Buscar en
Endocrinología, Diabetes y Nutrición
Toda la web
Inicio Endocrinología, Diabetes y Nutrición Consideraciones complementarias en la evaluación de desnutrición en pacientes ...
Información de la revista
Vol. 69. Núm. 6.
Páginas 453-454 (Junio - Julio 2022)
Vol. 69. Núm. 6.
Páginas 453-454 (Junio - Julio 2022)
Carta al Editor
Acceso a texto completo
Consideraciones complementarias en la evaluación de desnutrición en pacientes ancianos hospitalizados con diabetes mellitus tipo 2
Complementary considerations in the evaluation of malnutrition in hospitalized elderly patients with type 2 diabetes mellitus
Visitas
1900
Cristina Vargas Becerra
Autor para correspondencia
nvargasb@unitru.edu.pe

Autor para correspondencia.
, Diana Urquiaga Meza, Thalia Valderrama Bacilio, Fiorelle Urbina Calderón
Universidad Nacional de Trujillo, Trujillo, Perú
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

La desnutrición en ancianos es un problema de salud multifactorial1. Esta situación no suele ser detectada por el personal médico durante la hospitalización, lo que se traduce en aumento del deterioro funcional, riesgos de infección, mortalidad y costos hospitalarios2. Además, si estos pacientes padecen diabetes mellitus tipo 2 (DM2), el panorama se complica.

En el estudio de Serrano et al.3 utilizaron el Mini Nutritional Assessment (MNA) y el Malnutrition Universal Screening Tool (MUST), herramientas de detección de desnutrición con alta validez, sensibilidad y especificidad comparadas con el test de Valoración Global Subjetiva (VGS), considerada como la técnica más apta1. El MNA está diseñado exclusivamente para ancianos y su uso está recomendado por la Asociación de Dietistas de Australia4. Por su parte, el MUST presenta sencillez y rapidez de aplicación, e incluye información objetiva y subjetiva que limita el sesgo1. Ambos métodos tienen una fiabilidad similar y se adecúan a los pacientes geriátricos2, siendo esto un punto a favor para el estudio.

La discrepancia radica en el uso del índice de riesgo nutricional (IRN), el cual detecta problemas relacionados con la desnutrición o la gravedad en el postoperatorio1,5. Sin embargo, el IRN está dirigido a pacientes quirúrgicos jóvenes, por lo cual no es confiable en pacientes ancianos6. En su contraparte, se desarrolló el índice de riesgo nutricional geriátrico (GNRI), que cambia el peso habitual usado en el IRN por el peso ideal del paciente anciano mediante la fórmula de Lorentz, detectando distintos grados de riesgo asociado a nutrición y puede predecir la tendencia a una estancia hospitalaria mayor5,7.

Los estudios de Poulia et al.1 y Abd et al.8 respaldan nuestra afirmación y refieren que el GNRI presenta mayor especificidad y valor predictivo negativo que el IRN. Además, el GNRI utiliza: altura, peso y albúmina, convirtiéndose en un método simple, práctico de usar y sensible al estrés de la enfermedad. Adicionalmente, el GNRI puede clasificar a los pacientes ancianos hospitalizados en varios tipos de desnutrición cuando se combina con el MNA8. Por eso, consideramos que el estudio debió usar GNRI en lugar del IRN, porque se adecúa mejor a su población.

Por otro lado, hubiese sido interesante que el estudio de Serrano et al.3 nos diera a conocer detalles de los pacientes, como su historial nutricional antes de su hospitalización, tiempo de diagnóstico y tratamiento para la DM2; que permitiría deducir si la desnutrición fue provocada por la edad y/o DM2.

Sumado a lo anterior consideramos dos aspectos importantes: primero, conocer el tipo y la circunstancia en que se ofreció el soporte nutricional por parte del hospital, ya que una dieta inespecífica para pacientes con DM2, comidas no balanceadas, falta de tiempo para alimentarse y el ayuno antes de pruebas médicas pueden exacerbar la desnutrición y aumentar el tiempo de estancia hospitalaria2,9 en comparación con hospitales que brinden dietas individualizadas; segundo, determinar la presencia de desnutrición al ingreso, durante la hospitalización o desde el ingreso hasta el alta podría complementar los resultados del estudio.

Por lo tanto, considerar un adecuado método de cribado, historial y soporte nutricional en pacientes ancianos hospitalizados con DM2 proporcionaría una evaluación integral y un correcto diagnóstico de desnutrición; además, facilitaría la implementación de dietas específicas y tratamiento oportuno, con el fin de evitar mayores complicaciones y estancia hospitalaria.

Conflicto de intereses

Ninguno.

Bibliografía
[1]
K.A. Poulia, M. Yannakoulia, D. Karageorgou, M. Gamaletsou, D.B. Panagiotakos, N.V. Sipsas, et al.
Evaluation of the efficacy of six nutritional screening tools to predict malnutrition in the elderly.
Clin Nutr., 31 (2012), pp. 378-385
[2]
E. Dent, E.O. Hoogendijk, R. Visvanathan, O.R.L. Wright.
Malnutrition screening and assessment in hospitalised older people: a review.
J Nutr Health Aging., 23 (2019), pp. 431-441
[3]
C. Serrano, J. López, S. García, R. Jiménez, B. Torres, E. Gómez, et al.
Influencia del estado nutricional sobre la estancia media hospitalaria en el paciente con diabetes mellitus tipo 2.
Endocrinol Nutr., 67 (2020), pp. 617-624
[4]
C. Watterson, A. Fraser, M. Banks, E. Isenring, M. Miller, C. Silvester, Dietitians Association of Australia Malnutrition Guideline Steering Committee, et al.
Evidence based practice guidelines for the nutritional management of malnutrition in adult patients across the continuum of care.
Nutr Diet., 66 (2009), pp. S1-S34
[5]
N.A. Shuhada, A. Aziz, N.I. Mohd, F. Teng, M.R. Abdul, Hamid, et al.
Assessing the nutritional status of hospitalized elderly.
Clin Interv Aging., 12 (2017), pp. 1615-1625
[6]
J.J. López, A. Calleja-Fernández, M.D. Ballesteros-Pomar, A. Vidal-Casariego, C. Brea-Laranjo, E. Fariza-Vicente, et al.
Valoración del riesgo nutricional en pacientes ancianos hospitalizados mediante diferentes herramientas.
Endocrinol Nutr., 58 (2011), pp. 104-111
[7]
O. Bouillanne, G. Morineau, C. Dupont, I. Coulombel, J. Vincent, I. Nicolis, et al.
Geriatric Nutritional Risk Index: a new index for evaluating at-risk elderly medical patients.
Am J Clin Nutr., 82 (2005), pp. 777-783
[8]
N.A.S. Abd Aziz, N.I. Mohd Fahmi Teng, M. Kamarul Zaman.
Geriatric Nutrition Risk Index is comparable to the mini nutritional assessment for assessing nutritional status in elderly hospitalized patients.
Clin Nutr ESPEN., 29 (2019), pp. 77-85
[9]
O.R. Wright, L.B. Connelly, S. Capra, J. Hendrikz.
Determinants of foodservice satisfaction for patients in geriatrics/rehabilitation and residents in residential aged care.
Health Expect., 16 (2013), pp. 251-265
Copyright © 2021. SEEN y SED
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos