Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Perfusión normotérmica ex vivo de injerto hepático procedente de donante en a...
Información de la revista
Vol. 95. Núm. 5.
Páginas 301-303 (Mayo 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 95. Núm. 5.
Páginas 301-303 (Mayo 2017)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.ciresp.2016.08.007
Acceso a texto completo
Perfusión normotérmica ex vivo de injerto hepático procedente de donante en asistolia tipo 2
Normothermic ex vivo liver perfusion from donors after type 2 cardiac arrest
Visitas
...
Mihai-Calin Pavela,
Autor para correspondencia
mikepav2003@yahoo.com

Autor para correspondencia.
, Constantino Fondevila Campoa, Victor Molina Santosa, Alba Diaz Lorcab, Juan Carlos Garcia-Valdecasas Salgadoa
a Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática y Trasplante Hepático, Hospital Clínic de Barcelona, Barcelona, España
b Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Clínic de Barcelona, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

La utilización de injertos hepáticos procedentes de donantes, en asistolia, es una de las estrategias más eficaces para incrementar la disponibilidad de órganos para trasplante1. Sin embargo, su utilidad está limitada, debido al impacto del periodo de isquemia caliente, tras la parada cardíaca, en la calidad del órgano.

La perfusión normotérmica ex vivo (MPN) puede posicionarse como una herramienta útil de valoración de la viabilidad de los órganos marginales antes de realizar el trasplante hepático y, de este modo, ayudar en la toma de decisiones. Dicha MPN permitiría evaluar el daño posreperfusión, sin comprometer la situación de un receptor en estado crítico.

El estudio prospectivo multicéntrico internacional COPE-WP2, en el cual nuestro centro ha participado, compara el efecto de la MPN y de la preservación clásica en frío, en la prevención de la lesión de preservación y de la disfunción del injerto2. Los injertos hepáticos utilizados en este estudio son procedentes de donantes en muerte encefálica y donantes en asistolia tipo 3. Con la experiencia adquirida, podemos afirmar que la utilización de la MPN es un procedimiento factible, que puede mejorar la calidad del órgano al disminuir ostensiblemente el tiempo de isquemia fría, que se limita al trabajo de banco. Este hecho justifica que la MPN pueda ser especialmente atractiva en aquellos injertos más vulnerables al daño producido por la isquemia fría, como son los donantes en asistolia tipo 2 (DA2).

Aunque los DA2 tienen un importante potencial para generar injertos hepáticos3, su utilización se ve limitada debido a los inferiores resultados postrasplante en comparación a los obtenidos con donantes convencionales4–7. Esto determina la escasa aceptación de injertos hepáticos de DA2. La utilización de perfusión regional normotérmica (PRN) asociada a MPN ha demostrado, en un modelo experimental, ser clave en la mejora de la viabilidad del injerto, y en los resultados postrasplante8. A partir de dichos resultados, nuestro centro ha iniciado un protocolo de PRN+MPN para los injertos procedentes de DA29. La fase inicial de dicho protocolo es la de perfundir aquellos injertos descartados, por no cumplir los criterios actuales de nuestro centro, y establecerlos criterios de trasplantabilidad.

En el presente trabajo, reportamos el primer caso de MPN para un injerto hepático procedente de DA2. El donante fue un paciente de 63 años de edad, que sufrió una parada cardiorrespiratoria secundaria a síndrome coronario agudo. Tras ser intubado y con 117min de maniobras de RCP avanzada, fue declarado su fallecimiento en el servicio de urgencias por el facultativo responsable, tras lo cual se inició el protocolo para posibles DA2.

Los criterios de DA2, el procedimiento de canulación y de perfusión regional normotérmica han sido previamente descritos10. Debido a que los niveles iniciales de transaminasas sobrepasaban los criterios aceptados en nuestro centro, el donante fue descartado para trasplante. Se obtuvo por parte de los familiares el consentimiento informado específico para nuestro protocolo.

La cirugía del donante sigue los pasos descritos en otros estudios10. Después de una cirugía del banco estándar, se colocan las cánulas a nivel de vena porta, arteria hepática, VCI y vía biliar. La preparación de la MPN consta en instalar el circuito desechable en la máquina, cebado con 500ml de coloide y 3 concentrados de hematíes isogrupo, y la elaboración de las soluciones de infusión (sales biliares, insulina, heparina y prostaglandinas). Al iniciar la circulación del líquido de perfusión en el circuito, se produce de forma automática su calentamiento hasta una temperatura corporal de 37°C y su oxigenación, necesarios antes de la colocación del órgano en la máquina. Una vez realizados todos estos procedimientos, el órgano se coloca en el compartimento estéril de la Organometra® y se conecta a la máquina para ser perfundido.

La duración de la perfusión del órgano superó las 12h. Durante la MPN, el flujo de la arteria hepática y de la vena porta se mantuvieron estables a 300ml/min y 1.200ml/min, respectivamente, mientras que el flujo biliar presentó una evolución ascendente hasta un máximo de 34ml/h (fig. 1). El pH se mantuvo constante, sin necesidad de corrección. En cuanto a los parámetros séricos, al final de la MPN, los niveles de ASAT y ALAT eran de 1.151 y 592UI/l (fig. 2), mientras que el lactato presentó una tendencia hacía la mejoría. El análisis histológico del órgano, al finalizar la perfusión, demostró mínima evidencia de necrosis hepática, con focos aislados de dilatación sinusoidal y preservación de los espacios periportales.

Figura 1.

Evolución del flujo biliar durante las 12h de la MPN.

(0,22MB).
Figura 2.

Evolución de las transaminasas durante la PRN y la MPN.

(0,13MB).

Los resultados de la perfusión hepática del presente caso muestran que puede existir un porcentaje de injertos descartados, siguiendo los criterios actuales de aceptación, que podrían ser rescatados para trasplante. La MPN permitiría conocer la intensidad del daño post-reperfusión y, a su vez, evitar el impacto nocivo que representa un periodo adicional de isquemia fría en estos injertos. Los resultados obtenidos en el presente estudio tendrán que ser validados posteriormente mediante el trasplante.

Financiación

Esta investigación ha sido financiada por la Obra Social «la Caixa».

Agradecimientos

Los autores agradecen al Servicio de Biobanco del IDIBAPS por el soporte técnico ofrecido.

Bibliografía
[1]
Liver chapter, 2012 SRTR & OPTN Annual Data Report [consultado 25 Abr 2015]. Disponible en: http://srtr.transplant.hrsa.gov/annual_reports/2012/flash/03_liver_13/v2index.html
[2]
COPE - Consortium for Organ Preservation in Europe. [consultado 13 Abr 2016]. Disponible en: www.cope-eu.org
[3]
G. Kootstra, J.H. Daemen, A.P. Oomen.
Categories of non-heart-beating donors.
Transplant Proc, 27 (1995), pp. 2893-2894
[4]
D.J. Reich, D.C. Mulligan, P.L. Abt, T.L. Pruett, M.M.I. Abecassis, A. D’Alessandro, et al.
ASTS recommended practice guidelines for controlled donation after cardiac death organ procurement and transplantation.
Am J Transplant, 9 (2009), pp. 2004-2011
[5]
M.E. de Vera, R. Lopez-Solis, I. Dvorchik, S. Campos, W. Morris, A.J. Demetris, et al.
Liver transplantation using donation after cardiac death donors: Long-term follow-up from a single center.
Am J Transplant, 9 (2009), pp. 773-781
[6]
M.D. Doshi, L.G. Hunsicker.
Short- and long-term outcomes with the use of kidneys and livers donated after cardiac death.
Am J Transplant, 7 (2007), pp. 122-129
[7]
P.L. Abt, N.M. Desai, M.D. Crawford, L.M. Forman, J.W. Markmann, K.M. Olthoff, et al.
Survival following liver transplantation from non-heart-beating donors.
[8]
C. Fondevila, A.J. Hessheimer, M.-H.J. Maathuis, J. Muñoz, P. Taurá, D. Calatayud, et al.
Superior preservation of DCD livers with continuous normothermic perfusion.
Ann Surg, 254 (2011), pp. 1000-1007
[9]
M.C. Pavel, C. Fondevila Campo, D. Calatayud Mizrahi, J. Ferrer Fabrega, S. Sanchez Cabus, V. Molina Santos, et al.
La máquina de perfusión normotérmica en el trasplante hepático con injertos provenientes de donación en asistolia.
[10]
C. Fondevila, A.J. Hessheimer, A. Ruiz, D. Calatayud, J. Ferrer, R. Charco, et al.
Liver transplant using donors after unexpected cardiac death: Novel preservation protocol and acceptance criteria.
Am J Transplant, 7 (2007), pp. 1849-1855
Copyright © 2016. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos