan el sesgo ante preguntas «sensibles», como hábito tabáquico o duración de la lactancia materna. Sin embargo, como suele suceder en este tipo de estudios, no existe aleatorización previa, dado que la participación es voluntaria, por lo que podría ser una muestra no totalmente representativa. No se recogieron los datos de dosis y duración de la antibioterapia previa, ni se evaluaron las colonizaciones múltiples, lo que ha podido modificar los resultados finales.

Conclusiones

En este estudio hemos encontrado un porcentaje de SV relativamente bajo, con un porcentaje de EPN similares a los estudios previos realizados en nuestro país. Existen serotipos incluidos en la vacuna trecevalente (6A, 19A) con gran prevalencia en el estado de portador. Observamos una relativamente alta prevalencia del serotipo 3, más frecuente en niños mayores y adultos, y las ausencias esperadas, por su alta capacidad invasiva, del 1 y del 5 y baja del 7F. Se confirman la lactancia materna y la vacunación como factores protectores, y la escolarización, el número de hermanos y la exposición al humo de tabaco como factores de riesgo.

Anexo. Componentes del Grupo de estudio de Enfermedades infecciosas de la comunidad autónoma de Murcia

Pediatría:

H. U. V. Arrixaca: Ángela Casquet Barceló, Guillermo Nieves González, José M. Calderón Sánchez, Luisa Camps Martínez, Nadia Sayed Sancho, M. Ángeles Chumilla Valderas, Joaquina Villalobos Pérez, M. Matilde Cuenca Gómez, Fuensanta Costa Guirao, Begoña Pelegrin López, Rosario Hurtado del Cerro, José Saura Sánchez Parra, Francisco España, Inmaculada Martínez Artero.

H. U. Morales Meseguer: Antonio Iofrío de Arce, Luisa M. García Sandoval, Jesús Meca Garrido, Enrique Gutiérrez, Beatriz Garnica Martínez, Rosa M. Pérez Tomás, Esperanza Moreno Gomáriz, M. Dolores Hernández-Gil, M. José Vicente Fernández.

H. U. Reina Sofía: Gonzalo Sanz Mateo, Fuensanta Alemán Lorca, Alí Ghandour Houmani, Enrique López Conesa, Silvia Martínez García, Cristina Cañavate González, Mercedes Gutiérrez Pérez, y Antonio Lao García.

H. U. Los Arcos-Mar Menor: Rosa M. Sánchez Andrada, Isabel Cascales Barceló, María Vera Lorente, Maria Teresa José Hernangómez Cuesta, Monserrat Martínez López, Josefina Martínez Garre y Jose Maria Ojeda Escuriet.

H. U. Rafael Méndez: Sebastián Lorente García, Francisco Pérez Navarro, Carmen Nelia Vicente de Jiménez, Manuel García Moreno, Teresa Domínguez Rodríguez, Juan Francisco Soriano Ibarra y Francisco Jaldo Alba.

H. U. Sta. Lucía: M. Pilar Espejo García, M. Paz Ortuño del Moral, Lorena Conesa Hernández, M Dolores Rosique Conesa, Clara Ferrández García, Gloria Heredero García, Javier Peñalver Manrrubia, M. Teresa Fábrega Valverde, M. Eugenia Serna de Miquel, Eva Rodríguez Martínez, Ana González Pacanowska, Teresa Vidal Vidal.

H. U. Yecla-Altiplano: Juan José Vigueras Abellán, M. Eugenia Fuentes Sebastián, Josefina Romero Ortiz, Lucía González-Moro Azorín, José M. Ibáñez García y Víctor Sánchez Quiñones

Microbiología: Joaquín Ruiz Gómez, M. Luisa López Yepes, Carmen Guerrero Gómez, Ana Blázquez Abellán, M. Luz Núñez, José M. Zarauz García, M. Mar Ortiz Romero, Margarita Pérez Simón.

Financiación

Este proyecto ha sido aceptado por la Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias de la Región de Murcia (FFIS) y becado por el programa «Proyectos Fundación Cajamurcia» con la beca FFIS/CM09/037.

Conflicto de intereses

Santiago Alfayate ha recibido honorarios de Pfizer por conferencias y Asunción Fenoll ha recibido honorarios de Pfizer por conferencias y reuniones de asesoramiento y de GlaxoSmithKline por conferencias. El resto de los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

A Guadalupe Ruiz Merino, de la Unidad de Apoyo Metodológico de la Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias, por la realización del proceso estadístico.

Bibliografía
[1]
D. Bogaert, R. de Groot, P.W. Hermans.
Streptococcus pneumoniae colonisation: The key to pneumococcal disease.
Lancet Infect Dis, 4 (2004), pp. 144-154
[2]
S.P. Fitzwater, A. Chandran, M. Santosham, H.L. Johnson.
The worldwide impact of the seven-valent pneumococcal conjugate vaccine.
Pediatr Infect Dis J, 31 (2012), pp. 501-508
[3]
J.P. Lynch III, G. George, G.G. Zhanel.
Streptococcus pneumoniae: Epidemiology and risk factors, evolution of antimicrobial resistance, and impact of vaccines.
Curr Opin Pulm Med, 16 (2010), pp. 217-225
[4]
J. Spijkerman, E.J.M. van Gils, R.H. Veenhoven, E. Hak, E.P.F. Yzerman, A. van der Ende, et al.
Carriage of Streptococcus pneumoniae 3 years after start of vaccination program, the Netherlands.
Emerg Infect Dis, 17 (2011), pp. 584-591
[5]
Instituto Nacional de Estadística. Año 2009/2010 [consultado 2010]. Disponible en: http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t20/e245/p04/a2009/l0/&file=00030002.px&type=pcaxis&L=0
[6]
I. Obando, D. Sánchez-Tatay, A. Molinos-Quintana, I. Delgado-Pecellina, A. Porras, B. Morillo-Gutiérrez, et al.
Epidemiología de la colonización nasofaríngea por Streptococcus pneumoniae en niños menores de 6 años de la ciudad de Sevilla.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 29 (2011), pp. 581-586
[7]
C. García Vera, M.A. Ruiz Andrés, T. Arana Navarro, I. Moneo Hernández, J.A. Castillo Laita, R.M. Macipe Costa, et al.
Serotipos de neumococo en nasofaringe de niños preescolares sanos tras la vacunación antineumocócica conjugada heptavalente.
Med Clin (Barc), 137 (2011), pp. 1-7
[8]
Z.B. Harboe, H-C. Slotved, H.B. Konradsen, M.S. Kaltoft.
A Pneumococcal Carriage Study in Danish Pre-school Children before the introduction of pneumococcal conjugate vaccination.
Open Microbiol J, 6 (2012), pp. 40-44
[9]
R. Lakshman, C. Murdoch, G. Race, R. Burkinshaw, L. Shaw, A. Finn.
Pneumococcal nasopharyngeal carriage in children following heptavalent pneumococcal conjugate vaccination in infancy.
Arch Dis Child, 88 (2003), pp. 211-214
[10]
B. López, M.D. Cima, F. Vazquez, A. Fenoll, J. Gutiérrez, C. Fidalgo, et al.
Epidemiological study of Streptococcus pneumoniae carriers in healthy primary-school children.
Eur J Clin Microbiol Infect Dis, 18 (1999), pp. 771-776
[11]
J. Garcia-de-Lomas, C. Gimeno, C. Millas, M. Bermejo, M.A. Lázaro, D. Navarro, et al.
Antimicrobial susceptibility of Streptococcus pneumoniae isolated from pediatric carriers in Spain.
Eur J Clin Microbiol Infect Dis, 16 (1997), pp. 11-13
[12]
E. Calbo, A. Díaz, E. Cañaadell, J. Fábrega, S. Uriz, M. Xercavins, et al.
Invasive pneumococcal disease among children in a health district of Barcelona: Early impact of pneumococcal conjugate vaccine.
Clin Microbiol Infect, 12 (2006), pp. 867-872
[13]
P.C. Wroe, G.M. Lee, J.A. Finkelstein, S.I. Pelton, W.P. Hanage, M. Lipsitch, et al.
Pneumococcal carriage and antibiotic resistance in young children before 13-valent conjugate vaccine.
Pediatr Infect Dis J, 31 (2012), pp. 249-254
[14]
A.S. Tocheva, J.M. Jefferies, H. Rubery, J. Bennett, G. Afimeke, J. Garland, et al.
Declining serotype coverage of new pneumococcal conjugate vaccines relating to the carriage of Streptococcus pneumoniae in young children.
Vaccine, 29 (2011), pp. 4400-4404
[15]
D.F. Vestrheim, E. Arne Høiby, I.S. Aaberge, D.A. Caugant.
Impact of a pneumococcal conjugate vaccination program on carriage among children in Norway.
Clin Vaccine Immunol, 17 (2010), pp. 325-334
[16]
P. Marchisio, S. Esposito, J.C. Schito, A. Marchese, R. Cavagna, N. Principi, and the Hercules Project Collaborative Group.
Streptococcus pneumoniae in healthy children: Implications for the use of heptavalent pneumococcal conjugate vaccine.
Emerg Infect Dis, 8 (2002), pp. 479-484
[17]
Y.-C. Hsieh, C.-H. Chiu, K.-Y. Chang, Y.-C. Huang, C.-J. Chen, C.-Y. Kuo, et al.
The impact of the heptavalent pneumococcal conjugate vaccine on risk factors for Streptococcus pneumoniae carriage in children.
Pediatr Infect Dis J, 31 (2012), pp. e163-e168
[18]
P.L. Ho, S.S. Chiu, M.Y. Chan, I. Ang, K.H. Chow, Y.L. Lau.
Changes in nasopharyngeal carriage and serotype distribution of antibiotic-resistant Streptococcus pneumoniae before and after the introduction of 7-valent pneumococcal conjugate vaccine in Hong Kong.
Diagn Microbiol Infect Dis, 71 (2011), pp. 327-334
[19]
D. Sánchez-Tatay, L.A. Arroyo, D. Tarragó, M.J. Lirola, A. Porras, A. Fenoll, et al.
Antibiotic susceptibility and molecular epidemiology of nasopharyngeal pneumococci from Spanish children.
Clin Microbiol Infect, 14 (2008), pp. 797-801
[20]
F. Ansaldi, D. de Florentiis, P. Canepa, M. Zancolli, M. Martini, A. Orsi, et al.
Carriage of Streptoccoccus pneumoniae 7 years after implementation of vaccination program in a population with very high and long-lasting coverage, Italy.
Vaccine, 30 (2012), pp. 2288-2294
[21]
I.N. Grivea, A.G. Tsantouli, A.N. Michoula, G.A. Syrogiannopoulos.
Dynamics of Streptococcus pneumoniae nasopharyngeal carriage with high heptavalent pneumococcal conjugate vaccine coverage in Central Greece.
Vaccine, 29 (2011), pp. 8882-8887
[22]
B. Dunais, P. Bruno-Bazureault, H. Carsenti-Dellamonica, P. Touboul, C. Pradier.
A decade-long surveillance of nasopharyngeal colonisation with Streptococcus pneumoniae among children attending day-care centres in south-eastern France: 1999-2008.
Eur J Clin Microbiol Infect Dis, 30 (2011), pp. 837-843
[23]
F. Rodrigues, D. Foster, F. Caramelo, P. Serranho, G. Goncalves, L. Januárioa, et al.
Progressive changes in pneumococcal carriage in children attending daycare in Portugal after 6 years of gradual conjugate vaccine introduction show falls in most residual vaccine serotypes but no net replacement or trends in diversity.
Vaccine, 30 (2012), pp. 3951-3956
[24]
R. Sá-Leão, S. Nunes, A. Brito-Avô, N. Frazão, A.S. Simões, M.I. Crisóstomo, et al.
Changes in pneumococcal serotypes and antibiotypes carried by vaccinated and unvaccinated day-care centre attendees in Portugal, a country with widespread use of the seven-valent pneumococcal conjugate vaccine.
Clin Microbiol Infect, 15 (2009), pp. 1002-1007
[25]
J.A. Finkelstein, S.S. Huang, J. Daniel, S.L. Rifas-Shiman, K. Kleinman, D. Goldmann, et al.
Antibiotic-resistant Streptococcus pneumoniae in the heptavalent pneumococcal conjugate vaccine era: Predictors of carriage in a multicommunity sample.
Pediatrics, 112 (2003), pp. 862-869
[26]
C.-C. Lee, N.A. Middaugh, S.R.C. Howie, M. Ezzati.
Association of secondhand smoke exposure with pediatric invasive bacterial disease and bacterial carriage: A systematic review and meta-analysis.
PLoS Med, 7 (2010), pp. e1000374

Los nombres de los componentes del Grupo de estudio de Enfermedades infecciosas de la comunidad autónoma de Murcia están relacionados en el anexo.

Copyright © 2012. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.